Pensamientos para meditar – La Web Cristiana de Apologetica

Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma,
La discreción te guardará;
Te preservará la inteligencia,

Para librarte del mal camino,

De los hombres que hablan perversidades,

Que dejan los caminos derechos,

Para andar por sendas tenebrosas;

Que se alegran haciendo el mal,

Que se huelgan en las perversidades del vicio;

Cuyas veredas son torcidas,
Y torcidos sus caminos.” (Proverbios 2:6-15.)

“Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia;
No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca; No la dejes, y ella te guardará;
Ámala, y te conservará.
Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría;
Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Engrandécela, y ella te engrandecerá;
Ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado. Adorno de gracia dará a tu cabeza;
Corona de hermosura te entregará.

Oye, hijo mío, y recibe mis razones,
Y se te multiplicarán años de vida.
Por el camino de la sabiduría te he encaminado,
Y por veredas derechas te he hecho andar. Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos, Y si corrieres, no tropezarás.” (Proverbios 4:5-12.)

La sabiduría de lo alto

“¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es

Deja un comentario