The Eternal purpose of God for man – The Christian Web of Apologetics |


This is our story. And here is that message !. We started as a group of about twenty students at the University of California at Santa Barbara. God did something wonderful during the year that preceded the message you are going to read. He sent a great movement of His Spirit throughout this country. He had begun to raise questions in the hearts of young people everywhere about the religious system. Men lost sleep; they wanted deeper things of God. They were dissatisfied with the limitations of the institution.

That work of the Spirit touched us and a movement began within the group of the university campus in Isla Vista. (A community formed in its estuary by young university students). That Spirit also touched and removed the entire religious organization to which we belonged. Some of its leaders even broke with the International Headquarters. God used these men to fan the fire that His Spirit had kindled in our hearts. They spoke of a freer experience of the body of Christ. I remember that everything we talked about in Isla Vista at that time had to do with "body life", "all members supplying," etc.

None of us really knew what the body of Christ was, but we all wanted it! It was this search for an experience of the body of Christ that prompted us to break with whatever ties we had with organized Christianity. We wanted something new, something higher and more complete than anything we had experienced before. To be honest, we did not know what we were doing or where we were going. Everything that happened was due to the fact that the Lord himself did his own work in the midst of a handful of impure and ignorant young university students. And it seemed as if so many things were happening! But our zeal and our great hope lasted only about three months. Although we did not know it then, we were heading straight for another dead end. The men who had kindled us with their teachings on "the body" did not take us much later. They had taken us as far as they could with the light they had, but still everything was theory. What we needed was practical experience and we did not know anyone who directed us towards that.

It was at this time that a conference was called. It was going to take place at UCLA. The date was 1969. As far as I thought it was going to be a conference like so many others we had had that year. I did not know that the Lord had reserved a wonderful surprise for us. This is what happened:

At the beginning of the conference, the student in charge of introducing the speakers read the list of names. I recognized them all … until he read the last one. While saying it, that last name was unknown to all those present there. Moreover, the student who made the introductions had not told anyone of his decision to include this man in the program. It was purely accidental that the speaker was present that day. The speaker himself did not know that his name would be named. Although I did not realize then, the only preparation he did was during the time it took to walk from his seat to the platform.

It did not matter. God had prepared that message before eternity began. I will never forget my first impression when this "new speaker" came on the platform. It certainly did not fit the image of any Christian leader he had ever met. In the there was nothing to "fashion". I was just a high school teacher. But, since he opened his mouth for the first time until he left the platform, it was obvious to everyone that this was not a común message. The words were strong, clear, intransigent, wonderful and revolutionary. And even though I did not know it then, my life was changed forever.

For those of us from Isla Vista. The next important thing was to bring the tape of that message to everyone who had been lost that weekend. Everyone else in that room must have felt the same, because "THE TAPE OF UCLA" began to be heard throughout the nation. And wherever he went he had a reaction, and often caused a cry of enthusiasm!

It was a few days after the conference when what I had heard began to sink in. Only now, looking back in time, is when I realize that it was precisely during the message at UCLA that a new work of God had begun on this earth. He started us on the way to an experience of the church, which is so wonderful and so glorious that it is beyond what we would have never dreamed. I hope that by reading it you will start on the same path.

LANCE THOLLANDER – 1,600 State Street – Santa Barbara – California.

THE ETERNAL PURPOSE OF GOD

MY TESTIMONY

At the end of seven years ago I left the ministry. A week ago I spoke publicly in the United States for the first time in five years. So it would be better if you take off your shoes and lean back and make yourself comfortable; I have a lot to say.

I have been asked by some of the men who have spoken at this conference to give you my testimony. I'm not sure of doing it. But since I have been asked, I will tell you as it is, and may the Lord cover me. I hope it will not be necessary to give this testimony publicly again.

This is somewhat like a Pauline autobiography. You can call it "My Life as a Pharisee". May the Lord give you grace to understand my words. I finished high school when I was 18 years old. I had converted to Christ a year and a half before. The same weekend that I finished high school I also entered the ministry. The next Tuesday I signed up for the Christian Seminary on Earth. In the summer of that same year I was on my way to Europe to continue my seminar training.

While I was in Zurich. Switzerland, I had my weekends off. Some of us used that time to preach in the surrounding area. By the end of the school year he had spoken in several Central European countries, and with some fellow students, he had helped the Baptists start a few things called churches. There was very little help we gave but it was experience. I learned a lot.

That summer I traveled to the Middle East, by boat. (Last class). I visited a good part of the Holy Land and spoke frequently there. But above all, I spent a lot of time with missionaries. When you are as young as I was then (19 years old) the missionaries do not treat you like they would treat the guests. I saw them on the defensive and that was very revealing. Precisely that meeting should have been enough to make me see the serious condition in which Christianity was, but I was too young then to glimpse the deepest implications.

I returned to the Theological Seminary of the Southeast, and, at the age of 22, I received a doctorate in Theology. So you can see that I am well educated: a first class Pharisee! While I was still in the seminary, when I was about 21 years old, I also became a pastor of a small church on farms in East Texas. Before it was completed, I actually pastored two churches for a period of five years. Both churches received awards (won by contest, of course!) From the Texas Baptist Convention for being "outstanding Texan Rural Churches" (which only proved that we were good at winning contests).

At the age of 24, she was pastoring that second church, a very interesting thing happened; that deeply influenced my life. A pastor in Dallas had been winning a lot of people for Christ. In one year, he had baptized 702 people in that congregation. In five years his church went from 40 to about 1,000. Being young, intrepid and ambitious, I wanted to visit that church in Dallas and see what made it work. While there the pastor taught me how to lead men to Jesus Christ, and I came home very grateful for that experience.

At first!

Later he got me into many problems.

Shortly after being there that pastor and his church were excommunicated from the Dallas Baptist Association, (It seems that they did not put enough money in the offering of that denomination). This excommunication was a great religious fact in our circle then. The very fact of having been in that church for a few days put me in serious evidence.

I! An Orthodox Baptist in trouble with his own lugar association.

The result of all this was that I had my first encounter with the religious system. And by the time the smoke cleared, I had taken my first little step toward his exit. It really was nothing more than having tried a little freedom. It was a half freedom. But for those days any kind of freedom was strange. Today God does things more radically. Today a good number of Christians have stepped out of the religious system, as you can see, by the number of people in this room.

That was my beginning. From that day God began little by little to free me from the systematized thoughts in which we all are.

About the time I was 26, I left the pastorate and got into evangelism. When men enter the ministry of evangelism they always get into something called mass evangelism. I did not speak to unbelievers in mass meetings, nor did I make an invitation. You can say that he ran campaigns on personal evangelism on a large scale, sometimes throughout the city. Maybe it was a little more effective in some way. If something in that world can be called cash.

In the next few years my ministry grew and grew. A group of churches in a city came together and invited me to their city, the Christians of those churches, usually the most dedicated of each church then gathered in a central place for a week, then I trained those believers in conquering people For Christ. The second week of this "campaign," these Christians went through the city door to door, winning people for Christ in their homes. The number of believers who left may have been as many as 1,000.

Sometimes the results of these campaigns were impressive but I had the same illness as almost everyone who has an independent ministry in the religious world. Every man thinks he has the answer! He believed that a revival of personal witnessing would save the church. It was a kind of pill cure everything.

That was the way I felt at first, but something later I had to face the harsh reality. The fact was that a few weeks after leaving the city, those churches were again where they were before. Dead

There is a great thing that comes from a life like the one I was living. You travel a lot. You see a lot As the work grew I learned more. What I learned was that the Christian church of this century was in a sad condition!

I was invited to the headquarters, the internal machinery of various religious organizations and denominational headquarters. My job was to help these groups chart a program in personal evangelism. As my name grew in fame (or it was infamy) I started receiving "the treatment". There were introductions such as "One of the young leaders, outstanding in America" ​​and other similar compliments. But I still saw a lot. Everything abounded in the same, no matter where I was. I wrote a book, then another. I think they took many religious bookstores at that time. 125,000 copies of a book were sold (later I removed it from the printing press) unfortunately I had no control over the other book, and I would like to take this opportunity to make a recommendation; Please do not read it! The fact of the matter is that during those years I traveled more, I saw more and I was better known. I was on the way to becoming one of those men who held that system together.

I kept realizing several things. At first I thought that only the Christians in my circle were dead. Little by little, by the time I had been to almost all places, I saw that everything was dead! Gradually one thing became clear to me, and how long it took so long to clarify something so simple, I do not understand. It was this: there is no hope for what I understood to be the church, not as it exists today. No hope

You may not agree with this. I'll tell you this. I have had more experience and I have seen more and I have been higher in their avatars than you have been. I have been there in the very places where, if the modern church could have been changed, it would have been changed.

But nothing ever happened.

Today's conference has been called by a group of men who recently left the religious system. I think they are men who could also say: "If this system could have been changed, we would have changed it. We had the keys. We had the doors open. But we saw that it could not be done. "

That thing that the modern world calls "church" is not going to change. Not now. Not ever. Old wineskins do not patch very well. What is more, patching the old bottles is NOT the way of God. Repairing old wineskins carries with it a total loss of the new and the old – and it is a loss to the Lord. The old wineskin cracks, the new patch is wasted and all the wine is lost.

Anyway, after all this observation this look and this travel came a new development to my life. First of all, the Christianity of today, the Christianity of all my life, the mark of the Christian religion to which I was attached throughout my life on this earth, became a kind of abomination to me.

In the second place, I became a very disturbed and restless person. I became a seeker. My own sinfulness as I understood it then was a constant constriction deep within me. He was not a spiritual man. I was in spiritual need, and I knew it. I guess it was the time when I received one of those tremendous public presentations given to the guest speaker when I sat there cowering, and I realized, "If anything I have come in Christianity it is a deplorable state." And in the last two years of that ministry, sadness after sadness came over me because of my own spiritual ruin. What was externally a successful ministry, was for me, a total failure. He was fed up with the ecclesiastical buildings, the professional ministers, the whole subject. And there was a desperate soul inside.

He left home (in TYLER, Texas), to go to church on Sundays, when he rarely had them free. I sat on the rostrum and watched the choir, the pastor, and the bored young people who also sat there. This was Christianity. This was the expression of the living Lord on earth.

I was torn to pieces. Finally I reached a point where I could not take it anymore. I got to the point where I just could not go to church anymore … My children cried when they went to Sunday School and I stayed at home. It was a dark time.

Finally we stop going to church on Sundays. That was a terrible day, the day we finally stayed at home without going to church. I told a story about the Bible to my children. My wife and I read some of the Scripture together. For me that day was equal to the day when Luther nailed the 95 theses to the door of the Winttenburg cathedral. I just could not stand the death and the deep boredom of the church any longer.

Spiritually, it was a seeker. In practice I was deeply concerned about what the church was like. And when I returned home from the campaigns I could not go to church on Sundays any longer.

That was my "status quo." Then I did not realize that I had entered into one of the most dangerous stages of life in which a Christian can enter. Many men have reached that same point: "start to get off the hook". The river of men who reach that stage sooner or later find spiritual destruction. It was the unmerited mercy of God that sustained me for the next two years.

A couple of interesting things happened to me at this time. I was invited by a religious organization to visit all of America and interview Christian leaders in religion and government. I accepted the new work, interspersing it with personal evangelism campaigns. I met with representatives, senators, governors and even one who was to be a future president. (Accidentally they made me a picture with him that ended in Time). In fact, I met two future presidents (knowing one is the same as knowing them all).

But again, wherever I went, the more people I met, the more I heard the so-called Christian leaders, the more I became terrified. The organization I was working for, wanted to save the country by placing Christians in key political positions. But the growing, impression that I received was that carrying out that purpose would only accelerate the disaster. I seriously wondered if we would not do much better to leave the whole thing abandoned.

It was at this point that I had another unique experience. It happened in the year that turned out to be the last in my ministry. Howard Pue, a very devout secular Presbyterian who was also the head of one of the largest oil companies in the world and one of the richest men in this country had an idea. Why not summon a national convention of Christians and try to save our land? To begin with, he decided to share his idea with some of the key Christians of our time. An invitation came for about 20 or 30 men to go to their city in Philadelphia. By accident, by chance, believe me, I was invited.

Every one of us who sat in that great Union League conference room was asked to get up and share what we felt was needed to save our land. The meeting was a true "Who is Who" Christian. Billy Graham's father-in-law who was more or less representing him, sat beside me. He was asked to speak first. That meant that I would speak the last one. I sat there all day listening to some of the key Christian figures of our time.

It seemed as if everything had taken place in due time in my life. In the afternoon, when they came to me, I was outside the religious system. I knew that if what I was seeing and hearing was the best that Christians had to offer to this land, if these were "the" giants, and if these were their answers, then there was no hope for the church as we understand it in this time.

What I have expressed is my own testimony. These are my feelings. You do not have to apply it in any way to your life.

A little before this meeting in Philadelphia; I picked up a Watchman Nee book titled "The Normal Christian Life." At that time my search, my searching and my yearning was divided – an aspect was a spiritual longing, which in the process led me to a longing for the church, that is, the church as it should be. That's how it went. Pretty simple, right?

At the time I read Watchaman Nee's book, I went to the Philadelphia meeting and I was going back and forth throughout North America, I was also trying to get as much free time as I could from my ministry. For six months all I did was read "The Normal Christian Life" and the book of Acts. It was an experience.

By this time, which was, many of the meetings I had on my calendar for the following year began to be canceled. I saw the hand of God in this therefore I canceled the rest of the meetings that I could.

It was during this month, after the Philadelphia thing, lying in a hammock in my backyard, when, before the Lord, deep, absolute, complete, totally and irrevocably I left Christianity structured forever.

I am out of it, and I will be forever outside, by the mercy and grace of God.

Well, after I made the decision, it took some time to put my whole life in order, finish my schedule, etc. But essentially in a few months, I had simply vanished from the face of the earth. I left quietly. From that day until this one has not heard anything from me. And you know, the world was somehow able to continue without me, without falling apart.

Oh, I received some letters from people who had heard rumors about what they had done. "You will destroy your life." "What about your ministry?" "What about all the lost?" Things like that. But there has been no loss. The religious system suffered no loss, and for me there has been nothing but profit.

I left many beloved people in that system, some of the most beloved Christians on earth. Either way, without malice or resentment rather with "joy" "I had" to leave.

