Reforma.com – The Christian Web of Apologetica |


Because this is a time of permanent technological advances in Information Technology. Because Jesus said in the temple that in his Father's business he should be and because he is already manifesting among us …

The Ministry of Biblical Teaching

VICTORY TIME

Presents:

Reforma.com

Author: Holy Spirit
Contributors: Many Human Instruments Used by the Author
Written By: Néstor Martínez – Rosario – República Argentina

(One of those instruments)

Foreword

Already exceedingly ten percent of this twenty-first century, it is common to find men and women preaching in temples, on television channels and Christian radios, and on any Web page that prides itself on walking in the advance of the present time. and teaching questions that have to do with a probable reform of the church. Carefully observe the testimony of their daily lives, they will show us with confidence that a huge river of them, have not reformed or plan to reform absolutely nothing. It is only a dialectical opportunism that serves to attract and bring people.

On the other hand, we who walk with this word epicenter for more than this long decade of the two thousand years, we have already shared too many biblical texts about it. We only have the argument with which a minister supports his work or not: to be a living message, someone who lives and experiences day after day what he preaches and teaches.

No well-intentioned Christian can escape that, the church as we see it today and know, is far from being that instrument that God thought to shelter their children first, and to give shelter to all who arrived tired and worked . Therefore, a reform does not sound like something whimsical, petty or a product of human self-centeredness, but rather as an authentic necessity that we can not and should not delay any longer. How, with what weapons, in what ways and with what strategies, you will be able to read it in this work. A work that has the title REFORMA.COM and that some will fall ill, because that traditional "dotcom" computer, has to do with business. They forget that preaching the gospel and extending the Kingdom of God is the business that the Father has left us in our care. And, at the same time, the only thing that can end with human "businesses" disguised as spiritual.

By way of introduction

Which is a symbol for time

present, according to which offerings are presented and

sacrifices that can not make perfect, as far as the conscience, to that practices that cult, since it consists only of foods and drinks, of diverse ablutions, and ordinances about the meat, imposed until the time of reforming the things. (Hebrews 9: 9-10)

January 2013. I am giving the latest adjustments and additions to this work. Then there will come a long period of total reading and final correction. Finally, its publication and now; This will not belong to me anymore, it will be the shared heritage of whoever wants to enter, download it and read it.

But now it is. And only those who know Argentina know that, here, it is a punctual summer synonym. And, those who know the center of my country, where my city of Rosario is located, in the province of Santa Fe, know what kind of summer we have in these places.

Nothing to do with our northern end, over the provinces of Salta, Jujuy or Tucumán, where the heat is high but, being dry, they are better supported. At least in the shade. And nothing to do with our south end, where even in the middle of summer, there is snow in the Andes mountain range and in several points of our Patagonia.

This is the coast, and here a typical summer day, oscillates at 30 to 35 degrees Celsius, which added to a permanent high humidity, gives at times quality of suffocation, heat stroke risks and exits to the outside only by necessity .

If you want, you can add to it the old energy problem that we have, which leads us to suffer cuts and temporary suspensions of those services. If someone can feel comfortable in a combo of lack of electrical power and its consequent cooling in these torrid days, that someone would be little less than a hero.

In this context, last Sunday, around noon, when the heat was tightening, I could see them at four o'clock; They walked slowly and heavily on one of the sunny sidewalks. The man, about forty, rigorous dark suit, white shirt, dark blue tie, something misaligned by the heat, but unshakable.

The woman, perhaps a couple of years younger, with a long black skirt and a white blouse buttoned up to her neck. Zero makeup and face of fatigue and overt contrariety. The children, to the tone. The man, about ten or twelve, rigorous blue suit, white shirt, tie etc. etc. The girl, about seven or eight, long black skirt, white blouse and etc. etc.

People who come from a church. Impossible to suppose something else. Nobody who has not attended a temple and who is in his right mind can dress like this, a Sunday of full hot summer at the time of heat in this place of the planet. Something like a visual stamp that says: I am evangelical.

I knew right away that they were not Jehovah's Witnesses because they did not carry their classic briefcase with magazines and brochures. They both had bibles. He, disguised in a portfolio, with that typical mulo shame; she, in the open air, showing that women still fight the most in the present church. Evangelicals of the twenty-first century. Christians, for the rest of the world.

I understand them; It was needed for visible testimony of being different people. When everyone was dressed as it was and even upset, the Christian put on the best that was in his closet to honor the Lord. That was very good, it paid off positively and there is nothing to reproach him for.

Twenty years ago, of course; today, it is bordering on ridicule. And no one who pretends to present the God of all glory can do so in a way that awakens scorn or mockery. Too much mockery orchestrates the enemy with the simple fact of being Jesus Christ. Because twenty years ago, a twelve-year-old boy wearing a suit and tie was a symbol of good dress, but today it means something else.

What should be done, then? The same as Jesus did in his time; Exactly and punctually the same. And what did Jesus do in his time? For dressing and walking the streets exactly as his brothers and the rest of his countrymen did.

And beware that he was not one more, we know that his family was relatively well because they were people with trade. But He dressed like everyone else, although He was not like everyone. Because now we know that it's not about looking different; It's about being different. And believe me, it's not the same. Jesus did it, and He led a huge Reformation.

Today, we are aware and eyewitnesses that the earth is in the midst of a series of significant changes, which have been uninterrupted since the church was born in Jerusalem, after the Holy Spirit poured out on the Apostles on the Day of Pentecost.

Today, as we promedio the first hours of a new millennium, there is a move of God on earth, and it is not located in a specific culture, ethnic group or étnico one. Nor is it limited to a particular economic segment of the world, or content within the bonds of a preconceived organization.

God is breaking the traditional boundaries and established paradigms of the universal church. A paradigm, I remind you, can be defined as a set of established mentalities that condition our responses and patterns of behavior in corriente life situations.

Slowly, slowly, but inexorably, God is breaking and transforming those paradigms, is doing something never seen, different and new. And many people get scared and worried about it, because they think it comes from Satan. Theological Question 1: Is Satan the Creator? Watch this:

(Isaiah 48: 6) = You heard him, and you saw everything; And will not you announce it? Now, then, I have made you hear new and hidden things that you did not know. (This concept is totally related to what is written in what many call the private telephone of God, which is Jeremiah 33: 3)

(Verse 7) = Now they have been created, not in days gone by, nor before this day have you heard them, so that you do not say: behold, I knew it.

What God is doing on earth, (Because he is already doing it, is not that he is going to do it one of these days), it can not be reduced to a "revival". We will broaden it better, but I can assure you something essential: this is a total reform of the church in the whole earth.

In fact, I am not talking at all about what your lugar congregation may be today. I could include it, if necessary, but it is not a church as we think church. It is a church, as God understands it to be something called a church. And believe me, they are not the same thing.

The word – if you wish to examine it – is in the New Testament in Hebrews 9: 6, in the context of a structural change from the Old Covenant order to the New Covenant order. Later on we will talk in detail about this change, establishing the principles for the spiritual movements of the reform of the Lord.

That's why I want to introduce you to the fact that the word reform in Greek is diorthosis, and means to make structural adjustments, straighten the crooked, discard the disheveled or uneven, put in order or correct form. The meaning implies a skeletal adjustment, or a correction of the internal mechanisms that give shape or form to the extranjero image.

This is also true in its application to the spiritual things that concern the Church of Jesus Christ; it signals a deep repair of the internal mentalities, understanding, behaviors, positions, attitudes and perceptions, that provide internal energy to the external, that is to say, the visible form of the Church in the world.

God is re-designing in a profound and total way the external manifestation of the Church on earth; making changes within the entire functioning of the Body of Christ. We are in the midst of a more profound and far-reaching Reform of the Church than that which occurred through the life of Martin Luther in the middle of the sixteenth century

The manifestation of the resounding change of the Church on earth, in its most profound form, will affect the way in which the world sees or understands Christ and the meaning that it currently has for them. Today, that is still not happening and that has been and still is our failure. Read carefully:

(Isaiah 52: 8) = Voice of your watchmen! They will raise their voices, together they will shout with joy; for eye to eye they will see that Jehovah brings back Zion. (The modern watchmen are all those who walk with a word of vivo reform preaching in places where it pleases and it is better to speak of revival or celebration of joy)

(Verse 9) = Sing praises, rejoice together, loneliness of Jerusalem; because Jehovah has comforted his people, Jerusalem has redeemed.

(Verse 10) = Jehovah laid bare His holy arm before the eyes of all nations, and all the ends of the earth will see the salvation of our God.

(Verse 11) = Depart, depart, get out of there, touch no unclean thing; come out of her; purify yourselves those who carry the utensils of Jehovah.

(Verse 12) = Because you will not go out in a hurry, nor will you run away; for the LORD will go before you, and the God of Israel will assemble you.

(Verse 13) = Behold, my servant will be prospered, he will be exalted and exalted, and will be set high.

(Verse 14) = As many were astonished at you, so was their appearance disfigured from men, and their beauty more than that of the sons of men, (15) so he will astonish many nations; the kings will close their mouths before him, because they will see what was never told to them, and they will understand what they had never heard.

The day of visitation of the Lord is a day of joy in the Church! God's intention is to reveal Himself in a fresh way to the nations of the earth. That is why He says that He will discover His holy arm in the presence of the nations. Whoever taught you that God likes to work in secret or hiding things from his children did not teach you the genuine gospel.

This prophetic word speaks on two levels of the strength of the Lord being perceived by the nations of the earth; On one level is the prophecy of Jesus and his suffering on the cross, but that event does not fulfill all the details of that prophetic word, since the physical body of Jesus was not brutalized and disfigured "beyond the human", or "More than any other man."

The crucifixion was the regular punishment applied by the Romans to the criminals and the rebels of the day, for that reason it was that two other individuals were crucified with Him. Jesus was punished with thirty-nine lashes, but Paul received five times more what Jesus received, as he himself recounts in his second letter to the Corinthians.

This prophetic word refers to the incorrect positions of the church that have given the world an inadequate presentation of Christ and an imprecise exposition of His manifestation, which has caused the world to have a distorted view of Christ. Does not the word say that the creation waits eagerly for the manifestation of the children of God?

And where is that manifestation supposed to occur, but in the bosom of what we call the church? Are you watching it happen? Then two conclusions remain: either God lied, or what we call church, is not what God thought as such. You choose one, but only one.

And many times I have asked myself the reason why I, someone practically unknown in those environments and part of that church for not too long compared to other brothers of more than thirty or forty years in it, I have been one of the called to work on this matter, and I have come to a conclusion:

God could not have used a brother of the older ones because everything burned by the indoctrination methods used would have been very difficult to eradicate and replace. It had to be someone with special characteristics. Not better, not bright, just special and apt.

A journalist of my generation, is a man with thousands and thousands of defects, but with a very equal virtue in all that I have known: his honesty and total lack of personal ambitions. Therefore, an incorruptible person.

That has undoubtedly been what God has used most of me. Because I could not be as obedient, efficient, intelligent and even holy as I would have liked, but I have been someone who never found a price to buy it.

And believe me that inside the church that I have known, that does not abound. It has not been my merit, it has been a talent given by God in the secular world, which has now been conveniently passed through the cross. Otherwise, it would not have been useful.

And we are told that this reform movement will sprinkle many nations. And the word sprinkle, here, is the Hebrew word nazah: and it means to surprise or jump by surprise, it speaks to us of a shocking reality, of a presentation that arrives causing astonishing jump to the nations of the earth.

When mentioning the kings, obviously, is referring to political systems and government on earth. And it says that they will close their mouths (in the presence) of Him. The word "close" can mean "jump or jump" and describes a sudden convulsive action.

Boca, meanwhile, is the word peh in Hebrew, and has been used in another way in Proverbs 8: 3, referring to the gates of the city. This new revelation of Christ, more precisely, will cause the systems of the earth to convulse with surprise at all the doors of the world system's strengths.

The reform brings a powerful impact on the nations of the earth. A new revelation will come to the nations at a level never before received. They will begin to hear what they had not previously been told, beginning to perceive with a fresh understanding what had not previously been revealed to them.

Prophetic words will be revealed about mercy, authority and sovereignty of Christ on earth. Words that nobody had pronounced before, although in the Scriptures they are registered for this time. The prophet Habakkuk faced conditions similar to those we face today on earth:

(Habakkuk 1: 2) = How long, O Lord, will I cry out and not hear; and I will cry out to you because of the violence, and you will not save?

(Verse 3) = Why do you make me see iniquity, and make you see discomfort? Destruction and violence are before me, and strife and contention arise.

(Verse 4) = Wherefore the law is weakened, and the judgment does not go according to the truth; because the ungodly besieges the righteous, that is why justice is twisted.

The prophet cried out for a new move of God in a world where violence, injustice and strife prevailed, Habakkuk wanted a spiritual explosion to destroy the evil that existed in his time, which you can estimate, were not too different from those in Many places we live today.

The entire book of Habakkuk contains prophetic and spiritual supplies applicable to our day. The sworn promise of God that we find in Numbers 14:21, is repeated in Habakkuk 2:14. For the earth will be filled with the knowledge of the glory of the Lord, as the waters cover the sea.

The knowledge of the glory of God will fill the earth: this is a prophetic promise of God for the final times. And neither in these times, as in those, the sky will remain silent. God suddenly responds to the prophet's cry:

(Habakkuk 1: 5) = Look among the nations, and see, and wonder; for I will do a work in your days, that even when it is told to you, you will not believe it.

The main requirement to start military in all this, is to have a universal vision. It is no longer enough to map cities or clean houses, now we must be able to "see among the nations …", and on a spiritual level unknown until now.

The Reformation requires a level of expanded and high vision, demand that we leave limitations of perception, breaking our limits of vision. Without renewed vision we will not be able to perceive what God is doing on earth today.

It is not accessed by a personal or individual manifestation, but by prophetic perception. A Church that is a prisoner of cultural and ethnic limitations, defined by denominational or organizational codes, will not have the ability to walk in the vast movement of God, on the day of Reform. And I'm not the only one who takes this for granted.

It is God who will stun us. And what does it mean to be stunned? Being stunned is being touched with surprise and questions, when you perceive that something is happening outside the limits of your understanding. The Reformation is not controlled by man, it is initiated and supervised by God himself, it operates outside our control.

And this, whether it is very incidental or not, is the main and basic negociador for which it receives so much opposition from traditional structures. Do you want to explain to me how a traditional leader would do to accept things that he can not control happen in his church?

Even if God told us in detail what he will do, we will still be completely pathetic when he does. Such is the magnitude of God's move on the day of Reformation that Habakkuk saw our times. The prophet asks God for a deep understanding of the event of the final time:

(Habakkuk 2: 1) = Over my guard I will be, and over the fortress I will establish my foot, and I will watch to see what will be said to me, and what I will answer concerning my complaint.

God's answer makes it clear, the events beautifully planned for the earth will occur in a divinely appointed time, in the period called "the end". These events that Habacuc could barely understand will be easily penetrated in those days.

Likewise, they will trigger a great activity among the people of God, for those who "read" and understand the vision. There will be no confusion, because the vision will be "clear", it will be easily understood, communicating its mystery in those days: "it will speak and it will not lie". As far as I'm concerned, (Another testimony I do not have) I give faith.

(Habakkuk 2: 2) = And the Lord answered me, and said, Write the vision, and declare it in tables, that he who shall read in it may run.

(Verse 3) = Although the vision will still take a while, the more it rushes towards the end, and it will not lie; although I will delay, wait for it, because it will surely come, it will not be long.

This is key: the things that the ancient prophets could not understand, will be easily deciphered by those who "read" the vision of the final time. And I'm commending that "lean" because, you've already discovered, I'm not talking about reading with your natural eyes.

That which was hidden in mystery will no longer be a mystery. The activity of the prophets of the end will be based on the precise understanding of that which was forbidden from the understanding of the ancient prophets, but which will be made clear at the appointed time on the last day.

And note that when I speak of prophets, I am not referring to those ordained by this or that organization. There may be some, or many, that nobody knows yet. And this is the most complicated of the subject, since our people seem very fond of believing only what comes from the recognized illuminators and popular stars.

The precise activity of the Kingdom on this day of prophetic apostolic understanding is based on access to fresh revelation, liberated by God in the immediate present. Those who are bound by traditional mentalities, those who have rejected the present truth of prophetic positions will not be able to "run".

In other words, God is breaking the seals of the Word on the day of Reformation. Daniel chapter 12 gives the prophet knowledge of the events of the end time of the earth, although the words are spoken to him he can not understand what he is hearing, since the meaning of the words is canceled to his prophetic understanding, according to what you read in Daniel 12: 8.

He is commanded to shut up the words and seal the book until the time of the end in Daniel 12: 4. It is important to note that it is not God who seals the book, Daniel is ordered to shut up the words and seal the book, so it is imparting and prophetic frequency what seals the book, it will take imparting and prophetic frequency to access it, when the time that the activity of the Kingdom is increased and knowledge is increased, which is a clear description of our time.

There are indicated conditions that will define the time in which the seals will be broken and the saints will have prophetic access to the technology of the end events. I think Daniel himself says it with more clarity than what I could contribute.

(Daniel 12: 10) = Many will be clean, and made white and purified; the wicked shall proceed wickedly, and none of the wicked shall understand, but the wise shall understand.

I think you do not need someone to tell you that this is exactly what is happening in the present time. I write this and thousands and thousands of brothers read it. How many will be those who understand, accept, create, implement and execute? I hope he laughs. And the others? They will not understand.

And human beings, with that tremendous load of carnal vanity that we bring from the first bite to the fruit of the tree of knowledge of good and evil, we have a more than obvious reaction to what we do not understand: we oppose, we get angry and we try to silence to the messenger. You know what? Others have tried it many, many years ago. And thank God, they did not get it.

Today they will not achieve it either. Because it is not about a man or a message. It is about what God is saying at this time and some more or less useful vessels that dare to set aside personal ambitions and expose it.

That is the strict sense of this work that I leave in your hands today. Without easy chronologies that make your reading enjoyable or entertaining, only with everything I have to say as my Lord tells me. Afterwards, it will be your responsibility whether you understand it or not, accept it or not and execute it or not.

