The Americanization of Christianity – The Christian Web of Apologetics |


There is nothing that can prevent
a Universal American Church
or the Americanization of Christianity
except for the finding of a restringido expression,
peculiar and organic of the church. About the Spanish version: The translators, Eloy García (main translation)
and Son of Epaphroditus (revision) want this book to be entertaining, easy to read and more revealing for your journey. We dedicate it with all your heart.ESPAÑA / USA, 2002
NOTE FROM THE AUTHOR Reading a book the mind of the reader approaches something that in literary circles is known as the voice of the author. Unless you have heard the author speak, or know him personally, the imagination must provide it. It is común that this voice and the disposition of the reader give life to that murmur. Can I help you find the voice of this book? The book is written without malice to anyone and with charity for all, sprinkled with a bit of humor and the accent of a native of East Texas.DEDICATION to memory
by Roland Allen,
who warned us about all this
almost a century agoCHAPTER 1 THE AMERICANIZATION OF CHRISTIANISM I have seen twice throughout my life
The first time I was perplexed and dejected.
But there was nothing he could do.
He was only nineteen years old.
I'm seeing it again, but this time I'm sixty.
Now I can do something about it.
This time, you too! Western Europe was Americanized
Nothing else conclude the worst war in the history of mankind, Western Europe swallowed up the elbow American Christianity. At that moment the European continent was a pile of rubble with its people crawling out of cellars and cellars. While the Europeans were getting rid of their spoils, they looked up and saw ships crowded with American Christians. We arrived to evangelize Western Europe. We stay to Americanize it. American Christians fill up the flagpole with colossal tents and gigantic stadiums … and we preach the Gospel to millions. Hundreds of thousands were saved. When the news of all this fuss came to the United States, many more of our people arrived! The American money was still raining. Western Europe had to do with American evangelism. The mentality of the American Christian swept Western Europe from one extreme to the other. In those days European Christians welcomed us. After all we were always smiling, well combed, happy and excited. We build them Bible schools and we teach them our way of thinking. We Americanize the evangelical Christianity of Western Europe. Since that time, American-style evangelism has spread throughout most of the planet. Something similar has happened with the practice of the "church". (Korea, Africa and Latin America, to name a few!) Could things have gone better? Back then Europeans had three alternatives. (Unfortunately they were only aware of two!) The First Alternative
The first choice for Western Europeans was to return to the dead from their churches before the war. The European ministers who chose this path signed their own death sentence! Today the most traditional churches in Europe are a shadow without sun.The Second Alternative
The second option was to imitate the American versions of Christianity. It was easy. We were inaugurating dexterous and sinister biblical schools, retreat centers and missionary groups, we are dedicated to implanting our denominational and interdenominational movements. (None of us knew it at the time, but we were inventing what later came to be known as "altruistic churches.") We Americans had money to give to Christians in Western Europe! Tons of money. All you had to do to get part of that money was to join one of the dozens of American missions, denominations, evangelistic organizations or Bible schools that we had brought to you at the helm and container. Then you received our blessing and our money. In return we Americanized you. The European churches that swallowed with the American format of the Christian faith grew. Never forget that fact. Those American churches flourished. They grew a lot. They were successful. Repetition: American-style European churches spread throughout Europe and were successful. The traditional European churches declined.
The best and largest churches – and certainly the most active – of Europe today belong to the Americanized version of the church. Dear Western Europeans, we Americans Americanize your European churches. That's how it went. Never think about the opposite. We Americanize you. We did the same in Latin America and in almost all of Africa. And this brings us now to the Eastern European issue. The only reason why we did not Americanize the churches of Eastern Europe was thanks to the communist weapons of those days. Now, dear Eastern Europeans, it is your turn to be Americanized! Do not! We are already here! We have arrived. Eastern Europeans, at this very moment we are already working with sweat and with determination to become Americanized! We are offering you our American version of Christianity and of the church.Universality VS restringido expression
This universality is something that Christianity has known before. Roman Catholics started this practice, and with an iron hand they kept all of Christendom in a single church for a thousand years! Later, when other denominations arose, they practiced that of "one, united, only one". Each denomination of Christianity has some distinctive feature in its "church-making" form. This "form" does not change whatever the nation or culture in which that movement is implanted. The script is not improvised. Not a single change is made! Each altruistic church has its own "instruction manual" and uses that instruction manual with any country or culture to which it accesses. Nothing in the manual is changed. Not a single accent! But we have left behind the small universe of denominational paths. These practices find shelter under this limited circle of influence. We are faced with a much greater category: the American mental train as the standard of measurement of all evangelical Christianity! American Christian culture as the only format to which born-again believers have access … no matter where they live. An American church on a world scale, and an American Christianity worldwide. How dark and terrible will that day be, or has it arrived? What do you think? And this brings us to the third alternative. This is the third option that they now have to face in Eastern Europe. This is the option that Western Europeans missed! Western Europeans will not be hurt to try again, nor to all the tribes, languages ​​and nations of this land that are now part of the Americanized Christian faith. Otherwise, universality will again win the game in this world. We do not need a universal American church any more than we need a universal Roman church. We can not afford to live a second religious High Middle Ages. In the next chapter I am going to speak very frankly with the Christians of Eastern Europe. (Those who live in other parts of the world are invited to listen because this affects us all equally). We already arrived at the third option. It's much better than the first and, yes, it's also better than your second option.CHAPTER 2
THE THIRD ALTERNATIVEEuropeans of the East, listen very carefully. Never forget that nothing else ended the holocaust of World War II the churches of Eastern Europe still had a third possibility. In fact, everyone who reads this book still has a third alternative! In the case of the churches of Eastern Europe: (1) You could have abandoned your 400 years of death. (2) You could have rejected the Americanization of the Western European church. (3) You could have launched into seas not reflected in navigation charts to end up discovering an expression of the authentic, new -unique in its genre-, restringido and indigenous ekklesia that fit perfectly with your culture. But you did not do anything of that, Western Europe! What are you going to do now, Eastern Europe? At this very moment, those of you who are natives of Eastern Europe, you are taking the same guidelines as Western Europe after the war. But never forget it; There is a third alternative. You, only you, can now choose. I am afraid that some of you will cling to the first option. You may be outraged by the Americanization of Eastern European churches, reject the third way, choosing to stay where you are!
Dear Christians of Eastern Europe, your churches are dead … face reality. Your first step is to recognize and admit the absolute death of your ecclesiastical meetings. The way to meet on Sunday morning is boring and terrible. Admit it! Face it! This is your first step. Your churches lack all appeal to your fellow citizens. Stay like this and your own people will pass over you. To never return! Continue with your horrible meetings on Sunday mornings and you will die of a slow death, without even being noticed and nobody noticing. Nobody will care. So where will the believers go? Three streets down, to the Americanized church! This is a new era in the history of Christianity in Eastern Europe. Change or die. Your people, your compatriots are changing. You have to change with them or be ignored. This era does not belong to those of you who minister – or to those who attend – to the churches of the past. The way you meet has long lost its appeal. You do not belong to this era. You are an anachronism. Keep gathering and doing "church" as you are doing now and you will die! Your first choice is not even an option. You have to change! This brings us to the second possibility … to be Americanized. Look around you. It is already happening throughout Eastern Europe. Has it already started in your life? It is probable! Has American money and American methods already entered your life and the life of your church? And your friends? Your city? Your people! Even if you refuse to be Americanized, you will be Americanized. When the American altruistic churches are diffused throughout Europe, when they have surrounded you, when all the churches in your area have become Americanized … simply the people of your church will leave and abandon you. They will go there. They will go where things are new, fresh and exciting! Never forget it. The American version of Christianity is exciting. (Although for some of us who are Americans the American church is a worldwide shame! There are millions of us here in America who believe that the American church is a corpse.) The very fact that the American version of the American version is being exported. Christianity is shocking to us!) Your young people, more than anything else, like to be American. For young people being American is among the most attractive things that exist in this world. Your young people will be Americanized! Never underestimate the power of the Americanization of Christians. We have already succeeded in Americanizing the Protestant Church in Latin America, Africa and Asia. You will end up joining them or you will go out of style. You may also end up with a punch in the face. It is within the possibility that the Americans will attack you if you refuse to be part of the Americanization of the Christian faith in your country. The Other Alternative
You have a third option! This path implies this: (1) Abandon your rotten structures inherited from the reform, that is, stop doing things as you are doing them. (2) Refusing to be Americanized. (3) Finally, take the head out of the hole with an expression of the ekklesia that is better than everything the Americans and English have … better than anything that the Americans may have dreamed or imagined. And what form could that be? "The ekklesia in the style of the first century. Return to the excitement, glory, freedom, participation and functionality of the primitive ekklesia. She, the ekklesia, is more attractive to your people than anything else in this world, including to the Americanized church. Allow me to introduce you to some new terms: "organic" -child of your earth- "an expression of the church that is an expression of your own culture" … "the spontaneous and indigenous church". A spontaneous, indigenous and organic expression of the church! Read those words carefully. Organic I speak of an expression of the church that is native to your country. Discover an expression of the church that fits your culture. That is discovered, not that it is imported. This is what this book is about. And not only this book. Now you have several books to which you can go for help if you dare with this third option. These books can help you not to be Americanized. But that is not all, it is that they are designed to help you discover for yourself an indigenous experience of the ekklesia in your country. In the last analysis, what we are going to have to do is start from scratch. We're going to have to ignore more or less the current situation … or maybe it would be better to try to imagine that it does not exist! We are going to have to look at this planet as if it were in need of churches … almost as if this world had many believers but had no ekklesia.
What then has to come is a new caste of workers. Founders of churches that raise churches that are something totally unique locally. Churches in which the people themselves discover how to express the "church" and "the life of the church" in their restringido area. We have to see a new breed of church planters who found indigenous and organic churches. Men who live and die for that purpose. Now I would like to tell a story. It happened in Hungary.CHAPTER 3
HOW TO BE IGNORED Christian leaders from around the world had gathered in Budapest. Causes? Plan the evangelization of Eastern Europe. The meeting was called the International Summit for the Evangelization of the World. One hundred and fifty people were present and only by invitation. They invited me. I listened for a week. What I heard was the same thing I had heard 40 years ago when I was a seminary student. Nothing had changed. Nothing! My most vivid memory of that conference was the conversation I had with a restringido Hungarian pastor. Like me, I was a Baptist. Our conversation was very animated and heated. We both lamented the Americanization of Hungarian Christians. These were the last words I had with him: Hungary will soon be the most advanced and modern country in Eastern Europe; he will soon join Western Europe. But remember what I tell you! In ten years' time the Hungarian people will be a prosperous people and, shortly after, Hungary will become one of the most hardworking and materialistic societies in the world, rivaling Germany and Japan in materialism. How will this affect the Hungarian churches? Hungary is the center of the Eastern European Reform; Hungarian leaders are very proud of their heritage … to such an extent that you are chained heart and soul to ecclesiastical services that were invented almost 500 years ago! Please be assured that most of your churches and most of the Hungarian ministers will not change. But within ten years the current expression of the church will be irrelevant to secular and materialistic Hungary. The Hungarians will not be in your churches because you are 500 years behind their needs. Hungary will still need Christ, but your way of doing church will be totally obsolete and the people of Hungary will ignore you. You have two alternatives: to become Americanized in your work -something better than what you have now, and something that will be more attractive – although it will also be embarrassing for the Hungarians.
The second alternative: to rise from the dark with something better.
Dear Christians of Hungary, leave the burrow with something better.
I say these same words to all readers who are not Americans. "Bring out something better, you can do better!" Romania
Czechoslovakia
Slovakia
Poland
Albania
and the C.E.I … Come to light with something new and revolutionary! There is something more beautiful than your old ways; There is a way superior to being Americanized by the current Christian American invasion that your country is living. But you will need daring on your part. A lot of daring … and a lot of courage. What path will you take? I suggest you try something so radical that only the most Christian among men can follow it, a new race of Christian workers, founders of churches totally dedicated to an absolutely new expression of the church? Churches without buildings? Churches in houses? Organic churches? Churches without pastors? Churches that discover for themselves the cultural expression of the church. Churches raised and then abandoned to themselves … without leaders of any kind … at six months of age! Those with weak hearts do not have to keep reading.CHAPTER 4
THE MOST TIME ACIAGA
IN THE HISTORY OF MISSIONS As an American, I am petrified by the superficiality of my own people, a people that is serving in so many countries. This is especially painful to contemplate in places just opened to the outside. I am hypnotized by the little respect you have for yourself, your culture, and your habits. (Most of us Americans do not even know you have any!) But above all, what I can not understand is how we are able to do what we do. Is it that in America nobody studies the history of missions? Does not anyone remember Roland Allen's books? This man cried out for a reform of the British and American missions, and the way we evangelize, and our Western methods for founding churches, and our ruthless treatment of all work and workers that is not Western. We do not listen to Roland Allen. We continue to Americanize Christianity. So, I approach the problem from a different angle than Roland Allen. I am not addressing the Americans or the English. I am addressing you … to those who are not Americans. As I write these lines, you are being Americanized. It is up to you to reject our completely unrelated form to the Scriptures to address evangelism, missions, and-above all-church planting. A New Middle Ages
If you allow the Americanization of your churches, it is finta probable that we all slide towards a middle age in which only the church that has been Americanized is considered biblical. All other expressions of the church will be combated, condemned, attacked and even accused of being heretics. There will only be a universal expression of Christianity … the American version. There will only be one way of thinking … the American. The American Mind.