I have said some things here today, that could be taken as boasting, some things that may have been misunderstood too, but I think you have not taken them that way. True? Let me be clear about my past life. I will use the words of Brother Pablo "All this was a lot of garbage". You can not do much with that. It is useless. Everything is waste …

All those years that I spent running around the country would have been much better employed working as a carpenter. The world would have been much better and also that modernity that men today call church.

I have completely finished the testimony that I was asked to give you. I have spoken to you about past things and a system and how I left it, but all that has already happened. It was finished a long time ago. Today, the issues that were then tearing me apart do not bother me. I never think about them or about the religious system.

From what I have heard in this conference, it is made up of a lot of people who have recently broken with the system. You speak of it as if it were a great thing. You do that kind of thing when you leave the system. You can not help it, I think: you have strong feelings and a lot of hard words. But I've been through that stage for quiebro some time, and today I'm not bothered with the system any longer. Not the least. Today I am quiebro indiferente about the matter in caudillo, like a piece of vanilla ice cream undone. I'm just sitting here, neither cold nor hot, just at the temperature of the room.

Since those days when I left the organized religious world, God has been very merciful to me. You see when men leave the system, as I did, as you are doing, in their river they end up in another system, maybe one that is a little more free, but still part of the other larger system. Other men sink spiritually. I was one of the lucky few.

Let me explain. I feel that the highest will of the Lord for us is to get out of that, but when you really try to break and then you decide to stay completely out, it seems that every test of this world comes your way. You can expect such a test. If you really want to be outside, totally outside, but still completely surrendered to the Lord.

After leaving I was very alone. Nobody knew what he had done. They did not understand or know why I did it. They also did not know what I wanted. It seemed to me that I was the only man on earth who had seen what I had seen, and as far as I knew I was the only man on earth who had broken with the religious system. I was alone. Like a castaway on an island.

I certainly had no hope that God would never do what I see here before me, move in your lives. As it turned out, I was "a scoop", the first of what has become a mass exodus.

Again in that hour, I certainly wanted to have the church, I wanted it here, now on earth, the way I knew it should have been. But when I left the system there was nothing, absolutely nothing of the church available. Moreover, there was nothing I could do to change the situation (you can not manufacture the church just because you love it and you feel prepared for it). All I could do was sit down. And God made me sit down. And wait … until the day of the trial if necessary.

In a similar way, here today, you are beginning to understand a little about the church, like I did a few years ago. But I want to warn you, as one who has already gone through the things that you still have to face: just because all of you, each one of you today, sees the church … as it "should be" …

Wait a minute. I am very sure that you have not truly seen a complete revelation of the church of Jesus Christ. But you have read the Scripture with a new point of view; you have reached a measure of a new light. You are in the stage of the "Facts". You have glimpsed what the church was during the first century. What you have seen is not really that deep. Although nobody could today convince you of that. What you have seen is so glorious and so wonderful that you know "that it is the revelation in centuries".

Either way, here is the warning. Just because you have seen the church does not mean that you are ready to go out and rebuild it. You are not an Ezra or a Nehemiah. You are not prepared simply because you have seen the church. You are not prepared to go out and be an Apostle for this generation and rebuild the church. Raising the church, as it should be, is not that easy.

So, after my decision to leave the system I did not do anything for more or less a year (except maybe read the book by Watchaman Nee and the Acts). I just sat down and sat down. And the system I had been in and all of its influence on me began to slowly fade away. I guess it takes about three to six years to just purify, depending on the dosage you took. The larger the dosage r will have to be the wait.

I just sat down, and I read and waited.

After that, about six years ago, by the mercies of God, I began to have the privilege of meeting with people who had walked this road of restoration more than any other in the last 1,600 years.

Later it was also a privilege to make a trip to the Far East and visit some of the churches that have come indirectly from Watchman Nee's ministry. (Many of you, I think, have read another book of yours, The Normal Christian Church.) But I will not talk about it, about the work that God did in the Far East through that man. I will not entrust it to you, today because of this: I sincerely believe that today, here in this room, God is going to do a thing of what he has never done before.

And some of you are marked to be in it … Is not that wonderful ?.

Well, I wish we had six weeks, I would really like it. I'm a little rusty. Where I have been in the last six years there is not much room for long talks and great speeches.

Well, let's go to Genesis. Chapter One. We'll start where everything started

CHAPTER 1

THE ETERNAL PURPOSE OF GOD FOR MAN

Genesis 1: 1 In the beginning God created the heavens and the earth.

Genesis 1:26 And God said, let us make man in our image according to our likeness; and master …

Verse 26 says, señorreen (plural) does not say señorree (singular). The fact that this plural is very significant. From the beginning God had in mind not an individual man but a corporal man.

The Scripture makes it very clear that it is a corporal man who has to rule. "Let them have dominion." Dignify in the fish, the cattle, in the birds of the heavens and … in all the earth. A man, a corporal man. Feeling

On this whole planet!

And this man has to rule over something else too: what creeps. Do you know what symbolizes what creeps? I think so. It is the enemy.

Finally this passage says, "God created man in his image." He created them in his image. A man. A corporal man. Feeling On the earth About the snake.

And this man has the image of God!

Let's go to Ephesians 3:11 where the same basic theme is debated "according to the eternal purpose that he made in Christ Jesus our Lord." Here we add another meaningful word "eternal purpose". God has a purpose. But it is not a purpose with a beginning and an end. It is an eternal purpose. Of course you know that God proposed that man be saved. But that is a purpose in time. You can locate that purpose in Genesis 3, after the fall. That is where that purpose began. You can also find its end, in Revelation 20 when the last vestiges of the fall have disappeared.

Salvation is not God's eternal purpose! It was not there, in God, before the times. As far as this implies, God's main purpose could never have been to save us. Why? Because man did not need salvation in the beginning. Man was not created lost! Salvation simply put man at the starting point, at zero, to continue carrying forward the eternal purpose that God had before Creation.

So there is a purpose that goes back to before the fall (Genesis 3) and beyond the destruction of Satan (Revelation 19).

Now let's read Ephesians 2:15:

"Abolishing in their flesh the enmities, the law of the commandments expressed in ordinances, to create in themselves a single and new man."

So we have yet another word. This time God speaks not of a man but of a New Man.

Now let's go to Ephesians 1: 21-22:

"Above the principalities and powers and dominions and every name that is named, not only in this world," (here is the earth again), but also of the one that is to come; and He put all things under his foot (there is dominion again) and made Christ the head over all things … to the church. "

The last part of this encontrarse is very interesting: whatever Jesus Christ gets, whatever He has dominion gives him to the church. Jesús anhelo el señorío, la iglesia termina siendo la que tiene el señorío. Cualquier cosa sobre la que Jesús tiene señorío, se lo da a la iglesia. Recuerda eso.

Efesios 4:24. Aquí esta lo deslumbrante.

“Y vestíos del Nuevo Hombre” Se supone que tenéis que introduciros en el Nuevo Hombre y ser parte del NUEVO HOMBRE.

Entonces estas son las palabras con las que me gustaría nacer:

Hombre

Hombre corporal

Señorío

Imagen

Eterno propósito

church

Nuevo Hombre

Empezaré con el termino indestructible propósito. Todos nos hemos mentalizado al hecho de que el hombre pecó y que Jesucristo caldo a la tierra para vencer por sus pecados. Este a sido el foco principal de nuestra atención durante siglos.

¿Cuantas veces habéis aurícula opinar, “que el eterno propósito de Dios para el hombre era salvarle”?. Bien, hermano y hermana, ¿tuvo Dios un plan para el hombre ayer de que el hombre pecara?. ¿Iba el hombre a algún espacio ayer del momento en que pecó?. ¿Tuvo Dios un pensamiento mas stop que la salvación? Si el hombre nunca hubiera caído, Dios todavía hubiera tenido un gran propósito para él. Dios sí que tuvo poco para que hiciera el hombre cuando lo situó sobre esta tierra. No tenía carencia que ver con la caída y la salvación. La caída fue un desvío y la salvación fue lo que sacó del desvío al hombre y lo volvió a poner en el camino principal. Pero incluso a posteriori de que Dios introdujera al hombre a la salvación y le hiciera regresar al camino, todavía no tenía lo que originariamente quería. Si el hombre hubiera acompañado a Dios y hubiera cooperado con Él Dios hubiera hecho poco en esta tierra QUE no tiene carencia que ver con el pecado, salvación o redención.

Esto es tan claro si solo recuerdas que el hombre no comenzó en la tierra como un pecador; no empezó perdido o en indigencia de salvación. El hombre era sin pecado y Dios tenía poco que quería que hiciera. Algo indestructible. Algo que alcanzaría mas allá del tiempo.

¿Que era lo que Dios quería?.

¿Un propósito?. ¿Más noble que la salvación? ¿Más noble que la cruz de la redención?

Sí, El Eterno Propósito. El indestructible propósito de Dios es para ti y es para mí. Yo voy a estar en él; ¿que pasará contigo?.

Para ver el indestructible propósito vayamos al momento preliminar a la caída. Entonces seremos capaces de entender. Dios hizo los cielos. Después Él hizo la tierra. Después Él creó muchas otras cosas como los peces, las bestias, etc. Después, en la tarde de este 6º día semanal de trabajo; Dios hizo al hombre. Modeló un montón de comedón rojo. Después lo golpeó e introdujo aliento en él. Y he aquí el comedón se movió. Se estremeció y se levantó. ¡Era un hombre!. Hombre, un trozo de polvo rojo, se había convertido en un alma viviente.

Después Dios dijo al hombre, “Polvo rojo, ¡levántate tengo un trabajo para ti!. Primero quiero que tengas completo dominio sobre este planeta llamado tierra, dominio sobre los peces del mar, los pájaros del aire, sobre las bestias, sobre las serpientes, dominio sobre todo lo de esta tierra y dominio sobre la tierra misma también”.

En segundo espacio Dios dijo, “Os he hecho de tal manera que podáis llevar Mi imagen. Cruzar esta tierra. Llevar mi imagen. Llevadla por todas partes. Que todas las cosas vean como soy. Llevar la imagen visible de Mí, el Dios invisible. La tierra verá cual es mi aspecto autentico”.

Caído o no caído el hombre tiene que hacer dos cosas:

1) Subyugar la tierra (incluyendo el dominio sobre las cosas que reptan, sobre Satanás), y

2) Llevar la imagen de Dios.

¿Cuál es la imagen de Dios?.

Según el volumen de Colosenses, Cristo es la imagen de Dios. ¡Así que se supone que existe un hombre aquí mismo sobre la tierra, en esta época, caminando por ahí, que en efectividad se parece a como Jesucristo era!. Esa es la imagen de Dios.

Ahora hablemos del dominio. Para hacer eso, tenemos que musitar acerca de la tierra.

En Creación 1:1 dice que Dios creó los cielos, así que podemos ver que Dios posee los cielos. Los obtuvo por derecho de Creación. Tiene el título de escritura en torno a ellos. Tras el Paraíso, Dios creó la tierra. La tierra era suya, por derecho de creación.

Pero muchas cosas sucedieron tras la creación. ¿Dime tenía todavía Dios la propiedad indiscutible de la tierra cuando creó al hombre? No, no la tenía.

¿Recuerdas la historia de Jesús, aquella acerca de subir a una adhesión montaña y ser tentado por Satanás?. Señor y Satanás se situaron en esa montaña y miraron a todo el planeta Tierra ellos vieron todos sus reinos. Entonces Satanás, un santo, hizo una audaz, e increíble, afirmación a Jesucristo, un hombre. Satanás dijo, “este es mi dominio, Yo lo gobierno. Yo lo poseo. Es mío”.

¡Pero lo que es incluso más increíble es que Jesucristo no discutió la afirmación! Ambos entendían que Satanás tenía alguna clase de derecho sobre la tierra.

Después Satanás un santo, siguió diciendo a Jesucristo, un hombre. “-­¡Te daré estos reinos de la tierra SI TE POSTRARES y me adorares!”.

Algunos de vosotros podéis estar pensando, ¿”porque sigues llamando a Satanás un santo y a Jesús un hombre? Jesucristo es el Hijo de Dios”. Si, eso es verdad. Pero mira a la disposición de Jesús cuando estaba hablando con Satanás. Estaba adoptando Su posición como hombre. Notad que el Señor admitió que Satanás tenía alguna clase de derecho sobre la tierra. Él admite que Satanás tiene el derecho de dar aquellos reinos a un hombre, si ese hombre le adorase. ¿Recuerdas lo que Jesús acababa de opinar cuando Satanás le había desafiado, al Hijo de Dios, a convertir piedras en pan? Jesús había dicho. “El hombre no vivirá solo de pan”. Hombre, HOMBRE.

Jesús estaba hablando a Satanás no como Dios sino como un hombre. Y el tema sujeto a discusión era la tierra y quien la gobernaría. Aquí está lo que estaba pasando entre ellos en ese momento.

Satanás en una ocasión había aferrado a un hombre, el primer hombre, y le hizo caer. Ahora Satanás se enfrentaba con un segundo hombre, un Nuevo Hombre, y quería conseguir que este hombre se postrara y le adorara así como en una ocasión había seducido a ese primer hombre. Así que Satán empezó a musitar con el Señor Jesús, tratando de destruirle. Se refirió a Él como el Hijo de Dios.

Pero Satanás iba tras el Señor como hombre pues se supone que un hombre ha de administrar la tierra….y subyugar al enemigo. El plan de Satanás no funcionó porque Jesús no le respondió como el Hijo de Dios, Jesús rápidamente adoptó, su posición de hombre. El Señor resistió al enemigo. -¡En ese, momento Satanás fue derrotado por un hombre!

Así que Satán se retiro. Ahora apeló a Jesús como un hombre. Y él le confrontó sobre la saco del mismísimo propósito del hombre en esta tierra + TENER dominio sobre ella-. “Vale”, Satanás dijo al Señor Jesús, “Puedes tener dominio sobre la tierra como Dios planeó para ti, un hombre, que hicieras. Tendrás los reinos, los peces, las bestias; todo. Todo lo que tienes que hacer es postrarte ante mí”. ¿Porqué Jesús no aceptó aquella proposición?. Después de todo dominio es lo que Dios quiere que el hombre tenga. Era una buena proposición. El Señor pudo acaecer tomado un conjunto, y acaecer cumplido el plan de Dios. ¿Porqué rehuso la proposición? Probablemente el Señor pudiera acaecer entregado esta respuesta:

“No gracias, Satanás. Tu contrato se salta una pequeña cosa en letra pequeña. El hombre busca el dominio de toda la tierra y de todas las cosas en la tierra… ¡incluyendo serpientes!”. Jesús iba tras el dominio total. Rechazó la proposición. De esta conversación de Jesucristo y Satanás descubrimos que Satanás iba buscando poco, un trozo de esta tierra en propiedad. ¡Incluso cuando Dios creó a Adán, la propiedad de la tierra estaba en disputa, y Dios planeó que el hombre resolviera la disputa tomando el dominio!