I will no longer be responsible for the blood of those righteous. Because the Lord gave us a will and the best or worst decisions will come from it. If it is subject to the spirit of the world, it will sail through murky waters. If you are subject to the Holy Spirit of God, simply type: REFORMA.COM on your personal computer, and the rest will come alone.

The question of the title is interesting. What is a reform? I must confess that until more than fifteen years ago (This is finished writing in 2013), I had no idea of ​​its meaning, I did not give to estimate their need, much less to imagine its implementation or its content .

It's more; The possibility of a reformation in the Lord's church had not even crossed my mind. Does that mean I was happy, then? Do not! No way. I was not happy at all. But that's the way things were and I did not think I was sent in any way to modify them. That eternal self-esteem that we have been inculcated …

Because, mind you, it was very clear that what my family and I were living was a church model that looked very little like what God showed in his Word, but it was like he had convinced me (Or maybe he really they had convinced me), that this was the way things were at this time and that, to aspire to more, was to travel along roads that were too lyrical, chimerical or simply exaggeratedly mystical.

That if God were truly moving his genuine church to reform, that reform could not go from changing the banks of place or exchanging an old organ or piano for a modern keyboard last generation. And that was what happened ritariamente.

Once, a brother who appeared to be spiritually very solid, told me that there was a potencial gospel and a vivo gospel. Internally and with much fear and trembling, I began to think that this was not really my brother. Motives? We did not seem to be children of the same Father. Or, -and here the religious doubt-, would not I be the wrong one?

However, and in the midst of my total ignorance and religious indifference, a then great prophet of the Lord had to pass by here with a clear word, but at the same time full of depth. A word that, accustomed as we were to a certain lightness, religious easiness and permanent repetition of Evangelical Gospel messages, struck me first and opened up a much broader panorama, afterwards.

I realized that if the gospel was still what it had always been, and instead of having adapted to the times as I supposed, or as our teachers assured us, in reality those who had changed adapting to the world were the men in charge of to make it known, something was not working properly.

Because I do not exaggerate anything if I tell you that everyone, but absolutely everyone, knew that it was not like that, but we also endured it with a resigned gesture of: "Well … what can be done … the world is very difficult …" We had not Still understanding that when the world is going through very difficult things, is it easier for them to walk to church?

Look; to verify that the own and at the same time hundreds and hundreds of brothers had a clear and at the same time very concrete scriptural basis, first made the Bible exciting for me, and not already that book that was under the armpit every Sunday to worship, and who used to read very occasionally, more out of guilt than out of necessity.

There followed an acceptance of that Word, then I went to believe it with all my strength and, finally, to put it to work from where I could do it immediately. Finally, with these three steps, I joined without invitation, without presbyterial ordination and without any other objective than to truly work for the Kingdom of God, to the many messengers who, today, share this vision.

A vision, I reiterate, completely away from personal interests, – This has been more than evident throughout all this time on the web -, sectorial, (I have not built any sector behind this, nor have I formed any group, despite having received no less than twenty propositions), a vision that has no other point of reference than to produce a substantial reform that allows, definitely and merienda and for all, that the purpose and plan of God be fulfilled.

In fact, at this point, (which is still not too much), it will have already become very clear to you that I do not enjoy one of those so mentioned, preached, demanded and never demonstrated coverages with which, we are assured, the ministers we must count to be able to work correctly.

Many do not like at all to say that my only cover is Christ, but I'm very sorry: that's the truth, and I'm not going to take the trouble to write a book to lie. And much less at this point in my life, where I do not need or pursue popular recognition, but to be considered simply a good and faithful servant.

Psalm 101 says that impiety will perish in the morning. If impiety, as we know, is not evil but lack of spirituality, impiety is practically what we call tares, which by the way are not people, (Although they include) but false food, adulterated word, then we are talking without hesitation that this is the time of the harvest, where the tares will be taken out and burned.

Why do I say that this is that time? Because we are talking about a sunrise, the first hours of a morning, the beginning of the Third Millennium. How many know we are going through the Third Day of God? And where does a day start? In the morning. But was it like that yesterday? No, yesterday was not like that. But today it is like that and we live today, not yesterday.

Very well; This is the morning. This is the moment where, as one of the essential steps of the reform, we have the task of providing divinity for the reaping of the tares that will allow, at last, that the righteous may shine. And that the harvest does not hurt you. Si no hay siega, no hay cosecha.

Este, mi hermano y mi hermana, es un tiempo en que la tierra se encuentra en medio de la serie más significativa de cambios que haya experimentado en toda su historia. Está ocurriendo de todo, en todo ocupación. Hay un claro mover de Dios sacudiendo el planeta, hoy. La iglesia misma está siendo zarandeada.

¡¡Es el diablo, hermano!! – Basta. El diablo no toca la iglesia genuina del Señor. Las puertas del Hades no prevalecen contra ella. ¿Pero, y este ataque? Le da de rechazo a la iglesia, pero está dirigido a la masa crónica que la oculta, a la cizaña que tapa la semilla de trigo; y no viene del diablo, viene de Dios. ¡Pero me duele! Al pueblo de Dios en Egipto todavía le dolieron las plagas. Y no todos eran adúlteros.

Este mover no es un mover que se pueda situar en el entorno de una civilización específica, un familia étnico o étnico determinado, así como siquiera a ningún segmento financiero, o a alguna estructura preconcebida. Es simplemente un mover que sacude y desestructura todo lo que toca.

No tiene que venir de USA ni de Europa para que tenga prestigio y credibilidad. Vendrá de donde quiera que exista un siervo verdadero y dotado, así sea del más remoto ocupación del planeta; un desierto, una selva, una cordillera o una ciudad anónima y hasta corrupta.

Sea cual fuere el familia, sector o credo que intente alcanzar la paternidad de este mover, equivocación a la verdad. Este mover de Dios tiene como epicentro la golpe de límites tradicionales y el cumplir fuera de todos los paradigmas ayer fijados.

Si esos grupos, sectores o credos que hacen creación suya este mover, supieran cómo concluye, seguramente cambiarían su discurso. Porque en una reforma sustancial como es la que se ha puesto en marcha, son precisamente los grupos, sectores y credos los que primero se derrumban. Y quienes los constituyen, adyacente con ellos.

Y te presente que un tipo es una enseñanza falsa que te inculcaron de muy pequeño y que, con el valer de los tiempos, aunque hayas accedido a la auténtica verdad que te ha demostrado que aquella enseñanza era falsa, todavía no la puedes sacar de tu mente y, a cada momento que te mueves, vuelve y se convierte en una especie de ley que pretende regir tu vida.

Hasta aquí nos movíamos con figuras centrales y casi estelares, ahora es el tiempo del cuerpo, del conjunto. Pero cuidado: del cuerpo y conjunto de Cristo, no de la suma de miembros formales de una congregación cualquiera.

Y te añado que lo de las figuras estelares, fue siempre un invento de hombres, porque el hombre necesita luminarias, altares multicolores e ídolos a los cuales querer. Lo he comprobado por mí mismo. Cuando entraba a un ocupación casi inadvertidamente, había más fortuna que espectáculo. Pero cuando era a la inversa…ni te explicación cómo me sentía.

Y todavía debo recordarte que la suma de miembros de un credo y el cuerpo de Cristo, definitivamente no son correspondiente. Es como que teníamos una moneda de un peso y la hemos cambiado por vigésimo monedas de diez centavos. Algo sin valencia significativo en lo individual, pero de r valencia en la suma. ¿A ti te hubiera gustado más ser una moneda de un peso, no es cierto? Ego.

Este ttambién es el tiempo del adiós a una mentalidad de conjunto arrastrada por abriles. Es el tiempo en que Dios rompe con esa mentalidad y la transforma. Él ya está haciendo poco no previsto y totalmente nuevo, para estética de los que se sentían caducar y para disgusto de los que estaban muy cómodos viviendo a gastos de una imitación del evangelio de Jesucristo y de una imitación de su iglesia verdadera.

Y para los que desconfían de todo y de todos, debo aclararles que es Dios el único que verdaderamente puede hacer poco nuevo. Porque Dios es creador. Satanás en la vida podrá crear poco nuevo, escasamente se limitará a elaborar una imitación del mejor nivel que pueda, pero sobre poco que ya ha sido creado por Dios. Y a eso se lo apasionamiento tergiversar. Satanás es un cómico de la tergiversación de verdades.

Toma como un ejemplo válido a la danza. ¿Sabías que la danza nació en la iglesia como método personal y expresivo corporal de adoración a Dios? Pero resulta que un día Satanás la agarró, la sensualizó, la sexualizó, la convirtió en paso previo a la fornicación y perspicaz: para la iglesia, de allí en más, la danza fue considerada pecado. Pero no lo era, sólo lo fue cuando Satanás la tergiversó.

(Isaías 48: 6)= Lo oíste y lo viste todo; ¿Y no lo anunciaréis vosotros? Ahora, pues, te he hecho oír cosas nuevas y ocultas que tú no sabías.

Observa que, para enfado de alguna que otra conformidad legalista y estática, no hay absolutamente mínimo incierto o peligroso en que Dios te haga oír cosas nuevas, ya que ha sido siempre su rutina de crecimiento. Ya lo aconseja a través de lo que muchos llaman: “El teléfono privado de Dios”, (hablo de Jeremías 33:3), cuando dice: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas nuevas y ocultas que tú no conoces.

El mismo Isaías todavía lo anticipaba ya en 42:9: He aquí se cumplieron las cosas primeras; y yo anuncio cosas nuevas, ayer que salgan a la luz, yo os las haré notorias. Y es más sólido aún en 43:19 cuando señala:

…He aquí que yo hago cosa nueva, pronto saldrá a luz. ¿No la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto y ríos en la soledad. Un camino de salida a la hora de la prueba, un manantial de vida y alimento del ocupación más inesperado, ese es Dios.

A esta valor no puedo menos que preguntarme, y tal vez tú lo hagas conjuntamente conmigo, por qué razón, motivo o circunstancia, cuando aparece poco nuevo más de la porción de lo que llamamos iglesia se siente enojada, ofendida y molesta. ¿Esa es la forma de acoger un nuevo regalo del Padre?

(Verso 7) = Y ahora han sido creadas, no en días pasados. (Entiende: Dios está hablando hoy cosa nueva. Nadie puede sostener: “A esta ya me la sé”, o “Yo tengo experiencia”. Ni te lo creas; nadie ha pasado ayer, espiritualmente, por este ocupación. Claro, esto elimina ese centro de relato que tantos han explotado a su patrocinio)

…Ni ayer de este día las habías audición, para que no digas: He aquí yo lo sabía. (Esto es, exactamente, lo que te termino de sostener, el hombre de Dios siempre se caracteriza por su discernimiento, su unción y su visión, nunca por su experiencia. Nosotros, como iglesia, la valoramos. Una vez más, el mundo se las arregla para infiltrar sus teorías en el pueblo).

Lo nuevo, entonces, que Dios está haciendo en la tierra ahora, no se puede catalogar simplemente como una especie de “renacimiento”. Es, de hecho, una reforma completa de la iglesia en toda la tierra. La palabra que respalda esto se encuentra en el Nuevo Testamento y en el contexto del gran cambio estructural de la orden del antiguo convenio al del nuevo convenio.

Hasta que Llegue el Tiempo…

(Hebreos 9: 1)= Ahora perfectamente, aún el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario material. (Esto es: el notorio “orden de culto”, no es invento nuestro. Otros religiosos ya lo tenían ayer).

(Verso 2) = Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, citación el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición. (¡Por patrocinio, hermano! ¡No me venga con simbolismos! ¡Aquí deje del antiguo tabernáculo y punto!)

(Verso 3) = Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo citación el Lugar Santísimo (No me vengas ahora con esa teoría de que el velo es la carne y que hay que romperlo para impresionar al ocupación venerable de la virtud llamado Lugar Santísimo. Esto es simplemente historia hebrea, sucedió en aquel tiempo y hoy sólo sirve como presente)

(Verso 4) =…el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una cobre de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció y las tablas del pacto.

Hermano, por patrocinio, no me venga con la interpretación simbólica de que el incensario es la adoración y todo lo demás. Estamos hablando de  objetos y aquí no caben símbolos. Yo aprendí eso en el seminario y no creo que ellos se hayan inexacto…

(Verso 5) =…y sobre ella los querubines de cielo que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede departir ahora en detalle. (Hermano que no te agradan los símbolos ni las tipologías: ¿Qué hago con la palabra ahora? Porque ahora, en la Biblia, siempre significa “tiempo presente”, ¿No es así? Sí…pero podría ser en aquel tiempo presente, quizás… ¿No crees?)

(Verso 6) = Y así dispuestas estas cosas, en la primera parte del tabernáculo entran los sacerdotes continuamente para cumplir los oficios del culto; (Sí, ya sé; dime ahora que esto es un símbolo de la unción y el tarea pastoral. ¿De dónde sacan eso, hermano?)

(Verso 7) =…pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin muerte, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo; (¡No me venga ahora con que es símbolo de Cristo! Dice “una vez al año” y está claro que deje de aquello, ¿No es así?)

(Verso 8) =…dando el Espíritu a entender (¡Un momento! Si no es símbolo, si es historia. ¿Qué está haciendo el Espíritu Santo aquí?) …con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie. (A mí me parece, hermano, que esto de histórico no tiene mínimo… – ¿Ah, no? ¿Y cómo lo puede probar? – No sé, sigamos leyendo…)

(Verso 9) = Lo cual (Es sostener: todo lo dicho hasta ahora) es historia hebrea (¿Dice eso? ¡¡No!! ¡¡No dice eso!! Dice que lo cual…) es símbolo… (¿Has letrado perfectamente? Dice símbolo. ¿Símbolo, entonces, para los antiguos, clásicos y tradicionales tratados de teología? ¿Dice eso? No. Tampoco dice eso. Dice que es símbolo…)…para el tiempo presente, según el cual se practican ofrendas y sacrificios que no pueden hacer consumado, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto.

Veamos: ¿Qué ofrenda y sacrificio buscando perfección se hacen hoy? Muchas, pero aquí se detallan, como maniquí, las que entonces se practicaban, que sin confiscación, siguen siendo un símbolo para el tiempo presente.

(Verso 10) =…que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones y ordenanzas acerca de la carne.

¿Quieres que te traduzca algunas? Mujer: no te pintes, no uses pantalones, ponte medias si vienes al templo con falda, cierra todos los ordenanza de tu camisa hasta el cuello aunque te mueras de calor, usa faldas perfectamente largas aunque se llenen de polvo o tierra, cierren los luceros, inclinen su rostro… ¿Hasta cuándo?

…impuestas hasta el tiempo (¿Qué clase de tiempo? ¿Hasta qué punto del tiempo? ¿Hasta el tiempo de qué? Impuestas hasta el tiempo…) de restaurar las cosas. (Ahora averiguo: ¿Seguirá siendo historia, esto? ¿Ya habrá dejado de ser un símbolo para el tiempo presente?)

La reforma que Dios ya ha puesto en marcha en tu iglesia, es una reforma en el plano espiritual, va mucho más allá de cambiar órganos o pianos viejos, por ruidosas bandas con repertorio de Marcos Witt o alguno más nuevo que haya aparecido. Eso ya fue. Gusto y no gustó, se aceptó o no se aceptó. No le hace. La reforma sigue delante, contigo o sin ti. Es Dios.

Es una reforma en las regiones celestes y la mentalidad tradicional, que no necesita, obviamente, del investigación, evaluación y autorización de ningún cuerpo colegiado de cabezones teólogos. La iglesia es propiedad del Señor y Él lo hace con, o pese a sus supuestos servidores, si es necesario. Cuesta entender esto. Muchos suponen que si ellos no organizan, Dios no vence.

Esto ha estado sucediendo y sobredimensionado, en las áreas donde se trabaja en hostilidades espiritual. Se ha enseñado y aprendido tanto respecto a reprender y ordenar tal o cual cosa a los demonios, que son demasiados los ministros que se dirigen a Dios en los mismos términos. ¿Sabes qué? ¡Gloria al Señor que todavía funciona a pleno su misericordia!

La palabra misma, Reforma, implica un cierto ajuste estructural que propende, esencialmente, a enderezar lo torcido, reparar lo quebrado, realinear lo grotesco, ordenar nuevamente lo enmarañado.

Porque sostener re-forma, es como sostener retornar a darle forma excelente a poco que ayer lo tenía y ahora lo ha perdido. Es el mismo principio utilizado para cuando decimos que Cristo retornará a reunir a su iglesia. ¿A qué? A re-unirla. Esto es: estaba unida, pero se dividió.

Con esto se cierra un pequeño pero sólido círculo de entendimiento. Reforma no es poco actual y propio de este siglo veintiuno. Reforma es retornar a lo antiguo, a lo que era puro y se contaminó con carne, mundo y paganismo.

Y cuando digo antiguo, no digo anticuado. Porque estamos retornando a lo antiguo por caminos de la informática y todos los avances tecnológicos del siglo veintiuno, que hasta hoy parecían ser un patrimonio exclusivo de Satanás y sus demonios.

Esto tiene que ver con el sistema óseo del cuerpo, más precisamente con su columna vertebral enferma. Es la palabra  eskorios, de la cual extraemos nuestra científica escoriosis, y cuya traducción bíblica es perversa.

Esta no deje de maldad, (Aunque a veces puede no estar privado), sino de poco torcido, quebrado o deformado. Es menester sentir la opción que restaure el caparazón interno como único modo de cambiar lo forastero. Si atacamos solamente lo forastero, hacemos un “gatopardismo” religioso que no puede engañar a nadie, y mucho menos al propio Dios y todavía a Satanás.

Gatopardismo, -te lo explico-, en ciertos países de Latinoamérica, es una expresión que significa cambiar poco de un modo específico y controlado para que todo siga igual. Y de lo que estamos hablando tiene que ver con reacondicionamiento estructural de una vieja mentalidad. Es dispar.

¿Sabes, a lo desprendido de toda mi experiencia ministerial de los últimos quince abriles, la cantidad de hombres y mujeres de la iglesia que he audición departir, enseñar y predicar sobre reforma, y ellos en la vida han reformado absolutamente mínimo en sus vidas? Ministro: no tienes un mensaje; eres el mensaje.