What is happening to you right now in Eastern Europe puts in serious evidence the incredible blindness of the American version of Christianity. Look closely at Christianity in the American style! Is this what you want? Is this what you want Christianity to look like all over the world? It is an irrefutable fact that our Christian-American approach to Eastern Europe, just after the fall of the Berlin Wall, discovers poverty and nakedness of our American evangelical mentality. You can learn a good deal from American Christians if you see us working in Eastern Europe or in any other country that has recently opened abroad and is prepared for the gospel. The history and books of Roland Allen have shown us finta clearly a terrifying fact. Even when we Americans give them our noses with our mistakes and with the shame of these mistakes, we do not change! Allow me to share a secret with you: In militar, we Americans are unable to change our methods. You must also know that we Americans will not allow ourselves the luxury of losing the control we exercise over you. (1) We will Americanize you. After having Americanized, (2) we will control you. If we can not do these two things, little or nothing we will want to see you; We may even attack you. We have done this in other countries, all over the world. Although we are guilty of the tyranny that we impose on you, even though we are guilty of the lack of respect – and violation – of your culture, you are not exempt from responsibility. It is up to you to find a better way than the American way. You can not sit there safeguarding the status quo and letting us Americanize! You have to discover a totally new practice of the church and a new, revolutionary and radical approach to evangelism. You have to discover again the indigenous and organic church in your land, for the sake of your earth! We Americans are not going to stop to think about the mistakes of our past when we boarded thousands of planes and invaded your country with our gospel. Those mistakes were horrendous! Well, we're still committing them. Who of us raised our voices to protest the export of our procedures? Who among us has cried out for … who among us demanded … "an indigenous expression of Christianity" in Eastern Europe? Name me an American who rose up and clamored, "This time we use Paul's procedure! Let's not make the same mistakes merienda again! Let's not do what we did in Africa, China, India and South America. "Americans do not change in the past because it does not occur to us that we can be wrong. The opposite has happened, since what we are doing now is worse than anything we've done in the past. Of all the history of the American and British missions, this is our worst moment !! It is the darkest hour in the history of our missions since the evangelization of Hawaii. Yes, Hawaii! That is the place where the missionaries became millionaires at the expense of their converts! Our American superficiality plans at ease throughout Eastern Europe. The worst of all is that we Americans, with a church here in America seriously ill, we are imposing that same church on you. We are doing it without making the slightest effort to improve what has already been done. Is there any possible explanation for this unsustainable behavior? The answer is very simple: We are like that. It is you who have to change. Radically. We will not change. A missionary conference in Germany
Shortly after the opening of Eastern Europe I attended a conference of English and American leaders who are now working in Eastern Europe. During the discussion I tried to direct attention to our insensitive and overwhelming American attitude. I brought up our unethical behavior, our incessant falsehood with the statistics, the distorted reports we sent to the centrals, the flagrant immorality of raising funds with these exaggerated and false stories. I also referred to the attacks that we Americans have carried out against the native Christian ministers who try valiantly to oppose that strong American tide in Eastern Europe. Then I told the story of the American missions in Nepal, again mentioning the scandal of what American Christians in Nepal destroyed the indigenous churches of that country. There was, of course, a reaction. Several men present denied this type of error in their group. "We are not doing that in Eastern Europe." A brother answered me, "Gene, why do you put the most extreme case on the table? Well, at that moment the cavalry arrived. Immediately a Romanian asked for the word:" What Gene said is not the most extreme case … it's a typical case … typical of what you Americans are doing all over Eastern Europe. "During the minutes that brother followed he made us greener than a watermelon. He told us true horror stories of what American Christians had been doing in Eastern Europe. When it was over, there was a sepulchral silence. The conference went on. Nothing changed. Dear Eastern Europeans … your faith is being, and will continue to be, Americanized. Our American dollars, from the hand of a crowd directed towards your countries, adding more money on the table, Americanize the Eastern European church of your country, of your city. The Americanization of Eastern Europe is inapelable. If this is not enough to make you stop and meditate, consider the next chapter. It's the story of what we Americans did with the native daughters churches of Nepal. I want to make a warning to you, dear reader, you may be too young to read the chapter that follows.CHAPTER 5
THE NEPAL SCANDALWhat happened in Nepal? This is the story of a tiny nation, a nation so poor, remote and backward, that at least it was as primitive as the world of Paul's time. Do not try to imagine a territory with roads to link cities. There are only roads for goats. Outside the haber, Kathmandu, illiteracy is almost 100%. Illness abounds. The gospel of Jesus Christ was punishable by law when the church was born in Nepal. One day, a Nepalese man was saved in India. He took the gospel back to his land paying a high price for himself and all those who believed. Its history is unprecedented in Christianity. At the cost of much persecution, Nepal came to be blessed with an expression of the church as pure and intense as the church of the first century. The history of the indigenous church of Nepal has no equal in the history of the Christian church. Nothing ever accomplished in the name of Christ was as much a son of his land as the churches that matured in Nepal. If in the last 1700 years there has ever been a "New Testament church," it has been in Nepal. For their own misfortune they did not live up to the American mental standard. (Paul would not have been either, I'm afraid!) How did the Christian faith come to Nepal? It did not come from the West since the gospel arrived in Nepal thirty years before the Nepalese government allowed religious freedom. The gospel came to Nepal by the hand of a native. He brought the gospel to his people when the Christian faith was still punished by the law! The church of Nepal began without the slightest influence of the West and in a totally illegal way. Take note of this: A native took the gospel to Nepal. The church that emerged in Nepal did it without the slightest influence of the Western world! Later it was demonstrated that this simple fact would be what caused the ruin of those churches. The persecution by the government of Nepal did not stop an indigenous, organic, native church with its own customs, culture and practices. But what a pagan government did not achieve, the American missionaries did. American missionaries and altruistic institutions destroyed a large number of indigenous churches in Nepal! In this world you can not have a totally pure church, apart from the película del Oeste and the American … at least it is impossible without consequences. What happened in Nepal when religious freedom arrived was already coming. What happened there right now is happening in Albania. Listen to Eastern Europe, it has also happened in more than 100 nations of the earth! It has happened in all the places where the Americans and English have taken the gospel. Those of you who are natives of Eastern Europe need to be aware of the dark side of American missions, of evangelism, and of altruistic institutions. We have our own way of being ethical and civilized! (Of course, all in the name of lost souls!) What happened? Before the religious freedom in Nepal there were some very hard laws against the Christian faith, forbidding any missionary to enter the country, and when those laws changed our evangelistic interdenominational organizations ("altruistic churches") came by swarms to Nepal! We arrived in Nepal with the same mentality and the same methods that we now use while we subjugate Albania, Romania, Russia, and in the rest of the CIS countries and all of Eastern Europe … right now. Between one country and another only there are differences in the degree of aggression, in the disdain for what is not American, and in the virulence of our attack on churches that are not American. Only the aggression was much more palpable in Nepal! We looked at a church that did not look anything like what we had seen before and we were horrified. Since the church was not Western, what our eyes saw was rare and inferior. We Americans are incapable of conceiving a gospel or a church that is not Western, nor a Christian worker who is not completely mediated by the Western world. We can see a church that is valid, according to the Scriptures, or a true church, if it does not look like our model church. Según nuestros luceros, por su propia naturaleza, un evangelio afín debería ser obligatoriamente clasificado como poco inexacto y sin bases bíblicas. Y si por alguna razón se convierte en un gran éxito, para veterano vergüenza lo llamaremos “secta”, aunque seamos muy conscientes de que no lo es. ¡Estáis advertidos! El hecho de contar la historia del Nepal no nos va a hacer cambiar, ni cambiará la crueldad que a veces exhibimos en tierras extranjeras. Podemos atacar y arribar incluso a destruir a los obreros nativos que traten de aguantar a parte un trabajo orgánico en las tierras a las que hemos accedido.Únete a nosotros o sufre las consecuencias resume a menudo nuestra conducta en torno a el trabajo nativo que no se ve influenciado por Occidente.Nepal no es más que una ilustración de muchos casos similares. En una historia de una obra nativa y de un fundador de iglesias indígena. Es la historia de lo que sucedió cuando su obra y las iglesias que levantó se cruzaron con el huracán del evangelismo latinoamericano explosivo, con las misiones americanas, con los misioneros americanos y con las organizaciones “altruistas” americanas.Mi esperanza es que cuando leas esta historia, ésta pueda cambiarte. Es poco probable que nos cambie a nosotros, a los americanos, inclusive luego de haberla docto. Tenemos un estilo propio para secar perfectamente el bulto siquiera frente a la peor de nuestras conductas mientras corremos a predicar.La iglesia orgánica del Nepal
Mientras escribo estas mismas líneas la iglesia del Nepal está siendo aplastada sistemáticamente por instituciones “altruistas”americanas, misiones, y misioneros. Esto es cierto sobre todo en las ciudades y pueblos de liviana acercamiento para los occidentales.Cuando los misioneros llegaron al Nepal (unos 3 primaveras antaño de escribirse este obra, en 1990) había 30.000 creyentes en ese país. La ekklesia era la más pura y elegante que la historia moderna ha conocido. Era orgánica hasta la sustancia en su forma de expresarse. Este hermoso drama treintañero empezó a regocijarse su fin cuando los cristianos americanos y su evangelismo explosivo acudieron… ¡por bandadas! Literalmente llegaron allí miles de misioneros “de prácticas de un mes”. Se asentaron en la haber las oficinas centrales de media docena de organizaciones altruistas. El evangelismo latinoamericano golpeó al Nepal. Las noticiario de los fantásticos resultados se anunciaron a elogio y platillo por todo el mundo. El billete empezó a lloviznar.Cuando los americanos vimos las iglesias locales lo que vimos fue un fracaso decidido. La iglesia indígena del Nepal no evangelizaba al estilo latinoamericano. Vimos al hombre, a su obra, a su pueblo, a su iglesia… y vimos un fracaso.Lo que aquel sólo hombre hizo en Nepal fue uno de los más grandes logros cristianos de toda la historia de la cristiandad. En opinión del autor, era difícil que los creyentes hubieran estado mejor. La Palabra prevalecía. El Nepal escuchaba el Evangelio. Lo mejor de todo: la iglesia estaba siendo fundada de villa en villa, y los conversos ganados por aquellas iglesias se mantenían. Se mantenían en el Cuerpo de Cristo. La apostolado del Nepal marchaba con paso firme. Estaban haciendo poco que nuestro evangelismo chillón de ningún modo había hecho. Se estaba al tanto de los conversos. Se mantenían en las iglesias. Al contrario que nuestras iglesias “altruistas” la ekklesia conservaba a los conversos, y los conversos funcionaban en la ekklesia. Cegados frente a la posibilidad de una ekklesia orgánica, sirviendo a un dios llamado “la evangelización del mundo en una generación”, y saturados de un evangelio superficial a la iglesia, los americanos no nos enteramos de qué iba todo esto. Si no vemos nuestros métodos, nuestra mentalidad y nuestro evangelismo, ¡sólo vemos fracaso!Puede que la más preciosa posesión de aquellos cristianos del Nepal, poco de lo que nosotros los americanos somos completos ignorantes, era el hecho de que el evangelio estaba inexorablemente unido a la vida de la iglesia. El suyo no era el concepto occidental de hombres corriendo por las ciudades predicando, ganando grandes cantidades de hombres para luego salir escopetados en torno a el próximo pueblo, ciudad, nación o planeta. Al principio este hermano se desplazaba de pueblo en pueblo, predicaba el evangelio, reunía a sus conversos, y se quedaba con ellos un tiempo hasta que nacía una experiencia de la ekklesia. La iglesia se había convertido en el centro mismo de las vidas de los cristianos del Nepal, ¡como debe ser!De hecho, así es como además debería ser en América. Pero esto es poco que los evangélicos occidentales no entienden. Para nosotros “iglesia” es poco que tiene que ver con una hora el domingo por la mañana. Los cristianos del Nepal andaban a primaveras luz de distancia de los americanos en su entendimiento, experiencia y compromiso con la iglesia. La ekklesia era su vida misma… para ellos ¡la iglesia era su forma de vida!Quizás su veterano equivocación fue hacer las cosas al estilo de Pablo. Estaban centrados en la iglesia. Local. Orgánica. ¡Indígena! Habían preservado la civilización de su tierra. Cuando un nativo del Nepal llegaba a las reuniones no se sentía como si acabara de arribar a Occidente.Para los nativos del Nepal la iglesia no era un edificio con asientos. ¡Ni siquiera era una choza! Para ellos la iglesia significaba clan. Y esta ekklesia no era aburrida. Se había convertido en su estilo de vida.Está de más mencionar que sus reuniones estaban vivas, y que todo el mundo participaba.Una hermosa historia. La iglesia era una forma de radicar, una civilización, un estilo de vida… una comunidad de Cristo en el interior del mundo.Los americanos ni vimos ni nos preocupamos de mirar. No teníamos interés. En primer punto ¡estábamos interesados en nuestras organizaciones americanas! Hechizados por nuestro ordenanza de predicar el mundo, ¡la ekklesia era poco que ni tan siquiera se nos pasaba por la imaginación cuando llegamos como hordas con la bandera bajo el apoyo! La ekklesia no ardía en nadie de los corazones que llegaron desde América al Nepal. No intentamos custodiar la iglesia orgánica que allí existía. Ni una sóla persona habló de este tema. ¡Llegamos, echamos un vistazo, y nos pusimos a robar! Comprábamos cristianos . No nos detuvimos a observar que estábamos diezmando a aquellas iglesias ni que estábamos erradicando la expresión nepalesa del cuerpo de Cristo.Nuestra propia memorándum y nuestros procedimientos era todo cuanto teníamos en mente. Ni siquiera observábamos de reojo a aquellas iglesias como iglesias en sí. Tan sólo las veíamos como un punto donde se conseguían adeptos. Esa yerro de respeto por toda la civilización de un pueblo fue nuestra propia parodia franquista.