¿Te has entregado cuenta alguna vez, al estudiar historia, que un Rey nunca va a la querella contra uno de sus generales que se ha rebelado?. Cuando un caudillo inicia un progreso el Rey envía a otro caudillo para callar la insurrección. El rey nunca se descuento a sí mismo a batallar; no tráfico directamente con un caudillo que está tratando de arrebatar su reino.

Así es con Dios.

Alguien reclamó un departamento en el interior del vasto dominio de Dios. El nombre del usurpador era Lucifer, Lucero del Alba. El espacio, La Tierra. Dios remesa a otro caudillo para subyugar a su enemigo y para retomar su departamento. El caudillo había de devolver ese departamento al Reino del Señor y a posteriori el caudillo triunfal lo gobernaría por decreto efectivo.

Este era el propósito de Dios para el hombre. Ahora el indestructible propósito de Dios comienza a esclarecerse. Dios quiere que el hombre tenga dominio sobre la tierra. Dios quiere que el hombre lleve la imagen de Jesucristo. Es un deseo indestructible de parte de Dios. Él no tiene ningún otro propósito. Todo lo demás es menos que esto.

No hay conflicto directo entre Dios y Satanás en esta disputa. La gran querella espiritual que veis que se desenvuelve cada día sobre esta tierra positivamente es entre un hombre y Satán. Y el conflicto esta en un trozo de tierra llamado Planeta Tierra.

Hombre. Satán. Tierra. Eterno Propósito de Dios.

Dios dijo al hombre que subyugara esta tierra tan pronto como Él terminara de crearle. No podía subyugar lo que no se encontraba ya en insurrección. Así que la insurrección estaba en pleno auge cuando Dios creó al hombre sin pecado. El hombre debe administrar y reverberar la imagen de su Señor. Suena muy adecuadamente.

Dios tenía a su hombre.

Pero poco ocurrió.

El hombre lo estropeo.

Que pena.

Todo el plan de Dios fue frustrado. Satanás ganó por la mano. El hombre perdió su elevada posición y se convirtió en un súbdito del enemigo de Dios. La cosa fue así. Dios acababa de crear al hombre y estaba a punto de realizar su propósito. Llamó a Adán y le hizo ponerse frente al Arbol de la Vida.

El Arbol de la Vida

Este era el primer paso en la batalla para retomar la tierra.

¿Porqué es el árbol de la vida significativo en el indestructible propósito de Dios? Para que el hombre fuera lo que Él quería, el hombre tenía que ingerir de ese Arbol. ¿Porque?. De acuerdo con la Escritura, las tres formas de vida mas altas en el Universo son, vida Divina, vida angélica, vida humana. La Vida de Dios es la forma de vida mas adhesión, la vida angélica es la segunda mas adhesión, y el hombre viene en tercer espacio. Aún así, el enemigo de Dios es un santo. Si el hombre va a subyugar al enemigo de Dios entonces el hombre debe tener una vida más adhesión que la vida angélica. Ahora tenéis una idea de simplemente cuan importante es el Arbol de la Vida. Ese Arbol es la misma Vida de Dios; es la Vida mas adhesión en el universo; y esa Vida estaba siendo ofrecida al hombre.

Nunca se tuvo la intención de que el hombre fuera por ahí con vida humana. El hombre debía de tener una vida sobrehumana para una tarea sobrehumana. Dios propuso para el hombre que tuviera una Vida que pudiera subyugar al enemigo una Vida mas adhesión que la vida angélica.

Justo ayer de que el hombre comiera de esta Vida mas adhesión -que por cierto es Jesucristo- Satanás apareció, Satanás había llegado con una táctica para conservar el departamento.

Y Satanás ganó, él conservó la tierra.

¿Cómo? Primero, impidió que el hombre consiguiera una

Vida más adhesión. Segundo, Satanás hizo que el hombre cayera.

Para el hombre acaecer pecado fue malo, pero no tener nunca la Vida de Dios era mucho peor.

Para complicar más las cosas, -aún más- el hombre comió del fruto del árbol del conocimiento del adecuadamente y del mal.

El hombre consiguió otro nombre tras ese terrible acto. Desde ese momento en delante no fue mas un hombre. Desde entonces tuvo que ser llamado “el viejo hombre”. Eso es lo que él es. Él es muy remoto. La vida del hombre remoto es mucho, mucho mas mengua, que la vida del santo; incluso mas mengua que la vida humana tal como fue creada ayer de la caída. Es éste débil y remoto hombre, éste hombre caído el que comienza a multiplicarse sobre la tierra. Sin la Vida de ese Arbol, el hombre ya estaba en tercer espacio. Ahora su vida humana de tercera categoría ha caído aun más bajo. Es completamente inútil para este remoto hombre débil cumplir el plan diferente de Dios.

Dios había sufrido una terrible derrota. Después de todo Él había planeado que un hombre subyugara la tierra y llevara su imagen. Tras la caída, sencillamente no había esperanza para eso ya más.

El caudillo de Dios fracaso. Dios perdió su departamento. Y el hombre quedó atrapado en una vida de tercera clase -no, peor aún-, una vida de tercera clase, caída.

2ª PARTE

Dios del Paraíso y la tierra

El Nuevo Hombre

Aparte de la caída del hombre, la cual en sí misma fue una gran pérdida, hubo una segunda pérdida. Dios perdió su departamento. ¿Es la tierra positivamente tan importante? Bien, revisemos la historia de la tierra como aparece en la Escritura y veamos. La primera mención de la tierra es cuando Dios la creó.

De alguna modo parece haberse metido en problemas con “tinieblas y vacío” en ella. Quizás esa puede acaecer sido la primera evidencia de conflicto sobre la tierra.

Pronto, a posteriori de la creación Dios puso criaturas vivientes sobre la tierra. El centro de la tierra y de la creación viviente de Dios era el huerto. Ese huerto era el centro, el asiento del gobierno de Dios sobre la tierra. Cuando el hombre cayó, Dios le expulsó del huerto. Dios había perdido su claro derecho en torno a la tierra.

Los abriles que siguieron, Dios vio a la tierra convertirse en poco tan terrible que decidió destruirla. La tierra no era ni sombra de lo que Él se había propuesto que fuera. Él no era Señor de la tierra. Solo Señor del Paraíso.

Pero Dios recuperó su departamento. Lo recuperó a través de Noé. El diluvio destruyó todas las obras del hombre. Noé recuperó el departamento de nuevo. Pero sólo fue por poco tiempo.

¿Sabéis acerca de Cam?. El reintrodujo los caminos del remoto hombre en la tierra. En unas pocas generaciones todo volvió a ir mal otra vez. Satanás, por medio de Cam y sus descendientes, había establecido su sistema sobre la tierra una vez más. El hombre fue una vez mas introducido en el interior de ese sistema, ese gobierno, esa sistematización de hombre.

Así que Dios dijo, “voy a empezar otra vez. Voy a seleccionar un pequeño trozo de terreno sobre la tierra y poseerla. A un hombre será dado ese terreno, un hombre que cree en Mi. Satanás no será capaz de decir que este trozo de terreno es suyo”.

Era un tiempo de oscuridad. Dios no tenía seguidores. Todos los hombres fueron entregados al sistema del mundo que Satanás había situado sobre la tierra. Así que Dios tuvo que designar a un hombre fuera de ese sistema. Él llamó a Abraham fuera de Ur -fuera de Babilonia. Él dijo, “Abraham, aquí está Canaán. Es tuyo. Es de tus descendientes. Cógelo. Tómalo. Consérvalo”. Abraham se metió en la tierra, la poseyó y vivió en ella. Así hizo su hijo Isaac, Jacob, el hijo de Isaac, poseyó la tierra. Pero más tarde Jacob y sus descendientes perdieron la tierra de nuevo, (tierra igual a demarcación).

Los descendientes de Jacob terminaron en Egipto -esclavos carencia menos-. Dios había perdido una vez más la tierra.

Entonces Dios levantó a Moisés. Los descendientes de Abraham salieron fuera de Egipto de revés a la tierra, entonces por medio de Josué, recuperaron la tierra una vez más.

¿Podéis nacer a ver el tira y afloja entre el hombre y el enemigo de Dios? Toda la historia es simplemente una gran batalla por un trozo de demarcación. Leed la Escritura muy cuidadosamente de principio a fin y descubriréis una cosa muy interesante: cuando quiera que el hombre de Dios está en posesión de ese trozo de demarcación, el Señor se denomina se pasión “Dios del cielo y la tierra”. Cuando el hombre no tiene posesión de ese trozo, Él solo es denominado como “Dios del cielo”.

Por ejemplo, cuando los sacerdotes, bajo Josué, llevaron el Arca al Jordán, y cruzaron el río en torno a la tierra prometida, en el momento en que sus pies tocaron Canaán, y no ayer Dios fue notorio Dios del Paraíso y de la tierra.

El hombre tuvo la tierra de nuevo.

Bien, ¿fue ese el final?.

NO.

La nación de Babilonia -o mejor el sistema Babilónico- Recuperó la tierra de nuevo bajo Nabucodonosor. Su ejército arrebató la tierra al hombre. Israel fue esclavizado, deportado y hecho parte del sistema Babilónico.

¡Perdieron su departamento una vez mas!

Ahora ve y lee los libros de Esdras y Nehemías. Allí el hombre de Dios deja Babilonia así como Moisés dejó Egipto.

¡Ellos regresaron a la tierra! Era tan emocionante. Regresaron a una ciudad en ruinas y destruida que nunca habían manido ayer. Restauración. Eso es positivamente emocionante. Restaurar la casa de Dios en la tierra de Dios.

Tan pronto como regresaron a esa rota desgarrada, inhabitada ciudad, tan pronto como ese trozo de demarcación fue poseído de nuevo y tomado de nuevo, la Escritura pasión al Señor “Dios de cielo y tierra”.

Un comunidad de personas, no un hombre, sino un comunidad corporal, se movilizó regresando y tomando Sión. Hombre, hombre corporal, “ellos” enseñoreándose de la tierra. Satanás no pudo requerir dominio.

Así que, veis, la tierra es importante.

Incluso hoy su propiedad esta bajo disputa. El centro de este conflicto no es Dios, no es Satanás, El centro de ésta disputa es el hombre. A los luceros de Dios esta criatura convocatoria hombre es la cosa más importante en el universo. Él es el centro del plan de Dios; él es la esperanza de Dios, Su sueño, Su propósito. La tierra es importante. El hombre todavía es importante.

A continuación, miremos al Señor Jesús cuando el caldo a la tierra. Por nuestra parte, siempre queremos honrarle como el Unigénito Hijo de Dios. Eso es lo que Él es. Pero al Señor Jesús, una vez que entró en la tierra le gustaba referirse a sí mismo como el Hijo de Hombre. Eso es asaz sorprendente. De cualquier modo, mirad a lo escrito. Es verdad. Mas aún, parecía que hacía enfadar mas a su enemigo cuando declaraba como hombre, ¡que cuando declaraba que él era Dios!: A la muchedumbre le gusta discutir si Jesucristo es o no Dios.

Pero no a Satanás. ¡Satanás sabe que Él es Dios!. No se preocupa si Él es Dios. ¡Pero esta espantado de que Él es hombre!. Satanás sabe que no va a ser aplastado por Dios; sabe que él va a ser aplastado por un hombre. Si Jesucristo es un hombre, y si Él está sobre esta tierra, Satanás está en verdaderos problemas.

Sólo observa, cuando los demonios hablaron al Señor, le llamaron “Hijo de Dios”. Si podían mantenerlo como Dios, no tenían problema. Él hombre es su enemigo notorio. Pero cuando ellos llamaron a Jesús “Hijo de Dios”, Él respondió, “Callaos”. Entonces se denominó a sí mismo “Hijo de Hombre”. Entonces, como un hombre. Les expulsó. ¡Aleluya!. Al fin Dios tenía un hombre sobre la tierra que podía subyugar a las cosas que reptan.

Él hizo la misma cosa con Satanás a la que hizo con los demonios como hemos manido en el Monte de la Tentación, Satanás apuntó a su Deidad. Jesús señaló a su humanidad, “No solo de pan vive el hombre”. ¡Venció a Satanás en el Monte de la Tentación como un Hombre!.

¡Mirad!. Que apariencia.

¡Allí, en el Monte de la Tentación, un hombre, por primera vez, tenía dominio sobre Satanás!

Mirad todavía a 1ª de Juan. En esta carta se expresa el modo de probar un espíritu. ¿Sabéis que prueba es esa? ¿Confesará ese espíritu que Jesucristo, el Hijo de Dios, ha venido en carne humana?.

Un demonio no confesará que Jesucristo es Hijo de Hombre. Hijo de Dios, si. En eso el demonio está a ileso. Pero si un demonio confiesa que hay un hombre en la tierra que tiene poder sobre él, ¡Satanás es derrotado y Dios ha reses!

Cuando Esteban estaba muriendo. ¿Que dijo?. Miró en torno a los cielos. ¿Que vio? ¿Él Hijo de Dios en el Trono?. Do not!

Escuchad, demonios, principados, dominios y reinos, os lo habéis buscado; Esteban vio un hombre en los cielos. Gobernando.

Hay un hombre en los cielos.

“… y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo…”

Efesios 1:20-21.

Dios puso a Cristo sobre todas estas cosas. Y ahora está en el Paraíso, como el Hijo de Hombre, con poder sobre Satanás.

Un ser humano está sobre los principados de esta tierra, ellos están bajo su poder… ¡como un hombre! ¿Que hombre hizo esto? ¿Adán?

Do not.

¿La raza de Adán?.

Do not.

El Adán corporal es la raza del Hombre Viejo. Antiguo, débil, derrotado.