Lo que intento sostener, (Y será bueno que me entiendas sin beneficio de error), es que Dios está reajustando de una modo profunda y total la manifestación externa de la iglesia. (Que somos tú, yo y el cuerpo, no esa mole de mampostería citación templo), por medio de un cambio interno profundo todavía, en todos los funcionamientos del cuerpo de Cristo.

Es sostener que estamos en medio de una reforma de la iglesia que es mucho más profunda y de r relieve que la que morapio con la vida de Martín Lutero en el centro del siglo 16. Esta manifestación de cambio afectará notablemente la visión que el mundo primero, y gran parte de la iglesia posteriormente, tienen de Jesucristo y la significación tremenda que eso tendrá para toda la humanidad.

La iglesia, si quieres un maniquí estudiado, se asemeja a una de aquellas naves espaciales que transportaban a las Apolo que visitaban la Luna en la decenio de los abriles 60 y 70. Partían completas y enormes, pero a  medida que ascendían se iban desprendiendo partes hasta proyectar la más pequeña que era la que llegaba a destino. Bien; estamos desprendiendo la que, creo, es la última escalón ayer de la venida al objetivo.

La humanidad está buscando a Dios, pero no viene a la iglesia porque todavía no lo ve manifestado allí. Entonces, en su ignorancia, se mete en sectas, enigma, ocultismo, Nueva Era con sus “medicinas alternativas” y toda la variada escala de propuesta satánica que, en muchos casos, y como la misma Biblia lo dice, ha conseguido engañar aun hasta los escogidos. Aquí te lo muestra, mira:

(Isaías 52: 8)= ¡Voz de tus atalayas! (Los atalayas, hoy, son los mensajeros, los hombres y las mujeres con un estilo de reforma, un mensaje diferente, más una vida privada que respalda el mensaje) alzarán la voz, (¡Que se le oiga, hermano! Nadie podrá argumentar que no le fue anunciado).

…Juntamente darán voces de alegría, (¡Es irreverente vocear en la iglesia, hermano! ¿Irreverente? ¿De dónde sacaste eso?) …porque ojo a ojo verán que Jehová vuelve a traer a Sión. (Habla del rescate que Dios hace de su iglesia de la esclavitud y la opresión de la mentalidad babilónica).

(Verso 9) = Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; (Hay tremenda soledad, hoy, internamente de la iglesia) porque Jehová ha consolado a su pueblo, lo ha redimido. (Si se deje de una redención, es porque se sale del pecado, ¿No crees?)

(Verso 10) = Jehová desnudó su santo apoyo en presencia de los luceros de todas las naciones, y todos sus confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro. (¿Te has puesto a pensar alguna vez, que esto incluye a musulmanes, budistas, hinduistas y todo credo diferente? Cuidado: dice “verán”, no dice “disfrutarán”. Ese es un término reservado para quienes lo acepten.)

(Verso 11) = Apartaos, apartaos, (¿Apartarse de dónde? Del pecado, de las naciones perversas, de la incredulidad, del humanismo, de la cizaña reinante en la iglesia Babilonia). Salid de allí. (¿Debo irme, hermano, o debo pedir para que las cosas cambien? No lo sé, es tu problema individual. Recurre a la Palabra. ¿Qué dice? Salid de allí.) No toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella. (“Ella” es la iglesia falsa) purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová. (Habla de ministerios contaminados).

(Verso 12) = Porque no saldréis apresurados, (No dice que no hay emergencia, dice que no hay apresuramiento, que es la comportamiento de moverse sin pensar, ciegamente) ni iréis huyendo (Sólo huye un delincuente) porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel (Esto quiere sostener que ya no te va a congregar una iglesia, una denominación, un ministro notorio, y ni siquiera una visión particular tentadora: ¡Dios te va a congregar! Yo diría ¡Aleluya! ¿Y tú?)

(Verso 13) = He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en stop. (Sí, está hablando de Cristo, pero es una teología que destruye dos de nuestras más prolíficas teologías actuales, la de la prosperidad (Basada en el cuartos) y la de la pobreza. (Con ciertos “votos” incluidos).

En la escasez como en la profusión, dice Pablo, es espiritualmente prosperado. De eso deje, porque eso es lo que importa verdaderamente. Cualquier otra prosperidad, siempre será insuficiente. Claro, si a eso se lo predicas a ciertos mini-astros que conozco, no te van a creer.

(Verso 14) = Como se asombraron de ti muchos, de tal modo fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres (Mundanamente no era nadie, no existía, todo lo contrario a algunos siervos prestigiosos contemporáneos. ¿Alguien ha hecho un estudio serio sobre la verdadera “fama” de Jesús?)

(Verso 15) =…así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán en presencia de él la boca; (Este es el principio; no que los hijos de Dios, ya sea por temor, por pasión o por intereses, sean los que cierren sus bocas en presencia de los gobernantes) porque verás lo que nunca fue contado (De esto se manejo el evangelio con respecto al mundo: que vean el poder de Dios) y entenderán lo que en la vida habían audición.

No nos podemos marrar. No podemos soslayar las sensaciones y las vivencias. El día de la visitación del Señor, es un día de alegría en la iglesia. La intención de Dios en este tiempo, no es producir shocks o shows carismáticos para su multitud, sino revelarse de una modo fresca a las naciones de la tierra. Porque esa es la esencia del evangelio: sacudir al mundo incrédulo con su poder y su manifestación.

Él, en su soberana voluntad, resuelve y decide descubrir su apoyo santo a la pinta de las naciones. Porque el poder de Dios en la vida se limitará a cumplir en lugares privados o reuniones selectivas, sino con transparencia límpida para con todos aquellos que decidan recibirlo. ¿O de verdad habías entendido que la palabra dice que tanto amó Dios a la iglesia? ¿No dice que es al mundo?

Esta es una palabra profética que funciona encendiendo dos niveles. El nivel de la crucifixión y el nivel de la resurrección. Cuando el hombre entiende lo que verdaderamente ocurrió en la cruz, es cuando todo lo demás comienza a tener sentido.

Mientras eso no sucede, es escasamente un conglomerado humano empachado de actitudes, actos, gestos y semblanzas representativas de una religión. Hay un pasaje que quiero que compartamos, que pone una serie de cosas en un mismo nivel y, entre ellas, algunas de las que se deje muy poco.

(2 Corintios 11: 24)= De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno (Con cuarenta azotes, los judíos violaban la ley, entonces le propinaban treinta y nueve y así tranquilizaban sus conciencias legalistas. Ahora; que Pablo haya sido azotado por representantes de la misma iglesia a la que él mucho ayer defendía celosamente, es poco que hoy se reitera normalmente y de modo corriente. Además, dice que lo azotaron con esa cantidad, ¡Cinco veces! ¿Entiendes que estamos hablando de poco menos de doscientos azotes que no eran precisamente caricias?)

(Verso 25) = Tres veces he sido azotado con varas (Esta era una forma de castigo adoptada por los romanos) una vez apedreado; tres veces he padecido fracaso (Atención que no deje del fracaso relatado en el Libro de los Hechos. Ese ocurrió posteriormente y no está incluido en este recuento.)

…una tinieblas y un día he estado como naufrago en adhesión mar (26) en caminos muchas veces; en peligros de ríos (Vayan tomando nota del calibre de los padecimientos) peligro de ladrones (¡Huau!) peligro de los de mi nación (¡Igual que ahora! ¿De qué nación son los funcionarios que nos complican y hasta martirizan la vida? Y si a lo que se refiere como nación es a la iglesia, todavía es válido.)

…peligro de los gentiles (Tiene que ver con el mundo secular) peligros en la ciudad (¿Es segura tu ciudad, lugar o pueblo?) peligros en el desierto (Este es el ocupación de la prueba) peligros en el mar(Las muchedumbres. Ya sea por presión o por adulación) peligros entre falsos hermanos (¿¿Qué?? ¿Me está diciendo usted, que Pablo coloca en el mismo plano, en el mismo nivel de aquellos padecimientos relatados, el de soportar a falsos creyentes? Sí que te lo digo. Y encima es un calco de lo que sucede hoy. No hay un hermano fiel y sincero que, alguna vez, no haya sido herido por algún infiel hermano, infiel líder o hasta infiel pastor)

However; esta palabra profética se refiere más exactamente a una simple cuestión de distorsión en los aspectos y la exactitud de la manifestación de Cristo cerca de el mundo. Porque el mundo, a partir de las posiciones erráticas e inexactas de la iglesia, ha pasado una presentación torcida de Cristo.

Este movimiento de la reforma producida por voluntad de Dios, sacude hoy día no sólo a la iglesia tradicional, ortodoxa y religiosa, sino a muchas naciones que se ven impactadas por un mensaje vivo, no religioso y no hipócrita como el acostumbrado.

El mundo paciencia ver el fracaso de la iglesia. Entonces, cuando ve lo opuesto, se desestructura, se impacta y… ¡se convierte! Porque en el fondo de su corazón era eso lo que anhelaba y ahora lo ha antitético. Esto es parte de la manifestación de los hijos de Dios que anhela la creación.

Habla de una efectividad impactante, de un nuevo aspecto que viene a las naciones de la tierra, que las hace saltar en el asombro. Dice que los reyes, (Que hoy son los políticos, o los integrantes de los sistemas gubernamentales mundiales), cerrarán sus bocas en presencia de su presencia. La pregunta, es: ¿Estamos viendo eso, ya? Do not? Entonces aún no hemos reformado mínimo. Y Dios ha dicho que así será. La pregunta, entonces, es: ¿Le creerás a Dios o a esos hombres que te predican avivamientos sin esfuerzo?

(Verso 27) = En el trabajo y pena, en muchos desvelos, en deseo y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; (28) y demás de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.

Aquí me tengo que identificar totalmente con Pablo. Porque mi preocupación, en todo caso, no es como la de una gran ría, esto es: por una determinada congregación, sino tal como lo vive Pablo, por todas las iglesias, que es como sostener: la Iglesia del Señor, una, la única, la universal, la que se escribe con mayúsculas, la que Él vendrá a inquirir el gran día.

Y eso, sin tener en cuenta las estructuras supuestamente cristianas ni a sus dirigentes. Una belleza, créeme. No puedo describirte la calidad del simpatía con el que esa multitud me ama… Y digo “amor” por llamarlo de alguna modo conocida, pero en efectividad es interés egoista y práctico.

A esto, todo el mundo lo sabe, pero no sé por qué lo disimula, lo calla, y deja que mucha multitud, en ignorancia, se convenza que la Iglesia que Cristo vendrá a inquirir es la suya, de su denominación, de su pueblo, de su templo. ¿Quién predicó ese evangelio? Porque mira que es infiel, eh?

(Verso 29) = ¿Quién enferma y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar y yo no me indigno?

Fíjate que en ocupación de hacer alarde de su fuerza y mirar con menosprecio a quien se enferma o se le hace tropezar, Pablo se identifica con ellos en su infortunio. No es nuevo. Hay una clase de civilización religiosa que asegura que, cuando cierto está enfermo, no hay que condolerse porque, aseguran, estará pagando tributo a algún pecado. Y a continuación de esto, Pablo  pronuncia lo que ya sabemos, es un clásico de la humildad.

(Verso 30) = Si es necesario presumir, me gloriaré en lo que es mi pasión.

A esto, ya Pablo se lo ha dicho a los Corintios, en el 2:3 de su primera carta, cuando señala que estuvo entre ellos con pasión y mucho temor y temblor. Y encima, pone un informante con respecto a lo que dice.

(Verso 31) = El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien es humilde por los siglos, sabe que no miento.

(Verso 32) = En Damasco, el regidor de la provincia del rey Aretas guardaba la ciudad de los damascenos para prenderme; (Aretas era un rey de los árabes nabateos, que probablemente tenía control sobre la ciudad de Damasco, y estaba arreglado con los judíos a los fines de detener a Pablo. Tampoco es novedad esto. La iglesia, si tiene exigencia de silenciar a cierto que, por caminar en la palabra le está complicando su status tradicional o religioso, puede impresionar a aliarse con el mismísimo diablo para conseguirlo). (33) y fui descolgado del tapia en un canasto por una ventana, y escapé de sus manos.

¿Qué se hubiera dicho y hecho hoy? Se hubiera dicho: “¿Yo, una estrella del evangelio, el gran Pablo de Tarso, voy a demostrar tamaña debilidad escapándome adentro de un sucio canasto? ¡Ah, no! ¡A mí me van a oír!”  Vanidad. Arrogancia. Soberbia. Falsa fortaleza. Más fundamentadas en un prestigio humano y personal que en el auténtico poder de Dios.

Ese, es uno de los aspectos fundamentales de la reforma: humillarse de verdad delante del Señor y no sólo con actitudes estéticas, que es lo que más estamos acostumbrados a ver. ¿No tienes como una especie de sensación, que muchos de los que hoy son figuras prestigiosas del evangelio, parecerían atreverse y disponer, de antemano, que es lo que Dios va a hacer, en ocupación de ponerse a pedir y esperar que Él lo decida y ceñirse a obedecer sus órdenes?

Hablar de Reforma no es departir de utopías. No lo fue cuando llegó Jesús. Él produjo una reforma, quiso incluir en ella a los fariseos, pero ellos lo despreciaron. Lutero produjo otra reforma, y quiso incluir en ella a sus amigos católicos romanos, pero ellos lo despreciaron. Hoy está en marcha una nueva reforma. Y deseamos que todos nuestros amigos y hermanos amados que conocemos se incorporen a ella. ¿Lo aceptarán?

two

De Quien Jehová tiene Memoria

Cuando era pedagogo de escuela dominical para res en la que fuera nuestra última congregación evangélica estructural, me sucedió un hecho risueño, que fue tomado con mucho humor por su protagonista, el resto de los hermanos de la clase y por mí mismo, aunque en lo interior me dejó pensando, siendo el resultado de ese pensamiento, poco de prurito.

Porque se trató de poco que tuvo como protagonista a un hombre proporcionado r, miembro de la iglesia por más de cuarenta abriles, al que todos le codiciaban, con cierta conciencia de coleccionistas, la pasado de su Biblia. Él se mostraba orgulloso de poseerla y aseguraba que había pertenecido a su yayo, quien se la había dejado en herencia a su madre, y ella se la había transferido a él.

Una mañana, me tocó dar un tema en el cual había proporcionado escritura del obra del profeta Zacarías. Me llamó un tanto la atención que al momento de estudiar los versículos, y acostumbrado como estaba de que ese hermano r era uno de los que lo hacía con diligencia y mucha atención, en esta ocasión lo pude observar leyendo en la Biblia de su vecino de ubicación.

No me detuve porque, recuerdas, esa clase tenía casi siempre no menos de cien asistentes, y no podía detener una enseñanza universal por el problema que aparentemente tenía uno de ellos. Así que desarrollé el tema, lo concluí y, allí sí, busqué con la observación al hermano como preguntándole que le había ocurrido.

Él se puso de pie con toda espontaneidad, y con esa naturaleza tan fresca, ingenua y transparente de los que han entendido su presencia en la tierra, me dijo que había tenido que compartir la ojeada con su hermano vecino porque en su Biblia no estaba el obra de Zacarías (!!!)

Imagínate que fue toda una mini-revolución, la ría de los hermanos nos acercamos al hombre y fisgoneamos en su Biblia para ver si, efectivamente, era que ese maniquí antiguo no contaba con ese obra tan valioso. Descubrimos que sí, que lógicamente esa Biblia había tenido al obra de Zacarías como todas sus pares, pero que por algún motivo desconocido, le habían cortado todas sus hojas y ese obra había desaparecido.

Le pregunté si había sido él o su grupo el autor de esa exterminio y me respondió que no, que no había sido él, y que siquiera sabía quién podría suceder sido, ya que en la vida se había percatado de la equivocación de ese obra. Y exclamó la frase que causó mucha clemencia y gran hilaridad en toda la clase: “¡Solamente a usted, hermano, se le podía haber ocurrido enseñar algo de Zacarías, un libro que nadie lee nunca!”

Nos reímos, nos fuimos al templo y la curiosidad quedó en el olvido. Pero a mí me anduvo dando vueltas por la capital durante mucho tiempo la idea de que un hermano sincero, fiel, excelente persona y siervo, hubiese podido transitar su vida de fe y entendimiento, con un obra como el de Zacarías privado de su material de estudio y consulta.

Hoy, he podido comprender, tal vez porque al Espíritu Santo así le ha parecido perfectamente, que el obra de Zacarías es uno de los libros de reforma existentes desde siempre en nuestras Biblias. Y que leerlo, examinarlo a la luz de esta nueva visión, es indispensable para sumar, añadir y establecer conceptos con bases sólidas y contundentes, tal como les gusta sostener a los teólogos.

Zacarías, cuyo nombre significa “De quien Jehová tiene memoria”, fue uno de los profetas posteriores al confinamiento y contemporáneo de Hageo. Como éste, recibió el llamado a alentar a los judíos para que completaran la tarea de restablecer el templo.

Como hijo de Berequías y nieto de Iddo, descendía de una de las familias sacerdotales de la tribu de Leví. Estamos en presencia de uno de los profetas más mesiánicos del Antiguo Testamento, que ofrece verificables referencias sobre la venida del Mesías.

Su tarea profético comenzó aproximadamente del año 520 ayer de Cristo. Dos meses posteriormente que Hageo hubiera completado el suyo, como si Dios lo hubiese tenido estrictamente calculado y delineado. La visión de los primeros capítulos la recibió aparentemente cuando aún era muy mancebo.Hasta aquí lo que luego se extenderá en un comentario anodino y muy histórico, idéntico y concreto respecto a todas las expresiones que Zacarías vierte en sus expresiones. Sin confiscación, de suceder querido entregarte esto, simplemente te hubiera remitido al trabajo del comentarista, ahorrándome yo el mío de escribir y ensamblar todo esto.

Creo, y estoy firmemente convencido de ello, que Zacarías es un obra eminentemente de reforma, y que si perfectamente contiene una serie de relatos literales que pueden probarse y comprobarse con investigaciones sociales, históricas, religiosas y geográficas, todavía posee altos principios espirituales que sólo podrán ser develados y revelados con la pauta y el auxilio del Espíritu Santo.

Así es que, con nuestra oración precisamente apuntada a conquistar esa ayuda divina y sobrenatural, comenzamos nuestro trayecto por las páginas de este obra, que consta de catorce capítulos con sus respectivos versículos que procuraré iluminar a través del entendimiento espiritual, para que te sirva en el hoy, aquí y ahora como un punto de inflexión cerca de una reforma que la iglesia vivirá en este tiempo.