Lo que teníamos que tener hecho era habernos sentado a los pies de aquellos cristianos del Nepal y humildemente tener aprendido de ellos la vida de la iglesia.Se perdió una oportunidad que sólo se vive una vez en la vida. ¡Se volvió a ver con buenos luceros la crimen en su propia colina de la iglesia indígena y restringido en otro país!… al menos en las ciudades y pueblos más grandes. La americanización de la cristiandad seguía su marcha.Recapitulando: otra iglesia indígena destruida. Los cristianos de otra nación americanizados.A aquellos queridos americanos les importaba un pito la calidad de aquel pueblo y el sufrimiento por Cristo que habían experimentado. Los americanos sólo sabían que los cristianos nepaleses no hacían las cosas al estilo altruista latinoamericano. El estilo evangelizador. “¡The american way!” Escucha, Europa del Este. Tú tienes una oportunidad. El Nepal no la tuvo. Pero la historia continúa al igual que la tragedia.CAPÍTULO 6
LA AMERICANIZACIÓN DEL NEPALHoy, mientras lees estas líneas, las organizaciones americanas interdenominacionales del Nepal están contratando a los líderes de esas iglesias indígenas, apartándolos de la ekklesia, haciendo de esos hombres y mujeres parte componente de su “plantilla”.Antaño obreros orgánicos cristianos, ahora empleados de las organizaciones americanas. En este mismo instante, los misioneros americanos y los empleados de las iglesias altruistas están introduciendo nuestra música, nuestras sillas proporcionadamente alineadas, nuestro formato de servicio latinoamericano, nuestro sermón latinoamericano y nuestro ritual del domingo por la mañana a los cristianos que una vez formaron parte de una expresión orgánica del cuerpo de Cristo en el Nepal. Antaño, aquellos cristianos del Nepal se reunían en casas, cantaban canciones nepalesas, funcionaban y participaban; ahora se sientan, mudos, en edificios de tinte latinoamericano.¡Que Dios nos ampare, estamos dando al Nepal nuestro servicio religioso latinoamericano del domingo por la mañana! Alguien al frente dirigiendo las canciones. ¡Alguien predica un sermón! ¡Nuestro ritual ha triunfado otra vez! ¡La décimo en las reuniones del Nepal ha desaparecido! ¡Dios nos perdone! Hemos americanizado a los cristianos nepaleses. ¡¡Hemos destruido la iglesia !! La iglesia laica está desapareciendo de la faz de la tierra ahogada bajo el papel verde del dólar latinoamericano. ¡Se está extinguiendo una expresión de Cristo que es propia del Nepal!¡Los americanos lo hemos vuelto a conseguir! Roland Allen hizo esta misma observación hace primaveras cuando se dio cuenta de que ésta había sido nuestra forma de hacer desde el principio de las misiones. Hemos sido expertos en hacer lo que hicimos en Nepal… ¡durante más de 200 primaveras!Nos pusimos a predicar el mundo allá en el año 1890, cuando pusimos en ámbito la primera institución con el consigna: “la evangelización del mundo en una generación”. Fracasamos en predicar el mundo en una coexistentes. Pero tomad nota de esto. Nos yerro muy poco para conseguir un éxito total. ¡¡Estamos a punto de consumar la tarea de americanizar todo el cristianismo evangélico a nivel mundial!! Nos arremangamos para a aguantar a parte poco que considerábamos bueno. Estamos a un tanto de producir un desastre de tal magnitud, tan llano, que a lo mejor se necesiten mil primaveras para enmendarlo.Nunca evangelizaremos el mundo si nos mantenemos ajenos a la iglesia indígena y orgánica. Pero hemos tenido éxito en americanizar la fe cristiana.Dondequiera que hemos ido, nunca hemos tratado de preservar o impulsar una expresión cultural de la iglesia; ni siquiera en el caso del Nepal se nos pasó por la individuo detenernos y estudiar de uno de los obreros cristianos más increíbles de toda la historia de la iglesia. No podemos concebir que un creyente de piel oscura pueda memorizar más de los caminos de Dios que todos nosotros juntos. ¿Es que azar un nepalés podía enseñarnos poco? Ese amado fundador de iglesias nepalés, un titán de la historia de la iglesia bajo cualquier criterio, fue pisoteado, sus iglesias fueron saqueadas y –aún a día de hoy– su trabajo es criticado y es objeto de fraude.Tened claro este punto. Aquellos misioneros americanos y su plantilla altruista religiosa han arruinado el nombre de ese querido operario del Nepal. Trataron de arruinar su nombre a los luceros de los nepaleses y de los occidentales. ¡Qué ignominiosa parodia! ¡Qué crucifixión!¡No podíamos sujetar las cosas más de lo que hicimos!Y de esta modo, la miseria de sentarse en un servicio religioso los domingos por la mañana se exporta a otro país. La ekklesia y el liderazgo de Cristo en la asamblea pisoteados. La vida del cuerpo y su funcionamiento destruidos. La civilización desaparece. La dignidad de los nativos ni siquiera es una opción, y ningún latinoamericano se da cuenta de ello, y si lo hace, su voz nunca se deja oír.Yo considero lo ocurrido en Nepal como uno de los mayores escándalos de la historia de las misiones, pero dudo que lo hayas escuchado anteriormente, o que vuelvas a oírlo como aquí se ha relatado. Tendría que ser un escándalo a nivel mundial. Lo que allí ocurrió debería iniciar una revuelta. Debería ser causa de retractación. Debería cambiar profundamente nuestros métodos, actitudes y mentalidad.En el Nepal los occidentales cometimos el equivalente cultural a un exterminación… ¡al estilo latinoamericano!Una vez más, Roland Allen destacó que esto mismo es lo que hemos estado haciendo con los obreros nativos de forma sistemática durante generaciones. ¡Y eso lo escribió en el año 1912! No cambiaremos nuestra suplicio. ¿Qué es harás tú, nativo? ¿Qué te parece si rompemos radicalmente con todos los métodos de hoy en día? Algo nuevo.¿Dónde está la iglesia?
La americanización del Nepal sigue su curso, y tal hecho nos será útil para darnos cuenta de que el cristianismo occidental no entiende la ekklesia y de que nosotros los americanos sólo estamos empeñados en predicar.(Creo sinceramente que si los empleados de las organizaciones “altruistas” pudieran ser transportados al siglo primero, censurarían las iglesias de Galacia y Asia Menor ¡por no predicar lo suficiente! ¡Allí mismo las evangelizarían al estilo latinoamericano! Hileras de sillas y púlpito incluidos en el partición; quizás murmurarían acerca del fracaso de otros cristianos. Quizá, pienso yo, hasta criticarían a Pablo por no predicar a su mismo ritmo.)Europa del Este y Rusia no dejan de ser las victimas de esta estructura mental saco. La única diferencia es que el resultado no es tan dramático porque el emanación de la iglesia occidental estaba ya presente en Europa del Este como resultado del trabajo evangelizador que llegó 100 primaveras a espaldas.Albania nunca fue alcanzada por las misiones occidentales. Es la excepción. Albania ha estado abierta al evangelio sólo desde 1991. Así que todos podemos mirar en torno a Albania. ¡Mirad y veréis a los americanos hacerlo otra vez!Albania, te ha tocado la china. Te vamos a americanizar. Lo que haremos en Albania será mucho peor de lo que hicimos en el Nepal porque Albania tiene mejores vías de comunicación. Las palabras de Roland Allen fueron repudiadas por casi todas las oficinas misioneras y las sociedades evangelísticas del mundo. Casi 100 primaveras más tarde, lo que él decía, lo que él escribía, aquello por lo que él suplicaba, se ha ido arrinconando. Los libros de Allen –todo un evangelizador inglés–, se han dejado de editar, y sus palabras han caído en el olvido. Esa voz que una vez se levantó contra las misiones imperiales se ha desvanecido, aparcada en el equipaje de los saludos.Tu voz
De aquella hace casi 100 primaveras. Esa voz tiene que retornar a levantarse. Pero esta vez no ha de salir de la pluma de un evangelizador inglés; esta vez ha de provenir de los corazones y de las vidas de miles de creyentes a lo extenso y satisfecho de la tierra. Tiene que venir de Europa, del Nepal, del Sudeste oriental, de Latinoamérica y de África. Tiene que venir de ti: la victima.¡Esa voz de protesta nunca vendrá de nosotros! ¡Tiene que venir de vosotros!Entretanto, tened la seguridad de que nosotros los americanos te seguimos colonizando y americanizando.¡Y Albania es la próximo!Abreviando: los americanos nos asomamos a las Escrituras y nos vemos rescatando hombres del abismo. Pero podemos leernos todo un Nuevo Testamento y no ser capaces de ver el centralismo de la iglesia de Jesucristo por ninguna parte. ¡Es que esas cosas no están en nuestra Biblia! Al deletrear el Nuevo Testamento nunca somos capaces de ver una iglesia que se exprese de una forma nativa y a la par de su propia civilización. Lo que los americanos vemos cuando leemos el Nuevo Testamento es el cristianismo norteamericano.El cristianismo norteamericano es todo lo que vemos en el Nuevo Testamento. Así pues, estamos exportando nuestro estilo de cristianismo ¡con un celo del que sólo son capaces los americanos!Entonces, ¿qué hacemos con ese puñado de conversos que sobreviven a nuestro evangelismo superficial? ¡Los occidentalizamos!¿Estáis contentos con nuestros procedimientos?A mi proceso, lo zaguero que necesitamos en este planeta es mandar individuos que hablen inglés a presentar nuestra habilidad de la ekklesia a nadie. Pero eso es exactamente lo que hacemos al tiempo que arrasamos Rusia y Europa del Este de parte a parte.
¡Y Albania es la próximo en la índice!El Señor no se está expresando en su esplendor a través de estas prácticas nuestras.Mientras tanto unos cuantos europeos del este de Europa (observando a los americanos, que parecemos un híbrido entre un turista y una suerte de Hollywood) ¡se preguntan si existen células cerebrales en nuestras cabezas americanas!Ahora te voy a confesar uno de los secretos más sorprendentes que de ningún modo hayas aurícula. Si no quieres creer lo que estás a punto a deletrear, ¡pregúntale a un evangelizador latinoamericano si es o no es verdad!CAPÍTULO 7
LA IRONÍATenía diecinueve primaveras cuando me enteré de esto. Era estudiante de seminario en Europa . Un evangelizador me confió este secreto. Desde entonces lo he vuelto a oír cientos de veces.En tanto que los misioneros y empleados de las iglesias altruistas inundan Europa, alistando pastores y obreros para nuestras instituciones altruistas pletóricas de dólares americanos, instruyéndoles en nuestras misiones y métodos altruistas, en nuestro estilo latinoamericano, cosechando la mentalidad saco… en el fondo de nuestro corazón, ¡los americanos no estamos orgullosos de nuestra fe cristiana! No puede decirse que estemos mucho más orgullosos de nuestras iglesias. Muchos misioneros que están en tu país se avergüenzan de las iglesias americanas. Sí, en impacto, ¡somos la fe cristiana saco! Y resulta que el cristianismo latinoamericano que dejamos allá en América no es poco de lo que uno pueda lucirse. Pero entonces, ¿porqué te lo estamos exportando?Muchos misioneros americanos acuden al campo evangelizador porque están convencidos de que el cristianismo en América ha sido un decidido fracaso. Los misioneros y los obreros de las iglesias altruistas que trabajan en las misiones han dejado a América por difícil. Para ellos la iglesia en América es un fracaso rotundo. Así pues, acuden a ti –al campo evangelizador– con la esperanza de hacerlo mejor en tu país. Un tremendo porcentaje de los misioneros y los empleados de las iglesias altruistas cruzan el océano porque ven a la iglesia saco como un fracaso, y quieren probar de nuevo en tu país para ver si esta vez pueden deshacer el ultraje.Pregúntales.Esta es la ironía. Te estamos ofreciendo un cristianismo frustrado. Te estamos ofreciendo en tu propia tierra una fotocopia del cristianismo que ha fracasado en América.
Si te preguntas por qué lo estamos haciendo, puede que recibas esta respuesta de boca de los obreros cristianos norteamericanos que sirven en tu país:“El cristianismo no funciona en América por culpa de los americanos. Somos demasiado ricos. Pero el cristianismo americano funcionará en Rumania o Albania donde el pueblo es pobre”.Pues proporcionadamente, la lectura norteamericana del cristianismo y de la iglesia es patética. Sus formas y rituales, el evangelio, la visión, la iglesia y el evangelismo de papel charol no van a funcionar mejor en un país escueto que en un país rico.Queridos amigos americanos, si esa es la única razón que podéis empuñar para cruzar el océano, y si el cristianismo latinoamericano, aderezado con las últimas tendencias del sector, es todo cuanto tiene que ofrecer… haced el crédito de retornar a casa. Mientras estéis fuera de casa sois una constante amenaza.Párate un momento y mira lo que estás haciendo. Te encuentras con un operario cristiano restringido y lo atraes a tu ordenamiento con billete latinoamericano. Le conviertes en un molde exacto de tu obra, de tu empleo, de tu ordenamiento, de ti mismo, y de América. Sea del este o del oeste, un salvaje o un estudiante de universidad, de la soto o de ciudad, usas el mismo manual, escrito en América, repleto de métodos americanos y de mentalidad saco. Usas el mismo manual en cada nación, en cada tribu, en cada civilización, en cada idioma, no importa dónde vayas. ¿No te das cuenta de que tu obra es saco? Te da lo mismo que la clan tenga una civilización muy diferente a la saco, tú sigues guiándote por los métodos del manual con el que te enseñaron. (El primer paso podría ser tirar ese manual. A lo mejor el segundo sería retornar a casa y tratar de poner en habilidad una forma nueva y radical de ver la vida de la iglesia y el evangelismo en América… aquí, en tu propia tierra.)Te empeñas en hacer de la propaganda de la civilización popular saco tu principal medio de evangelismo… aunque esto signifique la destrucción de otra civilización, y lo que es peor, aunque se trate de empujar a tus conversos a una iglesia al estilo latinoamericano, un estilo de iglesia que tú mismo consideras muerto.Nada importa las costumbres y la civilización de un país; no te desvías ni un cima del manual. La fórmula es precisa. Sabes exactamente lo que vas a crear. Y escribes a casa cartas estremecedoras describiendo las grandes cosas que estás llevando a parte.