Jesucristo no es de esa raza. Él es individuo de una nueva raza. Él es el primer hombre de una nueva humanidad. Para decirlo como la Escritura lo hace. Él es individuo del NUEVO HOMBRE. Incluso tras la caída de Adán. Dios todavía se proponía conseguir su propósito. Y Él se propuso hacerlo de la modo que planeó, originalmente -¡con un hombre!. Por lo tanto Dios envió un Nuevo Hombre a la tierra. Él textualmente inició una nueva raza, ¡una nueva especie!.

¿Cómo era físicamente el Señor cuando estuvo sobre la tierra? ¿Que hizo?. Él tuvo compasión de las multitudes, Él sanó al enfermo. Él enseñó como ningún hombre lo hizo nunca.

¡Entonces!. Él entró en colisión con el reino de las tinieblas. Cada vez que Jesucristo, el Hijo del Hombre, entró en conflicto con ese, dominio Él ganó. Tenía definitivo poder sobre él.

Las cosas están resultando distintas con este Nuevo Hombre.

No es como la derrota que Adán conoció.

Observa al Señor Jesús.

Dios está llevando a término ese propósito indestructible que él tenía en el huerto.

Mientras Cristo estaba en la tierra, estaba en carne. Eso significa que Él estaba asaz constreñido. Los Evangelios son la historia de Jesucristo, la individuo del Nuevo Hombre. Pero aun así Él está constreñido. Pero no hay mención del resto de Su raza. Él es un único y sólo nuevo hombre. No es un “ellos”. No hay una nueva humanidad, no hay un gran cuerpo. ¿Dónde está ese hombre corporal. ¿Dónde está él ellos? ¿Dónde está el nuevo Hombre Corporal?

¿Te has entregado cuenta alguna vez de cómo Jesús estaba siempre ansioso de marcharse?. Quería dejar la tierra. Él seguía diciendo, “me tengo que ir”. Él todavía dijo, “Me tengo que ir para que alguien más pueda venir”.

Un día Él supo. Que Su hora había llegado.

“¡Pronto me iré!”. Se empezó, a preparar para su crimen y resurrección.

Ahora observa. Él está crucificado. Él muere. Él se levanta de nuevo. Entonces Él deja la tierra. Él asciende.

Y nosotros somos dejados aquí sobre la tierra, solos… sin Él. Pero, no os sintáis abandonados. Él tenía un increíble propósito al irse. Él se va para que positivamente, verdaderamente pueda acaecer un NUEVO HOMBRE sobre la tierra. Un efectivo y nuevo “ELLOS”. Un hombre corporal para cumplir el propósito de Dios.

Hombre

land

Imagen

Dominio

Nuevo Hombre.

Mientras Jesucristo estaba en la tierra, Él era el manifestación de una nueva creación. Mientras estaba en esta tierra este hombre único y muy constreñido tuvo dominio sobre la tierra, y Él era la imagen de Dios. Dios podía ser manido cuando se veía a Jesús.

Imagen y dominio. ¡Dios visible!. Ese era Jesús. El Señor Jesús cumplió el plan de Dios en todas las maneras, excepto en una cosa: Él no era un “ellos”. Él no era corporal.

¿Sabes lo que hizo Dios?

Ahora nos estamos acercando de verdad para ver el significado del Eterno Propósito de Dios.

El Señor envió Su Espíritu ¡que es su mismísimo Yo!

Volvió, a traer su espíritu a la tierra. Ese Espíritu contenía lo mismo que el ¡Arbol de la Vida!. El Espíritu caldo, llevando la Vida de Dios. Llevando la Forma de Vida más Alta. Él era la Vida mas adhesión.

¡Y Él puso su Vida en nosotros!

Hasta ahora:

Dios tenía la Vida de Dios. Los ángeles tenían vida angélica. El hombre tenía vida de hombre.

¡Pero ahora el Espíritu desciende y el hombre tiene Vida de Dios! Por fin, un hombre con una vida más adhesión que la vida angélica. No existía mas el solitario Hijo de Dios venido en carne. No mas un hombre con la Vida de Dios en Él, o sólo un único Nuevo Hombre.

¡Él puso Su Vida en todos nosotros! ¡Él puso su Vida en ti!

Una nueva raza ha empezado. Finalmente existe un “ellos”. El Nuevo Hombre corporal ha empezado a conducirse sobre esta tierra.

Ahora desplacémonos al volumen de los Hechos. ¿Que vemos allí?:

El Nuevo Hombre corporal. Tiene otro nombre que puede que os sorprenda. Este Nuevo Hombre es llamado iglesia. ¿Que? ¿La iglesia?

Recuerda ese pasaje que leímos en Efesios; nos dijo claramente lo que era el nuevo hombre. El Nuevo Hombre es Cristo la individuo, más el usurero, más el infiel. Entonces el pared entre el usurero y el infiel ha sido derribado; ellos son uno, no más Judío, no más infiel. ¿Que quedó en su espacio? ¡Cristo, la individuo, y nosotros el cuerpo! Cristo y la iglesia: ¡El Nuevo Hombre!

No sois el nuevo hombre, ni yo siquiera. Estamos en el Nuevo Hombre. El nuevo hombre se compone de todos los creyentes combinados en Cristo.

¿Qué veis en Hechos? Veis lo que Dios perseguía en Creación 1 y 2. Veis un hombre corporal. De hecho, no existe casi diferencia entre Hechos y los Evangelios. En los Evangelios tenéis a un hombre haciendo ciertas cosas. En Hechos tenéis un hombre corporal haciendo las mismas cosas. Ellos tienen la misma Vida.

En los Evangelios es Cristo. En los Hechos es Cristo en su cuerpo. En ti, en mí, en otros, Juntos somos un hombre corporal, la Iglesia.

Mirad a vuestro Señor. Ya no está constreñido por mas tiempo, no está mas confinado a un solitario, carnal cuerpo. No está constreñido de tal modo que sólo unos pocos puedan estar con Él y tocarle. Se ha desplazado en el interior de vosotros y en otros como vosotros. Él ahora está habitable para todos sus seguidores.

Pero no tengáis la idea de que eso os hace tan importantes. No pienses que puedes ir y tener dominio sobre la tierra o de que podáis soportar la imagen visible del invisible Dios.

Do not.

Dios dijo, “Que señoreen”. Podéis aseguraros de que Dios nunca confiará Su poder a un individuo de tal modo que ese individuo tenga poder sobre Su enemigo. Su poder, Su dominio sobre Satanás y su imagen apariencia sobre esta tierra han sido dados a un sólo espacio; ¡a la iglesia!.

Dejadme ilustrar eso. En los Evangelios vemos que Jesús enseño, Él sanó a las multitudes; Él levantó a los muertos; Él sanó al enfermo; Él echó demonios. Él tenía gobierno sobre la creación. Dios hizo a Cristo individuo sobre todos los principados y poderes de este mundo. Cristo está sobre ellos. Ahora el Señor se da la revés y entrega su poder. Su Vida, Su autoridad, Su imagen, Su dominio. ¿A quien se lo da?

Efesios nos lo dice: al Nuevo Hombre.

Ahora mira en Hechos. El Nuevo Hombre corporal está enseñando. Él está sanando a un enfermo, él está echando demonios. Él tiene dominio sobre la serpiente, y él lleva la imagen del Señor sobre la tierra. ¡Cuándo veis la iglesia sobre esta tierra veis que se parece a Dios!. El Nuevo Hombre corporal se parece precisamente al Hombre de los Evangelios. Este Nuevo Hombre, este cuerpo, es la iglesia. Ahí esta ahora la individuo y el cuerpo. La iglesia esta siendo corporal está tomando dominio sobre toda la tierra y llevando la imagen de Jesús.

Bien, no te quedes ahí sentado. Di ¡A L E L U Y A!

3ª PARTE

La Construcción del Hombre

La Construcción de Dios

Regresemos al rosaleda del Edén por un momento. Vimos hace un ratito que Dios creó a cualquiera para soportar Su imagen y tener Su autoridad. ¿Quién era ese?. EL HOMBRE. Para que el hombre hiciese aquello para lo que Dios lo creó necesitaba ingerir del Arbol de la Vida. Pero no hay constancia que el hombre alguna vez comiera de ese Arbol. Incluso peor, el hombre todavía cayó y el pecado entró en él. Así que él no tenía la Vida de Dios, esto es, no tenía la Vida que puede subyugar al enemigo. No tenía la Vida que puede soportar la imagen de Cristo. Desde el día de la caída, el hombre a sido renombrado por otro nombre. Él es llamado “el viejo hombre”. El hombre caído es el remoto hombre.

Amigos míos, algunos de vosotros me asustáis. Veis una pequeña porción de la iglesia. Pero sed cuidadosos, sed muy cuidadosos, porque en vuestro deseo de ver la iglesia restaurada como debiera de ser, debéis aseguraros que no construís lo que el remoto hombre construye. Mientras estéis tratando de construir “el Nuevo Hombre” podéis terminar construyendo otro pintoresco edificio, diseñado y construido por el remoto hombre. Sí, el remoto hombre construye. La ría de las así llamadas cosas “cristianas” sobre la tierra HOY fueron construidas por el remoto hombre.

Sigamos esa historia.

Cuando el remoto hombre abandonó por primera vez el Jardín todavía se parecía mucho a como era ayer de la caída. Era una especie de imagen hecha jirones de su Creador. Y él quería hacer el adecuadamente. ¿Sabéis porqué?. Porque él había comido del árbol del conocimiento del adecuadamente. Pero aunque él conocía y quería el adecuadamente, lo que hizo era maligno por que el árbol del que comió todavía era maligno.

Tenía ese ambiente en el interior de él, el desear hacer el adecuadamente pero en su espacio hace el mal. Había un profundo ambiente religioso en él, pero siempre fallaba el blanco. El tipo de “bien” que había en ese hombre provenía de Satanás tanto como el mal.

Ese tipo de “bien” no tiene carencia que ver con Dios. LA VIDA proveniente del Arbol de la Vida, es de Dios. Dios tráfico en la Vida; Satanás tráfico en el adecuadamente.

Hermano, no vivimos por ser buenos; vivimos por Vida, el Arbol de la Vida. Y eso es todo lo que nosotros debemos conducirse.

Sigamos al remoto hombre un poco más. Nacido en la imagen de Dios, pero ahora una imagen rota, Adán abandona el Jardín. Tiene un hijo cuyo nombre es Caín. Caín deja la presencia de Dios. Entonces construye una ciudad convocatoria Enoc. Es el primerísimo plan de construcción del remoto hombre. Date cuenta de los caminos del remoto hombre; va a tratar de ser poco para Dios. Pero él mismo está haciendo la construcción. Dios no tiene carencia que ver con ello. El remoto hombre está siempre motivado para hacer poco para Dios, y él todavía toma todas las decisiones de lo que será ¡hecho para Dios!

Pronto más y más, la construcción del remoto hombre empezó a gestarse a través de la tierra. Este software de construcción empezó a tener una forma, un sistema de estructura. Incluso podemos ver dónde la sistematización del hombre empezó por primera vez. Todo empezó con un sujeto llamado Lamec (Creación 4). Tenía un hijo llamado Jabal que inventó la idea de deteriorar toda tu energía en tener un hogar, Jabal todavía inventó la sistematización de la industria alimenticia. Otro de los hijos de Lamec se llamaba Jubal. Él inventó la idea del entretenimiento. El tercer hijo era Tubal-Caín, y el inventó la defensa franquista. Y ahí tenéis: poco de la construcción del hombre. Tiene ciertas características, y Dios odia esas características. Este remoto hombre no es carencia mas que tu capacidad humana, tu vida humana, tu vida adámica caída, funcionando.

Os di mi evidencia hace un rato ¡sonaba como el evidencia de una reunión cristiana!. Pero lo que oísteis era sólo la idea, el concepto novedoso de lo que es un culto cristiano. De hecho, lo que oísteis era mas adecuadamente la historia de la vida de Adán. Hay muchas historias como esa. Es el evidencia de 18 horas al día, de cartas, de sermones, de finanzas, de prensa, y el imprimir periódicos… y sudor. Todas estas cosas sólo son vida humana tratando de hacer el adecuadamente, tratando de construir poco para Dios. Pero todavía es el hombre. Es hora de que el mundo empezara a ver un evidencia de un hombre corporal que está viviendo por la Vida Divina.

Regresando a nuestra historia. ¿Cuales fueron las cosas que los hijos de Lamec construyeron?. Guerra, entretenimiento, industria alimenticia, y casas maravillosas. Ese es el principio del sistema del mundo. El sistema del mundo no es carencia mas que cosas buenas y corrientes (comidas, ropa, asilo, protección, alivio), sistematizadas, hasta que consumen tu vida y te esclavizan.

Desafortunadamente, ahí es donde más adecuadamente están todos los hombres, incluso los cristianos, hoy. El sistema del mundo son buenas cosas que se han pervertido, por ejemplo, el alianza. El proceso de casarse es tan consumidor que es un total desastre. Pero yo conozco a un hermano y una hermana que vinieron a la reunión de la iglesia el año pasado, y al final de la reunión anunciaron que querían casarse. Sacaron una atrevimiento y la firmaron. Ambos, yuxtapuesto con los presentes dijeron, ¡”Gloria a Dios. Aleluya, Amén”! Alguien oró una pequeña oración y la reunión terminó. Estaban legalmente casados. No había un sistema en lo que hicieron. No había congoja. Ni sudor, fue poco atún y simple. Pero observa la tratamiento del sistema del mundo al alianza. Son semanas de sudor y cultivo; son invitaciones enviadas; es el escueto papá gastando cientos de dólares en trajes, en velas, y en centros de flores. Todo ello es un precioso sistema que te engaña y atrapa. Y es pura congoja. Pero sobre todo es una completa distracción de Cristo. Lo mismo se aplica al ocio. Míranos hoy. Trabajamos tan duro para descansar. Estamos completamente capturados por el ocio.

¡Y el hogar! El hogar se ha convertido en una absoluta atadura para el hombre. Cortar el césped, purgar el polvo, reparaciones, todo atún y fenómeno y puesto en su espacio, y “¡no te sientes ahí!”. Yo he tenido un hogar. Aunque ya no mas, y nuestros gastos iban a la par que nuestros ingresos mensuales. Aparte de que había horas y horas de trabajo para conservarlo atún. Oh, la atadura de la tienda en casa. Este es el sistema del mundo, lo que el hombre construye.