No es mi intención, ni por asomo, el establecer nuevas doctrinas o nuevas formas de la citación hermenéutica. Sólo pondré sobre papel lo que el Espíritu Santo me dé para que escriba. El resultado lo definirás tú cuando llegues al final de todo esto. Si te ha bendecido y ayudado a restaurar las cosas, cielo a Dios. Y si así no hubiera sido, pediré perdón a mi Señor por suceder interpuesto mi carne por sobre su Espíritu.

Zacarías -Capítulo 1

¿Dónde Están Tus Padres?

(Zacarías 1: 1) = En el octavo mes del año segundo de Darío, morapio palabra de Jehová al profeta Zacarías hijo de Berequías, hijo de Iddo, diciendo: (2) se enojó Jehová en gran modo contra vuestros padres.

Al sostener octavo mes, estamos hablando de los alrededores de los meses de o del año 520 ayer de Cristo. El Darío al cual se alude aquí, es Darío Histaspes, todavía llamado Darío el Grande que reinó en Persia en ese tiempo.

Aquí Dios le está recordando a su pueblo el sensatez que morapio sobre sus padres en el año 586 ayer de Cristo, cuando Nabucodonosor derrotó al rey Sedequías con el resultado de la destrucción de la ciudad y el templo y la deportación de muchos judíos a Babilonia.

Este pequeño texto tiene auténtico correlato presente, ya que este tiempo es un tiempo donde Dios todavía está enojado con su pueblo, (Otras versiones dicen indignado con gran indignación), especialmente con nuestros padres, por no suceder cumplimentado mínimo de lo que Él les ordenó. Y si supones que sobredimensiono o exagero, mira lo que dice a continuación.

(Verso 3) = Diles, pues: así ha dicho Jehová de los ejércitos: volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.

El término Jehová de los ejércitos que se utiliza aquí, aparece cincuenta y tres veces en este obra, y se refiere al hecho de que Dios es el Señor de todos los ejércitos del universo, tanto espiritual como material. Algo similar ya había sido dicho por medio del profeta Isaías: (Isaías 31: 5-6)= Como las aves que vuelan, así amparará Jehová de los ejércitos a Jerusalén, amparando, librando, preservando y salvando. Volved a aquel contra quien se rebelaron profundamente los hijos de Israel.

¿Es que nadie acierta a darse cuenta que en este tiempo es mucha la multitud, (Y hablo de multitud que concurre a iglesias, que ocupa cargos importantes, que incluso está en posiciones de liderazgo), que está mirando a cualquier parte y ha dejado de mirar al Dios que supuestamente los congrega allí?

Dios nos está pidiendo a todos que nos volvamos a Él como único referente válido en este camino de la fe. Ya lo hizo anteriormente, como lo refleja el profeta Malaquías. (Malaquías 3: 7)= Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Más dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

Clear! ¡No te pega musculoso en el corazón porque viene con idioma del Antiguo Testamento, y como a ti te enseñaron que todo lo que no es Nuevo Testamento sólo debes leerlo como complemento, pero nunca como dirección plena!, ¿No es así? Tengo una mala (O excelente) informe para ti: todavía está la misma advertencia en el Nuevo Testamento.

(Santiago 4: 8)= Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble talante, purificad vuestros corazones. Esto suena mucho más presente, ¿No es cierto? Porque está hablando de doble talante, que es como departir de doble mensaje. ¿Y cierto podría afianzar que en lo que hoy llamamos “la iglesia”, no existe doble mensaje?

Quizás no en toda esa iglesia, seamos honrados, pero sí en una ría que examen añadir expresiones interesantes porque consideran que la doctrina natural del evangelio no resulta atractiva en este mundo actual. De la misma modo que el mundo elige difundir y publicitar ocultismo con barniz estudiado y posterga al evangelio porque resulta arcaico y “pasado de moda”.

Cuando me excusé con un importante líder de mi ciudad por lo que debía enseñar mediante la emisora de radiodifusión, él me respondió que apreciaba mi interés espiritual, pero que no debía olvidarme que si viene existía un evangelio “virtual”, (Así denominaba a lo espiritual), lo importante verdaderamente, era el evangelio “real”, (Esto es: las cosas políticas y sociales de la iglesia)

(Verso 4) = No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron ni me escucharon, dice Jehová.

¿Tú habías creído que el mensaje de salvación, ese que te deje de rectificación, perdón, redención y salvación, era poco de este tiempo y patrimonio de predicadores de la televisión o internet? Pues no; es sumamente antiguo y, entre otros, fue recogido por los libros de las Crónicas. (2 Crónicas 36: 15)= Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación.

¿No se cansa ni pierde su paciencia Dios, llamando a un pueblo que por el momento prefiere mirar cerca de otros lados más atractivos? No, no se cansa ni pierde su paciencia. Es Dios, no hombre. Los hombres nos cansamos y perdemos nuestra paciencia cuando vemos necedad, soberbia, ignorancia. Dios, no; Él sigue fiel a su misericordia. (Oseas 14: 1)= Vuelve, oh Israel, a Jehová tú Dios; porque por tu pecado has caído.

¿Pero entonces no es probable que hoy, en este pleno siglo veintiuno, Dios tenga poco dispar que sostener de todos nosotros? De todos nosotros, no lo sé; no puedo cortar tan satisfecho como para abarcarnos a todos por una sencilla razón: hay multitud fiel que ama a Dios por sobre todas las cosas. ¡Gloria al Señor! ¡La hay! Pero todavía hay de los otros.

Y esos “otros”, son los que te sacan fuera de quicio con sus grandilocuentes espectáculos llenos de bullicio, colorido, música estridente y cotillón multicolor, a lo que no dudan en chillar: celebración santa. ¿Verdad que te comerías uno cada mañana a la parrilla?

Te comprendo, yo todavía; pero tengamos calma, paz y misericordia. Dios está en control de todo, y él dirá cómo, cuándo y de qué modo. No nos corresponde a nosotros hacerlo. A la cizaña la siegan los mensajeros enviados por Dios mediante Su Palabra, no nosotros con reglamentos internos.

(Jeremías 6: 7)= Como la fuente nunca cesa de manar sus aguas, así ella (Está hablando de Jerusalén, la iglesia), nunca cesa de manar su maldad; injusticia y robo se oyen en ella; continuamente en mi presencia, enfermedad y herida. Escucha: quisiera decirte que en lo que hoy conocemos como la iglesia no suceden estas cosas mencionadas, pero: ¿Crees que sería honesto y absolutamente real si lo dijera?

Es una historia que paseo en círculos y se repite. Que no es patrimonio del hombre del siglo veintiuno, pero que siquiera le es indiferente porque viene de su historia misma. (Jeremías 11:7-8)= Porque solemnemente protesté a vuestros padres el día que les hice subir de la tierra de Egipto, amonestándoles desde temprano y sin cesar hasta el día de hoy, diciendo: oíd mi voz. Pero no oyeron, ni inclinaron su audición (Cosa que significa oír a multitud con último cargo), ayer se fueron cada uno tras la imaginación de su malvado corazón; por consiguiente, traeré sobre ellos todas las palabras de este pacto, el cual mandé que cumpliesen, y no lo cumplieron.

(Verso 5) = Vuestros padres, ¿Dónde están? Y los profetas, ¿Han de proceder para siempre?

(Verso 6) = Pero mis palabras y mis ordenanzas que mandé a mis siervos los profetas, ¿No alcanzaron a vuestros padres? Por eso volvieron ellos y dijeron: como Jehová de los ejércitos pensó tratarnos conforme a nuestros caminos, y conforme a nuestras obras, así lo hizo con nosotros.

En la Biblia textual, que es de excelente consulta para identificar expresiones que en la traducción clásica suelen proyectar marginadas por nuestra ignorancia al respecto, encontré una pequeña perla. Porque en este mismo texto que has letrado, en el final, en ocupación de sostener que volvieron ellos, por los padres, dice que se convirtieron, ¿Te suena accesible?

Dios no se quedó cruzado de brazos cuando aquellos que Él apasionamiento nuestros padres cayeron en desobediencia. Mira como lo cuenta Jeremías. (Jeremías 12:16-17)= Y si cuidadosamente aprendieren los caminos de mi pueblo, para blasfemar en mi nombre, diciendo: vive Jehová, así como enseñaron a mi pueblo a blasfemar por Baal, ellos serán prosperados en medio de su pueblo. Más si no oyeren, arrancaré esa nación, sacándola de raíz y destruyéndola, dice Jehová.

¿No dice la historia que ha sucedido eso? Hay confirmación en las Lamentaciones. (Lamentaciones 2: 17)= Jehová ha hecho lo que tenía determinado; ha cumplido su palabra, la cual él había mandado desde tiempo antiguo. (Me permito añadir: la que aún sigue mandando hoy, pleno siglo veintiuno) Destruyó, y no perdonó; (¿Pero no me enseñaron que mi Dios es un Dios perdonador? Sí, lo es, a menos que te advierta una y mil veces y tú en la vida le obedezcas) y ha hecho que el enemigo se alegre sobre ti, y enalteció el poder de tus adversarios. A esto creo que no necesito decirte que puedes verlo hoy mismo, si sales de tu casa, a tu aproximadamente.

La enseñanza, entonces, es: Si tus padres (Sigamos llamando así a tus antepasados directos o indirectos) desobedecieron y ofendieron a Dios, creyendo que iban a salir indemnes de sus decisiones, y no sólo no fue así sino que pagaron muy duro su desobediencia y ofensa, ¿Por qué suponen algunos cristianos que Dios ha cambiado sus leyes y que hoy pueden hacerle lo mismo sin costo a respaldar? Necedad. ¿O mera incredulidad?

Varones que Cabalgan

(Verso 7) = A los veinticuatro días del mes undécimo (Esto es: -), que es el mes de Sebat, en el año segundo de Darío, morapio palabra de Jehová al profeta Zacarías hijo de Berequías, hijo de Iddo, diciendo: (8) Vi de tinieblas, y he aquí un hombre que cabalgaba sobre un heroína canela, el cual estaba entre los mirtos que había en la hondura; y detrás de él había caballos alazanes, overos y blancos.

No es el heroína un animal rico en menciones internamente de los relatos bíblicos, pero sí de gran significación. Bastará rememorar que ese tiene que ser nuestro estado final en los niveles espirituales: de simples ovejas escuálidas a caballos de honor.

Los nómadas indoeuropeos domesticaron el heroína ya en un pasado muy remoto, en una zona al oriente del mar Caspio. Más tarde, los heteos y kasitas hicieron comercio con ellos, introduciéndolos en Asia occidental. Ya a principios del segundo milenio a.C. se empleaban los caballos con fines militares, y carros de hostilidades.

En Origen ya se menciona al jinete. La zona montañosa de Palestina no era adecuada para el uso del heroína. Allí se empezó a usar en la llano de Jezreel. Los soldados cananeos mandados por Sísara, normal del ejército de Jabín, rey de Canaán, todavía los usaban.

Los israelitas los usaban solamente para la hostilidades, ya para tirar carros, o para la caballería; sin confiscación, su utilización traicionaba equivocación de confianza en el Señor. Se les había prohibido multiplicar sus caballos y, por ello, al principio desjarretaban los caballos de sus enemigos, y quemaban sus carros. Sin confiscación, David, posteriormente de la derrota de Hadad-ezer, se reservó 100 caballos para carros.

Salomón tenía cuarenta mil establos para los caballos de sus carros, y doce mil jinetes. Según el diferente del MS, esta cita se puede traducir como “pesebres”. La V.M. traduce: “Y tenía Salomón cuarenta mil pesebres de caballos para sus carros (de guerra), y doce mil caballos de montar”.

El heroína canela que se menciona aquí, es un animal que tiene su pelaje de color canela. El overo, es un color muy similar al del melón, esto es un amarillo casi ocre. El blanco, lógicamente, es uno de los más hermosos y no necesita res comentarios, como no sea que siempre ese color estaba reservado a los líderes o jefes de los ejércitos.

Dice la historia argentina que el llamado “Libertador de América”, General José de san Martín, cruzó la cordillera de los Andes, desde Argentina cerca de Chile, montado en un heroína…blanco. Esto, claro está, independientemente de las opiniones de los revisionistas que no aciertan a aprobar este relato. Los más compasivos, dicen que la cruzó en un animal de otro color; los más enconados, aseguran que lo hizo en una camilla porque estaba enfermo.

Sus significados varían conforme a quienes o desde qué parámetros se los examina, pero concuerdan ritariamente en que, el amarillo, u overo, es un color que representa la inocencia, la palidez del rostro y todavía es símbolo de la asesinato y los “ayes” futuros.

El blanco, ya quedó dicho, tiene que ver con pureza y transparencia. Este color es mencionado diecisiete veces en el obra de Apocalipsis. Se aplica a Cristo y a sus santos. Y encima de pureza el blanco todavía es símbolo de rectitud y trofeo.

Otros colores mencionados en otros textos son: el anaranjado, que es un rojizo que trae victorias sangrientas, y que todavía significa sensatez, muerte y venganza. El heroína bruno, que tiene que ver con el desdicha y plañido personal y franquista, siendo todavía símbolo del deseo y la miseria bajo el hombre de pecado.

Y, finalmente, el púrpura. Este es el color de la realeza y de las riquezas. Sin confiscación, debemos notar que el púrpura todavía es el color que identifica la vestimenta de la gran ramera que es símbolo del cristianismo renegado, lo que hoy estamos llamando: Babilonia.

(Verso 9) = Entonces dije: ¿Qué son estos, señor mío? Y me dijo el santo que hablaba conmigo: Yo te enseñaré lo que son estos. (El tratamiento de “señor mío” que se aplica aquí al santo no identificado, implica un stop respeto cerca de cierto que desempeña un papel relevante en las visiones.)

(Verso 10) = Y aquel hombre que estaba entre los mirtos, respondió y dijo: estos son los que Jehová ha enviado a recorrer la tierra.

El mirto era un arbolillo llamado en hebreo hãdas; crecía en los montes vecinos a Jerusalén. Durante la Fiesta de los Tabernáculos se usaban sus ramas para hacer cabañas. Se manejo indudablemente del mirto popular, todavía denominado Myrtius communis, que se halla por toda Palestina.

Sin confiscación, en esta escritura hay que contonear la posibilidad de que esos seres que están recorriendo la tierra sean, en emoción, ángeles. Porque hablando de ellos, en Hebreos 1:14 leemos: ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a patrocinio de los que serán herederos de la salvación?

Cuando dice espíritus ministradores, dice Ángeles. Resulta sorprendente que en el Nuevo Testamento haya más referencias directas a ángeles que en el Antiguo Testamento. Un estudio cuidadoso revelará que la actividad de los ángeles en el Nuevo Testamento usualmente paseo aproximadamente del tarea de Jesús y del establecimiento de su iglesia sobre la tierra.

Ellos ministran, que en helénico se dice diakonia, (De allí nuestra palabra y posición de diácono), lo cual alude a la labranza de servicio, de concurrencia, que prestan los ángeles, quienes son espíritus ministradores o asistentes celestiales, y están continuamente activos en la edificación del cuerpo de Cristo, o sea, en el desempeño del tarea de Jesús y la edificación de su iglesia.

Premeditadamente de esto, quiero sostener que hay muchos predicadores a los que he audición contar anécdotas de ángeles en sus vidas personales. Normalmente, excepto que a Dios le plazca mostrarlos por razones que sólo a Él le competen, esos seres son invisibles al ojo humano. No obstante, resulta emocionante escuchar esos relatos.

(Verso 11) = Y ellos hablaron a aquel santo de Jehová (Aquí tienes a tu santo) que estaba entre los mirtos, y dijeron: hemos trayecto la tierra, y he aquí toda la tierra está reposada y quieta.

Cuando en el capítulo 14 del obra de Isaías, el profeta viene hablando de la caída del rey de Babilonia, (¡Nada menos!), dice poco que tiene que ver con esto y que quiero repetir textual, porque va a darte un panorama r de los auténticos significados que algunas escrituras tienen y que muchas escuelas han ignorado. Y dicho sea de paso: ¿De qué Biblia sacaron que hay diferentes escuelas de interpretación de la palabra? ¡Ay, hombre, hombre!

(Isaías 14: 3-7)= Y en el día que Jehová te dé reposo de tu trabajo y de tu temor, (Entiende: Jehová te dará ese reposo; no podrás tomártelo por tu cuenta) y de la dura servidumbre en que te hicieron servir, pronunciarás este adagio contra el rey de Babilonia, y dirás: ¡Cómo paró el opresor, cómo acabó la ciudad codiciosa de oro! Quebrantó Jehová el ayuda de los impíos, el cetro de los señores; el que hería a los pueblos con furor, con herida permanente, el que se enseñoreaba de las naciones con ira, y las perseguía con crueldad. Toda la tierra está en reposo y en paz; se cantaron alabanzas.

Esta fue una época de tremenda reforma. Y coinciden los datos con este tiempo presente. Quienes se encargan de recorrerla e informar a Dios sobre ella, expresan lo mismo: toda la tierra está en reposo y en paz. ¿Has letrado que cuando se diga “paz”, “paz” y no la haya, vendrá el fin? ¿Sigues creyendo esa doctrina sin almohadilla que predica fin del planeta con hecatombes y ruinas? Reforma.

Edificando Su Casa

(Verso 12) = Respondió el santo de Jehová y dijo: Oh Jehová de los ejércitos, ¿Hasta cuándo no tendrás piedad de Jerusalén, y de las ciudades de Judá, con las cuales has estado airado por espacio de setenta abriles?

Tú ya sabes, porque yo mismo te lo he enseñado en muchas ocasiones, que Jerusalén es tipología de la iglesia y Judá lo es del pueblo en conjunto. ¿Tú crees que el santo podría, hoy mismo, estar haciéndole al Señor la misma pregunta?

Lo que quiero sostener es, si crees que hoy Dios tiene suficientes motivos como para estar airado con su iglesia y con su pueblo, al menos en su ría. Claro, aquí deje de la historia y señala que son setenta abriles. ¿Recuerdas qué símbolo tiene el número siete y todos sus anexos? Todo lo que sea necesario, el número de lo completo.