Con un estilo similar al de las organizaciones altruistas, los misioneros norteamericanos hacen copias al carboncillo de las iglesias americanas. No obstante, uno y otro sabéis que este estilo de iglesia se está muriendo, es harto, o ya está muerto. Y por otra parte es irrelevante para la vida. Señor mío, ¡¡no fuiste llamado por Dios para expandir la civilización saco!! Pero a eso te dedicas. Las veinticuatro horas del día. Estás violando a escalera mundial las culturas de este planeta, y estás destruyendo toda esperanza de una ekklesia experimentada de una forma orgánica.¡Estás ahogando el zaguero centella de esperanza de que en esta tierra aparezca una expresión pura y verdadera de la vida de la iglesia! Todo lo que sea cristiano pronto se verá igual por todo el planeta. Es lo que hicieron los católicos durante la Edad Media… una expresión universal de la iglesia que sacrificaba toda idioma, raza, civilización, tribu o situación geográfica. Cualquier desviación de esa única expresión era herejía. El castigo por ser diferente: ¡la persecución! Bien hecho distinguido, ¡estás creando una nueva Edad Media!La ekklesia se está convirtiendo a marchas forzadas en un sabor, un color, una nota, una dimensión. Los cristianos de todo el planeta se parecen unos a otros como copias de CD, haciendo exactamente lo mismo que el resto de los cristianos hacen. Tan predecibles. Tan encapsulados. Taaaan… aburridos. Tan americanos.La posibilidad de la expresión misma de Cristo, con sus diferencias y sus variedades, está a punto de esfumarse de la tierra.Se hace caso omiso a la Novia de Cristo; es olvidada y es desconocida. El operario indígena, la iglesia indígena y la expresión orgánica de la vida de la iglesia nunca pasaron por tu imaginación. No dejarás un solo patrón cuadrado de este planeta en el que la vida de la iglesia nativa haya llegado antaño que llegara el cristianismo latinoamericano. ¡Contigo delante las probabilidades de supervivencia de la expresión orgánica de la iglesia son nulas! Estás a punto de crear una lectura actualizada de la Iglesia Católica Romana. Hace quinientos primaveras era la expresión total del cristianismo, solo que esta vez va a ser un cristianismo americanizado mundial y universal. Será tan omnipresente y tan rígido como lo fue el catolicismo en la época más intransigente de su historia.Dentro de mil primaveras, ¿escribirán los historiadores acerca de la iglesia universal saco, una iglesia mundial protestante saco hasta la sustancia en su expresión? ¿Y escribirán que esta católica iglesia saco perseguirá a todos aquellos que trataron de constatar una expresión orgánica de la iglesia? ¿Igual que en cierta ocasión la Iglesia Católica Romana persiguió a todos aquellos que trataron de aguantar una vida que no era la Católica Romana?Lo que ha sucedido en Nepal, lo que está ocurriendo en Europa del Este y lo que ahora estáis haciendo en Albania es la prueba viviente de que estos tiempos han llegado.Desaparece de este mundo la posibilidad de un marco virginal para la manifestación de la vida orgánica de la iglesia.Os ruego en Cristo que paréis. Cambiad. Cambiad de una forma radical; y si no sois capaces de ello, por crédito, volved a casa.Si creéis que el cristianismo latinoamericano está en desprecio forma, dejad de exportarlo, volved a casa, y estableced una expresión orgánica saco (!) de la iglesia.Y a ti, que estás siendo invadido, occidentalizado, colonizado, imperializado y americanizado… ¡ya sabes lo que tienes que hacer!; y si crees que no puedes hacerlo mucho mejor que los americanos, te invito ahora mismo a que conozcas algunos hombres que levantaron obras muy superiores a la de los americanos.Si no os importa el comentario, no hay ningún norteamericano entre ellos.CAPÍTULO 8
¿QUIÉN LO HA HECHO MEJOR
QUE LOS AMERICANOS?Los acontecimientos más notables del cristianismo de los últimos 100 primaveras no se produjeron en Occidente. América no tiene ausencia que ver con las expresiones más genuinas de la fe cristiana que se han manifestado en esta etapa de la historia.¡Las tres obras de Dios más increíbles de los últimos 100 primaveras surgieron de manos de hombres no blancos en tierras de hombres no blancos! Tres hombres han dejado para ti, para el que no eres latinoamericano, un certificación de que puede hacerse mejor. Los tres obreros provenían del distante Oriente: la obra de Bakht Singh en la India, Prem Pradham en Nepal y Watchman Nee en China. Todos fundaron iglesias y esas iglesias mantuvieron unas “estadísticas eclesiásticas” que ninguna cometido, iglesia o iglesia altruista de ningún modo soñaría alcanzar. En los tres casos la obra estaba mucho más centrada en Cristo y en la iglesia de lo que los occidentales somos capaces de absorber. Las tres obras fueron únicas en su productos, y prevalecieron. Todas marcaron una increíble estadística de vitalidad y crecimiento, pero es que los números de Prem Pradham eran sensacionales. (La obra de Pakht Singh en la India le siguió muy de cerca). Las tres fueron obras que conservaron sus frutos.La obra en la India fue indígena. La obra en el Nepal fue indígena y orgánica. Fue indígena en su expresión, y única para su civilización, pues encajaba con el pueblo nepalés.Pero aquí está la vergüenza para los que somos americanos. Si la obra de esos dos hombres, Pradham y Singh, hubiera ocurrido en América, y si ellos hubieran sido de origen “anglo”, su influencia habría sido de proporciones incalculables. Si hubieran sido americanos su obra habría tenido proyección mundial. Millares, quizá cientos de miles de hombres y mujeres se habrían sentado a los pies de esos obreros. Pero no eran americanos. No eran blancos. Y su obra no se asemejaba a lo occidental ni por lo más remoto. Por lo tanto ningún latinoamericano aprovechó la oportunidad para estudiar de ellos.Pero eso no es todo.Buena parte de los misioneros occidentales (americanos e ingleses) odiaban a esos hombres, odiaban a los colaboradores nativos que trabajaban a su flanco y odiaban a sus iglesias. La mayoría de los demás los miraba con desdén, como una inepto en toda regla. A menudo se atacaba a esos hombres y se les tenía por canallas y bribones. Algunos hicieron cuanto estaba en su mano para destruirles a ellos y a su obra.¿Por qué?Porque su obra era indígena, hija de su tierra.¡Obras así nos llenan de temor!¿Por qué?¡No lo sé! Quizá se deba a que estos hombres y sus obras cometieron el peor de los pecados: no dependieron del billete latinoamericano ni por un instante. Eso no sólo aterrorizaba a los misioneros; les aterrorizaba a todos. El hecho de no subordinarse del billete occidental significa que los occidentales no te pueden controlar ni siquiera pueden controlar a tus conversos. Peor aún, si la obra es orgánica, esa expresión oriunda de la iglesia sacará de las iglesias americanas a los cristianos nativos atraídos por una expresión que encaja con su civilización restringido. ¡Esto nos da un miedo espantoso! Why? Porque ataca a nuestra saco de poder, nuestra saco monetaria, nuestra saco estadística. Cuando se sigue a un operario nativo nadie en América obtiene crédito alguno. Cuando esto sucede perdemos billete.En segundo punto, ¡los nativos se dan perfecta cuenta de cuando se levanta o no una iglesia que va con ellos! Se marchan de las iglesias americanizadas y vuelven “a casa”. Esto pasó en China y en la India. La mayoría de los nativos dejaron aquellas iglesias americanizadas. Los misioneros se enfadaron muchísimo cuando esto ocurrió. Tendría que tener sido acoplado al revés. Como misioneros, nuestra meta tendría que ser arribar a ver cristianos abandonando lo inorgánico por lo orgánico. Su influencia no tendría que avivar el fuego de nuestra ira.Cualquiera podía ver la obvia diferencia entre aquellas expresiones diametralmente opuestas de la fe cristiana. Los nativos se gozaban; ¡los misioneros atacaban!En impacto, la experiencia restringido del cuerpo de Cristo talego a la más cegadora luz la mentalidad imperialista de los misioneros ingleses y americanos, y de las iglesias altruistas. Somos amenazados por una obra nativa ajena por completo a nuestra influencia. ¡Nos duele mucho más si tiene éxito! ¡No

¡Nos volvemos locos de remate si encima esta obra es poco bello!Estas dos obras, hundidas económicamente y con reuniones repletas de clan escueto, fueron capaces de dejar a la prestigio del alquitrán cualquier cosa que Occidente se propusiera hacer en aquellas naciones, ¡o en América!Estas obras no tenían ausencia que ver con las sillas y los púlpitos occidentales, con las escuelas bíblicas o con la mentalidad del pastor occidental.Pero quiero retornar a este vergonzoso asunto. No estábamos interesados en estudiar de aquellos hombres. Aquí reside un profundo discernimiento acerca de nuestra mentalidad cristiana saco:¡Nadie fue allí para estudiar de estos dos hombres!Tened presente que aquí en América miles de jóvenes se encuentran a día de hoy en las escuelas bíblicas y seminarios que atestan nuestra nación y el mundo angloparlante desde una punta a la otra. Cada semana grupos de cristianos acuden en tropel a seminarios, conferencias, retiros y talleres evangelísticos en un afán de acercarse más a Cristo. Llegan de todas partes del mundo de deje inglesa para sentarse a los pies de cuatro pastores que han llevado a parte su trabajo con éxito. Pero a pesar de todo, las mayores obras de los últimos 100 primaveras pasaron totalmente desapercibidas.¿Lo dudas? ¡Intenta apañarse las obras de estos hombres en cualquier obra sobre la historia de las misiones! Trata de encontrar sus historias en cualquier obra versado en misiones. Nee probablemente conseguirá dos frases. Pradham, quizá una frase, quizá ninguna. Singh, ¡ni siquiera existe en el la ilustración occidental!Pero esto no es todo.En tanto que cientos de miles de occidentales se sientan a los pies de ministros occidentales, ni un sólo occidental fue de ningún modo a la India a sentarse a los pies de Bakht Singh. (Algunos le visitaron unos días, ¡pero nadie estuvo tres primaveras!)Ni un sólo occidental se ha sentando de ningún modo a los pies de Prem Pradham. None. Sin incautación, puede que sea la figura más destacada de los últimos mil primaveras de historia de la iglesia. ¿A qué se debe esta desatención? Pues a que aquellos hombres no eran occidentales, su piel no era blanca, sus formas de ejecutar eran diferentes, su civilización era extraña, sus iglesias eran orgánicas… por lo tanto, ni por asomo parecían occidentales cuando se expresaban. Además, ¿quién iba querer acercarse a un hombre que había sido puesto en veto por los misioneros?¡Nosotros somos americanos! Ellos eran indios, nosotros somos americanos. Ellos eran nepaleses, nosotros somos americanos.¡Querido nativo! Escúchame:A los americanos no nos interesa el cristianismo indígena.A los americanos no nos interesa que en tu país haya un tipo diferente de iglesia que sea indígena, autónoma, orgulloso y peculiar. Sólo sabemos una cosa. Nosotros te llevamos un cristianismo latinoamericano y una iglesia saco. ¡No tienes disyuntiva! Lucharemos contra ti con todo nuestro poder, influencia y billete si se te ocurre amnistiar un cristianismo orgánico y nativo.Ningún adiestrado de la asignatura de misiones aconsejó de ningún modo a los jóvenes que se preparaban en América para misioneros que acudieran a saludar esas obras de la India y del Nepal. Ningún planning evangelizador ni ninguna institución altruista fue allí a estudiar el modo de trabajar de aquellos hombres o para estudiar de sus vidas y experiencias.Muchos de nosotros preferimos la opción de atacar a estos hombres con uñas y dientes.¿Por qué?Porque estamos ciegos, ¡y somos occidentales! ¡Pero sobre todo estamos ciegos a la ekklesia, a la vida de la iglesia, a la comunidad de creyentes! No podemos concebir lo indígena. Nunca hemos escuchado poco orgánico; ni siquiera sabemos lo que quiere opinar esa palabra. Los americanos no sabemos ausencia de la vida de la iglesia; sólo entendemos “iglesia” como la Reforma nos la ofreció… un suceso una hora a la semana que tiene punto los domingos por la mañana. Eso es todo.Peor aún: no podemos ver nuestro engorroso de superioridad. Nuestra conducta es tan natural como el melodía en nuestros pulmones. Ni siquiera nos damos cuenta que lo tenemos. Nunca cambiaremos.Tampoco sabemos mucho acerca de la cruz.Pero lo peor de todo es que los americanos de ningún modo nos hemos sentado en una reunión de un cuerpo orgánico de creyentes, ni en tu país ni en el nuestro. A lo extenso de nuestra historia los americanos nunca hemos pasado con nuestros propios luceros una expresión saco de la iglesia que fuera orgánica, indígena y amiga de nuestra civilización. A lo mejor nos preguntamos qué ocurriría si la viéramos. ¿Entendéis lo que estoy diciendo? Los americanos nunca hemos pasado una expresión saco orgánica de la vida de la iglesia, ¡en toda nuestra existencia!¡Probablemente en América haya menos expresión nativa de una iglesia orgánica e indígena que en cualquier nación de la tierra donde se reúnan cristianos!Necesitamos exactamente lo mismo que vosotros necesitáis. Lo que vosotros no tenéis es lo mismo que nosotros no tenemos. En militar dudo mucho que los cristianos americanos recorran 160 kilómetros para ir a saludar una expresión orgánica de la ekklesia. Si estuviéramos tan interesados quizás acudiríamos a una sola reunión. ¡Hay muchas posibilidades de que despreciásemos lo pasado! Seguro que al menos no lo veríamos tan importante para nuestras vidas, para el evangelismo, para las misiones, o para esta rabiosa falta nuestra de ver una verdadera vida de iglesia. Ahora ya habéis recostado una pequeña ojeada a la estructura mental de la colonización occidental-británica-saco de la fe cristiana. He aquí una observación franca a nuestra total negligencia e inconsciente desdén en torno a la civilización de otros, en torno a lo indígena y en torno a la obra de un “extranjero” en vuestra tierra.###No tenemos una iglesia orgánica; siquiera vosotros. Necesitamos una; vosotros además. Esto nos sitúa al mismo nivel. ¿Puede existir en tu país una iglesia indígena, orgánica, hija de su tierra? ¿Quién se atreverá a aparecer? ¿Cómo se hace? CAPÍTULO 9