Hoy existe incluso otro sistema, uno añadido desde Tubal-Caín. Es el mundo del transporte. Oh, la magnitud de la responsabilidad de simplemente tener un coche. Los tremendos gastos y la congoja de surtir a esa cosa moviéndose. Hay un sistema sobre esta tierra que captura al hombre y le aparta de su simplicidad. Veamos eso en un sistema religioso.

Cuándo tenéis a una iglesia con un pastor y un panel de directores (¿diáconos? ¿ancianos?) y un puñado de muchedumbre sentada en una audiencia, lo que ves es una estructura organizada como la de General Motors. Hay un presidente un plantel de directores y aquellos que hacen el trabajo.

Eso es el sistema. No tiene saco Escritural para carencia. Esta estructura simplemente no está en la Biblia, el sistema fue añadido por la vida adámica, la estructura es, de hecho, la imagen de la vida humana. Sí, puedes ver la imagen del hombre por toda la tierra. (Que Dios apresure el día cuando podáis ver la imagen de Dios). Es obediente recordar esta imagen. Siempre tiene algún tipo de presidente o individuo en la cima. Luego algún tipo de plantel. Luego una condena de mando. Esta es la modo en que el remoto hombre ha ido a través de toda la historia. ¡Date cuenta que los campesinos están siempre al final!. En el sistema religioso se llaman “los seglares”.

Pero Dios desea su imagen en la tierra. No olvides eso. Y Él desea que sea expresada en una forma corporal por uno llamado “El Nuevo Hombre”.

Vayamos y sigamos la secante del remoto hombre, porque atraviesa todas las paginas de la Escritura. Sabéis, hay un gran sistema mundial iniciado por los descendientes de Caín, pero ese sistema tiene muchos sistemas en el interior, y hay un sistema en el interior de esos sistemas. Por ejemplo, en el interior del sistema del mundo están el sistema educativo, el sistema político, el sistema váter, el sistema religioso, etc. Tomemos el sistema religioso. Dentro de ese sistema hay muchas denominaciones, muchas organizaciones y movimientos. Cada uno es un sistema.

Dentro de cada denominación, por ejemplo, hay iglesias, y cada una de ellas es un mundo diferente. Sistemas en el interior de sistemas y, en el interior de sistemas. Aun así todas tienen un extraño parecido.

¿Cómo? De muchas maneras, pero en una cosa todos ellos tienen exactamente la misma estructura de estructura. Esta es la imagen del hombre. Y ciertamente esa imagen se puede ver tan claramente en el mundo religioso como en los otros.

Todas estas complejas actividades humanas tienen un ambiente principal de bondad en ellas. Ponlo de esta modo: el sistema no es mas que el usurpar de un montón de cosas buenas y normales para convertirlas en poco tan engorroso que parezca importante y esencial que nos esclaviza a ellas.

Como he dicho, no hay carencia malo con el alianza: es la atadura de la ceremonia lo que lo hace tan horrible. No hay carencia malo en un hogar, un techo sobre nuestras cabezas, pero la atadura de todas las cosas que se han hecho para entrar en ese hogar es increíble. Además, existe el vestir y el transporte (todo ello a sido introducido en el sistema del mundo) usado para surtir al remoto hombre en esclavitud.

Sigamos la historia un poco más.

A continuación nos vamos a Babilonia, la misma esencia de lo que el hombre construye. Lo creas o no fue uno de los biznietos de Noé quien construyó Babel. Noé fue una vasija de Dios. Aún así, Babel provino de uno de sus descendientes. Así es como esto funciona: cualquiera empieza magníficamente, y cuatro generaciones mas tarde tienes un sistema. El biznieto de Noé, Ninrod, construyó la primera gran ciudad, y el primer esfuerzo humano para alcanzar a Dios. Ahora eso es elogiable. Y todavía es la mismísima esencia del sistema religioso.

Ninrod se caracterizaba por su nobleza. Él era un gran cazador. También sabía poco de Dios (había una especie de vena religiosa en la tribu), y quería hacer poco para Dios. Él vio un poco de la modo en que Dios edifica; instintivamente sabía que Dios quiere la construcción, así que empezó a construir una ciudad, una ciudad que alcanzaría el Paraíso… Tened cuidado o vosotros terminareis haciendo la misma cosa.

¿Conque material construyó Ninrod? Él usó baldosón.

¿Sabéis lo que es baldosón? Es poco hecho por el hombre. Cogéis poco de tierra y agua y hacéis comedón. Entonces calentáis un poco el comedón, y tenéis un baldosón. Si alguna vez miras un baldosón verás que no es perfectamente uniforme. Los ladrillos están llenos de pequeños poros, pequeños agujeros. No hay carencia que puedas hacer; esa es la modo en que son el agua y el comedón. Así que Ninrod y los otros empezaron a construir una ciudad hecha de baldosón. Esto es humano -¡humano!.

Cuando Dios construye, construye con piedra. Dios es el único que puede hacer piedra.

Ninrod y sus compañeros empezaron a construir las paredes y se dieron cuenta que los ladrillos apilados se tambaleaban un poco, y se volcaban, y no se quedaban juntos. Si los ladrillos se empujaban un poco, todos se caían, los ladrillos no encajaban firmemente juntos. Se caían demasiado fácilmente. Empezad poco. Intentad hacer poco para Dios, tras unos pocos abriles empezará a desmoronarse. Entonces harás lo que hizo Ninrod y sin espacio a duda tendréis la construcción del hombre.

Nimrod y su panda se dieron cuenta que tenían que hacer poco para conseguir que los ladrillos se mantuvieran juntos. Lo que hicieron es hacer una cosa convocatoria “bitimus” en hebreo y la traducción aquí es magnifica. Dice que hicieron una clase de “asfalto” para surtir a los ladrillos unidos. Esta es la característica de la construcción del hombre: el hombre no puede permanecer yuxtapuesto por sí mismo; se caen; debe acaecer poco, algún “asfalto” para sostenerles unidos.

Si empezáis intentando tener “vida corporal”, o vida de iglesia, ¿sabéis lo que va ha ocurrir?. Os vais a dividir en miles de direcciones. ¿Sabéis porqué?. Porque vais ha estar haciéndolo mediante la vida humana, -y la vida humana siempre divide-.

Cualquier cosa que construyas se va a caer, por supuesto puedes coger asfalto y hacer que el edificio se sostenga, pero entonces estás tan alejado de la construcción de Dios, de la construcción del Nuevo Hombre, que no hay comparación.

Bien, Nimrod y su comunidad empezaron a construir, y el asfalto se endureció y el baldosón se sostuvo. ¿Que es este asfalto? Os diré lo que es. Es “aceptación de los hermanos”. Es “encajar” o no sentirse aceptado. Son reglas, hermano,. Son regulaciones, hermana. Es “tienes que hacer esto y no puedes hacer aquello”. Es la construcción del hombre, y en ello debes conformarte.

El asfalto mantiene comité la edificación del hombre. Al paso del tiempo, es un director principal y entonces un plantel de directores y a posteriori poco más y a posteriori los campesinos al final. No importa tanto si les llamas “pastores”, “diáconos”. Y “congregaciones” o “presidentes” “directores regionales y personal”. No importa como se les llame, es de hecho, una unión fabricado.

Elimina esa estructura y quita esas reglas y la estructura al completo caerá. ¡Debes someterte a pie juntillas o el edificio del hombre no aguantará en pié!

Un día Dios miró desde los cielos y vio como Babel se construía, y venía en su dirección, todo iba sobre ruedas. El Señor tomó nota de esto. Sabéis lo que ocurrió. De repente hubo problemas: ¡división entre los trabajadores!. ¿Quién trajo la división a la torre de Babel?. ¡Dios la trajo!. Descendió a Babel y dio a cada uno de aquellos trabajadores una tierra diferente. No podían musitar el uno con el otro. No pudieron terminar su construcción. Se paró y se fueron.

Dios trae división. ¡Esto es un pensamiento intranquilizante!.

Agradezco a Dios en su misericordia que Él trae división. Si no hubiera división en el sistema humano, en el sistema religioso en construcción del hombre, consumiría a toda la tierra. Entonces todo hombre viviente estaría en esclavitud.

En la Edad Media había un sistema, un sistema religioso. Creció tanto que estuvo a punto de consumir la tierra. Así que Dios trajo división. Habéis aurícula recientemente de algunas organizaciones religiosas que están teniendo problemas. Alguna división se ha introducido. Esta es la división que Dios trae a causa de que un sistema se hace demasiado poderoso, demasiado noble. Dios debe dividirlo o consumiría la tierra.

Agradezco a Dios por la división cuando la construcción está diseñada por un comunidad de vidas adámicas. Si quieres conocer como recordar el método de construcción del hombre, mira si existe una condena de mando. Si encuentras una, es el sistema humano, la huella humana.

La torre de Babel ciertamente no fue el fin de este sistema. Los caminos del remoto hombre fueron mostrados a posteriori en Egipto. ¿Recuerdas Egipto?. El pueblo del Señor se había desplazado a Egipto, y allí habían sido esclavizados. ¡Fueron obligados a construir las ciudades de Faraón!. Una gran parte del pueblo del Señor la ría de hecho, están esclavizados construyendo el edificio del hombre.

El volumen de Exodo dice que las ciudades fueron construidas de baldosón ¿Y cómo fueron construidas?. Hermano, para que el edificio humano sea construido, debe existir esclavitud. Faraón no dejaría marchar al pueblo de Dios porque perdería a los trabajadores si lo hubiera hecho. Les organizó en un sistema de tal modo que pudiera utilizar al pueblo del Señor para construir su edificio. Eso todavía ocurre. Hay un rey en la cima esclavizando al hombre, no para construir la ciudad de Dios sino para construir para él, a la imagen del hombre.

¿Porqué no tiras tus cadenas, amigo mío, y te deslizas mientras nadie mira?.

Bien, el pueblo del Señor quiso salir de Egipto y del sistema del Faraón. ¿Qué querían hacer? Regresar a su propia tierra y restaurar la obra de Dios.

¿La reacción de Faraón? Quiso hacer un trato con ellos.

Escucha, porque es el mismo argumento que probablemente oirás si empiezas a dejar este gran plan de edificación del hombre. Faraón dijo: “Id a las mismísimas fronteras de Egipto y construir la ciudad de Dios ahí. No necesitáis dejar Egipto completamente, seguid adelante y levantad vuestro Tabernáculo aquí”.

Y ellos dijeron, “No, tenemos que irnos por completo de Egipto”.

Vosotros haced lo mismo. ¡Salid completamente!. No te vayas casi por completo e intentes hacer la obra de Dios, o ayer de que te des cuenta estarás de nuevo en el sistema trabajando otra vez para Faraón, construyendo para el hombre otra vez.

Faraón no les dejo ir. Así que Dios dejó chispear diez plagas sobre él y su pueblo, pero, aún así, no dejaba ir a los israelitas. Hoy Dios esta haciendo caer 10 plagas sobre el sistema religioso. Lo esta haciendo. Pero aún no hay independencia de ese sistema; el sistema pone cualquier excusa en el mundo por la que el pueblo del Señor debiera quedarse.

¡Pero saldrán!. Por la unción del Espíritu de Dios en el interior de ellos, por el liderazgo de otra Vida; se irán. No todos.

Algunos de tus amigos se quedaran. Tú debes salir.

Los israelitas finalmente salieron de Egipto. Dejaron el edificio del hombre, salieron al desierto y empezaron a estudiar poco maravilloso; el trabajo de construcción de Dios. Por primera vez el hombre estaba involucrado en construir el edificio de Dios.

Bien, ahora estaban fuera, en el desierto. ¡Maravilloso!. Entonces tuvieron algunos pequeños problemas -vosotros todavía tenéis que indisponer estos problemas-. Alguno de ellos dijo “Ah tonterías”, “regresemos hay pucheros en Egipto”. ¿Qué son los pucheros? ¡Seguridad, eso es lo que es! “Puede que estés esclavizado allí, pero chico, tienes un sueldo, tienes pan que comer y un tejado sobre tu cabeza”. (Por cierto, la muchedumbre que manda, “cartas de oración”, no necesita oración. Y siquiera quiere tus oraciones. Sacude esa carta fuertemente y un sobre respuesta con franqueo caerá. No se envían oraciones en esos sobres. ¡Sabéis para lo que ese sobre de respuesta es!: Esto es parte del sistema todavía: seguridad. Y seguridad es el r divisor que nos deja en Egipto, cuando sabemos que deberíamos irnos. Cuando los israelitas salieron al desierto empezaron a mirar a la seguridad que habían tenido. Esa esclavitud parecía magnífica. La querían otra vez).

¿Cuál era su problema en efectividad? ¿Porqué regresaban?. ¿La arena?. ¿El caluroso clima?. No, era una abundancia en el Paraíso durante el día y una columna de fuego por la oscuridad. Esa abundancia les estaba volviendo locos. Podían moverse en torno a la tierra de Dios, en torno a la tierra prometida (para retomar la tierra) sólo cuando la abundancia se estaba moviendo. Pero cuando simplemente se quedaba colgando allí en el Paraíso, se tenían que sentar. Cuando la abundancia no se movía, no se podían mover. Entonces algunas veces, desaparecía por completo y eso era frustrante.

En tiempos como estos venía el deseo de tener un sistema una vez más. Un sistema es tan seguro. Sabéis donde estáis y tenéis un fenómeno, estable líder. Dios no es de esa modo. El noventa y cinco por ciento del tiempo no sabéis que sois, que estáis haciendo o a donde vais. Hay mucha incertidumbre al seguir al Señor fuera del sistema.

Era tan difícil ser guiados por una abundancia y una columna de fuego: Eso no es sino una imagen del Espíritu Santo en el interior de sus hijos. Pero, sabéis nunca sois positivamente guiados por Él excepto ahí fuera.

El gran problema en que os metéis cuando os salís e intentáis introduciros en la tierra, es el mismo que los israelitas tuvieron. Nunca habéis tenido ayer experiencia alguna en seguir al Señor Jesucristo. No habéis tenido habilidad. Habéis estado en el sistema tanto tiempo, tomando y recibiendo ordenes del hombre, que no ha habido un ejercitar o crecimiento en tu espíritu humano. El proceso de asimilar a conducirse por el Señor Jesús hace daño. Es doloroso. Es una lenta disertación que asimilar.