Esto no es de ahora ni patrimonio de nuestro hombre del siglo veintiuno. Ya Habacuc daba cuenta de esto y formulaba una serie de preguntas para que Dios hiciera poco con aquellos que en su nación estaban maltratando a los débiles e indefensos.

Hoy todavía se está produciendo el mismo tipo de maltrato, y lamentablemente, no sólo en el plano secular por parte de gobiernos humanos, sino todavía internamente de lo que llamamos la iglesia y por parte de supuestos ministros cristianos. (Habacuc 1:2)= ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás?

(Verso 13) = Y Jehová respondió buenas palabras, palabras consoladoras, al santo que hablaba conmigo.

(Verso 14) = Y me dijo el santo que hablaba conmigo: clama diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: celé con gran celo a Jerusalén y a Sión.

(Verso 15) = Y estoy muy airado contra las naciones que están reposadas; porque cuando yo estaba enojado un poco, ellos agravaron el mal.

Dice que Dios respondió palabras de consuelo al santo. Esto nos muestra una estado que no conocíamos del todo, la de la clase de relación que Dios tiene con los ángeles, y que demuestra la calidad del simpatía de Dios, que está por encima de toda su creación, de absolutamente toda.

Porque luego es más que evidente como, llevado por esa misma calidad de simpatía, protege celosamente al pueblo de su pacto. Y tanto lo hace que no deja de ser actual poco dicho por su boca cuando aseguró que quien toca a su pueblo, “toca la niña de sus ojos”.

(Verso 16) = Por tanto, así ha dicho Jehová: yo me he vuelto a Jerusalén con misericordia; en ella será edificada mi casa, dice Jehová de los ejércitos, y la plomada será tendida sobre Jerusalén.

¿Debemos entender que Dios está hablando de la construcción de un templo? Sí, pero no de esos de mampostería y concreto que solemos ver en las ciudades. Un templo diferente. Un templo no hecho por manos de hombres. Y lo único que no ha sido hecho por manos de hombres, es el hombre mismo. Ese es el templo a edificar.

Y esa palabra que aquí se traduce como edificada, es la palabra hebrea banah, y tiene que ver con construir, fundar, organizar, tener progenie, lo cual entenderíamos como edificar una grupo. En las versiones castellanas de la Biblia, banah generalmente se traduce como edificar o construir.

Usualmente se refiere a una ciudad, casa, templo, cuarto, altar o una puerta. Ocasionalmente quiere sostener “edificar algo”, como sucede en el Salmo 102 y verso 16, donde leemos: Por cuanto Jehová habrá edificado a Sión, y en su cielo será pasado.

Entonces, se cree que de esta palabra banah, provienen las palabras ben, que quiere sostener hijo, y todavía banim, que significa niños. Eso constituye una sugerencia de corte lingüístico de que las hijas y los hijos son los edificadores o el fundamento de las futuras generaciones.

(Verso 17) = Clama aún, diciendo: Así dice Jehová de los ejércitos: Aún rebosarán mis ciudades con la profusión del perfectamente, y aún consolará Jehová a Sión, y escogerá todavía a Jerusalén.

Hay poco que cada creyente tiene que aprender. Todo lo que Dios ha prometido hacer, lo hará. El Señor en la vida hace falsas promesas, ni advertencias en vano. No debemos interpretar su paciencia y tolerancia en presencia de la desobediencia como una expresión de impotencia o pasión a la hora de ejecutar un sensatez.

Por el contrario, Dios desea nuestro rectificación y restauración. Si regresamos a sus brazos, completará la obra de perfeccionar lo que nos ha prometido. Por eso tú mi hermano, mi hermana, debes creer y entender que Dios tiene toda la intención de sufrir a su pueblo a la sensatez y la prosperidad que siempre ha prometido.

Una prosperidad que no se limita a lo estrictamente material, aunque lo incluya. Si no lo hace es porque el mismo pueblo no se lo está permitiendo. A veces, por darle prioridad a sus propias ideas conforme a su propia cautela. Y en otras ocasiones, por simple incredulidad.

Derribando Cuernos

(Verso 18) = Después alcé mis luceros y miré, y he aquí cuatro cuernos.

(Verso 19) = Y dije al santo que hablaba conmigo: ¿Qué son estos? Y me respondió: Estos son los cuernos que dispersaron a Judá, a Israel y a Jerusalén.

(Verso 20) = Me mostró luego Jehová cuatro carpinteros.

(Verso 21) = Y yo dije: ¿Qué vienen estos a hacer? Y me respondió: Aquellos son los cuernos que dispersaron a Judá, tanto que ningún alzó su capital; más estos han venido para hacerlos temblar, para derribar los cuernos de las naciones que alzaron el cuerno sobre la tierra de Judá para dispersarla.

Los comentaristas, en sus explicaciones sustentadas en conceptos literales, creen que los cuatro cuernos de esta segunda visión son los cuatro reinos descriptos en Daniel 2 y 7. Sin confiscación, otros entienden que deben ser vistos en sentido amplio, como cualquiera de las naciones que, desde los cuatro puntos cardinales, dispersaron a Israel y a Judá, actuando más allá del propósito divino de castigar a Judá. Esto pasaría a ser, entonces, según esta última óptica, un mensaje de consuelo.

Si me preguntas qué pienso o que veo en el espíritu con relación a esto, veo que estos cuatro cuernos, que supuestamente serían cuatro reyes, en la dimensión espiritual son dirigidos por seres espirituales que cumplen la labranza de esparcirlos, cumplen esta labranza, que más tarde veremos como el Señor hace con ellos, conforme a Su plan de salvación. Este es el plazo de apartarse de Dios.

Finalmente, cuando el hombre se arrepiente (simbolizado en la historia de Israel y su esparcimiento, que es disgregación y no diversión, para que se entienda perfectamente) vuelve el Señor con los carpinteros (símbolo del Mesías, que todavía lo era) y reprende a estos cuatro espíritus que gobiernan en el mundo, para que el Señor pueda reconciliarlos con Él.

Hoy, el pueblo del Señor sigue disperso, aunque ya no en lo físico, geográfico o social, sino en lo espiritual. Sigue esperando que vengan siervos a bendecirlo, a orarle, a solucionarles los pequeños y no tan pequeños problemas cotidianos que tienen.

No saben, o todavía no les ha sido revelado, que este ya no es tiempo de inquirir fortuna, es tiempo de salir a edificar. Una reforma no se realiza pagando al frente y poniendo la capital para que cierto imponga su mano. Una reforma se lleva delante con multitud con mentalidad de Rey, no de encadenado.

Zacarías – Capítulo 2

El Cordel en su Mano

(Zacarías 2: 1) = Alcé posteriormente mis luceros y miré, y he aquí un hombre que tenía en su mano un cordel de cronometrar.

Un cordel de cronometrar, así como nos suena, era un cordón, soga o cuerda usada fielmente para cronometrar. Al parecer, algunos cordeles de cronometrar estaban divididos en codos. Para determinar cuánto medía un ámbito, se extendía sobre la superficie un cordel de cronometrar.

Los edificadores lo usaban cuando tomaban medidas para edificar una ciudad, y un tallador de madera podía usarlo a fin de calcular las dimensiones de un objeto. En una ocasión el rey David usó un cordel de cronometrar con el fin de determinar cuántos moabitas vencidos serían ejecutados y a cuántos conservaría con vida.

En sentido figurado, “cordel de medir” significa una regla o norma de conducta. Por ejemplo, Jehová hizo “del derecho el cordel de medir” cuando trató con su pueblo infiel. El que aplicase el mismo cordel de cronometrar a Jerusalén que a Samaria dio a entender que a Jerusalén le sobrevendría una desolación similar.

De igual modo, el hecho de que se extendiese el “cordel de medir de lo vacío” sobre Edom era presagio de destrucción, y el que se usase este cordel de cronometrar significaba que la tierra se repartiría entre los animales, que empezarían a morar en las zonas desoladas de Edom.

David consideraba su relación con Jehová como su porción en la vida. Esta herencia, que le agradaba en gran modo, le impulsó a sostener: “Los mismísimos cordeles de medir han caído para mí en lugares agradables”.

Los cuerpos celestes dan afirmación de la actividad creativa de Dios, y puesto que su afirmación silencioso llena la Tierra, el salmista pudo sostener con respecto a ellos: “Por toda la tierra ha salido el cordel de medir de ellos”. Creo que vistos estos comentarios de diversa fuente, ahora sabes el significado que Zacarías podía darle en lo conceptual a su visión.

(Verso 2) = Y le dije: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A cronometrar a Jerusalén, para ver cuánta es su anchura, y cuánta es su largo.

Ya sabes que Jerusalén es la iglesia. Y dice que va a ser medida en su anchura y en su largo. También sabes que ese cordel tiene que ver con reglas o normas de conducta. Es sostener que ayer de la reforma, lo que viene, es una evaluación de uno y otro títulos en la iglesia del Señor. Lo confirma de alguna modo un texto que encontramos en Apocalipsis.

(Apocalipsis 21: 15-17)= El que hablaba conmigo tenía una caña de cronometrar (Es el equivalente al cordel de Zacarías), de oro, (Metal que simboliza inalterabilidad, pureza incorruptible), para cronometrar la ciudad (Jerusalén, la iglesia) sus puertas (Su autoridad), y su tapia (El obstáculo principal para que la Presencia de Dios se manifieste. Por eso dice el Salmo que con su Dios, asaltará los muros). La ciudad se halla establecida en cuadro, (Esto es: un cubo consumado, símbolo de la perfección, como era el Lugar Santísimo) y su largo es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios, (Doce es el símbolo de la autoridad establecida. Doce apóstoles, doce meses, etc.) la largo, la valor y la anchura de ella son iguales. Y midió su tapia, ciento cuarenta y cuatro codos (Ciento cuarenta y cuatro. Múltiplo de doce), de medida de hombre, la cual es de santo.

(Verso 3) = Y he aquí, salía aquel santo que hablaba conmigo, y otro santo le salió al colisión, (4) y le dijo: corre, deje a este mancebo, diciendo: sin muros será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de hombres y de vacada en medio de ella.

(Verso 5) Yo seré para ella, dice Jehová, tapia de fuego en derredor, y para cielo estaré en medio de ella.

Lo primero que veo con total claridad aquí, es que la iglesia del futuro, la que llega posteriormente de la reforma que está en marcha, no tendrá muros que obstaculicen su frisar. ¿Recuerdas cuáles eran los muros que frenaban todo en la iglesia que deja de ser? Los muros denominacionales.

Por eso Dios mismo, en el verso 5, consigna que Él y solamente Él será el tapia, pero de fuego. Todos sabemos que el fuego purifica y deja que lo que queda indemne, sea indestructible. Esa es la única denominación posible y probable. Algo más, ya no es Dios.

Alegría de la Hija de Sión

(Verso 6) = Eh, eh, huid de la tierra del ideal, dice Jehová, pues por los cuatro vientos de los cielos os esparcí, dice Jehová.

Isaías, en 48:20, dice: Salid de Babilonia, huid de entre los caldeos. Estas eran las tierras del ideal de las cuales, decía Dios, ellos debían huir. Es coherente en toda la Biblia esa orden de huir de Babilonia. Y quien suponga que eso se quedó allá, en una historia antigua, mucho me temo que todavía no entendió mínimo.

Jeremías respalda esto, cuando en el primer capítulo de su obra y en el verso 14, dice textualmente: Me dijo Jehová: del ideal se soltará el mal sobre todos los moradores de esta tierra. Los que supongan que Babilonia sólo tiene que ver con la iglesia, se equivoca. Babilonia es un poder impío sustentado en: Política. Economía y Religión.

Y si lo quieres mucho más claro, todavía, y las razones de este sensatez tallista, puedes leerlo en los versículos 20 y 21 del capítulo 17 del obra de Ezequiel, mira: Extenderé sobre él mi red, y será preso en mi ardid, y lo haré venir a Babilonia, y allí entraré con sensatez con el por su prevaricación con que contra mí se ha rebelado. (Prevaricar es aprender que poco que estás haciendo es pecado, pero que por conveniencia u oportunismo te conviene y lo haces igual. Es peor que el pecado. Y la Biblia no dice que la prevaricación tenga perdón.) Y todos sus fugitivos, con todas sus tropas, caerán a espada, (Será con la Palabra de Dios) y los que queden serán esparcidos a todos los vientos; (Vientos de doctrinas extrañas) y sabréis que yo Jehová he hablado.

Quisiera que entiendas que no es una ocurrencia mía ni poco que armo de un modo tal que me coincida con lo que tengo ganas de sostener, técnica empleada por muchos supuestos teólogos defensores de doctrinas supuestamente “modernas”. Lo que digo tiene que ver, por ejemplo, con el verso que sigue.

(Verso 7) = Oh Sión, la que moras con la hija de Babilonia, escápate.

Te lo dije: escápate. Sión es el pueblo de Dios hoy todavía. Y la hija de Babilonia, en este tiempo, es la suma de esas mentalidades religiosas que tanto vemos en todas nuestras congregaciones. Entiende: Babilonia no es tu iglesia, Babilonia es la mentalidad que existe en muchos que lideran tu iglesia.

Por eso, cuando tantos hermanos fieles, sinceros y perfectamente intencionados me escriben, felices, porque dicen haberse ido de Babilonia, lo que yo hago no es alegrarme en demasía. Espero a ver su vocabulario, sus objetivos, sus planes. La ría de las veces, escasamente se fueron de una congregación y andan desesperados buscando otra de la misma denominación…

¿Sabes qué? Y todavía en la ría de las veces, todo eso avala a la misma mentalidad babilónica en la que se formaron. Eso no es salir de Babilonia; eso es irse de una congregación o dejar de asistir a un templo.

Y quien sale de Babilonia, crece y se fortifica en sensatez espiritual, pero quien sólo se va de una congregación o deja de asistir a un templo, generalmente se cae y hasta puede retornar al mundo y al pecado si no está musculoso. ¿Motivo? Estaba convencido, nunca convertido…

(Verso 8) = Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: tras la cielo me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la pupila de su ojo.

Cuando dice “tras la gloria me enviará”, evidentemente, hay una clara relato al Mesías enviado por Dios como el Señor de la cielo. Tocar la pupila de su ojo, por lo tanto, significa meter un dedo en la pupila. Cualquiera que acose al pueblo escogido está cometiendo un asalto imprecador contra el propio Dios. No obstante, no es esto, exactamente, lo que dice en los originales.

Curiosamente, La Biblia Textual, a la que se le adjudica adhesión fidelidad con lo originales, en este verso concluye diciendo la pupila de mi ojo, en ocupación de su ojo. El asterisco que se observa adyacente a ese “mí”, lleva a una explicación que señala: “Decimotercera enmienda de los Soferim”. ¿Y de qué se manejo esto?

La explicación es la posterior: La Masorah (Letra pequeña en los márgenes de los mss. Hebreos), consiste en la concordancia de vocablos y frases destinadas a preservar el texto venerable. En determinadas partes de dichos mss, se halla al beneficio una advertencia que dice: Esta es una de las dieciocho enmiendas de los Soferim. Soferim es el escriba, que era el copista o copista de la Antigüedad.

En efectividad, como veremos más delante, las enmiendas hechas al Texto Original son más de dieciocho, pero se deje de este número como aquellas contenidas en la índice oficial. Aun cuando no figuran en ninguna de las listas especiales, las diferentes secciones no especificadas aquí, muestran todavía pasajes marcados por la Masorah como enmendados.

Estas enmiendas se llevaron a extremidad en una época preliminar a la era cristiana, y no pueden ser consideradas como variantes textuales, puesto que las respectivas notas marginales advierten que se manejo de enmiendas.

La r parte de ellas fueron hechas mediante el cambio de una sola grafema, con lo que la modificación no luce tan ilustre. Un cuidadoso examen en estos pasajes muestra que el propósito de tales enmiendas se hizo por un inexacto sentimiento de reverencia, eliminando del texto ciertos antropomorfismos que se suponían ofensivos a Dios y, por consiguiente, no debían ponerse en labios de sus lectores, mientras que el texto primitivo era conservado en el beneficio.

Sin confiscación, desde la invención de la imprenta, los ejemplares impresos de la Biblia Hebrea presentan el texto sin las notas masoréticas destinadas a salvaguardarlo, con lo que el conocimiento de dichas enmiendas se ha perdido para el maestro popular.

Ahora perfectamente, como quiera que tales enmiendas afecten la figura antropomórfica, esto es, el atribuir a Dios acciones, pasiones o cualidades humanas, el editor decidió seguir la ojeada del Texto Original, informando a pie de página.

Así es que, en este pasaje específico y concreto de Zacarías, el texto primitivo ayer de la mejora de los Soferim, leía mi ojo, término que fue pasado para que se leyera su ojo, por las razones ayer expuestas con relato a este tema.

(Verso 9) = Porque he aquí yo alzo mi mano sobre ellos, y serán despojo a sus siervos, y sabréis que Jehová de los ejércitos me envió.

(Verso 10) = Canta y alégrate, hija de Sión; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová.

(Verso 11) = Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti.

Este versículo nos alienta en la obra de la apostolado mundial, aunque por fuera de los miles y miles de programas humanos que parecerían suceder sido elaborados por personas a las que solamente les interesa que sus medios ambientes aumentan en número y, por método consecuencia, en cobranza.

Lejos de ser “el Dios tribal de los hebreos”, como algunos alegan, Dios es Señor de todas las naciones. Pero de todas, incluidas las que ni le conocen, ni le respetan ni han sabido en la vida de Él. Ese moraré en medio de ti que leemos en el verso 11, en otras versiones se traduce como habitaré, y en su esencia diferente tiene que ver con un verbo hebreo que aporta el matiz de alojarse o reposar.

(Verso 12) = Y Jehová poseerá a Judá su heredad en la tierra santa, y escogerá aún a Jerusalén.

(Verso 13) = Calle toda carne delante de Jehová; porque él se ha izado de su santa morada.

La palabra hebrea traducida como heredad, en el verso 12, es la palabra cheleq. Es una porción, parte, herencia, o un pedazo. Este sustantivo aparece más de sesenta veces. Proviene del verbo chalaq, que significa “ser suave, liso o delicado”.

