Video Recomendado Urgente




Heidi Baker es una misionera estadounidense que dirige la organización humanitaria cristiana Iris Global. Ha sido residente en Mozambique durante más de 25 años.

El misionero comparte el movimiento de Dios en Mozambique en medio de los ataques de ISIS.

Este missonario estadounidense ha visto de primera mano el sufrimiento de las personas en este país, considerado una de las naciones más peligrosas del mundo debido a las matanzas y ataques constantes de personas producidas por militantes vinculados a ISIS.

Según los registros, más de 2.600 personas han sido asesinadas por este grupo y alrededor de 700.000 personas han sido desplazadas desde 2017. Todo esto debido a la invasión del grupo para establecer un califato islámico en la provincia de Cabo Delgado en Mozambique.

Está el grupo terrorista militante Al Shabab que ha sido responsable de numerosos atentados contra iglesias de la región y que el 24 de marzo de 2021 lanzó uno de los atentados terroristas islámicos más sangrientos del sur de África, asaltando la localidad de Palma, al norte de la casa de Baker . Este terrible evento hizo que muchos huyeran para salvar vidas, según el Departamento de Estado de EE. UU.

Mientras tanto, decenas de civiles, incluidos 12 extranjeros, murieron. Según Faithwire.

Pero a pesar de toda esta ola de ataques, el misionero estadounidense afirma que Dios se mueve.

“Se han quemado iglesias, y cualquiera que no esté de acuerdo con este grupo específico de terroristas, sea cual sea su fe, sus casas también están siendo quemadas, sus cosechas están siendo quemadas”. Baker agregó.

Para respaldar las declaraciones de Baker relacionadas con la volencia que enfrenta esta gente, otra residente de Palma, Nina Diadara, dijo:“Nos estaban matando, estaban quemando casas y se llevaban a nuestros hijos”. en una declaración obtenida por Faithwire después de escapar de un ataque.

LEA TAMBIÉN: Pastor comparte el Evangelio con la policía después de ser arrestado por desafiar las reglas de Covid-19 al realizar un servicio de adoración

“Les digo que en medio de la tragedia, Dios está haciendo las cosas más increíblemente hermosas y se está secando las lágrimas”. Baker afirmó, y agregó que aunque humanamente hablando no quiere salir lastimada, quiere seguir predicando la esperanza a través del evangelio.

“Al Shabab, son un grupo aterrador. No voy a ser falso, no quiero que me corten en pedazos, no quiero ser secuestrado, quiero seguir predicando este glorioso evangelio por muchas décadas más ”.

Fuente: Christian Headlines

Video Recomendado Urgente



Por admin