Hermano, tendrás que acaecer por una época de asimilar a despabilarse y seguir una abundancia y una columna de fuego. Tenéis que asimilar a seguir al Espíritu de Dios en el interior de vosotros. Muchos prefieren Egipto.

Déjame detener aquí y simplemente mencionar el otro camino, el camino de Dios.

Mira en el Nuevo Testamento. Mira de cerca al Señor y su camino. Pedro, su camino, Pablo, su camino. Mira al Señor. Tuvo a doce hombres en su mano.

¡Entonces les dejó!.

¿A quién? ¡A la abundancia y la columna de fuego! Pedro tuvo a 20.000 personas. A causa de las circunstancias que Dios preparó se levantaron y dejaron a Pedro.

¿Quién les dirigió cuando no tuvieron más a Pedro y a los doce? Tardó mucho ayer de que ocurriera, tomó mucha habilidad, pero ellos fueron abandonados a una abundancia y una columna de fuego. Pablo levantó así como una docena de iglesias. Las abandonó a todas… para seguir a la abundancia y al fuego.

Ahí fuera, a diferencia de este sistema donde nadie crece nunca, viene la hora cuando se termine; ya no mas seguís a un hombre sois abandonados a la abundancia de Dios.

En el Nuevo Testamento el concepto del catequesis era de esa modo. El principio del catequesis es inmensamente diferente a carencia que el sistema nunca concibió. Los hombres que Dios envía, tienen un sólo propósito: instruir y mostrar a los hombres como conducirse por Cristo. Su trabajo es temporal. Los hombres en el Nuevo Testamento cumplían el propósito de Dios de ésta modo: ¡ellos construían la iglesia, luego la abandonaban! ¡Se iban!. ¿Porqué?. Para que el pueblo de Dios pudiera asimilar a conducirse por el Espíritu en el interior de ellos y no conducirse por carencia más. ¿Porqué? Para que Cristo pueda ser la individuo de su iglesia. Para ponerlo de otra modo, dar suficiente tiempo para que Jesucristo esté lo asaz vivo en el interior de ti para pastorear su propia iglesia.

Si dejáis el sistema tenéis que asimilar a conducirse por Él: a seguir la abundancia, a seguir la columna de fuego. Esto es difícil de hacer pero nunca regreses.

Dejemos Egipto y el desierto. Sabéis que pasado el tiempo, parte del pueblo de Dios entraron en la tierra, principalmente jóvenes. Ellos vivieron en la tierra. Pero pronto otra muestra del edificio del hombre se levantó, ¡Esta vez se llamaba Babilonia!

Recuerda que hace un rato vimos que Nimrod construyó Babel. Entonces no oísteis carencia mas de esa ciudad por generoso tiempo. Parece acaecer desaparecido. No, sólo estaba creciendo más. Observa al reaparecer, Nimrod la construyó, el hombre la construyó por razones religiosas – para alcanzar a Dios. Pero deja cualquier institución religiosa sola, abandonada durante unos cientos de abriles y cuando reaparezca será ¡Babilonia!.

No sólo Babel, sino Babilonia. Comenzó como una ciudad para alcanzar al efectivo Dios vivo. ¿Y qué es para cuando la vemos de nuevo cientos de abriles a posteriori? ¡Comenzó como poco bueno; partió como poco para alcanzar a Dios pero, cientos de abriles a posteriori, esa ciudad estaba adorando a la espejo!. Mas aún, ¡esa ciudad se ha convertido en el enemigo de Dios!.

Si el hombre construye, incluso si construye para Dios y para Cristo, cuando esa cosa que ha construido envejece y su fundador ha muerto, se convertirá en el enemigo de Dios. No llevará por más tiempo ni una semblanza de la imagen de Cristo. Dale unos cuantos cientos de años- no, parece que en nuestra época la degeneración es más rápida, puede ser en 40 o 50 abriles ¡e increíblemente esa cosa que empezó siendo poco para Dios se ha convertido en el enemigo de la obra de Dios!.

¿Que ocurrió con Babel? Esta ciudad construida para alcanzar a Dios, construida “para Dios”, si lo quieres opinar así, tomó al pueblo de Dios ¡Más esclavitud! Los Babilonios fueron a Israel con su ejército, a Jerusalén, destruyeron la obra de Dios y llevaron al pueblo de Dios de revés a Babilonia y les esclavizaron.

Una vez más, ya veis, hay una lucha sobre esa tierra prometida.

Durante 70 abriles el pueblo de Dios perdió la tierra. Dios era sólo el Dios del Paraíso. Pero, empíreo a Él, un día un pequeño comunidad de Judíos en Babilonia determinaron regresar al hogar. Algunos de sus hermanos y hermanas fueron rápidos en apuntar. “Ah, hay un templo aquí en Babilonia”. Pero el pequeño comunidad dijo: “Sí, pero debe haber un templo en Jerusalén. Tiene que ser en un lugar en particular; en esa tierra en particular. Tiene que estar en el lugar correcto. Regresamos”.

Los otros dijeron, “No vayáis. Quedaros aquí y ayudadnos y quizás cambiaremos el sistema. Quedáos aquí. Quizás podáis ayudar a otros que sus ojos se abran.”

Siempre oiréis esto. Y mucha de la muchedumbre se quedará a causa de ello. Si tu permaneces, o serás expulsado, o adecuadamente te conformarás. Puedes estar seguro que el sistema no será convertido -muchas personas perderían sus trabajos­. Incluyéndote a ti. Y esa es la razón por la que la r parte de la muchedumbre se queda en él.

Hay una última cosa que dirán aquellos que desean que te quedes: “¡Permanece, los vasos de Dios están en el Templo de Babilonia!”. Creo que eso es lo que nos chincha. Es un buen argumento y en verdad nos llega. Existe salvación allí. Hay poco de Dios allí. La ría de nosotros fuimos salvados en Babilonia y crecimos allí. Pero cuando abres las ventanas y miras en dirección a la tierra, un espacio que nunca has manido, incluso no estas seguro de que exista, pero sabes que el indestructible propósito de Dios es que el hombre posea esa tierra y viva en esa ciudad, entonces tienes que salirte de Babilonia, tienes que ir donde verdaderamente perteneces.

Algunos de tus más queridos amigos te dirán “¡No regreses!” En ese momento simplemente recuerda que no fue la gran ría de los Judíos los que regresaron, no. La gran ría de ellos se quedaron en Babilonia, solo fueron unos pocos los que volvieron para restaurar la ciudad de Dios.

Tendrás que dar el adiós a tus amigos y tribu e irte. E irte como Nehemías.

No cojas carencia del oro y la plata del director de Babilonia. Agarra los vasos de Dios, esos vasos que pertenece al Templo de Dios, y corre. ¡Y cuando llegues allí, construye de nuevo, con piedra la ciudad de Dios!.

Necesitamos mirar a una última espectáculo en la historia de Babilonia. Gloria a Dios. Babilonia tiene una espectáculo final. Babilonia no va ha estar sobre la tierra para siempre. ¡El sistema mundial tiene un fin!. En Apocalipsis Babilonia es apariencia una vez más. Está el remoto hombre, su obra, que fue iniciada allá en Creación, edificada por medio de vida humana. Todavía esta ahí. En este tiempo Babilonia empieza a expresar la imagen de lo que ella positivamente es: una mujer que es ramera. Todavía tiene cerca de de su cuello el oro, plata y piedras preciosas que son un símbolo del pueblo de Dios. Ella lo muestra para que todo el mundo lo vea.

Pero bajo ella está cubierta con la raza de los profetas y los santos de Dios. Si no crees eso, simplemente regresa al pasado y mira quien ha matado a todos los profetas y santos de Dios: Es el sistema religioso.

Babilonia es expuesta por lo que positivamente ella es. Ella es convocatoria “la madre de las rameras”. Su gran disposición es tener interrelación con el mundo. Para cuando llegas a Apocalipsis, ella se ha convertido en una gran compradora de los productos del mundo.

Esto es interesante ¿Sabíais que uno de los factores económicos más grandes sobre la tierra es el progreso de los tal llamados “edificios eclesiásticos” e instituciones religiosas?. Hay una ciudad en el medio oeste donde la más gran fuente de ingresos en aquella ciudad es una estructura religiosa situada allí. Sin esa estructura las compañías seculares de imprentas y las agencias de publicidad y los negocios relacionados no podrían existir. Existe una tremenda fuente de ingresos en esa ciudad proveniente de esa única institución religiosa.

La ramera ha incorporado las técnicas de la Avenida Madison. Ella ha tomado la imagen del mundo. Ella ha tenido mucha interrelación con el mundo. “Ella es el gran sistema religioso” y ella ha entregado a luz a muchos, muchos hijos que son todavía rameras.

“Bien, chico, esas son palabras duras.”

Nunca he hablado de este tema públicamente ayer, y hasta donde me concierne, nunca hablaré‚ de ello otra vez, pero si lo hago sólo una vez más. ¡Dejadme ser claro! Algunas de las ultimísimas palabras que Dios palabra desde el Paraíso ayer de que su ciudad descienda a la tierra son palabras referidas a Babilonia (Apocalipsis 13). Dios dice: “Salid de en medio de ella, pueblo mío”. Durante todas las épocas Dios nos ha estado llamando a salir, de las cosas que el hombre construye para Dios. Os pasión a salir de aquellas cosas que llevan la imagen del hombre y tienen los caminos del mundo. Él te está llamando a ti y me está llamando a mí. A través de toda esta tierra su Espíritu pasión: “¡Salid de en medio de ella!”. Su pueblo está esclavizado en Babilonia y te está diciendo ahora mismo a ti: “¡Sal!”. No dice “Quédate allí para convencer a alguien mas de que salga”. No dice “Cuando salgas llévate un manto Babilónico contigo”. No, Dice “¡Salid!” -Y deja sus caminos. Salir, ¿a qué? ¡Salir al propósito indestructible de Dios!. ¿Y cual es el indestructible propósito de Dios? Tener, al Nuevo Hombre que lleva la imagen de Dios y tiene dominio sobre el enemigo.

Ahora vámonos a lo positivo. Hemos hablado mucho sobre el remoto hombre y su obra. Miremos a Cristo, el Nuevo Hombre, y miremos a la obra del Señor.

¡El Nuevo Hombre!

Jesucristo caldo a la tierra. Él era muy parecido a Adán, pero Él es el manifestación de una nueva raza. Él lleva la imagen de Dios, Él ejerce la autoridad de Dios. Él tiene la Vida de Dios en Él. Ningún otro hombre quia tuvo la Vida de Dios en él. Así que este es una nueva clase de hombre. Un Nuevo Hombre.

Pero Él era una especie en peligro de agonía. Él era el único de su clase en toda la tierra. Si Él moría su especie se desvanecía. Él tenía la imagen de Dios, la autoridad de Dios. Él tuvo dominio sobre la serpiente. ¡Él como individuo!. Pero Él fue el único de su especie. No hay un “ellos” aquí. Sólo un hombre. No un Nuevo Hombre corporal.

Y lo que es peor Él murió. Pero Él demostró, algunas características poco corrientes en su crimen, que ningún otro hombre nunca tuvo. Esta nueva especie de hombre era un poco diferente. Cuando fue enterrado en la tierra se convirtió en una semilla. Una semilla cayó a la tierra y murió. Pero el semilla salió, de la tierra… y cuando lo hizo era una gran cantidad de semillas. Si conoces la historia de las Primicias y el Pentecostés, sabes que tres días a posteriori de que Jesús fue muerto el semilla fue ofrecido a Dios como las Primicias de la cosecha.

Sin confiscación, en el día de Pentecostés el semilla fue reunido, completo y sazonado, y todas las muchas semillas fueron molidas juntas. (Al Señor le requirió mucho fatigar las semillas para poder conseguir su Nuevo Hombre). Estas semillas eran la semilla de una nueva raza, la simiente de una nueva especie -ahora molida en harina y convertida en un pan, un completo pan. Eso fue el Pentecostés.

¿Puedes ver poco?.

De la tumba de Jesucristo surgió la semilla de una nueva raza, una raza de muchedumbre que:

(1) lleva la imagen de Dios,

(2) ejercen la autoridad de Dios, y

3. viven por otra Vida.

Viven, no por vida humana sino por Vida divina.

Cincuenta días tras la crimen de Jesús, en el día de Pentecostés, esta simiente fue colocada comité y molida dando espacio a un pan. ¿Y qué era esto?. El Nuevo Hombre corporal… ¡llamado la iglesia! La Vida en el pan es la misma Vida que caldo a la tierra. La Vida de la simiente es la Vida del pan ¡Aleluya!. ¡Dios tiene su Nuevo hombre!. La iglesia es el “ellos”.

¿Cómo es la Vida de este Nuevo Hombre? La vida del remoto hombre es la vida de Adán. En ella está la imagen de la división. En el remoto hombre está la imagen de una mente deformada: la imagen del pensamiento y la racionalización y los esquemas. Pero la imagen del Nuevo Hombre es la imagen del Espíritu de la Vida de Cristo. Es el mismo Cristo. Él mismo está impregnado en ti.

Una vez que tienes esta nueva Vida; Dios quiere que tu aprendas a conducirse por esa vida, por Él. ¡Pero más!. Quiere que tu y tus hermanos y hermanas aprendan corporalmente a conducirse por Él. El resultado de asimilar a conducirse corporalmente por la Vida de Dios será que un cuerpo crece, un cuerpo formado yuxtapuesto y en amistad. No un cuerpo con un aurícula gigantesco para escuchar y una tierra gigantesco para musitar y carencia mas, sino todas las partes del cuerpo: brazos, piernas, pies todo… firmemente entretejido. ¡El Nuevo Hombre! El cuerpo de Cristo sobre esta tierra.

Amigo, ¡el Señor consiguió eso! ¡Él verdaderamente lo consiguió!. Después de su crimen en la celebración de Pentecostés, tenía alguna muchedumbre que había sido molida y edificados juntos en dispositivo. ¡Un Hombre corporal, al fin!

Dejadme simplemente detener aquí. Tengo que compartir esto, porque algunos de vosotros estáis pensando en términos de estudiar el cuerpo, el Nuevo Hombre. Y, contento sea Dios, si no tienes, la absoluta e irrevocable necesidad de hacer esto -¡NO LO HAGAS!- Si no puedes ir por este camino, párate, pero algunos de vosotros no tenéis disyuntiva. Cuando venga el día en que tu te reúnes con tus hermanos y hermanas en Cristo, vais a ser probados en el asunto de la dispositivo. La vida humana va a surgir en todos vosotros y va a querer hacer alguna obra.