De esta raíz provienen vocablos tales como “piedras lisas” y “lisonja”, que aluden a palabras “delicadas”. Quizás oportuno a que se utilizaban piedras lisas para echar “suertes”, chalaq llegó a significar: “asignar o dividir por igual”.

De ahí que cheleq  represente la división o reparto de una porción de ámbito que se entrega a una persona como herencia. David apasionamiento a Dios “mi porción”, en el Salmo 73:26 y en el Salmo 142:5. Esta relato indica que Judá es la porción de Jehová (su parte, herencia o proporción), su pueblo en la Tierra Santa.

Has letrado que Dios aborrece las obras de la carne, pero por carencia de explicaciones clarificadoras, siempre has supuesto, (Porque los cristianos no siempre escudriñamos la escritura, a veces la suponemos), que se trataba de las malas obras que nuestra carne podía producir.

Sin confiscación, para mí fue un sobresaliente descubrimiento que modificó mi entendimiento el darme cuenta que no, que cuando dice que Dios aborrece las obras de la carne, no está hablando específicamente de las malas obras, sino de todas las que se originan en nuestra carnalidad.

¿Eso significa que si yo tengo mucho cuartos y se me ocurre, (Y se me ocurre a mí, sin pedir ni pedir dirección a Dios) desplegar un comedor comunitario, donde cada mediodía y cada tinieblas le doy comida a los más pobres que no tienen mínimo, esa tremenda obra que será digna del aplauso de toda la sociedad en la cual estoy inmerso, y me llevará a ser casi un héroe de los pobres y líder de la rectitud social de mi tierra, para Dios, será una obra digna de ser aborrecida.

Why? Porque fue producto de mi carne, no de su dirección. Y las cosas con olor a santas que no son decretadas por Él, no son santas, son carnales. Aunque “parezcan” santas y “parezcan” buenísimas. ¿Qué dice Dios, entonces, para un tiempo donde vamos camino a restaurar las cosas?

Calle toda carne. ¿Es una orden imperativa, autoritaria y déspota? En definitivo. Es una directiva llena de simpatía, de un simpatía que no le permite al Padre ni siquiera imaginar que hagas poco que Él deba aborrecer por causa de su propia ley.

Esta tercera visión es una elaboración adicional de lo dicho en el verso 16 del primer capítulo. Aunque muchos de los detalles resulten poco ambiguos, su intento es claro: Jerusalén será reconstruida. Zacarías se refiere fielmente en primer ocupación a la Jerusalén post-exílica. Sin confiscación, en sentido amplio apunta cerca de la futura y magnífica Nueva Jerusalén, la celestial, del mundo por venir.

3

En Los Tiempos “Eth” de Jehová

El obra de Zacarías, -quedó dicho-, tiene historia y profecía. Tiene una importancia profética pero todavía tiene una importancia histórica. Es un obra de edificación. Es el obra de cuando el pueblo morapio a reedificar el templo. Y de acuerdo con los principios que ya conocemos, la historia es simplemente una ventana profética que tiene o guardia propósitos que pueden ser aplicados a la vida de hoy.

Es atractivo como son tantos los que soslayan lo profético por suponerlo demasiado utópico, y le dan curso a lo histórico sin ningún problema cuando, para que lo histórico deje fortuna, deberá ir acompañado necesariamente de lo profético.

Estos principios para reedificar la casa de Dios, son los mismos principios que hemos de utilizar para reedificar la verdadera casa de Dios, la cual somos nosotros. Es sostener que somos la casa de Dios y Dios está reedificando la casa. ¿Comprendido?

Pero mucho cuidado y atención con los términos. No dije edificando, he dicho reedificando. O sea que es una re-forma, es un espíritu de re-forma, es una restauración. Recuerda que Dios le deje a mil generaciones y que su palabra no regresa vacía.

Y que aquellos depósitos espirituales que decretó durante el tiempo de Hageo, durante el tiempo de Zorobabel, durante el tiempo de Zacarías, son depósitos espirituales que trascienden el tiempo y vienen a arribar al día de hoy.

Hoy, hay una vivientes profética que arranca el velo futurista de la palabra y puede aplicarlo a su vida, para entonces manifestar o materializar los principios que se depositaron entonces. Son depósitos para este siglo, para este tiempo, pero todavía para este sistema. Kosmos.

En el año 536 ayer de Cristo, el fundamento de la iglesia fue tirado, pero por causa de la examen lugar, se detuvo por espacio de dieciséis abriles. Noten el paralelo contemporáneo que trae. El fundamento de la iglesia se tira, pero la examen lo detiene.

En mi país ha sido moneda corriente y constante que cada gobierno franquista, provincial o municipal contara con una sólida y musculoso examen. O, al menos, eso es lo que siempre se nos dijo a través de los medios de comunicación.

Sin confiscación, yo puedo decirte hoy, con las dos autoridades en mis manos: la de periodista conocedor de operaciones de prensa y parte falsas o inventadas, lo que normalmente suele llamarse en la jerigonza del esfera “carne podrida”, y la de ministro competente del Nuevo Pacto, que no es así, que tal examen no existe.

Porque yo entiendo cómo examen, (Y creo no ser el único), que es un movimiento, sector o familia de personas que se opone tenazmente a lo que hace otro familia en el poder de la institución que sea, basando esa examen en contar con argumentos, ideas o soluciones de mejor calidad.

Bien; debo decirte que ni políticamente en la vida secular de la República Argentina, ni siquiera en los estamentos intermedios de la iglesia evangélica cristiana tradicional, existen esos argumentos, esas ideas ni esas soluciones. Sólo se es examen porque se tiene antipatía, (O poco peor) a quien es gobierno u oficialismo.

¿Y sabes qué? Eso no suma ni sumará en la vida: siempre resta. Por eso estamos como estamos, tanto como país, (Hablo de Argentina), y todavía como iglesia. ¿Motivos? Muchos, pero entre ellos, que la iglesia se ha agresivo alegremente a participar de la otra política, la secular, cuando en la vida logró solucionar la interna.

Estamos abriendo los luceros a una Biblia nueva. Sé que a muchos, el oír esta terminología puede espantarlos, pero cuando la Biblia deja de ser el obra que se lleva debajo del apoyo al templo el día de reunión y se transforma en una fuente inagotable de alimento, indudablemente es como si fuera nueva.

Cuando tú miras los caracteres y las situaciones del Antiguo Testamento, con el ojo profético, inmediatamente encontramos patrones bíblicos para solucionar el problema. O sea que el futuro no es incierto. Lo que nosotros necesitamos, es: iluminación del pasado.

Zacarías y Hageo eran dos trompetas levantadas por Dios para avivar al pueblo, para reedificar el templo de Dios. Dos ministerios que hoy están haciendo sonar la misma trompeta para activar a la iglesia con miras a capacitarla y prepararla para prevalecer en este siglo veintiuno.

De todos modos, imagínate esta ámbito, un domingo por la tarde-tinieblas en tu congregación. Aparezco yo o cualquier otro del mismo calibre, y dice en voz adhesión y expresión de certeza y autoridad que somos la esencia espiritual de Zacarías y Hageo. ¿Qué rostro crees que pondrán tus hermanos? Listo, no me digas más mínimo; ya sabes de lo que estoy hablando.

Sin ir más allí, la ría de las crisis financieras durante este tiempo, que han detenido fielmente la obra material de la iglesia, (Y lógicamente, no estoy hablando de lo que conocemos como estructura evangélica tradicional, sino de la verdadera y genuina iglesia universal), es oportuno a que la casa de Dios no se ha izado.

Recuerda que en Hageo, la multitud decretaba que no era el tiempo de reedificar la casa y Hageo decía: “Yo digo que sí, que es tiempo de reedificar la casa.” ¿Quién lo dijo? El profeta. Y toda la iglesia, igual que hoy, decía que no. ¿Habrá profetas que hoy estén hablando de reforma? Y si los hubiera, ¿Cómo supones que reaccionará la iglesia?

Pero no solamente dice eso. Las circunstancias que ocurrieron por no reedificar la casa en cinco abriles, posteriormente de obedecer la voz apostólica de Hageo y de Zorobabel, se levantó a la dispositivo del líder. Zorobabel y el clero de Josué nos dejan como herencia estos dos ministerios.

Esta es una fotografía de la combinación de los líderes nacionales como reyes o apóstoles, tanto como el clero o el tarea profético. Habla de gobierno y decreto divino. Habla del liderazgo y de la dirección espiritual. Habla de apóstoles y profetas, de gobiernos y de fundamentos.

Y el obra de Zacarías, una vez más, es un obra de edificación. Por separado lo estamos viendo en detalle, pero de inicio podemos extraer algunas perlas que encajarán muy perfectamente en nuestro collar de fe. El versículo 13 del capítulo uno, nos alienta y nos consuela con palabra profética de Hageo.

Allá por el verso 20, vemos que se le envían carpinteros. Carpinteros son multitud que edifican, que construyen. Pero noten ustedes que estos carpinteros, si leen con atención los versos 20 y 21, tienen autoridad para derribar naciones, tienen autoridad para derribar las potestades que operan en la iglesia.

Luego se mueve rápidamente cerca de el capítulo 2 de Zacarías, y vemos que comienzan a cronometrar la edificación del templo con un cordel. Nos deje entonces de patrones y especificaciones exactas para la restauración de la iglesia. No se va a hacer a ciegas.

No vamos a sacar al pastor del antiguo y único traje para poner al más mancebo que tiene cuatro o cinco sacos y camisas y corbatas al tono. Moviéndose rápidamente a Zacarías capítulo 3, nos deje del sacerdote revestido. Nos deje de la atención personal ayer de la reedificación de la casa.

El tiempo profético, David, que representa el tiempo de hoy, no tuvo permiso para hacer el templo de Dios, pero sí reedificó su casa personal. De modo que el movimiento profético identifica la preparación de nuestro templo para que entonces piedras purificadas puedan edificar el templo de Dios.

El tiempo profético representa la atención personal ayer de entrar al tiempo católico al cual nos estamos introduciendo. Pero estoy hablando de una atención personal espiritual, que se entienda, no de convertir a la iglesia en un consultorio sentimental. ¿Sabes de lo que estoy hablando, verdad?

Luego Zacarías continúa moviéndose proféticamente y en el capítulo 4 hasta el 6, vemos la coronación de gobiernos del clero. Capítulo 7 al 9, vemos una posición precisa en la iglesia gloriosa del futuro. Y en el capítulo 10 es donde vamos a acampar.

Este es un capítulo de transición milenial, de transformación apostólica. Son los factores de supervivencia para este siglo. Lo que estamos haciendo es describir el tipo de mentalidad que puede penetrar este siglo y prevalecer.

La Iglesia, hoy, si quiere prevalecer, va a tener que tomar muy en serio esa mentalidad. La vivientes que entra a este siglo, es aquella que le quita lo infiel a la efectividad, siguiendo las cosas que no se ven como si ya fueran.

La iglesia no va a sobrevivir por siniestro. No vamos a sobrevivir por coincidencia. Hubo un tiempo donde la ignorancia era bendecida por Dios, pero el mundo natural nos indica que vivimos en un mundo de información. El mundo natural es solamente un reflexivo de aquello que ya ha acontecido en el Espíritu.

De modo que viviendo en una era de información, la ignorancia no es aceptada. La productividad nunca nos llega por ignorancia, siempre es producto de decisiones premeditadas. Éxito o equivocación de éxito, sólo describe malas decisiones o buenas decisiones.

Quien tiene éxito es porque tomó las decisiones correctas. No es un don de Dios. El tiempo presente está identificado por la cautela, por una era de mucho conocimiento, no es época de ignorancia. No te olvides que el éxito fuera de la iglesia es posible, aunque nadie garantizará luego el futuro espiritual.

Muchos se creen que van a tropezar con las bendiciones. No van a tropezar con ninguna fortuna. El siglo presente demanda decisiones y estrategias y actuaciones calculadas. Estamos describiendo la mente. Si el mundo natural está perspicaz para este siglo, es porque este siglo ya está actual en el mundo del Espíritu.

O sea que las riquezas espirituales disponibles para que tú puedas ejecutar, han cambiado. Y si tú no las reconoces, no las puedes usar. Ocurre lo mismo que vemos en las computadoras. Si tú te vas a adormilarse con un software de Windows Tal, y en la tinieblas cierto te carga en su computadora un Windows más nuevo, al día posterior cuando tú entras al equipo, no encuentras mínimo de todo lo que ayer manejabas fácilmente, todo cambió. Y doy este ejemplo por vivirlo en carne propia. Me incorporé a la informática por mandato y exigencia espiritual, pero no conozco demasiado de lo técnico. Y cada tanto, eso técnico “me saca de paseo”…

No puedes estar orando hoy como orabas en los finales del siglo vigésimo, estamos en pleno siglo veintiuno. Dios edifica con diseños y cautela. No puedes estar cantando hoy canciones románticas que auguran celebración, cuando estamos viviendo tiempos de hostilidades.

(Ezequiel 43: 10)= Tú, hijo de hombre, muestra a la casa de Israel esta casa, y avergüéncese de sus pecados; y midan el diseño de ella.

Tú, siervo de Dios, muéstrale a la casa de Dios, como se edifica la casa. Y que ellos observen y, al ver el patrón, se avergüencen de suceder cometido errores. Pero, eso sí; deberás mostrarle con tu propia vida personal fuera del templo, cómo es que se debe proceder en ese nivel. ¿Podrás?

(Verso 11) = Y si se avergonzaren de todo lo que han hecho, hazles entender el diseño de la casa, su disposición, sus horizontes y sus entradas, (Cuándo entrar en un mover y cuando salir de un mover; no acamparse en el mover. ¡Escucha! Fuerzas para entrar y fuerzas para salir. Discernimiento de cuándo entrar y cuándo salir a distintos moveres y tiempos de Dios.

Hay multitud que entra en tiempos y nunca sale. Hay multitud que sale y nunca entran a otro. Hay entradas y horizontes en las secuencias de tiempos de Dios) y todas sus formas, y todas sus descripciones, y todas sus configuraciones, y todas sus leyes; Y descríbelo delante de sus luceros, para que guarden toda su forma y todas sus reglas, y las pongan por obra.

Estamos hablando de una multitud que entiende la edificación de la casa con precisión y con un plan exacto. La casa se edifica con diseño y cautela, no con cualquier forma de pensamiento. Para que guarden todas sus formas, para que guarden todas sus reglas, y las pongan por obra. Nota claramente cómo este verso es poderosísimo para el tiempo católico.

(Proverbios 9: 1)= La cautela edificó su casa, labró sus siete columnas.

Dice que la cautela labró, cavó, diseñó, esculpió las siete columnas de la casa. Y la palabra, allí, por cautela, es la palabra chacam, y significa cautela y mente en energía. Habla de enseñanza sabia, inteligente. Habla de revelación y buen sensatez.

Habla de prudencia, de inmaterial ejercicio, Juicio, que fue lo que vivió Salomón. Y Labrado, o Labró, significa cavar y es la misma palabra utilizada en el Nuevo Testamento cuando dice: El que cava su casa en lo profundo de la roca, cuando viene la tormenta no se cae.

Y lo compara con el capítulo 3 de 1 Corintios. El verso me lleva directamente a ese y a ningún otro en la Biblia. Que está muy interesante y me gusta compararlo con el Nuevo Testamento para que podamos ver los principios que a nosotros nos pertenecen hoy. La Biblia nos indica que todas estas cosas fueron escritas como nuestros ejemplos.

(1 Corintios 3: 9)= (Los apóstoles están hablando con Pablo, y él dice:) Porque nosotros (Es sostener, el tarea católico) somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, (La iglesia) edificio de Dios.

(Verso 10) = Conforme a la clemencia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire como sobreedifica.

Vemos que la cautela humana representa, entonces, el gobierno católico, el reinado de Salomón, la era estatal de la iglesia, la escalón que se nos acerca en ese tiempo. Y no son pinturas históricas, son diseños proféticos a tener muy presentes.

La Realidad de los Días Postreros

(Zacarías 10: 1)= Pedid a Jehová abundancia en la fase tardía. Jehová hará relámpagos, y os dará abundancia rico, y hierba verde en el campo a cada uno.

Detente allí un momento y vamos a desatar un poco este verso. Lo primero que dice aquí es: Pídele a Jehová abundancia en la fase tardía. Esta palabra, fase, es la palabra eth en hebreo y significa Tiempo, Sazón.

Entonces lo que dice es: “En el tiempo tardío”. Esto es muy importante porque en las profecías de los hijos de Jacob fueron depósitos espirituales invertidos en su vida que encarnaron una verdad depositada a través de todas las generaciones porque los llenó y dijo: Acercaos hijos míos para profetizar cosas que han de acontecer en los postreros días.

E invirtió en la vida de José y en la vida de Judá, principios escondidos que sólo el docto, el sabio y el entendido en el reino de Dios pueden identificar. Saca cosas viejas y nuevas como el Padre de la casa, y talego o revela principios de antiguamente, principios eternos del reino de Dios, depositados en la vida y en las experiencias de los hijos de Jacob. No para ellos, aunque si le acontecieron, pero la profecía fue decretada en sus hijos para los postreros días.

Claro que para Jacob los postreros días, serían los días de sus hijos. Pero para nosotros, los postreros días son el día de hoy. Y entrelazamos allí todos los principios de la vida de sus hijos. Aquí vemos que tenemos que pedir abundancia en un tiempo específico, no cuando le da la deseo. Dice Pide abundancia en el tiempo de la fase tardía.

La abundancia temprana venía para formación. Cuando llovía en la época temprana, era para saturar la simiente o la semilla, de sus nutrientes. Entonces, la abundancia tardía, era la abundancia que venía puntual ayer de la siega. Esto es importante, porque el tiempo en el cual le está diciendo que pida abundancia, es el tiempo puntual ayer de la siega. De modo que está hablando contigo y conmigo.

Ahora perfectamente: el tiempo ayer de la siega, está identificado por sensatez del fruto. Si no, no hay siega. Pide abundancia en tiempo de sensatez, pide abundancia en tiempo de productividad, es tiempo de profusión, tiempo de separación. Porque la siega produce separación. Y de esto hemos hablado sobradamente. Y encima seguramente tú y yo lo estamos viviendo en nuestras vidas diarias.

