Mujer Quemada Viva en Vivo

Nusrat Jahan Rafi fue bañada con queroseno y prendida fuego en su escuela en Bangladesh. Menos de dos semanas antes, ella había presentado una queja de acoso sexual contra su director.

mujer quemada por musulmanes en vivo
Mujer Quemada por musulmanes

Su coraje al hablar en contra del asalto sexual, su muerte cinco días después de ser incendiada y todo lo que sucedió en el medio ha afectado a Bangladesh y ha llamado la atención sobre la vulnerabilidad de las víctimas de acoso sexual en este país conservador del sur de Asia.

Nusrat, que tenía 19 años, era de Feni, una pequeña ciudad a 160 kilómetros al sur de Dhaka. Ella estaba estudiando en una madraza, o escuela islámica. El 27 de marzo, dijo que el director la llamó a su oficina y la tocó repetidamente de manera inapropiada. Antes de que las cosas pudieran ir más lejos, salió corriendo.

Muchas niñas y mujeres jóvenes de Bangladesh eligen mantener en secreto sus experiencias de acoso sexual o abuso por temor a que la sociedad o sus familias los avergüencen. Lo que hizo diferente a Nusrat Jahan es que no se limitó a hablar, sino que acudió a la policía con la ayuda de su familia el día en que ocurrió el supuesto abuso.

En la estación de policía local ella dio una declaración. Debería haberle proporcionado un entorno seguro para recordar sus experiencias traumáticas. En cambio, el oficial a cargo la filmó en su teléfono mientras describía la prueba.

En el video, Nusrat está visiblemente angustiada y trata de esconder su cara con las manos. Se oye que el policía dice que la queja no es gran cosa y le dice que se quite las manos de la cara. El video fue filtrado posteriormente a los medios locales.
‘Traté de llevarla a la escuela’

Nusrat Jahan Rafi era de un pueblo pequeño, provenía de una familia conservadora y asistía a una escuela religiosa. Para una niña en su posición, reportar el acoso sexual puede tener consecuencias. Las víctimas a menudo enfrentan el juicio de sus comunidades, el acoso, en persona y en línea, y en algunos casos los ataques violentos. Nusrat pasó a experimentar todo esto.

El 27 de marzo, después de que ella fue a la policía, arrestaron al director. Las cosas entonces empeoraron para Nusrat. Un grupo de personas se reunieron en las calles exigiendo su liberación. La protesta había sido organizada por dos estudiantes varones y presuntamente los políticos locales estaban presentes. La gente comenzó a culpar a Nusrat. Su familia dice que comenzaron a preocuparse por su seguridad.

Sin embargo, el 6 de abril, 11 días después de la presunta agresión sexual, Nusrat fue a su escuela para rendir sus exámenes finales.

“Traté de llevar a mi hermana a la escuela y traté de ingresar al local, pero me detuvieron y no me permitieron entrar”, dijo el hermano de Nusrat, Mahmudul Hasan Noman.

“Si no me hubieran detenido, algo como esto no le habría pasado a mi hermana”, dijo.

Según una declaración dada por Nusrat, una compañera estudiante la llevó al techo de la escuela, diciendo que una de sus amigas estaba siendo golpeada. Cuando Nusrat llegó a la azotea, cuatro o cinco personas, vistiendo burqas, la rodearon y supuestamente la presionaron para que retirara el caso contra el director. Cuando ella se negó, le prendieron fuego.

El jefe de la Oficina de Investigación de la Policía, Banaj Kumar Majumder, dijo que los asesinos querían “hacer que pareciera un suicidio”. Su plan fracasó cuando Nusrat fue rescatado después de que huyeron de la escena. Ella fue capaz de dar una declaración antes de morir.

“Uno de los asesinos estaba sujetando su cabeza con las manos, por lo que no se vertía queroseno allí y por eso no se quemó la cabeza”, dijo Majumder a la BBC en bengalí.

Pero cuando llevaron a Nusrat a un hospital local, los médicos encontraron quemaduras que cubrían el 80% de su cuerpo. Incapaces de tratar las quemaduras, la enviaron a Dhaka Medical College Hospital.

En la ambulancia, temiendo que ella no sobreviviera, grabó una declaración en el teléfono móvil de su hermano.

“La maestra me tocó, lucharé contra este crimen hasta mi último aliento”, puedes oírla decir.

Ella también identificó a algunos de sus atacantes como estudiantes en la madraza.

La policía ha arrestado a 15 personas, siete de ellas presuntamente involucradas en el asesinato. Entre los arrestados se encuentran los dos estudiantes varones que organizaron la protesta en apoyo del director. El propio director queda bajo custodia. El policía que filmó la queja de acoso sexual de Nusrat fue retirado de su puesto y trasladado a otro departamento.

El primer ministro, Sheikh Hasina, se reunió con la familia de Nusrat en Dhaka y prometió que toda persona involucrada en el asesinato sería llevada ante la justicia. “Ninguno de los culpables se librará de una acción legal”, dijo.

La muerte de Nusrat ha provocado protestas y miles de personas han usado las redes sociales para expresar su enojo.

Deja un comentario