Lo puedo ver ahora. Es tan remoto como la historia de la iglesia. Alguien entre vosotros se va a alborotar, se va a aclarar su gaznate, ojear por su Biblia y nacer ha musitar sobre la predestinación. ¡Ah! Y va a ver cualquiera más presente que, seguro, no lo cree. Así empieza una vieja historia de 3.000 abriles de decrepitud.

Alguien más va a ponerse de pie y musitar del lavamiento de pies. Alguien más presente no va a creer en eso. Alguien más presente querrá caldo para la Cena del Señor; otra persona pensará que debería de ser néctar (zumo de uva). Habrá cualquiera que declarará que cree en apartarse de la agudeza y en la inseguridad del creyente. Otro hermano refunfuñará y resoplará y traerá un mensaje de corrección sobre la indigencia de creer en la eterna seguridad. Para entonces serán los últimos días de Pompeya.

Mirad, os voy a sacudir como nadie os ha sacudido ayer. Os ruego, no os durmáis ahora. Y escuchad con vuestro espíritu, no con vuestro cerebro.

Toda la espectáculo es del remoto hombre. Sé que no habéis aurícula nunca “la sana doctrina” puesta en duda ayer, pero eso que acabo de describir no es doctrina sana. Cada una de esas ideas es, de hecho, un esquema realizado por el hombre. Los hombres en el primer siglo no se sentaban para musitar de eterna seguridad. Los teólogos y los filósofos inventaron esas cosas y estaban usando una forma de vida mas mengua cuando lo hicieron.

¡No creo que Pablo tuviera la mas vaga idea de lo que era la eterna seguridad!.

Vosotros decís, “mira en Romanos 8”. Estoy mirando en Romanos 8. Y, en primer espacio es parte de una preciosa, viva, carta personal de un Apóstol a una iglesia muy especifica. Trata del Espíritu de Vida en Cristo, Trata del hecho de que vais a tener que sufrir un poco para ser edificados en el cuerpo, pero que Dios dé agudeza y dé paz, y Él no va a dejar que carencia os eche mano. ¿No es eso beato?

¡Aleluya!. ¡Gloria a Dios!. Y eso no es todo, sino que está vivo y es precioso.

Digamos que eres un Cristiano Nuevo. Alguien llega con su polvorienta vieja eterna seguridad. Incluso la está, enseñando. ¿Eterna seguridad?. Sí eso significa que no puedes perder tu salvación. Tu dices, “Guau”. Pero sabes como obra la ley. No sabes que “necesitas” eterna seguridad hasta que cualquiera os lo lee y os dice ¡que tenéis que creerla!

Cuando el hombre oye la ley piensa que es estupenda. Se le dice que la obedezca. Él quiere. Pero no puede. Él era eficaz hasta que oyó la ley. Ahora, incapaz de obedecerla es miserable. Esa es la ley. Y el principio obra con “eterna seguridad”. Tu dices a un hombre “tienes salvación y no puedes perderla”. ¡Inmediatamente empieza a dudar de su salvación!

La eterna seguridad es una norma. ¿Te las puedes arreglar sin la eterna seguridad? Sí, ¿cómo? Te lo diré. ¡Cristo es Vida! Ahora dile a un nuevo convertido que Jesucristo vive en él y que Su Vida es eterna e indestructible y que él, el nuevo convertido esta impregnado de Cristo.

¡Vete y dile que el no tiene que conducirse por la vida humana, sino que puede conducirse por la Vida de Dios que nunca terminará, y que puede coger a Cristo como su todo, y eso es todo lo que tienes que opinar! Dile: vive por Jesús. “Eterna seguridad” “no puedes perder tu salvación”, nunca entrará en su mente. Su mente estará arrasada por Cristo.

Si dices “eterna seguridad”, has puesto a un cristiano bajo esclavitud. Cristo es eterna seguridad. Predica a Cristo. Vive a Cristo. Come a Cristo. Vive por Él.

¿Crees en el lavamiento de los pies? Eso es una doctrina.

Escucha, Jesús caldo y se postró frente a un discípulo para asear sus pies. Ese discípulo dijo, “Señor nunca te dejaré hacer esto” Jesús dijo: “a menos que te lave, no serás completamente limpio”. Pedro dijo: “Señor, lava todo mi ser”. Y Él dijo: “Sólo lavaré tus pies, eso es todo lo que necesita lavarse”. ¿Qué es el lavamiento de los pies?. Te diré lo que es el lavamiento de los pies: es Jesucristo.

¿Quién lavó los pies? Jesús. ¿Qué es el lavamiento de los pies excepto la humildad de Jesucristo? Es Cristo mismo. Y, amigo, si simplemente tomas a Jesús corporalmente, en la iglesia, vives por Su Vida, experimentas Su Vida. Y olvida todos tus sistemas y todas tus doctrinas humanas, entonces surgirá de esa experiencia corporal un lavamiento de pies tan efectivo que no serás capaz de contenerlo.

Lo que estoy hablando es un poco difícil de entender especialmente la primera vez que lo oyes. Así que dejadme contaros una historia que pueda ayudar. Me encanta esta historia; la habré aurícula unas tres o cuatro veces, pero no puedo resistirme, es tan buena.

Un imberbe que amaba mucho al Señor y que se ha convertido en un efectivo gran sirviente de Dios, caldo a musitar con Watchman Nee. Trajo su cuaderno de notas con él, lo quería asimilar todo. Había venido a hacer un montón de preguntas. Sé como eso es porque he hecho la misma clase de cosas. Dijo poco como esto: “¿Hermano Nee, que pasa con Romanos 7, éste matrimonio aquí al principio del capítulo?”.

Y el Hermano Nee dijo, “Hmmmmmmmmmm.”

Ninguna respuesta, solo “Hmmmmmmmmm”.

Así que el imberbe hizo otra pregunta. “¿Bien que pasa con la eterna seguridad?”.

“Hmmmmmmmmm” la misma respuesta.

Finalmente, tras unos minutos de esa modo, el hermano Nee, se volvió e hizo una pregunta a su querido amigo. “Hermano, ¿Qué es la paciencia?”

Ese hermano tenía miedo de contestar. Sabía lo que era la paciencia. Pero todavía sabía que estaba pasando poco raro ahí. No se atrevió a opinar, “ya sabes, la tranquilidad, y la paz de dentro, y por lo que no eres alterado…”. Él pensó para sí. “Hay gato encerrado en alguna parte”. Por postrero, respondió “Hermano Nee, no sé lo que es la paciencia”.

El hermano Nee respondió de una modo increíble. “La paciencia es Cristo”.

La paciencia es Jesucristo. Todo lo demás es sólo una sombra de la paciencia. La paciencia efectivo es simplemente Jesús.

Lo sé. No lo cogéis. Tampoco yo entonces.

Pero es verdad, no hay tal cosa como la paciencia. La paciencia humana no es de Dios y no puede durar. ¿Orasteis alguna vez por paciencia? Me atreveré a opinar que no la conseguisteis. La Iglesia de Dios vive solamente por la fuente de una Vida -y esa Vida es Cristo. La iglesia tiene que asimilar a conducirse por Cristo. Cristo es paciencia, Cristo es paz. Y eterna seguridad es Cristo. La iglesia tiene que coger esta idea de que “sólo Cristo” sea todo para los creyentes. Tomándolo a Él y a carencia mas que a Él cuando se reúnen.

Hermano, no existe la tal convocatoria “doctrina” en la Escritura. Existe sencillamente Jesucristo. ¿Crees en la inmersión?. Alguien mas cree en el rociamiento. ¿Que vas a hacer?. ¿Vas a echar al inmersionista o al que rocía? Si lo haces vas a construir un sistema de hombre basado en vida humana. Tu dices, “Oh, pero esto es importante”. Bien poco mas es mas importante. ¿Puedes ver que Jesucristo es el Bautismo?.

Nuestro pensar ha sido tan sistematizado con un concepto teológico de la Biblia y hecho por el hombre, que no podemos ver que hemos sido cegados al tremendo valía de la efectividad de Jesucristo. Hermanos y hermanas, cuando os reunís no necesitáis ningunas “creencias”. Hay poco en el interior de vosotros, en lo profundo. Vivir por eso cuando os reunáis.

Ahora regresemos. Jesucristo era el Nuevo Hombre. Él murió. La iglesia surgió y Dios tuvo un comunidad de personas que vivían por Cristo y tenían su Vida. ¡Este comunidad de personas hizo lo que Jesús hizo! Ellos subyugaron al enemigo y reflejaron Su imagen. ¡Leed Hechos!. Está allí. Ese cuerpo corporal, ese Nuevo Hombre, hizo exactamente la misma cosa en los Hechos que lo que Jesús hizo en los Evangelios.

Cuando la muchedumbre caldo a la iglesia de la modo en que se reunían, no veían una individuo humana. Jesucristo era la única individuo. El incrédulo decía, “Dios está entre ellos”. Aquella muchedumbre no se parecía carencia al sistema del mundo. No había división entre ellos, no había división sobre doctrina o dones o el hombre o cualquier otra cosa. Simplemente había hermanos y hermanas que eran sencillos y vivían por otra Vida. Sin estructura organizacional, sin remoto hombre. Esta era la iglesia. Dios tenía un hombre que llevaba su imagen y ejercía su autoridad. Dios era Dios del Paraíso y de la tierra.

¡Pero la batalla continuó! El sistema del hombre que lleva la imagen del hombre, que lleva la división en su propia naturaleza entró y Dios perdió la tierra otra vez. La iglesia primitiva desapareció en el tercer siglo.

En esta ciudad hay una carnicería que diezmó el cuerpo de Cristo. Lo que hay son cristianos en el interior del sistema religioso. Y no todos van a dejar ese sistema. Pero Dios llamará a algunos (quizás tú) a regresar y conquistar la tierra. Habrá algunos que dejarán todo lo que han conocido y se dispondrán para la aventura de la restauración. Dejarán caer las formas, las reglas y las doctrinas y no sabrán carencia sino que Cristo es la individuo. Se reunirán y vivirán por Él. No serán el Cuerpo de Cristo sólo serán parte del cuerpo, pero simplemente representarán al cuerpo de Cristo como debería de ser. Representarán a todos los creyentes de su ciudad.

Ellos dirán: “Vendremos y tomaremos la tierra. Seremos edificados juntos en Vida. ¡Y no nos dividiremos!.” Dirán “No me importa si estoy de acuerdo contigo o no, tú eres mi hermano. Tú tienes la Vida de Jesucristo en ti. En la manera más práctica, seremos uno”.

¿Recuerdas la situación de la iglesia en Corinto?.

Estaban alborotados. Pablo les habló acerca de la raíz de su problema. “¿Sabéis porque estáis en este lío? Es a causa de vuestra alma, a causa de vuestra vida humana adámica. Miráis a Apolo y Pedro y a Pablo y a Jesús como 4 grupos diferentes entre vosotros”. “Vida Adámica”.

No, seremos un pueblo que no come de ese árbol. Tomaremos a Cristo, El Arbol de Vida, como nuestro alimento. Le tomaremos como nuestra vida. Tomaremos el fruto del Arbol de Vida y comeremos. No tendremos carencia más que a Él, en primitiva sencillez. Por la agudeza de Dios sobre nosotros, sin reglas o formas, nos reuniremos en dispositivo como hermanos y hermanas.

Sólo le tendremos a Él.

Sí, habrá veces que enloqueceremos. Muy adecuadamente enloqueceremos. Lloraremos; chillaremos; entonces volveremos sobre ello de nuevo, viviremos uno con el otro de nuevo. Entonces lentamente, crecerá entre nosotros “el amor de los hermanos” que es prueba al mundo de que somos Suyos. Poco a poco, la Vida de Dios crecerá en nosotros.

Más aún, Cristo será la individuo. Estará la columna de fuego y la abundancia entre nosotros guiándonos en torno a delante a nuevas e impensadas experiencias. Y los hombres vendrán y echaran un vistazo y comentaran que no hay líder humano entre nosotros. En vez de eso, verán uno y entonces otro miembro del cuerpo siendo guiado del Espíritu de Dios para musitar, para compartir, para hacer cualquier cosa que sea que el mismo Espíritu de Dios ha decidido hacer. ¡Hermanos y hermanas, vendrá la hora sobre esta tierra cuando nuestro Dios será notorio el Dios del Paraíso y de la tierra!

Sí, habrá una mano y un pié y una boca, habrá un ojo y una tierra, y lo más importante de todo, una Cabeza. Un cuerpo completo, un hombre al completo. ¡Él será EL NUEVO HOMBRE, unido en la imagen de Cristo! ¡Él subyugará al enemigo y tendrá la tierra!

¡Eso es lo que Dios está haciendo ahora!

¡A L E L U Y A!

Gene Edwards es un ministro bautista del sur, retirado, que sirvió en calidad de pastor y evangelista ayer de entrar de saciado en el ocupación de vida cristiana más profunda, que tuvo por veinticinco abriles. Ahora su pluma interpreta algunas de las mas profundas verdades de la fe cristiana en los términos más sencillos.

El autor Edwards obtuvo su carrera en letras inglesa y en historia en la Universidad Estatal del Este de Texas, y su ingenio en teología en el Seminario Teológico Bautista Southwestern. Al presente él y su esposa, Helen, residen en la Nueva Inglaterra.

Si usted está interesado en conocer más acerca de la vida cristiana más profunda,

Escríbanos a:

Cells Christian Ministry

3027 N. Clybourn

Chicago, Illinois 60618

USA De América

Revista La Nueva Reforma

Volumen Uno, Numero Dos – , 1993

Dedicada al Avance de la Cristiandad de la Iglesia en las Casas.

Hay poco en esta vida que es más difícil que quedarse despierto en una iglesia Estadounidense el domingo por la mañana. ¿Qué es más difícil que eso? -Salir del sistema de iglesia Estadounidense.

El creyente que da este paso radical se enfrenta inmediatamente con inseguridades, que resultan de la privación de las seguridades sociales que proposición el sistema de iglesia criollo.

¿Quién va a enterrarme? ¿Quién va a casar a mi hija?

Se hará estas preguntas y otras similares.

El sistema Estadounidense de iglesia es más que la religión civil: Es la religión social. Provee formas seguras de comunidad que ata a sus miembros el uno al otro, a sus comunidades, y a sus pasados.

