¿Qué Sería de nosotros? – La Web Cristiana de Apologetica

Sin ellos jamás podríamos vencer y mucho menos llegar a la vida eterna.

I. ¿Qué sería de nosotros sin el Espíritu Santo?

Como seres humanos jamás tendríamos esperanza, nunca llegaríamos a conocer a Dios.

A. Nunca nos hubiéramos convertido. Hebreos 4:12; Tito 3:5

No hubiéramos conocido, ni experimentado el nuevo nacimiento, estaríamos eternamente perdido, por medio del E. S.

1. No hubiéramos oído la voz de la palabra de Dios.

2. No hubiéramos comprendido el plan de Dios.

3. No nos hubiéramos convencido de nuestra condición de pecado.

4. No nos hubiéramos convertido.

Seriamos uno mas del mundo, perdido sin esperanza, tendríamos convicciones religiosas y no espirituales.

B. Como cristianos no tendríamos motivación. Hechos 1:8

Seriamos religiosos muertos, sin sentido para servir a Dios, lo haríamos a nuestra propia voluntad y conforme a las circunstancias y sentimientos.

A veces en la vida de los cristianos ocurre como si no estuviere, o no existiría en la iglesia, lo creemos intelectualmente, pero lo negamos en la experiencia.

1. Hay cristianos que no tienen motivación por hacer algo por la obra del Señor.

2. Hay cristianos que abandonan sus responsabilidades por cualquier dificultad.

3. Hay cristianos que viven sin ningún tipo de motivación.

Cuando la vida cristiana llega a tal situación es que ha perdido la esencia del cristianismo, se deja la vida en el Espíritu para vivir en la carne, dejó el cristianismo por religión, y cambio motivación, por concesión.

C. Como cristianos no tendríamos dirección. Juan 16:13

Sabemos por las palabras de Jesús que una de las grandes obras del E.S. en la vida de los cristianos sería el de guiarlos a toda verdad.

Sin el E.S, andaríamos en nuestros propios caminos, haríamos cualquier cosa, nada nos amonestaría en nuestra conciencia, todo lo que hacemos sería bueno o malo según nuestro razonamiento.

D. Como cristianos no nos edificaríamos espiritualmente. 1º Corintios 14:26

Nuestra vida espiritual sería totalmente enferma, no habría crecimiento, relación y no existiría el cuerpo que es la iglesia del Señor, jamás se tendría la alegría de ser de bendición a alguien, y el ser el instrumento de Dios para realizar una tarea especifica.

II. ¿Qué sería de nosotros sin la palabra de Dios?

2º Timoteo 3:16

Seriamos las presas de las trampas de las mentiras de Satanás, seriamos llevados por nuestros sentimientos y pensamientos pecaminosos, como por espíritus de error.

A. No conoceríamos el plan y la voluntad de Dios.

Esto esta escrito en la Biblia, no sabríamos como ser salvos, si es por obra, por sacrificios, por ritos, ¿quién es el salvador, Mahoma, Crisma, Buda, o Cristo?, Por la Biblia sabemos quién es el salvador y como podemos ser salvos.

Por la Biblia conocemos lo que Dios tiene para cada cristiano y lo que espera de ellos.

B. No tendríamos esperanza. 1º Tesalonicenses 4:13

La muerte sería el fin y el comienzo de la incertidumbre de que será después de la muerte.
Para los cristianos será el comienzo de lo que creímos y esperamos, es el comienzo de la eternidad en gloria.

C. Nunca oiremos de la voz de Dios.

Una de las maneras de hablar de Dios es por la palabra escrita, y es totalmente segura. 1º Pedro 1:19

III. ¿Qué sería de nosotros si no pudiéramos orar?

Sería una fatalidad si no podíamos conversar con Dios, no habría relación, no le podríamos llamar padre nuestro, como cristianos reconocemos que la oración tiene un alto valor para nosotros.

A. Dios nos oye.
B. Dios nos entiende.
C. Dios nos responde.

Solo Dios puede cumplir estas res funciones eficientemente. Hebreos 4:14-16

IV. ¿Qué sería si no tuviéramos hermanos en la fe?

Con seguridad no existiría la iglesia, no habría relación, viviríamos aislado, sin depender de nadie y necesitar de nadie.

A. Estaríamos solos en las luchas. 1º Corintios 12:21-23
B. No tendríamos quien no anime. 1º Tesalonicenses 4:14

No habría quien ore, y se viviría en una soledad espiritual, sería una vida espiritual derrotada.

Conclusión: Esto es una partícula de las muchas otras cosas que Dios nos a provisto, lo necesitamos hacen parte fundamental de nuestra vida cristiana victoriosa.

Deja un comentario