¿ES POSIBLE UNA IGLESIA INDÍGENA EN TIERRAS VÍRGENES?Imaginemos que existe un país sin cristianos. Estamos hablando de un distrito sin obreros indígenas y sin iglesias. Este punto es el más difícil para que se produzca un brote orgánico. Hete aquí el problema: ¡Es un extranjero el que ha de aparecer la obra en ese país!¿Es imprescindible que este extranjero les ofrezca una lectura extranjera de la iglesia… cosa a la que nos dedicamos los americanos? ¿Es posible que este extranjero no introdujera su experiencia eclesiástica en ese distrito? ¿Hay algún modo de conseguir que esa clan descubra una iglesia indígena, orgánica, cuando el único cristiano que conociesen viviera en la otra punta del planeta y proviniera de una civilización completamente diferente a la suya?Son preguntas peliagudas. ¿Concebiría mente humana que los propios conversos —aún bebés—sean capaces de descubrir por sí mismos una expresión de la ekklesia que fuera sólo suya? ¡Si la respuesta para ellos es un “sí”, entonces además es un “sí” para tus compatriotas!¿Pero cómo puede dejar a un flanco su propia civilización un operario cristiano? ¿Puede así prosperar una iglesia nativa? ¡Orgánica! ¡Que no sea extranjera! ¿Que no sea saco?Hablemos acerca de Albania. Es el laboratorio valentísimo. Albania es el valentísimo tubo de opúsculo.He hecho mención de Albania en Cómo reunirse en los hogares (además conocido por La iglesia como debe ser) y El Hombre Más Buscado de la Tierra. En este obra además lo haré.¿Por qué es Albania el valentísimo tubo de opúsculo?Pues porque Albania es única en la historia de la humanidad. Nada parecido a Albania ha ocurrido antaño ni ocurrirá de ningún modo. Entrar en Albania para allí predicar el evangelio es entrar en una ciudad del primer siglo donde el nombre de Cristo nunca se ha escuchado. ¡Pero no acaba ahí! Incluso los territorios que Pablo visitó tenían algún tipo de telón de fondo religioso. No es el caso de Albania.¡Albania representa la primera oportunidad de toda la historia humana de contemplar una nación sin religión! La humanidad nunca ha conocido ausencia afín. Albania es única en su productos.No obstante, los misioneros americanos tienen la poca vergüenza de ir a Albania para ofrecer a ese pueblo las horrendas reuniones religiosas americanas. Estamos celosamente empecinados en inculcar a los albaneses la crimen misma que hoy estrangula a las iglesias aquí, en América.Estamos en Albania para asegurarnos de que vosotros los albaneses os sentáis en bancos de iglesia, encaráis el púlpito, nos dáis vuestro décimo, os dirigen para cantar, y guardáis silencio durante los sermones que predicamos. ¡Nos hemos emperrado en que llegue el día que podamos ver a todo indígena de esta tierra asistiendo a una miserable y aburrida reunión religiosa saco!Los americanos carecemos de cualquier atisbo de entendimiento en lo que tiene que ver con predicar el evangelio de forma tal que permita que en otras latitudes la iglesia se experimente de una forma indígena, y luego resulta que os exportamos una forma de reunión que es tan funesta como la culto Católica.¿Se puede percatar(se) lo orgánico?Los americanos no tenemos ni la más remota idea de cómo fundar iglesias de la forma en que fueron levantadas originalmente allá en el Siglo Uno. Si no sabemos cómo, ¿quiere eso opinar que no puede hacerse? Si no nos interesa, ¿quiere eso opinar que no es importante? Si los americanos no pueden hacerlo, ¿quiere eso opinar que es difícil?Así pues, ¿se puede hacer… en Albania? ¿En Turquía? ¿En aldeas del interior de China? ¿Es que siempre tendremos que dar a los conversos de estas recluidas tierras un prototipo extranjero de iglesia?Durante los sesenta primaveras que he estado en esta tierra he viajado un buen trecho. Aún me queda por ver a un operario cristiano occidental que demuestre un poco de interés por explorar una nueva forma de reunión… o una forma de fundar una iglesia que respete la civilización del otro, ¡o una ekklesia que se ajuste a los nativos! Al menos nunca he pasado a un latinoamericano o a un anglosajón ofrendar su vida a este fin. Todos nuestros pensamientos se encaminan a percibir almas, o a cualquier otra causa. No versan sobre la vida de la iglesia. Nunca versan sobre una vida de iglesia nativa y restringido.¿Hay un evangelizador que se haya propuesto seriamente el hecho de que está imponiendo a otras culturas la culto de la Reforma Protestante, o que les está maldiciendo con el ritual dominical latinoamericano? ¡¡Si fuera así, nunca vi a nadie que hiciera poco significativo por detener esto!!Esta terrible violación de las costumbres sociales de otras gentes, este insulto decidido a la civilización de otro pueblo… nunca he pasado que saliera el tema para debatirse con seriedad.¿Es posible una iglesia orgánica en un distrito que se acaba de aclarar al foráneo?¿Tendré que comentar que no confiamos en los conversos nativos? Nunca se nos pasa por la imaginación irnos a casa una vez que el evangelio es predicado y la ekklesia ha sido experimentada. La veterano parte de nuestro billete latinoamericano debería ir destinado a los obreros nativos, no a los obreros americanos. Hay dos maneras de aparecer.(Casi todo el billete que se da en América va a detener a los misioneros americanos, y todos esos misioneros americanos se han empeñado en hacer una colonización saco de la fe en las tierras a las que acuden. Tan sólo una pequeña fracción de nuestro billete acaba en los nativos, y ese billete se controla concienzudamente.)¿Cómo puede tener Albania una iglesia indígena? ¿Una iglesia albanesa hasta el tuétano? No hay obreros locales en Albania. ¿Quiere eso opinar que Albania tiene que ser obligatoriamente americanizada porque sencillamente no hay obreros albaneses?¡No! Hay una alternativa. Aquí está el cómo:Hay una forma de que la iglesia sea orgánica
aunque todos los obreros sean extranjeros.Todo cuanto tenemos que hacer es
descartar cuanto estamos haciendo
y luego hacerlo como Pablo lo hacía.Pablo era Judío. Provenía de una civilización muy elitista.(Los hebreos fueron bendecidos con el mismo tipo de arrogancia que caracteriza a los americanos y a los británicos que acuden a otras tierras y culturas.)¿Cómo fue posible que Pablo mantuviera a guión su influencia cultural al tiempo que fundaba aquellas iglesias gentiles? Por fortuna nació y se crió en tierra pagana, así pues conocía poco ese tipo de sociedad. A lo mejor Pablo podría tener judaizado —inconscientemente— a las iglesias gentiles. Pero no lo hizo. Pablo —el extranjero— tenía una forma peculiar de amnistiar iglesias que impedía deliberadamente que tal cosa ocurriera. Pablo se esforzó por lo orgánico.Pablo levantaba la iglesia. Luego, cuando aún estaba en su infancia y en un estado fluido… Pablo se esfumaba de la ciudad. Surgía una expresión cortés de la iglesia. ¡Había nacido una expresión orgánica y nativa de la iglesia!Sí, es posible.¡Pablo lo hizo!Por tanto, ¡claro que puede ocurrir en tu país!¡Pero eso no es todo! Pablo llegó aún más remotamente. Concentró todos sus esfuerzos en preparar obreros nativos. Señor mío, estamos hablando de obreros que no eran judíos. Nosotros nos centramos casi por completo en preparar americanos para que acudan a tierras ajenas. Esto es un disparate. Pero sea o no un disparate, nunca se cuestiona, y nunca cambia, y nunca lo hará.Vosotros, los nativos, debéis amnistiar obreros que sean nativos. Debéis hacerlo de tal modo que no se vean influenciados por nuestras costumbres, por nuestros métodos, o por nuestra mentalidad.¿Os dáis cuenta de que más del 99% de lo invertido en preparar obreros va a detener a los amiguetes americanos? Los obreros americanos van a vuestra tierra… ¡garantizándonos por un buen ganancia que nosotros —no vosotros— somos los líderes! Las tradiciones de la reforma de nuestra iglesia —no vuestras asambleas orgánicas— se convertirán en la norma en vuestro país.Si Pablo hubiera estado usando ese billete, habría invertido cada centavo en entrenar obreros —gentiles— nativos.Vuestra meta ha de ser siempre la de Pablo. Iglesias orgánicas, nativas, indígenas… fundadas por obreros nativos. ¿Y qué pasa con nosotros los extranjeros? Tenemos que renunciar a nuestros moldes occidentales. Tenemos que hacer lo mismo que hacía Pablo. ¡Largarnos, tan pronto como humanamente sea posible!Tomad nota de que Pablo no preparó a sus paisanos judíos para trabajar en las iglesias gentiles. Preparó —por así decirlo— a albaneses, nepaleses, rumanos, etc. Pero nunca —ni siquiera una vez— levantó a un fundador de iglesias natural de Judea, de Galilea, o a un tacaño.Todos los obreros que levantó eran ex–paganos. Aristarco, Segundo, Tíquico, Trófimo, Gayo, Tito y Epafras eran todos ex-paganos. Timoteo, medio cortés, había sido educado en tierras paganas y toda su experiencia cristiana transcurrió en una iglesia cortés. Esos fueron los hombres que Pablo entrenó para amnistiar iglesias.Ojalá la tribu de Pablo se multiplique. Ojalá esa tribu se multiplicase.Si los americanos no son capaces de seguir ese patrón, (1) dejar que las iglesias descubran una forma de vida orgánica, (2) abandonarlas tan pronto como sea posible, (3) amnistiar luego sólo obreros locales (no escuelas bíblicas, porque las escuelas bíblicas son la mismísima personificación de la mentalidad saco)… si los americanos no somos capaces de hacer esto, ¡mejor retornar a casa!Soy latinoamericano. Estoy absolutamente en contra de las misiones americanas sea cual sea su perfil, color, forma o intención. Creo en una iglesia nativa, expresada de forma nativa, guiada por nativos, y alimentada por fundadores de iglesias nativos. ¡Me bajo con la boca abierta de par en par cuando veo lo que hacen los misioneros americanos, los misioneros británicos, y las instituciones altruistas más allá los mares, a más de lo que han estado haciendo constantemente desde los tiempos de William Carey allá en el 1790!¿Qué de qué estoy hablando? Anglicanizamos la fe cristiana a nivel total. Sólo hoy los americanos ganan a los británicos. ¡Pero aún se manejo de una anglicanización, pues los británicos nos anglicanizaron a nosotros los americanos hace unos 300 primaveras! (Repito. Nosotros los americanos nunca hemos pasado en nuestra propia tierra una iglesia orgánica e indígena que encajara con nuestra civilización saco. ¡Tanto como Albania… o como tú mismo, vivimos sin una expresión nativa de la iglesia!)A pesar de todo lo mencionado no dudaría en amnistiar una ekklesia en cualquier país. Why? Primero de todo porque, desde el primer día les diré a esos queridos creyentes locales cuál es mi advertir en cuanto a la americanización mundial de la fe cristiana.En segundo punto, desde el primer día les explicaré a esos creyentes locales que saldré por la puerta y les abandonaré. ¡Muy pronto!En tercer punto, y durante el tiempo que esté con ellos, fomentaré su experiencia nativa, civilización, usos, costumbres y todo aquello que los hace únicos, y les presionaré para que lo saquen fuera. Haré cuanto esté en mi mano para asegurarme de que están orgullosos de sus propias maneras y costumbres, de su forma de expresarse y de sus excentricidades, y les estimularé para que expresen su carácter nativo. Cuarto, les presentaré a Cristo. Nada más que a Cristo.Quinto, les ofreceré cantidad de ayuda habilidad en torno a lo orgánico.