Estos “beneficios” comúnmente no son conscientemente notados, hasta que se van. Por eso, el creyente que se alimenta espiritualmente con el rancho de una iglesia desarreglada, con lo cual él es embrollado, no necesariamente para alimentarse se zambullirá en la iglesia radical del Cristianismo en las casas.

Otras cosas podrían significar más para él que las relaciones reales, personales, en profundidad.

Sin confiscación, algunos se darían la zambullida si supiesen que hay una alternativa posible.

Esta estampado está dedicada a quienes quieren desaguarse fuera, pero se descorazonan o tienen miedo. Tu no estas solo: cada cristiano de la iglesia radical en las casas da buena parte de su tiempo y de su ser, al desalentado o asustado. Más delante están los testimonios de creyentes ordinarios con un sexo extraordinario de Jesús y su verdad quienes se han desencajado fuera. Esperamos que sean un estímulo.

¡Y premeditadamente, es perfectamente judicial y perfectamente obediente el casar a su hija en una iglesia de casa!

¡ADVERTENCIA!

¡Las Autoridades Sanitarias advierten que si sigue escuchando sermones aburridos, va a vencer de indisposición espiritual!

Nuestro primer evidencia es el del Sr. Sidney Paul Strickland, patrón, regente de Southland Hogares Móviles en Sumter, S.C. Su editor ha conocido a Paul desde hace abriles, incluyendo esos abriles que él estaba confortablemente enraizado en el sistema sectario Estadounidense. Paul era un pilar del establishment, un efectivo soldado de madera del reaccionario status quo. Su estabilidad y nivelación de mente se estaban destrozando. Su conservadurismo era no solamente importante en el sentido teológico (como todavía es), pero todavía en el sentido inercial. Comenzó a retroceder de su secante un pelo. Pero entonces poco asombroso sucedió.

Él encontró por sí mismo libros de ojeada, y el ingerir ositos de azúcar, a fin de sobrevivir al aburrimiento de la mañana del Domingo en la iglesia. Comenzó a despabilarse, y fue maravilloso para él relacionarse con una iglesia radical Cristiana en las casas. Si Paul Starickland pudo salir fuera, otros pueden. También usted. Lo que Paul cree y practica ahora será presentado más delante.

En un corto espacio, su artículo da al leedor la esencia de la Cristiandad de las iglesias en casa.

¡Sí!. ¡Es posible!

¡Su hija puede casarse en una iglesia de casa!

Por Paul Strickland.

Ha sido mi experiencia que una vez que decides no pertenecer a una iglesia denominacional organizada, muchos y adecuadamente significados miembros de la tribu, como amigos, y conocidos igual te preguntarán inmediatamente; desafiantes, y a veces para ridiculizarte.

Estoy seguro que la ría de quienes te preguntan lo hacen remotamente de un espíritu de sexo, y concierne mas a la trayectoria disconforme e inusitada que usted ha estimado.

Es mi propósito aquí el intentar dar respuesta a algunos de estos asuntos, y para fijar lo que muchos de nosotros creemos quienes nos hemos asociado con el movimiento de la “iglesia de casa” o “iglesia abierta”.

No ser‚ tan presuntuoso respecto a presumir que puedo exponer todo lo que nosotros creemos en un espacio tan constreñido, ni a postular que todos los que se asocian con nosotros creen exactamente lo mismo. Creo que las definiciones siguientes son fundamentales y retenidas por la ría quienes son de nuestra persuasión.

Ante todo, nos adherimos principalmente a una iglesia abierta. Una iglesia abierta es una en que las prácticas de culto son abiertas, compartiendo independientemente, y un ocupación hendido.

El culto hendido está mejor definido por las instrucciones dadas en 1ª Corintios 14:26:

1Cor 14:26 “¿Qué significa esto, hermanos? Que cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene un salmo o una enseñanza o una revelación o una lengua o una interpretación. Todo se haga para la edificación”.

Muy pocas, si alguna, de las iglesias denominacionales no permitirían, normalmente, un espacio en el orden del culto para que todos (o quienquiera lo conduzca) para dirigir un himno, dar una enseñanza corta, compartir un conocimiento o la revelación dada por el Señor durante la semana, etc.

Realmente, “todas las cosas deberían hacerse de una manera ordenada, pero por nuestros artificiales, prearreglos del orden de culto,” hemos quitado de nuestras reuniones toda espontaneidad, y a veces igualmente al Espíritu Santo. El culto hendido entrega las riendas de la reunión al Espíritu Santo, para mover y usar a todo su pueblo en las reuniones de la forma que Él quiere. El culto hendido fomenta la billete plana, solicitando que no seamos meros espectadores.

Compartiendo abiertamente se define todavía en 1ª Corintios 14:26 y en los versículos 29-31:

1Cor 14:29 “Igualmente, los profetas hablen dos o tres, y los demás disciernan.”

El versículo 30 declara que:

1Cor 14:30 “Si algo es revelado a alguno que está sentado, que calle el primero.”

¿Cuándo en una iglesia denominacional en sus sermones semanales has manido el versículo 30 obedecido?. El primer orador (el sacerdote o el pastor) consideraría normalmente inadecuado y no Escritural el detener la homilía y permitir que un “profano” tenga la oportunidad de musitar.

El versículo 31 afirma:

1Cor 14:31 Porque todos podéis profetizar uno por uno, para que todos aprendan y todos sean exhortados.

¿Cómo pueden profetizar o predicar todos cuando solamente uno se reconoce competente, entrenado para enseñar, y acreditado para hacerlo?. Esto nos conduce a la última radio: el ocupación hendido.

La Reforma Protestante nos dio la Biblia y la doctrina del “sacerdocio de cada creyente” respaldaba al pueblo. El problema fue que la muchedumbre recibió la doctrina de iglesia, nunca la efectividad. Los sacerdotes católicos romanos se reemplazaron simplemente con los pastores protestantes con, esencialmente los mismos oficios y deberes.

Se volvió a la Biblia, pero al iglesia no se volvió nunca.

El ocupación hendido reconoce el privilegio inherente e igual derecho de cada miembro del Cuerpo de Cristo para participar en el ocupación; en la habilidad y no simplemente en la doctrina. Por distinción no interpretar esto como un ataque sobre las multitudes de hombres buenos que son miembros del clero profesional.

Simplemente declaramos el hecho que en ninguna parte del Nuevo Testamento se encuentra hombres que dan “sermones” tres veces por semana a un comunidad de espectadores que nunca se les permite opinar carencia más que un pequeño “amén.” En ninguna parte de las Escrituras se encuentra una iglesia que tuvo un “pastor” sobre ella. La iglesia del Nuevo Testamento era regida por un consejo de ancianos plural, igual en autoridad, y mutuamente sometidos el uno al otro. Ningún anciano en particular, nadie superior, se vio monopolizando las reuniones Cristianas semana tras semana y año tras año.

Los ancianos están para alentar a la iglesia en torno a el ocupación hendido, compartiendo para que:

Ef 4:16 “De parte de él todo el cuerpo, bien concertado y entrelazado por la cohesión que aportan todas las coyunturas, recibe su crecimiento de acuerdo con la actividad proporcionada a cada uno de los miembros, para ir edificándose en amor.” (Efesios 4:16).

Al igual que los Reformadores proclamaron “Sola Scriptura,” nosotros todavía proclamamos un regreso a los modelos y reuniones del Nuevo Testamento. Creemos que el caldo nuevo está siendo preparado para ser basura fuera y solamente los nuevos odres que son el maniquí y orden del Nuevo Testamento pueden contenerlo.

Nuestro próximo evidencia es el de Los Buford, de Seneca, S.C.

DEJARNOS IR ADELANTE HACIA ÉL, FUERA DEL CAMPAMENTO, SIN QUE NOS AFECTE SU REPROCHE. (Nota de editor: Para los débiles sobre alusiones literarias, esta cita bíblica significa que la muchedumbre va a pensar que usted está más alienado que Gehenna por dejar el sistema de iglesia Estadounidense de iglesia.)

Mi esposa y yo, y nuestros cinco hijos llevamos en la iglesia de casa hace ahora un año. Al principio éramos solamente ocho, siete Bufords y Jesús. Fue un tiempo bueno para nosotros, para compartir nuestra fe personal con nuestros propios hijos. Estoy seguro que algunos pensaron que nosotros habíamos recaído porque no éramos miembros de una iglesia, y yo no era recomendable para Cristianos débiles.

Teníamos a muchos hermanos y hermanas que oraban y velaban por nosotros; todavía estabamos en relación con nuestras antiguas iglesias.

¡Así que no se use mi evidencia como una excusa por una recaída!

Podríamos acaecer tenido una sala llena de cristianos, si hubiéramos querido hacernos con unas pocas ovejas, robándolas de la asamblea lugar que nosotros dejamos a posteriori de seis de abriles, pero nosotros amamos a esas personas demasiado, ¡positivamente los amamos!

Ahora somos dos familias más que se reúnen con nosotros y ¡disfrutamos inmensamente!

¡Nosotros tenemos IGLESIA!

¿Porqué hacemos esto, y qué nos llevó ha tomar una posición tan radical sobre el cristianismo del Nuevo Testamento?

Sabemos que muchos piensan: “¿Porqué simplemente no puedes buscar una de esas iglesias buenas de tu zona y encajar en ella?”

La respuesta es:

¡YO NUNCA FIRMÉ ARRIBA PARA ESO!

“Cuando yo vine a Jesús en 1971, a los 17 años de edad, fue una rendición total, a Él, como mi Señor y Salvador, pero no a ninguna organización particular, y es donde mi lealtad y obediencia está firmemente hasta este día. Cuando tenía 19 años, y terminé la Escuela Bíblica, mi madre me llevó a la iglesia, y me presentó al nuevo pastor. ¡Ella presentaba a su hijo que había ido a la Escuela Bíblica! El pastor, vestido con su traje gris, dijo con ese tipo de voz tremola de predicador, “Es una importante y buena profesión, hijo.” Mi corazón dijo, no, yo no quiero quia ser como él. Quería hacer todo lo que pudiera por Dios, pero carencia de religión.

He tenido en muchas iglesias buenas experiencias, y muchos profesores y pastores maravillosos a través de los abriles. Uno de los primeros y mejor fue Don Van Hoosier, de Highpoint Baptist Church, Macon, Georgia. De hecho estaba allí, encontré la iglesia como la tribu de Dios, en vez de como una estructura, y no tuve que unirme, sólo se despertó el hecho que era una parte de ella. Me remembranza mirando cerca de un piano en una sala enorme, y diciéndome “he encontrado finalmente mi familia.”

Todos nosotros tenemos un anhelo en nuestro corazón por esta -nuestra tribu eterna,- porque fuimos creados para este mismo propósito, para conducirse con nuestro Padre para siempre como una tribu.

Dios todavía me bendijo con la experiencia de conducirse con todas las cosas en popular, como en el Nuevo Testamento. La Escuela Bíblica a la que yo fui la, Berean Internacional, desde el manifestación era un centro viviente completo en Ozark en las Montañas de Missouri, donde preparaban para predicador. Fue otra experiencia inolvidable el ser una parte de la tribu de Dios. Una vez que tienes experiencias como esta, unirte a una iglesia basada a un software es muy difícil.

Después de terminar la Escuela Bíblica, me he sentido guiado a tomar un trabajo secular.

“El cielo está prohibido, ¿cómo puedes tener esperanza de ir al cielo si no estás en una iglesia?” (Lo dijo con voz tremola) EL PASTOR.

Durante esos abriles experimenté algunos de los días tempranos de la renovación carismática. Las gentes venían a nuestras reuniones de iglesias denominacionales áridas, para implorar y despabilarse a Dios en salas vivas, donde la presencia de Dios era tan efectivo como una abundancia en la sala -una medio electrificada.

¿Después de ambicionar del Paraíso, piensa usted que podría estar satisfecho con una estructura denominacional de hombres? Tristemente, la ría de estos grupos consiguió para sí un edificio, contrataron un predicador profesional, consiguieron un hombre, y organizó nuestros derechos del reavivamiento que una vez conocieron. Ahora los carismáticos en están en todas partes sentados miserablemente en sus bancos nuevos, vuelven a una iglesia sectaria, se compran una iglesia (la experiencia más miserable que sé), y, lo peor de todo, han dejado de ir enteramente.

Muchos de nosotros experimentamos un avivamiento y sería miserable que tuviéramos que experimentarlo nuevamente. Gustamos un poco una pizca del Paraíso en esas reuniones, y somos sólo corazones enfermos cada vez que nos hallamos calentando un mesa de nuevo, y asistiendo a iglesias como de las que salimos hace tantos abriles. La única diferencia es que ahora para animar nuestra nueva adoración, levantamos nuestras manos y entremezclamos nuestros pies.

La abundancia ha seguido delante y algunos de nosotros estamos fuera allí errantes cerca de, fuera del campamento, buscando a nuestro Señor nuevamente.

DEJARNOS IR ADELANTE HACIA ÉL, FUERA DEL CAMPAMENTO, SIN QUE NOS AFECTE SU REPROCHE.

.(tagsToTranslate)11s(t)666(t)amistad(t)anticristo(t)apologetica(t)ayuda(t)biblia(t)casas(t)catolicos(t)células(t)charla(t)chat(t)códigos de la biblia(t)cristiana(t)cristianismo primitivo(t)cristiano(t)dhtml(t)dios(t)discusión(t)doctrina(t)españa(t)castellano(t)espiritu santo(t)estudios bíblicos(t)indestructible(t)evangelicos(t)evangelio(t)evolucion(t)fe(t)fenómenos numéricos en la biblia(t)foro(t)foro cristiano(t)gene edwards(t)agudeza(t)hombre(t)iglesia(t)islam(t)javascript(t)jesucristo(t)jesus(t)la web cristiana(t)arbitrio(t)madame guyon(t)marca de la bestia(t)microsoft(t)misioneros(t)misiones(t)mormones(t)netanyahu(t)noe(t)papa(t)para(t)persecución cristiana(t)pizarra(t)profecia(t)propósito(t)protestantes(t)push(t)putin(t)arrebatamiento(t)religión(t)sectas(t)testigos de jehova(t)tierra(t)torres gemelas(t)trump(t)verichip(t)vida interior(t)web(t)web cristiana

Source link
Facebook Comments

Deja una respuesta