Es tiempo, entonces, de preparación personal para la siega. Es tiempo de completamiento, de plenitud, de preparación de la cosecha. Es tiempo de la manifestación de los frutos. Pide, en esta fase, abundancia. Pide productividad, pide profusión.

Pide ser madurado y madurado serás. Porque eso y no otra cosa es lo que Dios anda haciendo en este tiempo: madurando multitud. Es el tiempo puntual ayer de la siega, no es el tiempo de ridiculeces, no es el tiempo de ignorancia. Es el tiempo de sensatez.

Y a esto deseo que lo entiendas tal como lo he escrito. Ser prudente no es cumplir abriles calendario. Conozco personas de cincuenta o sesenta abriles que aún parecería estar viviendo su inicio primaria. Conozco jóvenes de vigésimo o treinta que muestran una sobriedad y seriedad para sus cosas, que asombra. Madurez es esto extremo, no lo primero.

Y esta palabrita que utilizado, tiempo, tiene dos raíces importantes. La primera parte, se refiere a un tiempo establecido por Dios, una secuencia de tiempo deliberado. Es un tiempo fijado en soberanía. La palabra equivalente, en helénico, es kairos.

Es un intervalo que tiene un principio y un fin definidos. O sea: va a comenzar. Pero todavía va a terminar. Lamentablemente, hay multitud que nunca sale, porque no entiende el diseño. El tiempo de Dios comienza y termina, y luego viene otro tiempo de Dios.

Lo que se conoce como efectividad, entonces, es la influencia de los ex tiempos de Dios. Eso no lo cambia nadie, Dios sigue siendo Dios soberano, a pesar de nuestra fe. Porque nuestra fe tiende a fundarse en el día a día, hoy. Pero el tiempo de Dios se mide diferente.

Ahora; a este tiempo, sólo lo revela Dios. Muchos sabios del Antiguo Testamento quisieron entrar en estas revelaciones y no podían desenredar los códigos de la Escritura en la tabique. Sólo Daniel, la iglesia, lo podía entender.

Y lo de Daniel fue un caso informante. Daniel vivió mucho tiempo de su vida en Babilonia, pero en la vida se contaminó con su comida. Él siempre pudo designar y atreverse de qué iba a alimentarse, y lo hizo pese al sujeción que significaba estar prisionero de Nabucodonosor. Hoy, nosotros, podríamos continuar en Babilonia si hay alguna causa que lo justifique, pero deberíamos atreverse no engullir de su comida.

Sólo José entendía lo que las vacas flacas eran. Los sabios, no podían penetrar los tiempos de Dios. Estaban cerca, pero no podían dar en el clavo. Y créeme que no son seminarios o institutos teológicos los que faltan, son hombres y mujeres ungidos por el Espíritu Santo los ausentes.

Yo me sigo preguntando, posteriormente de muchos abriles sin que nadie acierte a responderme esa duda, si verdaderamente existen cristianos que creen que los seminarios o institutos teológicos son en realidad la puerta de entrada a las bendiciones de Dios. ¿De verdad lo creen o es simplemente una modo de continuar con un status quo que nadie se atreve a modificar?

La segunda parte de esa palabra muy importante, es que el ex tiempo de Dios no solamente es soberano, sino todavía apropiado y correcto. O sea: el tiempo que Dios diseña para hoy, es la prescripción perfecta para hoy. Es sostener: lo que nos conviene. Es el tiempo convenido, es la prescripción indicada, es lo necesario.

Lo que conviene, lo apropiado, la prescripción divina. Cuando Dios dice: el eth, tiempo de ahora es sensatez, es porque no hay mejor tiempo fructífero que este. Conclusión: es un evento de Dios, el tiempo apropiado para él, el tiempo específico, la secuencia de estaciones que produce la efectividad.

¿Qué dice el verso uno? Pedid abundancia en tiempo de la fase tardía. Detente nuevamente. Pide abundancia en el Eth (tiempo) tardío. El tiempo tardío era el tiempo de la abundancia que caía ayer de la siega. En esencia lo que Dios te dice es que pidas abundancia cuando está lloviendo.

Pide abundancia en tiempo de abundancia. No pidas acamparte, no pidas descansar, no pidas lo que Dios no está dando. Pide abundancia en tiempo de abundancia. Tiempo de sensatez, tiempo de profusión, tiempo de plenitud, completamiento, tiempo de frutos. ¡No pidas lo que Dios no está dando!

Te doy un ejemplo simple, concreto pero prácticamente fuera de uso eclesial. ¿Qué lees en tu Biblia respecto a los últimos tiempos? Apostasía. ¿Quién crees que ha determinado que se nos muestre eso? Dios, el autor de la Biblia. ¿Y así y todo sigues esperando los avivamientos anunciados por Babilonia?

Pero todo esto no sirve si no se aplica a nosotros. ¡El tiempo de abundancia tardía es hoy! Cualquier teólogo te lo dice. Lo profetizó Joel y lo comenzó Pedro. Vive estratégicamente. Pide con certidumbre. Pide un evento específico. ¡Basta de oraciones personales!

Pide lo que Dios quiere dar y te llegará rápidamente. ¡Si es lo que está dando! ¿Y si buscamos primeramente el Reino? ¡El, entonces, corre con los gastos, con la cuenta! No busques lo que a ti te parece espectacular, pide lo que Dios está dando.

Salvo que supongas que lo que Dios está dando no le interesa a la multitud de tu iglesia. O que le resulta harto. Me sucede con mis trabajos de audio. Muchos quisieran que hable de los miedos, del perdón, del simpatía, de las heridas de la infancia y todo eso que tan importante es para el alma. Lo lamento. Hablo de lo que mi Señor me ordena que hable. Y tú ya sabes que a Él le interesa mucho más tu espíritu que tu alma.

Es tiempo de abundancia. ¿Y qué tiempo de abundancia, la temprana o la tardía? Es la tardía. ¿Y qué representa? Madurez, sobriedad, plenitud, manifestación, siega, cosecha, profusión, prosperidad. ¡Pide lo que Dios está dando!

Esa será sin ocupación a dudas la modo que reconfiguremos todos nuestros programas y nuestra oración.  Si hacemos esto hoy, mañana cambia todo. Ya no estamos pidiendo por el perro o el micho de la vecina, sino que estamos pidiendo lo que Dios nos quiere dar.

¡Madúrame! ¡Hazme más involucrado en la obra de Dios! ¡Hazme volver más! ¡Prepárame para la siega que está al impresionar! Tu crecimiento será poco tremendo. Pide la actividad de Dios presente. Pide la prescripción de Dios. Dios nos dice, proféticamente, ¿Crees que es un tiempo de reforma? Entonces pide reforma.

¡Pero es que a mí no me gusta! ¡Pide lo que Dios está dando te guste o no! ¡Es que a mí no me gustan los cambios! Al fruto siquiera le gusta que lo arranquen, pero hay que arrancarlo. Recuerda que no estamos hablando de dar fruto en el sentido de que tú te vas a portar perfectamente. Se supone que tú te portes perfectamente.

Tú no puedes comenzar mínimo hasta que no te portas perfectamente. El fruto eres tú y quien se lo tiene que engullir son las naciones. O sea: partir de tu voluntad para ser entregado al propósito franquista. Pide ser entregado a la sociedad, pide ser entregado por una causa, pide no enamorar tu vida hasta la asesinato, pide ser prudente, pide involucrarte, pide ir más allá de tu estética personal, pide lo que Dios quiere que tú pidas.

Pide reforma. Pide transición. “Hermano… –Decían-, No quiero que llegue el siglo veintiuno…” ¡Basta! ¡Ya llegó! Es tiempo de abundancia, es tiempo de sensatez. Pide abundancia en tiempo de abundancia. Pide sensatez en tiempo de sensatez. Pide productividad en tiempo de productividad.

Pide ser podado en tiempo de poda. Pide preparación personal en tiempo de edificar casa de cedro. Pide abundancia estratégicamente. Nada nos llega por ignorancia en este siglo. La multitud que vence en el siglo veintiuno, es la multitud que discierne el eth, el tiempo de Dios. Pide lo que el tiempo nos prescripción.

Todo movimiento debe ser calculado. En el eth, tiempo de Dios correspondiente o careceremos de productividad en el Espíritu. Si nuestros conocimientos no son correspondientes al eth, tiempo de Dios, tú estás en acción directa y no produces. La ría de las iglesias, hoy, están en eso. Porque no han entendido que los programas se reconfiguraron y hoy es otro tiempo.

Entraron y no salieron. Y ahora las trompetas están anunciando transición. Si no somos productivos perdemos vida y cada vez somos más carne. Por eso la iglesia le fue dada a profetas y apóstoles, ordenados por Dios para determinar sus eth, sus tiempos. Hay lo que se llaman “profetas relativos”. Todavía existen.

Amos 3:7 dice que Dios no hace mínimo sin ayer comunicárselo a sus siervos los profetas. En otra escritura se nos dice que si creemos en los profetas, seremos prosperados, establecidos. En Hageo, la iglesia declaraba que no era tiempo de reedificar. Pero Hageo dijo: Yo digo que es tiempo de reedificar.

Yo te digo que por no frisar en el eth, tiempo correcto, ¿Qué andaban haciendo ellos? Siguiendo prosperidad personal. Y ahora ya no estoy hablando de Hageo, estoy hablando de la iglesia de hoy. Por eso examen y halla poco, por eso guardia y yo lo disipo con un soplo, dice. Por eso mete el cuartos en bolsas rotas.

Hoy, que se entienda de una vez por todas, (¿Se nota que a veces pierdo la paciencia con la necedad?), un profeta no es uno que anda por los templos celebrando por anticipado avivamientos entremezclados con “pactos de prosperidad”, donde voy corriendo a la plataforma a dejar un billete de cien dólares para que a vuelva de correo del Gloria, Dios me lo multiplique por mil.

Un profeta, hoy, siquiera es cierto que camina por los bancos buscando jovencitas agraciadas para profetizarles que se casarán con pastores, líderes de jóvenes, cantantes cristianos importantes o…sencillamente…profeta itinerantes!!

Un profeta, hoy, (Porque existen, no quedaron recluidos en el Antiguo Testamento como gustan enseñar algunos arcaicos profesores), anda por la vida con una palabra rhema que viene de Dios, y que tiene que ver con Su iglesia, con Su Reino y con la manifestación de Su cielo.

(Hageo 1: 10)= Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la abundancia, y la tierra detuvo sus frutos.

Y como se detuvo la abundancia no hubo sensatez, y al no suceder sensatez no hubo siega. Y al no suceder siega, entraste tú en la crisis. Lo único que te talego de la crisis es la venida, pero la venida no se da hasta que no hay sensatez.

Ahora: la crisis sigue avanzando aunque tú sigas saltando y celebrando internamente de los templos y pidiéndole a Dios beneficios personales. Pide a Dios lo que Dios quiere darte hoy. Lo tiene en otra parte. Dice: buscad primeramente el Reino y yo me encargo del resto.

Si todavía andamos discutiendo si el Reino existe o no, ¿Cómo lo vamos a encontrar? La multitud no examen lo que no existe. ¿Cómo Dios nos va a sostener que busquemos poco que no existe o que está suspendido hasta el milenio como a tantos les encanta enseñar? ¡Talante! El Reino no pertenece a los Testigos de Jehová; ¡Es nuestro!

Claro está que ellos todavía podrían conocerlo y entrar a él, pero para que eso sea posible tendrás que ser tú quien se los presente. Hazlo cuando vienen a tocar tu puerta, te lo agradecerán en la perpetuación. Sólo un detalle: ni se te ocurra ponerte a combatir escrituras. Sólo deje lo que Dios deje y quien quiera que te oiga tendrá conciencia de autoridad conferida.

Dice que no hubo frutos. Resultados pésimos porque no hubo abundancia tardía. Pide abundancia en tiempo de abundancia. Es tiempo de escuchar voces proféticas relativas. Es tiempo de escuchar ministerios gubernamentales, apostólicos y proféticos.

Es tiempo de precisar el diseño de la casa por medio de cautela apostólica. Es tiempo de desear ese tipo de fortuna impartida; es lo que Dios está dando. Para penetrar el futuro de la iglesia, tenemos que atender los eth, los tiempos de Dios y su operación.

Entonces regresamos a nuestras realidades cotidianas. ¿Y qué vemos? Vemos fiestas, celebraciones, enormes congresos con excelentísimos predicadores. Gente que se acerca y participa, y canta, y alaba, y adora, y se bendice con palabras de aliento, de fuerza, de alegría y de trofeo. Un día, dos, tres. De pronto, termina el congreso, se vive intensamente la tinieblas de celebración y todo concluye.

Se llora de emoción en la despedida, tanto de los predicadores que han venido invitados como de todos los hermanos que de cualquier parte del país si es lugar o del planeta si es internacional que hayan venido, y con los cuales se han formado conocidos, lazos sólidos que en el momento de la despedida producen melancolías.

Hasta principios de noviazgos se dan a partir de la comunión de esos dos o tres días. Es más: he sido informante de consejos llenos de cautela que hermanas res le han transmitido a las más jovencitas, respecto a que si desean encontrar un buen marido, deberían ir a todos los congresos. El problema llega al fin de semana posterior.

Porque allí cada uno regresa a su congregación lugar. Y llega con toda la potencia, la fuerza, la fiesta, la celebración, la billete, la música, la danza y todo el color y la luz del congreso. ¿Y con qué se encuentra? Con los mismos rostros aburridos, previsibles y rutinarios de siempre.

En el mejor de los casos, si el pastor estuvo todavía en el congreso, querrá insuflar a su congregación todo lo que recogió en el evento. La estadística fría nos muestra que en un 98 por ciento, no lo consigue y termina por regresar a sus rutinas pre-congreso.

En el peor de los casos, si el pastor no estuvo pero sí algunos de los miembros, llegará el momento en que el líder hablará con ellos para pedirle “calma”; que los entiende, pero que “esta iglesia todavía no está preparada para lo que ustedes han traído, que esperen un tiempo”.

Ese tiempo, generalmente, dura hasta el próximo congreso donde todo volverá a comenzar. Y el creyente fiel, verdadero, termina preguntándose en qué están fallando, por qué no sucede lo profetizado, lo obvio. Convéncete de una vez: ¡No es así como funciona esto!

Y la respuesta será la ya pinta. Pese a que todo fue bueno, irreprochable, bíblico y concreto, no era lo que Dios quería que se hiciera. Los tiempos de esos muy perfectamente intencionados hombres no estaban ajustados al eth, a los tiempos de Dios, y se encuentran pidiendo abundancia en tiempo de sequía o no pidiendo mínimo en tiempo de abundancia.

¿Se puede estar trabajando para Dios fuera de los tiempos de Dios? No sólo que se puede, es lo que más se ve. Lo digo permanentemente: Hay iglesias tan perfectamente organizadas que, si un día Dios se va de asueto, no se dan cuenta. Reforma.

4

El Espíritu del Varón Simbólico

Segunda entrega de este repaso completo al Libro del profeta Zacarías. Un obra de reforma que seguiremos desglosando, examinando y escudriñando de modo intercalada con los demás textos. Un obra que en cada capítulo, en cada contexto y hasta en cada versículo, nos entrega revelación fresca y genuina.

Y su continuidad tiene que ver con ornamentos. ¿Qué clase de importancia puede tener la ropa en el esfera cristiano? La tenía, indudablemente, tanto en los albores del Antiguo Testamento, con los sacerdotes, y la sigue teniendo en los planos del Nuevo Testamento, con sus ministros.

Yo trabajaba en los abriles noventa en una enorme empresa de aceros. Ocupaba un cargo proporcionado significativo en el dominio de la gestión de Relaciones Públicas. Había ingreso allí no por ser un relacionista consumado, sino por mi profesión de periodista que desplegaba en las informaciones relacionadas con la empresa, en la atención de periodistas de diversos medios y en la construcción de una publicación interna.

El caso es que por imposición de ese trabajo, debíamos vestir permanentemente de saco, camisa, pantalón y corbata. Una especie de bancarios andantes en un fiero contrasentido. ¿Te imaginas con ese atuendo presenciando la salida del hierro a mil quinientos grados de temperatura de un stop horno?

El caso era que la empresa nos proveía, anualmente, de dos equipos de saco, camisa y pantalón, que nosotros debíamos complementar adquiriendo zapatos y corbatas a tono en calidad y aspecto. Era un uniforme de cierta categoría, pero uniforme al fin, tal como agradaba a las autoridades militares que comandaban esa empresa.

Era buena ropa, pero no era de excelentísima calidad, convengamos. De todos modos, era para utilizar en mi trabajo y ahí estábamos. En una ocasión, y utilizando un cuartos extra que percibí, me compré una camisa no muy clásica ni convencional de muy buena calidad. Primera marca y valencia en pesos argentinos al tono. Toda una inversión como una especie de estética pueril saciado.

Usarla, para mí, era una especie de libramiento y sosiego. Acostumbrado como estaba a caminar permanentemente con ese nudo en la estrechamiento que todos los que han usado corbata conocen, advertir el cuello huido, sobre todo en los tórridos veranos argentinos, era un placer de primer nivel.

Un domingo por la tinieblas, con casi treinta grados de temperatura, debía ir a predicar a una iglesia. Te imaginas que pensé en ponerme un buen pantalón lujurioso y esa hermosa camisa cara que había comprado, pero no. El pastor me informó que debía ir sí o sí de saco y corbata. Y me explicó que eso era porque era de uso en esa iglesia, presentarse delante del Señor con lo mejor que se tenía.

De más está decirte que no perdí ni un segundo de mi tiempo en tratar de explicarle a ese buen hombre que yo, lo mejor que tenía para presentarme delante del Señor era, precisamente esa camisa, que tanto el saco como la corbata que iba a utilizar eran mi uniforme de trabajo suministrado por una empresa de aceros. No lo hubiera entendido. La ropa, en el Nuevo Testamento, no es mensaje silencioso, es uniforme. Un pastor sin traje y corbata es un medio pastor. ¿Estás entendiendo? Eso es un tipo.

Zacarías – Capítulo 3

Quitadle Las Vestiduras Viles

(Zacarías 3: 1) = Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del santo de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.