¡Luego me largaré! ¡Y ese cuerpo de creyentes descubrirá la “vida de la iglesia” por sí mismo! Se reunirán en casas. (NO tendrán ancianos. NO al principio.) No tendrán pastor… ni ahora, ¡¡ni nunca!! Se aferrarán los unos a los otros para poder sobrevivir, y descubrirán su propia forma de reunirse. ¿Dónde voy a estar yo? ¡Muy remotamente de ahí!Por zaguero, haré cuanto esté en mi mano para amnistiar obreros nativos, ¡en concreto el fundador de iglesias nativo! ¡Y si me enfrentamiento a estos creyentes tratando de ser americanos o en un “intercambio cultural”, les pondré contra la hormaza y les haré escuchar a Elvis Presley hasta que se arrepientan!No es muy difícil. Es el proceder de Pablo. Te ruego, querido colega occidental, ¡hazlo como Pablo o ni siquiera lo intentes!Hace unos días me senté con un evangelizador latinoamericano en Albania. Hizo hincapié en que era de la opinión de que en diez primaveras Albania sería la nación más cristiana de la tierra. Tenía la visión de que Albania tendría el veterano número de salvos de este planeta.No me habría atrevido a decirle lo que estaba pensando. Me atrevo a decírtelo a ti.Espero que estuviera errado. Why? Bueno, si todo hombre y mujer en Albania que rondara los diecisiete primaveras se hiciera cristiano… en diez primaveras los templos cristianos estarían vacíos. Escuchadme. Americanos, escuchad. Cristianos de este planeta, escuchad.Los cristianos no acudirán a la iglesia del domingo por la mañana durante mucho tiempo. Dejarán de ir a la iglesia o proporcionadamente, y por el engorroso de culpabilidad que os encargaréis de imponerles, puede que aguanten vuestro miserable servicio dominical americanizado… siempre en saco al sentimiento de error. Pero aún así, un día de estos se hartarán. Las reuniones que estáis introduciendo en Albania serán tan horribles como los nuestras de aquí a diez primaveras. Tan terribles son que podrían matar a un elefante de aburrimiento. Seguiremos perdiendo conversos mientras sigamos exportando la iglesia protestante coetáneo con sus sillas, sus púlpitos, la clan encarando un púlpito, los templos, pastores… y sus reuniones con un reservado laicado, sin oportunidad de que todos compartan en las reuniones. Tan sólo dedicaros a conservar ese acreditado patrón y dará igual si vemos que todo humano sobre este planeta se salva… ¡¡no estarán sentados en vuestros servicios dominicales al estilo latinoamericano!!Ahora nos vamos a la India. Bakht Singh es un hombre del que seguramente nunca habías aurícula platicar. Pues proporcionadamente, él y sus colaboradores han ganadería decenas de miles de personas para Cristo. ¿Puedes encontrar a esos conversos? ¡Sí! En 600 asambleas prósperas, encantadoras y conmovedoras desperdigadas por todo el este de la India. Esas iglesias retuvieron a sus conversos. Why? Porque esas asambleas armonizan con su clan. Esa es una de las razones. Otra: si todos los misioneros y todas las organizaciones “altruistas” se juntaran para propagar las cosas más emocionantes nunca antaño aireadas, y lo comprimieran todo –luces, cámaras, mimos, influencia y humo– y lo pusieran todo en una iglesia, y pusieran a esa iglesia en la India, nunca sería tan maravilloso, conmovedor, encantador y divertido como cuando se juntaban las asambleas fundadas por Bakht Singh.Americanos, a pesar de toda la clan que ahora estáis ganando en Albania, ¡no mantendréis mucho tiempo a vuestros conversos!Evangelizad el planeta y seguiréis sin conservar a vuestros conversos porque vuestras reuniones son aburridas. Además, ¡¡ni siquiera sabéis lo que significa “iglesia”!! Nunca lo habéis sabido, y vuestra yerro de interés puede indicar que nunca lo sabréis. Ciertamente lo que habéis exportado durante 150 primaveras nunca retendrá a los conversos, da igual lo “internacional” que sea vuestro evangelismo, da igual lo vasto que sea el número de conversos, o lo egregio que sea el avivamiento, o el peso del sentimiento de error infligido. La iglesia que exportáis, inorgánica, muerta y no indígena, nunca retendrá a vuestros conversos. No por mucho tiempo.¿Por qué siguen ahí los conversos de Bakht Singh? Porque guiaba a otros con Cristo. Porque guiaba a otros con la iglesia. Porque la iglesia era indígena. Porque era un fundador de iglesias al estilo del siglo primero. Pero la obra del Nepal fue superior al movimiento de Bakht Singh en el sentido de que era nepalesa de pura cepa. A diferencia de lo que ocurría en la India, en aquel entonces no se conocían a los cristianos occidentales. Me gustaría pediros a todos vosotros que vayáis al Nepal y que veáis con vuestros propios luceros esas iglesias. Me gustaría invitaros a una de las mejores “estadísticas de retención de conversos” de los últimos mil primaveras. Sería bueno para vosotros que fuérais allí y que descubriérais lo que significa orgánico, y lo que verdaderamente significa indígena. Me gustaría invitar a todo el personal sacerdote cristiano occidental y a los líderes cristianos a ir allí y sentarse a los pies de esa clan. Me gustaría, pero no puedo. ¡¡No puedo porque los americanos casi habéis destruido esa obra!! Mientras lees estas palabras la iglesia orgánica en el Nepal está siendo atacada y los cristianos y las iglesias indígenas del Nepal están siendo americanizadas. Querido latinoamericano, ¿cómo te sientes? Querido no latinoamericano y querido europeo uruguayo, ¿cómo te sientes?Nuestra mejor oportunidad de los últimos mil primaveras para ver, estudiar y mirar en torno a lo orgánico ¡se desvanece! ¡Ya nos ocupamos nosotros de machacarlo! Esa es la historia del Nepal. Hoy nuestra mejor oportunidad en mil primaveras para cambiar nuestros métodos se encuentra en Albania. Pero, ¿qué es lo que estamos haciendo allí? Estamos violando la dignidad y la civilización de una nación. Esa es la historia de Albania. Estamos despreciando nuestra mejor oportunidad en toda la historia de la iglesia.¿Cambiaremos alguna vez?En el próximo capítulo echaremos una ojeada al definitivo estado de las iglesias americanas de hoy en día.CAPÍTULO 10
AMÉRICA, ¿CAMBIAREMOS ALGÚN DÍA?Recientemente, y según me contaron, un cristiano chino visitó las iglesias de América. Cuando volvió a su casa en China le preguntaron qué había sido lo que más le había impresionado de su visitante. Su respuesta fue: “¡Me sorprende todo lo que han conseguido hacer los cristianos americanos sin Dios!”En los Estados Unidos hay una ordenamiento dedicada exclusivamente a trabajar con las estadísticas del cristianismo en USA. El director de esta ordenamiento fue entrevistado para la televisión por un amigo mío. Mencionó esta monograma extraída de los archivos de su ordenamiento:En los últimos siete primaveras la iglesia de América se ha deteriorado la cantidad de $250.000.000.000 (casi 50 BILLONES de pesetas, o lo que es lo mismo, más de 300.000 MILLONES de EUROS, una monograma superior al Producto Interior Bruto ANUAL de toda una nación como España)… pero durante ese periodo ¡la iglesia no había crecido ausencia! Todo ese billete, ¡y no avanzó ausencia!Seguimos andando, pero nuestros pies permanecen en el mismo sitio. Un cuarto de trillón de dólares para evitar el decadencia. Las cosas no marchan en torno a delante en América. Nuestra premisa está equivocada y este cristianismo latinoamericano que exportamos mata el alma y el espíritu humano.Caballeros, su premisa está equivocada. Sus ideas y prácticas… no me importa lo bíblicas que sean, no lo son. Son tradiciones. No funcionan. No están diseñadas para ser utilizadas y nunca funcionarán. ¿Cambiaremos? Probablemente no. Innovaremos. Este relato acaba ahí.Hasta que por un casual lleguéis a un entendimiento de lo que es una comunidad de creyentes seréis como el hombre de la parábola china que se pasa sentado todo el día en una habitación vacía inflando globos y luego dejando que se les escape el melodía.La vida de iglesia indígena y orgánica calma entre bastidores.Tened la seguridad de que la iglesia orgánica e indígena algún día emergerá. Una nueva alcurnia de cristianos y una nueva raza de obreros nos pasarán por encima. Llegará un nuevo día en la historia de la iglesia. Junto a él vendrá la crimen de los métodos actuales de las misiones y el fin de “altruista” en “iglesia altruista”.Ahora mismo, según escribo estas líneas, miles de cristianos americanos están abandonando las iglesias aquí en América. ¿Adónde van? Vuelven a la salas de estar, a sus hogares. El movimiento de las iglesias en casas es una brújula que nos indica el punto en el que se encuentra el futuro.Nunca podremos preparar suficientes ministros y nunca podremos obtener suficiente billete para construir suficientes edificios que llamamos “iglesias” para predicar este mundo.La sala de estar, la iglesia laica, la iglesia orgánica algún día vencerá. En América. En todo el mundo. ¡Las tradiciones actuales nos ayudarán! ¡Nos echarán a patadas por la fuerza!Ojalá que Dios apresure la venida de ese día.Hemos llegado al final de la primera parte de este obra y al principio de la parte segunda.La segunda medio de este obra está escrita para ayudarte a ti, al que no eres latinoamericano, ¡a comprendernos! Los americanos pululamos por todo el planeta y da la sensación de que estuviéramos a punto de reventar cada centímetro cuadrado de la cristiandad con una lectura saco supuestamente milenaria del reino de Dios.Póngase al día en lo que a nuestra forma de pensar se refiere. Compréndanos mientras vivimos inmersos en nuestra ingenuidad, en nuestra superficialidad, y en la forma en que usamos nuestro billete, nuestro poder y nuestra influencia. Los americanos hemos surgido como una peligrosa fuerza en contra de la vida de la iglesia y de la experiencia futura del cristianismo. Es un peligro para ti y para tu civilización.Resulta que pronto no quedará ni un solo palmo de este planeta entre las filas de los redimidos que esté evadido de la fe americanizada. Al menos esa es la impresión que da. Pero vosotros —los que no sois americanos— podéis detener a esta muchedumbre, a esta americanada, a esta parodia total. ¡Depende de vosotros detenerlo!Lo que sigue son pequeños visos de los americanos. Y cuando hayáis terminado de deletrear, recordad:(1) Nuestras propias iglesias están muertas(2) La respuesta saco a las deyección de vuestro país no os van a ayudar(3) Hay una opción mejor. Olvídate de lo primero. No toques lo segundo.Encuentra un mejor caminoHAY ALGO MEJOR DE LO QUE OS ESTAMOS OFRECIENDO, Y SOIS VOSOTROS LOS QUE PODÉIS HACERLO MEJOR SEGUNDA PARTECAPÍTULO 11
LA “REVELACIÓN” AMERICANA
DE LA IGLESIAEl pastor se apea de su coche y deja a espaldas el aparcamiento de su iglesia. Mira en torno a en lo alto al enorme edificio. Lo que ve es una boliche, un equipo de baloncesto, un campamento de verano, un punto para dar clases dominicales, una parvulario abierta cinco días a la semana, oficinas con 10 empleados, etc.Sin incautación, es un punto geográfico que existe para que acuda un liga de personas… una vez a la semana. En efectividad el pastor sólo se ha apostado las muelas por una pequeña parcela de dominio y dos horas a la semana de esta cosa que llaman “iglesia ”.Sí, hay algunas personas que se meten en el coche y acuden a este edificio los miércoles por la tarde. Un número aún más pequeño ofrece sus servicios en una docena de comités. Pero para la mayoría de los americanos la “iglesia” es simplemente la mañana del domingo a las 11:00 a.m..En militar, el concepto latinoamericano de la iglesia no llega mucho más allá. La “iglesia” es una ubicación geográfica. Te metes en el coche y llegas allí, estás una hora y te vas. La iglesia sólo puede ser edificios, edificios estáticos. La iglesia consta de una dirección postal, de un aparcamiento y de un número de teléfono donde contesta una secretaria. Este concepto de iglesia es tan poco trascendente que baste una hora de tu vida para estudiar de ella todo lo que se pueda estudiar. ¡No es de sorprender que a cualquiera se le ocurriera inventar las iglesias altruistas! En el siglo primero, la iglesia, la vida cristiana, el calendario anual con sus 365 días y el cronómetro diario con sus 24 horas eran exactamente lo mismo.Todo lo que significa la iglesia (para nosotros los americanos), se puede encontrar entre las 10 y las 12 los domingos por la mañana. Aquello que era capaz de tirar por los suelos las puertas mismas del abismo se aferran a un pequeño pedazo de tierra, a un aparcamiento de automóviles, y a una o dos horas semanales en las que todos nosotros, omitido uno, ¡nos sentamos callados! Esa hora, querido amigo no occidental, puede que sea la hora más aburrida que haya conocido la humanidad.La iglesia de hoy está anclada fielmente a un pequeño perímetro, que se mantiene en pie a saco de rasilla y cemento, y tú acudes a él. Ella no viene a ti. La iglesia significa tan poco que sin quererlo ni comerlo poco se interpuso y se hizo cargo de los otros seis días. Nadie se dio cuenta, y nadie se preocupó. Venid conmigo y veamos por en el interior uno de los inventos más sublimes de América: la iglesia “altruista”.Este tipo de instituciones están abiertas seis días a la semana las veinticuatro horas al día. Son increíbles. Todos consiguen participar. Aunque poseen edificios, es posible que vengan a ti, no tú a ellos. Las iglesias altruistas, que dejan a la prestigio del alquitrán a los aburridos “servicios religiosos de domingo por la mañana”, se mueven sin detener de aquí para allá, tienen teatros con representaciones alucinantes, conciertos, orquestas, videos, discos, estudios de reproducción, enseñanza dinámica, canciones que raptan tu corazón, comilonas con personajes cuyos discursos harán de tus sacos lacrimales monumentales cataratas, barcos, aviones, grupos de música, magos, mimos, conciertos de rock, compañías discográficas, editoriales, emisoras de radiodifusión y programas televisivos por todo el mundo… y un ejército de jóvenes que ahorran todo el año para desparramarse cada verano por medio mundo. Estas organizaciones se han adueñado de las 167 horas semanales restantes que la iglesia no había reclamado para sí estos últimos 1.700 primaveras.Ahora mismo las iglesias “altruistas” dominan el panorama cristiano. Su visión rapta la imaginación de cualquiera. Desafían lo mejor del corazón humano: reuniones de oración que ausencia tendrían que envidiar a Pedro en su aposento detención; satélites espaciales que abarcan el mundo inconmovible; viajes a lugares tan bellos y remotos como Micronesia o las páramos e icebergs de Groenlandia. Revistas, misivas de oración y una sala de correo para pedir billete tan egregio como el hangar de un aeropuerto.Hoy existen multitud de organizaciones como estas que abarcan todos los grupos inimaginables, desde el marcial hasta el mundo de la pasarela.Estas organizaciones tan flexibles son las primeras en aparecer en los países recién abiertos. Entran a choque de elogio y platillo. Se adaptan, improvisan, se mueven muy deprisa. Su entrada triunfal se anuncia por medio mundo —especialmente a los patrocinadores— con tal fanfarria que mataría de pura envidia a la Avenida Madison y al circo Pricenton.Son muchas cosas; ¡lo son todo! ¡Están por todas partes! ¡Llegan a todos! Tan sólo hay una cosa que les queda ser. ¡No son la iglesia! Estas instituciones tienen poco que mostrarnos. Nos dan una idea de lo que la iglesia —la ekklesia— podría y debería ser en improvisación, movilidad y habilitación, y en lo que se refiere al atractivo que tienen en torno a todos los estamentos sociales. Estas instituciones son una imagen distorsionada de lo que la ekklesia podría tener sido si los reformistas la hubieran reformado un poquito más.