Proverbios 1-10 – La Web Cristiana de Apologetica

a) Cristo viene pronto.

b) Su Espíritu se está moviendo poderosamente alrededor del mundo, trayendo a cientos de personas a los pies de Jesucristo.

Y sobre el último punto lo que Dios está demandando es cada vez un mayor compromiso.

1. Proverbios 10:5b: EL QUE DUERME EN EL TIEMPO DE LA SIEGA ES HIJO QUE AVERGÜENZA:

Su mensaje es clarísimo: no nos durmamos, El se está moviendo y necesita a muchos obreros ya que su mies es mucha. Estamos viviendo tiempos gloriosos como nunca antes se había venido dando, personas solas están buscando a Dios, si bien es cierto la maldad se ha multiplicado pero por otro lado su gracia está sobreabundando.

Hubo un hombre que en lugar de predicar la palabra se echó a dormir: Jonás 1:5: “pero Jonás …. Se había echado a dormir”. No esperemos que el mundo nos reprenda y nos dé conciencia de nuestra responsabilidad: Jonás 1:6: “le dijo: ¿qué tienes dormilón? Levántate y clama …”

2. ¿Por qué causas viene el sueño a la vida del creyente?

a) Cuando viene la noche: Juan 9:6 “la noche viene cuando nadie puede trabajar”. Jesús mismo lo dijo, la noche, tiempo de oscuridad nos llama al sueño. No podemos amar la noche, o el día malo, cuando se hacen manifiestas las obras infructuosas de las tinieblas: 1 Tesal. 5:5-7: “Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen y los que se embriagan, de noche se embriagan”. Es claro que la noche no estimula a ningún cristiano a estar alerta. Tengamos cuidado que ese tiempo de posibles tentaciones no nos seduzcan y seamos arrastrados como muchos que dejaron la buena palabra.

b) Agotamiento: Jesús lo sabía muy bien, por eso dijo: Venid a mí todos los trabajados y cargados que él les daría descanso y reposo. Muchos cristianos, y yo en una época equivocadamente lo hice, abandonamos el liderazgo por cansancio. El cansancio llama al “sueño espiritual” y te arrastra a no ser testigo del poder de Dios. La manera de Dios es tratar con el cansado, lo hizo con Elías, lo apartó para darle un tratamiento individual, pero el no renunció a su llamado. Él lo dijo, multiplicaría las fuerzas al que no tiene ningunas, y daría esfuerzo al cansado.

c) Exceso de comida: La pregunta es ¿con qué estamos llenando nuestra vida? Los afanes de esta vida y lo que no conviene aún siendo lícito nos puede empachar y llamarnos al sueño.

Existen muchas causas más por las que un creyente se duerme en el tiempo de la cosecha. El tema es si estamos por cabecear, tomemos conciencia que Jesús está esperando hijos alertas y no nos durmamos.

NOMBRE: AMÉRICO DÁVILA ZAMORA

Deja un comentario