Nota que cuando hay una transición, Satanás está en el medio. Cuando se está por establecer poco musculoso, Satanás está en el medio. Estaba con Pablo y está con todo el que quiera transicionar en dirección a lo que Dios está haciendo.

Quiero que entiendas que Satanás, más allá de todo lo que hayas escuchado o pasado por parte de esos liberadores itinerantes que andan por las iglesias, forma parte del tribunal celestial. Y le deje directamente a Dios como si fuera un cierto fiscal acusador.

Bastará que leas con detenimiento el obra de Job, muy especialmente el primer capítulo, y podrás ver esto que termino de decirte con total claridad. El verso 6 del primer capítulo de Job, dice: Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales morapio todavía Satanás.

Satanás. La palabra traducida así en los originales es satán. Significa “un oponente” o “el oponente”. También se lo identifica como el que odia; el acusador; el adversario; el enemigo; aquel que resiste, obstruye y limita todo lo bueno.

Satán viene de un verbo que significa “oponerse” o “resistir”. Como sustantivo, puede describir a cualquier oponente. Pero, cuando la forma ha-satán (El adversario) aparece, se traduce usualmente satanás, no a título de nombre, sino como una acertada descripción de su carácter de odioso enemigo, ya que Satanás es el odiador, el que se opone a Dios, que es simpatía.

La humanidad no fue informante presencial del principio o inicio de Satanás, pero por designio divino, sí habrá de serlo de su final, ya preanunciado y profetizado ampliamente. Un final que será de perenne tormento y humillación.

Dicen los más afamados comentaristas bíblicos que la entrevista de Satanás con Dios nos enseña que: 1) Satanás debe rendirle cuentas a Dios, ya que se presentó en presencia de Él. 2) La mente de Satanás es como un obra rajado para Dios, quien le obligó a confesar sus intenciones.

3) Satanás está detrás de los males que sufre el mundo. 4) No es ni todopoderoso ni omnisciente, lo que quiere sostener que no lo puede todo ni siquiera puede conocer los pensamientos de los hombres. 5) No puede hacer absolutamente mínimo sin permiso divino. 6) Cuando Dios le permite hacer poco, le pone límites a su energía. Y cuando Job deje de los hijos de Dios, es la misma frase que aparece en Origen 6:2. Aquí, en Job, sin confiscación, su significado apunta claramente a los seres celestiales en el Reino de Dios.

(Verso 2) = Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es este un tizón entusiasmado del incendio?

Pregunto: ¿Alguna vez cierto te enseñó, o al menos tejió alguna hipótesis respecto al motivo por el cual Jehová no le dice a Satanás “te reprendo”, sino que le dice “Jehová te reprenda”? ¿Deberemos quizás entender que hay dos Jehová, uno en la tierra y otro en el Gloria?

No hay teología al respecto. Cuando la cosa se va de Josefo y la historia, se acaban los maestros. Cuando el punto sólo puede aclararse por revelación, quedan muy pocos en pie. La respuesta es más que sencilla, sólo tienes que verla desde adentro cerca de fuera, y no a la inversa.

Si yo te lo digo, tú puedes aceptarlo o puedes ponerlo en duda, allá tú. Pero si el Espíritu Santo te lo muestra, supongo que no te va a proyectar más alternativa que aceptarlo. ¿Recuerdas en qué nombre se sujetan los demonios o salen de un asqueroso? En el nombre de Jesús.

¿Y por qué en el nombre de Jesús y no en el nombre de Cristo o en el nombre de Dios? Porque si se lo hiciera en estos últimos, obviamente que funcionaría, pero sería poco realizado en contra de los decretos y leyes puestas por Dios mismo. Porque no puede ser en el nombre de la semidiós, sino en el nombre del hombre-Dios que venció una vez y para siempre.

Dios se hizo hombre al encarnarse en Jesús. Él debió hacerlo para, en la cruz, vencer al imperio de la asesinato, clavar en la cruz el memoria de los decretos y hacer que el hombre resultara más que vencedor. Por eso es solamente en el nombre de Jesucristo de Nazaret, así completo, para que ningún demonio tenga excusa para hacerse el distraído, que cualquier enviado del abismo tiene que retroceder, incluido el mismísimo Satanás. Tú tienes ese poder en Jesucristo, ejércelo.

A mí me gustaría mucho que a esto que acabas de estudiar, tal vez, así como al paso, y tal vez como poco más de lo mucho que seguramente lees a diario, lo vuelvas a revisar y a detenerte un momento allí. Porque lo que te acabo de enseñar, muy difícilmente se enseña en las iglesias tradicionales. Y es rudimentario, porque si desconoces esto, en la vida serás más que vencedor en Cristo Jesús, tal como lo profetiza y promete la palabra y tal como lo recitamos de memoria en cada culto.

Hay otro caso muy similar que se refleja en la carta de Judas, que consta de un único capítulo, en el verso 9. Dice: Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir sensatez de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.

Y con respecto a la parte final donde deje del tizón entusiasmado del incendio, en este caso Josué, puedes entenderlo mejor si te llevo al obra de Amós 4:11, audición a Dios regañando a Israel: Os trastorné como cuando Dios trastornó a Sodoma y a Gomorra, y fuisteis como tizón escapado del fuego; más no os volvisteis a mí, dice Jehová.

(Verso 3) = Y Josué estaba vestido de ornamentos viles, y estaba delante del santo.

(Verso 4) = Y habló el santo, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: quitadle esas ornamentos viles. Y a él le dijo: mira que he quitado de ti tu pecado, y te hecho vestir de ropas de atuendo.

Pecado es la palabra amartías, estás en error. Why? Bueno, porque Dios salió del templo y anda por allá, y tú todavía estás ministrando acá. Y ahora, lo que estabas haciendo, aunque era bueno en ese momento, y no lo es; ahora es pecado.

¿Cómo que es pecado? Que está incorrecto; no está dando en el blanco. Porque pecado, sabes, no significa solamente fumar maría. Pecado significa no dar en el blanco. La ría de la iglesia está en pecado. ¿Yo?, dirá el venerable pastor de cabellos blancos que anda más cerca del arpa que de la guitarra. ¡Sí, tú! No importa la momento, Dios no miente.

(Verso 5) = Después dijo: pongan mitra limpia sobre su capital. Y pusieron una mitra limpia sobre su capital, y le vistieron las ropas. Y el santo de Jehová estaba en pie.

Lo de las ornamentos viles tiene que ver con la conducta. En Apocalipsis 19:8 se deje de lo opuesto, lo que nos lleva a entender esto. Dice: Y a ella se le ha concedido que se pinta de lienzo fino, expedito y resplandeciente; porque el lienzo fino es las acciones justas de los santos.

La mitra de la que se deje en el verso 5, era una prenda que se colocaba en la capital del sumo sacerdote. Estaba hecha de una larga partida de lienzo fino; mediante una cinta celeste se fijaba a ella una placa de oro puro sobre la que iban grabadas las palabras “Santidad a Jehová”.

Esta placa pasaba por la frente. La mitra era emblema del sostenimiento de la pureza, rectitud y virtud por parte del Señor Jesús, el gran antitipo del ministro del santuario. En hebreo es mitsnepheth, y se traduce «tiara» en una sobresaliente relato al “profano e impío inicuo de Israel”.

En este pasaje que hemos estado examinando, hay un relato acerca de Josué, el sumo sacerdote, libre de la resistor de Satanás, y al que se impone una mitra limpia sobre la capital, aunque en este caso el término utilizado es tsaniph, que tiene relación gramatical con el preliminar.

Esto está ocurriendo, recuerda, cuando Israel regresa de Babilonia y Dios está diciendo a la multitud: construyan el templo una vez más y reconstruyan sus vidas. Hay una reforma. Está por impresionar Nehemías y Esdras. Hageo está por profetizar.

Esto es más o menos el tiempo que se está viviendo hoy, aquí y ahora, allí donde tú habitas todavía. Hay un remanente que salió de Babilonia posteriormente de setenta abriles de cautiverio y están reedificando la iglesia; están levantando el templo una vez más.

Y vemos al sacerdote parado, y vemos que siempre que hay una transición, Satanás está presente. Para impedir – si puede -, esa transición. Por eso es que la multitud no transiciona, a menos que tenga suficiente autoridad en sí misma.

Porque Satanás siempre manejo de oponerse a la transición porque solamente con una transición, o una reforma, la iglesia va a terminar la obra que tiene que hacer. Eso fue poco muy bueno que cierto me enseñó en mis primeros abriles: Satanás no puede modificar su final. Lo único que puede hacer, (Y lo está haciendo) es posponerlo lo más que pueda.

Y él lo sabe. Y como lo único que puede hacer es frenar a la iglesia y dilatar el tiempo de la materialización de su derrota, lógicamente, lo hace. Y todavía lo consigue. Él sabe cuál es su fin. Pero mientras nadie termine, él va tirando y tiene vida.

Entonces te entretiene a ti con campañas todos los fines de semana hasta que tú te mueres, y posteriormente viene tu hijo y hace lo mismo; y el hijo de tu hijo y el hijo del hijo de tu hijo hacen lo mismo. Y Satanás sigue alentando las campañas y hasta haciendo de “sponsor” si es necesario, porque de última y aunque parezca lo contrario, a él lo favorece no terminar con el propósito.

Dice que los mantos están sucios. Los mantos siempre hablan de la unción o del oficio. Parte de la hostilidades de Dios contra las amenazas intimidatorias de Satanás consiste en cambiarle las ropas a la persona.

Parte de la milicia contra Satanás se divide en dos puntos que aquí se ven nítidos: uno es reprendery el otro es transicionar. Si no transicionas, tú estás rajado al enemigo, pero si transicionas se completa la protección del sacerdote.

Cuando hay una reforma y Dios se está moviendo, la unción previa, preliminar, es considerada vil. Hay una transición, hay una reforma, están reconstruyendo el templo. El estilo de vida está cambiando, salieron de Babilonia. Todo el tiempo él tenía un yacimiento puesto y nadie prestó atención a eso.

Pero en un momento transmitido en medio de la reforma, Dios le dice: tu yacimiento no sirve. Cuando hay una reforma, la unción que tú traías hasta el momento de la reforma, es considerada vil por Dios. Y no sólo vil, el próximo verso le llamará pecado.

Dios está diciendo: la capa y el yacimiento ya no sirven. Aquello que te trajo a ti hasta hoy, ya no funciona. Si te quedas en él, dice la Escritura, Quítale esas ornamentos (Verso 4) y él dijo: mira que he quitado tu pecado. La palabra diferente, allí, es Iniquidad. Es sostener que: cuando hay reforma, nutrir las capas que traía hasta la reforma, ya se considera iniquidad.

Ahora perfectamente: Iniquidad es una palabra muy interesante. Hay un estimado familia de multitud que está enseñando duro y profundo respecto a ella. Los respeto y adhiero, pero en este caso entiendo tiene otra significación. Porque la palabra Iniquidad, que es la palabra Pecado, allí, significa: torcer la verdad cerca de un error.

Aquí vemos que es poco que iba perfectamente y de pronto ha comenzado a torcerse. De todos modos, esto es escasamente poco parcial. Hay hermanos en el Señor –reitero- que han estudiado y enseñado la iniquidad desde ángulos y profundidades mucho más contundentes.

Dice que le va a cambiar los mantos y lo va a vestir de atuendo. Es sostener que va a combinar, ahora, en la reforma de la reedificación del templo, el sacerdote, pero le va a añadir poco y le va a poner ropa de reyes. Hasta el momento en ropa de sacerdotes, pero ahora, en medio de la reforma de Zorobabel, les va a poner ropa de sacerdote y de atuendo.

Aquí vemos, una vez más, a los dos oficios reuniéndose, para que la reforma se concrete. Dios reprende al enemigo, pero completa su milicia cambiándole las vestimentas al sacerdote. Parte de la represión, es completar el cambio. Parte de tu protección, es venir al otro flanco. Si te quedas en ese flanco, quedas rajado al enemigo porque Dios se movió.

Y estamos viendo, encima un principio muy importante: Los mantos que eran precisos y buenos en presencia de Dios, ya en la reforma son considerados viles y de iniquidad. Si te mantienes en los mantos antiguos, estás rajado a las artimañas del enemigo.

Esto es importante porque nos está hablando de aquel entonces y, en aquel entonces, era impracticable que hubiera un rey y un sacerdote unidos. Dios lo tiene que hacer de alguna modo que lo justifique, porque todavía estaba en pie el orden levítico.

Los Varones Simbólicos

(Zacarías 3: 6) = Y el santo de Jehová amonestó a Josué, diciendo: (7) Así dice Jehová de los ejércitos: Si anduvieres por mis caminos, y si guardares mi estatuto, todavía tú gobernarás mi casa, todavía guardarás mis atrios, y entre éstos que aquí están te haré ocupación.

Quiero hacer un leve pero necesario paréntesis en esto. Lo que el santo de Dios le dice aquí a Josué de parte de Dios, te lo puede estar diciendo a ti o a mí en este preciso y concreto día. Que lo escuchemos y tomemos debida nota de su advertencia, es responsabilidad nuestra.

Pero si quieres poco de gobierno sobre la iglesia de Jesucristo, ya no deberás inquirir alianzas humanas ni respaldos dirigenciales. Lo que debes inquirir es frisar por los caminos que Dios ha trazado y ser fiel a su estatuto, así en singular. No está hablando de muchas ordenanzas, está hablando de una.

Y esto resulta muy atractivo, ya que en casi todas las demás escrituras donde Dios mismo se refiere a sus directivas, suele llamarlas estatutos, leyes y ordenanzas, pero aquí no. Aquí deje de una estatuto que en la Biblia Textual se traduce como “mandato”. ¿Podrás acoger luz en este momento para ver cuál es? Te lo dejo como tarea digna de discípulo.

(Verso 8) = Escucha pues, ahora, Josué sumo sacerdote, tú y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbólicos. He aquí, yo traigo a mi siervo el Renuevo.

Esta es la extensión del Reino a través de Cristo Jesús. Ese eres tú y yo. Es un simbolismo para nosotros estudiar a transicionar. Corintios nos dice que todo lo que le acontece a Israel son ejemplos para nosotros a los cuales nos han llegado los fines de los tiempos.

En la otra parábola del Reino que deje de los talentos, todavía deje del mismo principio: ¿Qué les pasa a los que no entran al Reino? El talento, las influencias y el poder que ellos tenían, les son transferidos a otros. Cuando esto comienza a menguar en sus vidas, ellos comienzan a darse en actividades para suplir lo que ya no es.

¿Recuerdas en el obra de Números, cuando Israel desobedeció a Moisés, en el tiempo de Caleb y Josué? Cuando Caleb y Josué entraron a la tierra, trajeron aquellas uvas enormes y dijeron: ¡Podemos! ¡Podemos! Let's go!

Y Moisés dijo: no, no somos como langostas en nuestros propios luceros. Y se contaminó todo el pueblo y tuvieron temor de entrar. ¿Cuándo volvieron ellos con el deseo de entrar? Al otro día. Lloraron, patalearon, clamaron por entrar… al otro día… ¡Cuarenta abriles! Dios te da a ti la convicción, entiendes?

Quiero que veas con claridad que esto es un principio bíblico y no una manipulación de la Palabra. Es cuando Dios abre la ventana. Si no la disciernes, se te cierra. Porque una cosa es hacer sostener a la Biblia lo que la Biblia dice, y otra lo que nosotros necesitamos o deseamos que diga. Pero aquí lo dice.

Dice que vendrán del oriente, del ideal, del oeste y de todas esas partes, multitud que a sus luceros serán nadie, y sin confiscación, cuando menos se lo espere y ayer que tenga posibilidad de reaccionar, ya los tendrás en el frente, ministrando.

¿Y esos? ¿Quiénes son? Gente que entró. Estaban por allí a espaldas, allí, no existían, y de pronto… Allí están. Claro, cuando digo que estarán en el frente, no necesariamente estoy hablando de plataformas eclesiásticas, porque no sé si todavía estarán allí. Estoy hablando del frente de combate.

Varones simbólicos, dice. ¿Varones simbólicos? ¿Y qué cosa sería un hombre simbólico? Alguien que hace presencia física en un determinado hecho, pero que no tiene importancia extrema por ser quien es en el momento de su aparición, sino que representa a cierto que no está y que es el epicentro del tema en el cual participa.

La palabra que se traduce aquí como simbólicos, es la palabra mophet. Tiene que ver con un maravilla, una señal, una maravilla o una muestra. Esta palabra aparece treinta y seis veces en el Antiguo Testamento; por primera vez en Éxodo 4:21, donde Dios menciona las maravillas que Moisés haría en presencia de faraón.

Mophet significa “milagro” en Éxodo 7:9, aunque generalmente se traduce como “señal”. A pesar de que mophet encierra la idea de poco milagroso, en algunas referencias parece connotar una ilustración o un ejemplo. Ese es el caso, por ejemplo, cuando el salmista dice: Como prodigio he sido a muchos, en el Salmo 71:7. También se describe a Ezequiel como una “señal” dada a Israel. Esos son los varones simbólicos.

Due to the length of the Study we do not publish it completely. To continue reading, open the PDF version.

.(tagsToTranslate)11s(t)666(t)amistad(t)anticristo(t)apologetica(t)ayuda(t)biblia(t)casas(t)catolicos(t)células(t)charla(t)chat(t)códigos de la biblia(t)cristiana(t)cristianismo primitivo(t)cristiano(t)dhtml(t)dios(t)discusión(t)doctrina(t)españa(t)gachupin(t)espiritu santo(t)estudios bíblicos(t)evangelicos(t)evangelio(t)evolucion(t)fe(t)fenómenos numéricos en la biblia(t)foro(t)foro cristiano(t)gene edwards(t)clemencia(t)iglesia(t)islam(t)javascript(t)jesucristo(t)jesus(t)la web cristiana(t)autogobierno(t)madame guyon(t)marca de la bestia(t)microsoft(t)misioneros(t)misiones(t)mormones(t)netanyahu(t)noe(t)papa(t)persecución cristiana(t)pizarra(t)profecia(t)protestantes(t)push(t)putin(t)éxtasis(t)reformacom(t)religión(t)sectas(t)testigos de jehova(t)tierra(t)torres gemelas(t)trump(t)verichip(t)vida interior(t)web(t)web cristiana

Source link
Facebook Comments

Deja una respuesta