¿Cuál es el flanco anfibológico de estas organizaciones? Un inconcebible número de deserciones. Se queman en su trabajo de una modo increíble. Unas estadísticas de permanencia en la ordenamiento microscópicas o nulas. Pero sobre todo unos gastos de mantenimiento que harían de los políticos de Washington unos tacaños conservadores.A todo esto tenemos que sumarle este hecho: la iglesia altruista no posee luz alguna sobre la iglesia.Pero a pesar de todo la fe cristiana sería muy aburrida sin ellas. Son emocionantes. Están totalmente fuera de la Escritura, y son un escueto sustituto de la verdadera vida de la iglesia, pero aún así no existe ausencia mejor.Tienen otra pega: nunca te cruces en su camino. La iglesia tradicional es una linda margarita comparada con la cólera que puede desatar una institución altruista sobre cualquier cosa cristiana que se ponga por medio. Son capaces de perseguirte hasta la crimen. Estas dos cosas, la muerta o moribunda iglesia tradicional, y las espectaculares instituciones altruistas, es cuanto los americanos podemos ofrecerte. Nuestras misiones os darán una o dos reuniones súper aburridas llamadas “iglesia”. Las iglesias altruistas os darán espectáculo y movimiento. Todo al más puro estilo latinoamericano.Hoy la iglesia tradicional y la iglesia altruista cubren entre ambas las 168 horas semanales. Si la iglesia tradicional y la iglesia altruista unieran sus fuerzas ¿serían tan maravillosas como la iglesia orgánica? ¿Podrían juntas reemplazar el cuerpo biológico de Cristo?CAPÍTULO 12
LA IGLESIA ALTRUISTA EN PAÑOS MENORESQuerido no latinoamericano, ¡tarde o temprano te van a pedir que te apuntes a una iglesia altruista! Bueno, como resulta que no eres latinoamericano, tienes derecho a conocer un poco más de cerca el concepto de “iglesia altruista”. Este será el tema del presente capítulo.¿Me permites invitarte a ver el mecanismo interior de una de estas iglesias altruistas? La verdad es que tienes todo el derecho del mundo a entender este invento latinoamericano. Nunca olvides que el movimiento de las iglesias altruistas es cien por cien latinoamericano. ¡Lo inventamos nosotros!Es mucho mejor que en punto de limitarnos a estudiar de estas instituciones nos imaginemos que tú mismo acabas de inaugurar una de ellas. Esto te ayudará a comprender un poco mejor lo que hacemos y la invasión cristiana saco en tu país.Si te quedas con la boca abierta cuando leas este capítulo, aquí hay otra sorpresa para ti: todos los ministros más o menos informados de los Estados Unidos están al tanto de todo esto.Este capítulo te lleva detrás de los bastidores de una iglesia altruista. Recuerda: se manejo de que tú seas el fundador de una iglesia altruista saco.Para inaugurar esta institución, fundador, primero debes tener un esquema. Un esquema que no sea muy engorroso, ¡pero que sea eficaz! La mejor carta que los americanos han podido sacarse de la manga es “la evangelización del mundo entero en esta generación”. Este slogan ha estado en nuestros labios durante más de 100 primaveras. ¡La primerísima iglesia altruista usó este emblema allá en 1890! (Es opinar, hace tres generaciones.)No viene al caso si esta visión tuya no está basada en las Escrituras. No viene al caso que sea un esquema (y un movimiento) que presente la salvación sin iglesia.Esta visión Made in América seguirá ofreciéndonos un mundo repleto de salvos… salvos por un seguro de incendios contra el abismo. Millones se han cáscara, pero sin una relación efectivo en torno a Cristo y/o la iglesia.No viene al caso memorizar de antemano que mientras abres los portones de tu institución tus conversos son de esa clase de personas a los que les gusta poco o ausencia la iglesia tradicional. Sabes proporcionadamente que nunca serán miembros activos a extenso plazo de esas iglesias moribundas. Poco importa si estos hechos arruinan una hermosa relación entre tus conversos y la ekklesia en un futuro. Tu institución sabe que las iglesias tradicionales no son del gustillo de tus conversos, pero al mismo tiempo necesita el apoyo de las iglesias tradicionales. Así que tu institución siempre estará en la cuerda floja. Por un flanco sabes que la iglesia coetáneo es arcaica, aburrida, fría, muerta, aséptico, y que sus reuniones son un canto fúnebre. Por otro flanco sabes que esas iglesias son tu fuente principal de ingresos, y vas a precisar mucho billete para tu institución.Eso quiere opinar que debes ignorar el hecho de que la mayoría de tus conversos nunca va a formar parte de esas iglesias… al tiempo que siembras relaciones con ellas.¿Cómo puedes radicar contigo mismo sabiendo todo eso? ¡¡Ignora la efectividad!!Dale la espalda al resto del drama para no indisponer de ningún modo el hecho de que los recién salvos no tienen vida corporal a la que comparecer luego de que tu institución les conduce a Cristo. Tu institución altruista obtendrá conversos a punta pala pero nunca debes escudriñar el inventario, las estadísticas de los que se quedan. De aquí a diez primaveras no habrá nadie en esta tierra que pueda decirte dónde han ido a detener tus conversos. (Puede que tengamos la excepción de algunos que se unieron a tu institución. Date cuenta de que debes resaltar, impulsar, fomentar y hacer publicidad de esos pocos. Haz como si estos éxitos se tratasen de un gran número. De esta forma esquivas el hecho de que las masas que has llevado a Cristo se han desvanecido. Ignora que sólo 1 de cada 5.000 conversos se adhiere a una institución… y que nadie tiene ni pajolera idea de dónde están los demás.)¿Dónde están esos millones de conversos ausentes? Who knows. ¡Nunca trates de averiguarlo!De nuevo, ignora la efectividad.Tu recién inaugurada iglesia altruista ahora necesita muchos hombres y mujeres cristianos para servir en plantilla. Los hombres y mujeres jóvenes entre los vigésimo y los veintisiete primaveras son los mejores. Pero si llegan hasta los treinta sería pasmoso.También vas a precisar cantidades industriales de jóvenes que acudan a tus conferencias y a tus giras evangelísticas. Siempre clan chavea, idealistas, susceptibles y muy entusiastas. Los mejores son los que están entre los diecisiete y los veinticuatro primaveras. No lo olvides, estos jóvenes apasionados son el motor de las instituciones altruistas. Sin ellos no tienes ausencia. Ignora el hecho de que estás construyendo un avión egregio y potente con poco más que un entusiasmo lozano y pasajero. Gente chavea sin rumbo claro, en indagación de significado para sus vidas cristianas; clan chavea liviana de manejar. Se encuentran en el período más aprovechado de sus vidas, así pues ofréceles aventura.Y aquí es donde la visión hace su entrada triunfal. La visión traerá (1) empleados para la plantilla y (2) clan chavea. Visión + empleados + clan chavea. (Nunca caigas en la trampa de intentar construir afín institución con clan que supere los 30 primaveras).Después de la visión, los obreros y los jóvenes, tienes que juntar el ingrediente del poder de Dios. Enseña a los empleados y a los jóvenes a acoger el poder de Dios. Entonces saldrán para “evangelizar el mundo en una generación” con este poder. Diles que este poder estará con ellos toda su vida.(Ni se te ocurra ponerte en contacto con estos jóvenes cuando tengan cuarenta primaveras. ¡Tienes todas las papeletas para enterarte de que ni siquiera son cristianos practicantes! Pregúntales, y lo más probable es que te digan que han olvidado todo lo que escucharon acerca del poder de Dios y que sólo tienen un ligero regalo de que fueron “misioneros de verano”).A continuación viene el entrenamiento de tus empleados y de tu clan chavea. Primero los empleados. Luego ellos entrenarán a los jóvenes. Este entrenamiento no debe durar mucho. Aquí es donde la mente evangélica te echa una mano.La estructura mental evangélica encuentra este cristianismo coetáneo retozando a sus anchas por todo el Nuevo Testamento (ahí no está). No te resultará difícil mostrar a estos jóvenes un Nuevo Testamento y una visión sin iglesia. Podrás enseñarles la apostolado del mundo en una coexistentes y la bondad de tu propia institución… ¡con las páginas mismas del Nuevo Testamento!Pero no es extraño que, por muy encantador que sea la clan chavea, sea difícil de sujetar, o al menos resulten poco disciplinados. Así que mientras estén aprendiendo tienes que darles tres cosas más. Lo primero es el concepto de la autoridad y de la obediencia; es segundo es una esforzado estructura, con una dependencia de mando clara y proporcionadamente definida. Por zaguero, no está de más propalar al melodía un poco de culpabilidad y de miedo, entremezclados con ese catálogo de reglas establecidas por ti.Una vez finalizado el entrenamiento, el próximo paso a tomar lo llamaremos la gran aventura.He aquí algunas posibilidades.La apostolado del campus de una universidad (¡en Indonesia!). Es todo un desafío para los jóvenes. ¿Qué tal un país inconmovible, alguno que acaba de aclarar sus puertas al evangelio? Esa es la veterano aventura de todas. Llevar Biblias a algún punto remoto del dirigible siquiera es secreción de pavo.¿Y si estas aventuras no están disponibles?¡Una Feria Mundial! Un campeonato mundial de fútbol. Visitar al Real Madrid, o al Boca Juniors, o planear una viaje por estadios gigantes con el duelo de público de 100.000 jóvenes. Estaría proporcionadamente esta viaje por Las Vegas o Washington. Siempre hay poco en algún punto que puede convertirse en “La Gran Aventura”. Mientras escribo estas líneas, Rusia y Europa del Este son fantásticas aventuras con desafíos que pondrán a prueba a cualquier jovencito. ¿Qué os parece Siberia? ¿Qué os parece la Exposición Internacional de Budapest el año que viene?A continuación, para poder aguantar a parte esta gran aventura, necesitas billete. Estas aventuras siempre necesitan billete. Toneladas de billete.De hecho, el objetivo subyacente a La Gran Aventura es conseguir billete para que tu ordenamiento siga moviéndose.Estas son tus fuentes de ingreso.-Los jóvenes que asisten a estas conferencias de entrenamiento y que van a embarcarse en esta tremenda aventura. -Las iglesias. Intenta por todos medios que tu plantilla asista a las reuniones de los domingos por la mañana a aquellas iglesias que dan billete a tu institución. Igualmente alienta a tus conversos, que han sido llevados a Cristo por tus colaboradores, para que asistan a estos mismos servicios matinales domingueros. ¿Qué ocurre si a alguno de tus conversos le gusta asistir a otra iglesia de la comunidad que no da billete a tu ordenamiento? Haz que tus empleados convenzan al nuevo converso para que no asista a esa iglesia. Cualquier cosa que aleje a tus conversos y a tus obreros cualificados de tu ordenamiento ¡es el enemigo!La tercera gran fuente de ingresos son los laicos ricos.¿Cómo atraer a estos millonarios para que cooperen con tu ordenamiento? Algo que nunca falta es ofrecer una comilona en la que tus empleados y conversos puedan dar certificación. El manual de entrenamiento con el que instruiste a tus empleados incluye un capítulo dedicado a estos banquetes. (Ver manual del empleado. Sección: “banquetes”).Pero hay mucho más que puedes hacer para enrolar a los millonarios.Instruye a cada empleado de tu institución para que aprendan a congraciarse con estos millonarios. Sigue alentando a la plantilla para que conozcan y mantengan amistad con personas de buena posición. Enséñales cómo hacerlo. Por supuesto, acabarás con un liga de trabajadores siempre acogedor, siempre maravilloso, y casi siempre atinado. Cuando estén con esos seglares millonarios arderán por “la visión”, y hablarán con términos fascinantes de esa próxima “gran aventura”.Vivirán cada instante de sus postizas vidas con esta careta de plástico. Pero está proporcionadamente porque siempre vas a tener un liga de colaboradores dedicados las 24 horas del día a la búsqueda de medios monetarios, y siempre estarás reclutando laicado con mucho billete en sus bolsillos para ser “consejeros colaboradores”.Tus empleados siempre tienen que pasar con la trompeta en la mano; deben contar historias de los grandes logros del pasado —mejor que sean recientes— ¡y de los acontecimientos que están por arribar! Enséñales a hacer proporcionadamente este trabajo y verás un constante chorreo de fieles alistándose a la institución en “apoyo” a la causa.Los fieles deben acoger el mismo mensaje que los jóvenes. También ellos pueden encontrar significado y propósito para sus vidas respaldando a estos jóvenes. Haz que la vida les resulte excitante. Ayúdales a que encuentren su propio valencia frente a Dios respaldando a tu ordenamiento.No viene al caso el daño que más tarde originará todo esto en las vidas de estos cristianos. No viene al caso que con el tiempo este modus operandi engendre colaboradores deshonestos consigo mismos e hipócritas frente a otros. Niega el hecho