¿Qué es la trinidad profana en los tiempos finales?

Pregunta: "¿Qué es la trinidad profana en los tiempos finales?"

Responder:

Una táctica común de Satanás es imitar o falsificar las cosas de Dios para que parezca ser como Dios. Lo que comúnmente se conoce como la "trinidad profana", que se describe vívidamente en Apocalipsis 12 y 13, no es una excepción. La Santísima Trinidad consiste de Dios el Padre, el Hijo Jesucristo y el Espíritu Santo. Sus contrapartes en la impía trinidad son Satanás, el Anticristo y el Falso Profeta. Mientras que la Santísima Trinidad se caracteriza por la verdad, el amor y la bondad infinitos, la trinidad profana retrata los rasgos diametralmente opuestos del engaño, el odio y el mal no adulterado.

Apocalipsis 12 y 13 contienen pasajes proféticos que describen algunos de los eventos principales y las figuras involucradas durante la segunda mitad del período de siete años de Tribulación. Aunque muchos pasajes de la Biblia aluden a Satanás en varias formas, como una serpiente o un ángel de luz, en Apocalipsis 12: 3 se lo describe como un “gran dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y siete coronas sobre sus cabezas. El color rojo indica su personalidad viciosa y homicida. Las siete cabezas simbolizan los siete reinos del mal que Satanás ha facultado y usado a lo largo de la historia para intentar evitar que el plan final de Dios llegue a buen término. Cinco de los reinos ya habían llegado y se habían ido: Egipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persia y Grecia.

Todos estos reinos oprimieron severamente y persiguieron a los hebreos, matando a muchos de ellos. La intención de Satanás era prevenir el nacimiento de Cristo (Apocalipsis 12: 4). El sexto reino, Roma, todavía existía durante la redacción de esta profecía. Bajo el gobierno romano, el rey Herodes asesinó a bebés hebreos en la época del nacimiento de Cristo y Poncio Pilato finalmente autorizó la crucifixión de Jesús. El séptimo reino, que es más feroz y cruel que los otros, será el reino mundial final que el Anticristo forme durante los últimos tiempos. Estos reinos también fueron profetizados en Daniel, capítulos 2 y 7. Las siete coronas representan el gobierno universal, y diez cuernos representan el poder o la autoridad mundial completa.

Apocalipsis 12 indica muchos hechos importantes acerca de Satanás. Satanás y un tercio de los ángeles fueron expulsados ​​del cielo durante una rebelión antes de que el mundo comenzara (Apocalipsis 12: 4). El Arcángel Miguel y los otros ángeles harán la guerra con Satanás y sus demonios, y Satanás será excluido del cielo para siempre (Apocalipsis 12: 7-9). En su intento de evitar que Dios cumpla su reino terrenal, Satanás intentará aniquilar a los judíos, pero Dios protegerá sobrenaturalmente a un remanente de judíos en un lugar fuera de Israel durante los últimos 42 meses de la Tribulación (Apocalipsis12: 6, 13 –17; Mateo 24: 15-21).

El segundo miembro de la trinidad profana es la Bestia o el Anticristo descrito en Apocalipsis 13 y Daniel 7. La bestia sale del mar, que en la Biblia se refiere típicamente a las naciones gentiles. También tiene siete cabezas y diez cuernos, lo que indica su conexión y la permanencia de Satanás. Los diez cuernos indican diez asientos del gobierno mundial que proporcionarán poder al Anticristo, tres de los cuales serán totalmente cedidos o asumidos por el Anticristo (Daniel 7: 8). El número diez también indica finalización o totalidad, en otras palabras, un gobierno de un solo mundo. El gobierno de un solo mundo será blasfemo, negando al verdadero Dios. El reino final tendrá rasgos en común con los antiguos "reinos de bestias" de Babilonia, Medo-Persia, Grecia, y particularmente Roma (Apocalipsis 13: 2; Daniel 7: 7, 23). Apocalipsis 13: 3 parece indicar que el Anticristo será herido de muerte aproximadamente a la mitad de la Tribulación, pero Satanás sanará milagrosamente su herida (Apocalipsis 13: 3; 17: 8–14). Después de este evento maravilloso, el mundo quedará totalmente cautivado por el Anticristo. Adorarán a Satanás y al mismo anticristo (Apocalipsis 13: 4–5). El Anticristo se anima y, prescindiendo de todas las pretensiones de ser un gobernante pacífico, blasfema abiertamente a Dios, rompe su tratado de paz con los judíos, ataca a los creyentes y a los judíos, y profana el templo judío reconstruido, estableciéndose como el único ser adorado (Apocalipsis 13: 4–7; Mateo 24:15.) Este evento en particular ha sido llamado la Abominación de la Desolación.

El último personaje de la trinidad profana es el Falso Profeta, descrito en Apocalipsis 13: 11–18. Esta segunda bestia sale de la tierra, no del mar, posiblemente indicando que será un judío apóstata que viene de Israel. Aunque se presenta como una persona dócil, suave y benévola, los cuernos indican que tendrá poder. Jesús advirtió expresamente a los creyentes que tengan cuidado con los falsos profetas que pueden parecer inocentes, pero en realidad pueden ser muy destructivos (Mateo 7:15). El Falso Profeta habla como un dragón, lo que significa que hablará persuasiva y engañosamente para alejar a los humanos de Dios y promover la adoración del Anticristo y Satanás (Apocalipsis 13: 11–12). El Falso Profeta es capaz de producir grandes señales y maravillas, incluso derribar el fuego del cielo (Apocalipsis 13:13). Establece una imagen del Anticristo para la adoración, le da vida a la imagen, exige la adoración de la imagen a todas las personas y ejecuta a aquellos que se niegan a adorar la imagen (Apocalipsis 13: 14–15). Apocalipsis 20: 4 indica que el método de ejecución será decapitación.

El Falso Profeta también obligará a cada persona a recibir una marca permanente de algún tipo, tal como lo hicieron los esclavos en los días de Juan, para mostrar una devoción total al Anticristo y la renuncia a Dios. Solo aquellos que reciban la marca podrán participar en el comercio. La aceptación de la marca significa muerte eterna (Apocalipsis 14:10). La Biblia deja claro que los humanos comprenderán plenamente que, al aceptar la marca, no solo aceptan un sistema económico, sino también un sistema de adoración que rechaza a Jesucristo. Apocalipsis 13:18 revela el número de la Bestia: 666. Nadie sabe exactamente lo que esto significa. Algunos creen que los nombres, apellidos y apellidos del Anticristo tendrán seis letras cada uno. Algunos creen que la designación se refiere a un chip de computadora, ya que algunos programas de computadora comienzan con 666.

Satanás es el anti-Dios, la Bestia es el anti-Cristo, y el Falso Profeta es el anti-Espíritu. Esta impía trinidad perseguirá a los creyentes y engañará a muchos otros, resultando en su muerte eterna. Pero el reino de Dios prevalecerá. Daniel 7: 21–22 dice: “Yo estaba mirando; y el mismo cuerno estaba haciendo guerra contra los santos, y prevaleciendo contra ellos, hasta que llegó el Anciano de Días, y se hizo un juicio a favor de los santos del Altísimo, y llegó el momento de que los santos poseyeran el reino. ”

Deja un comentario