de que buen número de tus colaboradores dejará pronto tu institución, en concreto porque no pueden ya radicar en paz consigo mismos, y ni siquiera te plantees seriamente que la mayoría de los que no son cristianos están al tanto de esta parodia.Sí, todo esto destruye a tus colaboradores. Mina su carácter. Básicamente es radicar una vida deshonesta frente a Dios y frente a los hombres.Nunca percibas el ciclo que constantemente se repite en empleados y fieles. El círculo da una revés completa de cinco a siete primaveras. Durante este periodo casi todos tus colaboradores se habrán esfumado igual que la mayoría de fieles que en una ocasión te apoyaban. Siempre necesitas nuevos colaboradores y fieles. El patrón se mantiene. Jamás te detengas a considerar este hecho ni te preguntes sus causas. (¡Las causas son un espíritu de mercader crónico entretejido a las deyección económicas de la institución altruista y a la parodia de estar vendiendo constantemente la institución!) Una vez más, ignora la efectividad; y el año que viene otra vez lo mismo, con jóvenes nuevecitos llegando a raudales, nuevo personal y fieles recién reclutados.Este patrón es fijo. Nunca cambia. Nunca te pongas a pensar por qué. Nunca preguntes por qué. Sobre todo, nunca preguntes adónde fueron esos muchachos ni el daño que experimentaron sus almas al tener estado contigo durante aquellos cinco primaveras.Si tienes alguna duda de lo que estoy diciendo, pregunta a cualquiera que esté en una iglesia altruista la años media de sus colaboradores a tiempo completo. Ronda los veintiocho. Dentro de cinco primaveras será de veintiocho. De aquí a diez primaveras será de veintiocho. Así sigue sucesivamente. Pregunta cuántos consejeros seglares hay. Luego entérate de la media de tiempo que han pasado en la ordenamiento. Vas a encontrar idéntica respuesta. En uno y otro casos, la decadencia es horrorosa.Ahora, de individuo a por la gran aventura.El billete fluye sin control todo gracias a la gran aventura. Una experiencia como esta se vive una vez en la vida, ¡y no la podemos dejar escapar! Supongamos que esta aventura son los Juegos Olímpicos o una Expo. Tienes que mostrar a todo el mundo la fantástica oportunidad que representa este evento y que es poco que urge. Enrola a un ejército de jóvenes que serán proporcionadamente adoctrinados y mándalos a esta gran reunión. Casi todo el billete que estos jóvenes voluntarios traen consigo se usa en billetes de avión, en su comida y en sus gastos adicionales. Pero parte de este billete se tiene que usar para cubrir los gastos generales. Después de todo, la “central” ha invertido grandes cantidades para promocionar esta “la gran aventura”. De hecho, este acontecimiento ha costado una fortuna.Así pues, mientas los jóvenes aprenden pídeles que den más billete. Ten la completa seguridad de que surgirán crisis. Estas crisis hacen que estos jóvenes entusiasmados exploren todos los medios a su capacidad para dar más billete. La clan chavea que están siendo instruida es siempre una importante fuente de ingresos.Por supuesto, pide billete a esos miembros con quienes te has ido ganando su confianza.Los Juegos Olímpicos durarán dos semanas, pero les precede todo un año de preparaciones. La emoción es egregio. La visión está sobre la mesa. Hay todo un año para que llegue el billete… ¡para un esquema que dura dos semanas! Durante esas dos semanas serás declarante de cómo tu institución gasta millones de dólares. Como resultado tu institución sacará un pequeño ganancia de beneficios que será útil para cubrir los gastos generados por la sede central. Los gastos administrativos han sido estratosféricos. Cuando la gran aventura se dé por concluida proclama los resultados a los cuatro vientos. (Ignora el “recuento” de conversos.)Mientras todo esto acontece, ya tienes que apañarse otro desafío y la próxima gran aventura. El combustible de grandes empresas como esa mantiene viva tu ordenamiento. Sin ellas tu iglesia altruista moriría con las botas puestas.¡Nunca te preguntes si tienes pruebas para demostrar que, cinco primaveras luego de que terminara la Expo, tú y miles de jóvenes más estuvisteis en aquella ciudad!Sí, te quedan cinco direcciones de conversos que aún caminan con el Señor y por allí hay una docena de empleados que estuvieron hace cinco primaveras en aquel magnífico acontecimiento.¿Eso es todo cuanto puedes mostrar como resultado de millones de dólares gastados? ¿Hay alguna forma de justificarlo?Una ordenamiento de este estilo, similar a la tuya, siguió de cerca durante un año a 20.000 de sus conversos. ¡Sólo 200 profesaban tener una relación con Jesucristo! Gracias a Dios por esos 200, pero creo que hay formas mejores de ajar millones de dólares con vistas a rescatar —y conservar— conversos. Entonces, ¿qué hacer? Seguir ignorando la efectividad.Bueno, ahora bajamos el telón.¿Qué hubiera ocurrido si hubieras coincidido con Pablo en aquella ciudad? Habría encaramado una ekklesia con… digamos cuarenta conversos. Habría nacido una comunidad de creyentes. Dos primaveras más tarde esa comunidad que Pablo había establecido contaría con cuarenta o quizá sesenta. Al parte de cinco primaveras a lo mejor serían 100, y diez primaveras luego ¡puede que 200! (Aunque quizás sólo 75).Aparte del número de miembros, seguro que habría costado menos y no sería una iglesia en la que la clan fichara en un edificio una vez por semana. Sería una iglesia viril… que se adapta, que improvisa, que se mueve, que ama, que se preocupa, que es hermosa, con energía, fascinante, atractiva… ¡un pedacito del reino de Dios! ¡Incluso sería explosiva! Pero lo más importante es que sería permanente y el propósito de Dios… la comunidad de creyentes por excelencia. ¿Tendría esa iglesia una saco firme de la Escritura que le diera derecho a existir?¿Cuán firme?¡Tendría para sí todas y cada una de las páginas del Nuevo Testamento!Eso es poco más de lo que tu iglesia altruista puede regatear para alegar su existencia. El meollo de la cuestión: ¿Nos centraremos en la comunidad de creyentes como hacía Pablo, o nos centramos en un evangelismo sin iglesia con unas estadísticas desastrosas como hacen los americanos? ¿Por qué este capítulo? Para que tú –el cristiano nativo– puedas ver la maquinaria interna de las instituciones altruistas, y para que luego te preguntes… ¿a esto me quiero unir? ¿A esto quiero que llegue nuestra clan?Hay buenas perspectivas para que tarde o temprano te pidan que te unas a una iglesia altruista o les ayudes con su software. También has de memorizar que tú eres las “excitantes noticias” que los americanos escribimos en las cartas que enviamos a casa. Hablar de ti es la única forma que tiene la institución altruista saco para cobrar fondos; y recuerda, todo esto es latinoamericano hasta el tuétano y no tiene interés alguno en una expresión orgánica de la iglesia en tu país; y si una iglesia altruista está interesada en la iglesia, será una lectura saco de la iglesia trasplantada y puesta en un tiesto en tu propia tierra. Esa iglesia tendrá las sillas proporcionadamente colocadas. Todos os pondréis de frente al predicador —puede que un predicador latinoamericano— y os sentaréis callados mientras os predica el resto de vuestras vidas.¡Podéis hacerlo mejor!¿El aspecto encomiable de estas iglesias altruistas? ¡Esas organizaciones son fantásticas! Hacen de la iglesia institucional un caso de merced. La institución altruista tiene variedad… una variedad muy colorida. En otras palabras, ofrecen (a un precio desmedido y sólo durante un tiempo) una cucharada de la salsa con que debería estar aderezada la iglesia.Pero ausencia de esto se asemeja ni por asomo a la iglesia orgánica y nativa. ¿Qué es lo que yerro aquí? Prácticamente todo. Una profundidad en el entendimiento de Cristo. Nuestra yerro total de entendimiento de la ekklesia.Y ahora llega… CAPÍTULO 13
EL TURISTA MISIONERO AMERICANOLos americanos vivimos en una isla. Hielo por en lo alto, desierto por debajo y un océano egregio a cada flanco. Nos metemos en un avión, volamos a Europa occidental y nos maravillamos de que tengan baño en el interior de casa.Tampoco entendemos de cosmografía. No la necesitamos porque para la mayoría de nosotros sencillamente no existen países cerca. Muchos no sabemos qué es o dónde está Canadá, o México, ¡o Maine!¡Pregúntale a cualquiera de nosotros dónde queda Uruguay! Vivimos en casas preciosas con melodía acondicionado, dos televisiones, un gran pensil (puede que con piscina), y tenemos dos coches. ¿Para qué necesitamos memorizar dónde queda Uganda?Pero los americanos somos religiosos. Y sí, puede que aún hoy tengamos la veterano renta de cristianos por número de habitantes de la tierra. Cada año celebramos esas imponentes conferencias misioneras a las que asisten decenas de miles de jóvenes. En estas conferencias nos sentamos y escuchamos mensajes conmovedores de lo escueto y requerido que estás. Luego el interlocutor pregunta que cuántos jóvenes americanos están dispuestos a ir a tu país como obreros cristianos para encargarse de vosotros. Los pasillos de los auditorios se llenan de jóvenes voluntarios que quieren ser misioneros. ¡El Señor Dios sabe que lo hacemos de corazón! Somos sinceros, Dios nos bendiga. Somos americanos; y muchos amamos de verdad al Señor. Damos nuestro billete. Damos más que cualquier otro pueblo (claro que además tenemos más) de la historia del cristianismo. Nunca subestimes nuestro apego por Cristo, nuestra sinceridad o nuestra devoción. Pero todos y cada uno de nosotros, mientras damos el paso al frente para convertirnos en misioneros, nos vemos como vuestros líderes. Y acudimos a vuestros países como vuestros líderes.Míranos arribar al campo evangelizador, (el campo evangelizador… ese eres tú.) Somos todo un espectáculo.Quiero compartir algunas anécdotas acerca de nosotros. Pero al deletrear estas historias mira proporcionadamente porque hay poco a tener en muy cuenta.Mi primera experiencia “de campo misionero” me llegó cuando tenía diecinueve primaveras. ¡Ocurrió en Israel! El primer alianza latinoamericano con el que hice amistad llevaba seis semanas “en acción”. La esposa era… un rueda. Habría matado con una sonrisa en el rostro por una Coca Cola. La regalo implorándome, “cuando vuelvas a América, por favor, envíame una garrafa de jarabe de Coca Cola”. La regalo implorando a su cónyuge que fuera a Jaifa o a Jope para poder acercarse a apeadero donde atracaban los barcos por si azar alguno pudiera aguantar una Coca Cola a costado.Nadie en este mundo es capaz de sufrir veterano depresión que un latinoamericano por un cruce de culturas.No sé si consideras a España un país estancado o un país duro para los misioneros (yo no la considero así). Bien, de cada 100 misioneros americanos que van a España, noventa y cinco no vuelven a probar.¿Por qué? ¡Un conflicto cultural! La mayoría de los misioneros americanos no regresan al campo evangelizador pasados cinco primaveras. Adaptarnos a tu país casi acaba con nosotros. Un antecedente interesante es que además experimentamos depresión cultural inversa al regresar. Esto es, sufrimos profundos problemas físicos y psicológicos cuando volvemos a casa.Un evangelizador amigo mío me dijo que cuando regresó a América el doctor le tuvo dos semanas sedado con hipnótico. Llegó hasta ese punto de tensión. Algunas instituciones misioneras presentan informes de depresiones nerviosas de hasta un 25% del total de misioneros durante sus primer trimestre en el extranjero.Por crédito, date cuenta que ausencia más arribar estamos muy contentos de estar en vuestro país. Somos todo luceros, fotos por aquí, videocámaras por allá, revolucionados con este nuevo mundo al que hemos accedido. ¡Es una aventura! Por la oscuridad, de revés a nuestro casa (cuando nadie de vosotros está presente) hablamos atropelladamente de lo “pintoresca” y “singular” que es vuestra civilización. Muy cargados de razón nos oiríais opinar nos encanta este punto y esta clan. Nos gustaría trabajar aquí siempre, siempre, siempre.¡Así es como hablamos nuestras primeras dos semanas!Pero míranos seis meses luego. Odiamos vuestro teléfono, no soportamos vuestra forma de conducir, aborrecemos vuestra dieta y con placer mataríamos por una hamburguesa saco. Cometeríamos adhesión traición por un plátano cubierto de helado y crema chantilly. Profanaríamos la tumba de vuestra abuela por un trillado de cremosa cuajada. Venderíamos el alma al diablo por ver un buen partido de fútbol latinoamericano un sábado por la tarde.

Due to the length of the Study we do not publish it completely. To continue reading, open the PDF version.


.(tagsToTranslate)11s(t)666(t)americanización(t)amistad(t)anticristo(t)apologetica(t)ayuda(t)biblia(t)casas(t)catolicos(t)células(t)charla(t)chat(t)códigos de la biblia(t)cristiana(t)cristiandad(t)cristianismo primitivo(t)cristiano(t)dhtml(t)dios(t)discusión(t)doctrina(t)españa(t)castellano(t)espiritu santo(t)estudios bíblicos(t)evangelicos(t)evangelio(t)evolucion(t)fe(t)fenómenos numéricos en la biblia(t)foro(t)foro cristiano(t)gene edwards(t)clemencia(t)iglesia(t)islam(t)javascript(t)jesucristo(t)jesus(t)la web cristiana(t)voluntad(t)madame guyon(t)marca de la bestia(t)microsoft(t)misioneros(t)misiones(t)mormones(t)netanyahu(t)noe(t)papa(t)persecución cristiana(t)pizarra(t)profecia(t)protestantes(t)push(t)putin(t)arrebato(t)religión(t)sectas(t)testigos de jehova(t)tierra(t)torres gemelas(t)trump(t)verichip(t)vida interior(t)web(t)web cristiana
Facebook Comments

Deja una respuesta