Life Outside the Temples – The Christian Web of Apologetics |


31, in Articles No comments 23

Despite having secured in "Ya Salí de Babilonia; And now? ", That I would not write another book, my Lord ordered something else. Because…

The Ministry of Biblical Teaching
VICTORY TIME
Presents:
Life Outside the Temples

Author: Holy Spirit

Contributors: Many Human Instruments Used by the Author

Written By: Néstor Martínez – Rosario – República Argentina
(One of those instruments)

Foreword

The wise say that there is greatness in recognizing our mistakes. Very well; Let's do what the wise teach.
When I published Ya Salí de Babilonia; And now? I said that it was the complement of the first book, and that there would not be a third one.
Error. Sorry: there is a third.
That happens to me for doing what seemed to me instead of waiting for what God commanded me to do.
Because it is too much, – Too much -, the people that are fleeing from the different false and imitating Babilonias of the Lord's church.
And in all cases they experience things, experiences, details or episodes that one had to live because they were pioneers.
When a Life of Temples begins for a child of God, there are a number of feelings that appear and deserve comment.
Here you will find them, but to all, at least to a large river of them. To the rest, you can add them if you wish.
The new Freedom, Guilt, the Yearning of the Rites, Customs and Evangelical Traditions, as well as the doubts with the Praise, the Baptism, the Tithe and the Holy Supper are some of the details that you will find in this work.
Personal experience? Yes. Spiritual knowledge? Yes. Revelation? Yes. Is not all this too much for a man?
Sorry: this was not done by a man, the Holy Spirit did.
If a man had done it, it would not be worth it to even read this prologue …
By way of introduction…
When I was averaging 2004, I felt the inner need to write something in book format. Immediately, I had the certainty that the idea was not mine and that there was someone I knew well (Although not as well, yet, as I should know), that I was demanding it. Because those who teach that God, through voice and presence of his Holy Spirit in your life, he suggests things to you, I think they give the gospel a too permissive perspective, without commitments or responsibilities. Let it be clear: God is not a God of "suggestions." And since it is God's, nothing less, of whom we are speaking, I doubt very much that there is anyone capable of supposing that He is highly permissive, unaffected by compromise or irresponsible. If anyone believes that, we are not talking about our God, but some other of the thousands of false gods that swarm over there. The Holy Spirit, with great kindness, peace and deep respect for your free will, is true, never going to suggest something to you as if I were saying to you: "Son … How would you like to set aside for a short while those meetings of the church that do not fix anything and dedicate yourself to preach my Word as I wrote it in my Bible?" The Holy Spirit, already be it with an audible voice, either as a very strong thought, whether in the form of a dream, a vision or simply a fixed idea, you will have to manifest the same of this fictitious example saying to you something like this: "Preach my Word without contaminating it and leave it those useless activities. "Because God never suggests; God commands, demands. It is a demand. A demand that, obviously, does not happen or will ever go beyond your personal will or your final decisions. God does not manipulate souls to achieve their ends. God seeks faithful and obedient children to do what they must do. But what God says, generally has very little chance of being refuted, ignored, ignored or overlooked. When God speaks, you have the choice of the bifurcation: Either you go to the right, or you go to the left; in the center there is no path. Then, before that voice that is firm, but in no way imperative (These are usually "other" speaking spirits), you can not make yourself distracted or hear the rain on the roof of zinc sheets from your cabin on the coast of the sea. You obey what you have very clear as a mandate, or you do not obey it. If you obey, the stick of the upper angle of the Greek "Y" that is your life will be transformed, merienda again, into the leg. And everything will start again. I'm going to the left? I'm going to the right? Do I do what the Holy Spirit tells me? Do I do what pleases men? There is no way out or end to this dilemma. Let's say it's part of that battle that Pablo invites us to fight in the best way. The other part is your meat, you know that. Your soul that demands all that God says that you must subject the spirit, place where His Spirit dwells. Speak, that Your Servant Hears … Then, if the Lord tells you to write a book, you who have never written one, but who have the perfect natural conditions to do it, (God would never demand someone to sing for His glory if he has not given a good voice before), you know you are in the leg of that Greek "Y": to the right, you obey; on the left you disobey. If you do the first thing, you will not be rewarded with millions of dollars, with fame, prestige or anything like that that sweetens the lives of men. It will only be a divisor for you to move to a new screen of this complicated game, while a small sign on that screen tells you that you have successfully passed the previous one. You already know that the one that comes now is more difficult. If you disobey, you will not be immediately scorched by a tremendous beam that will split your head into five pieces and consume your body to ashes in a thousandth of a second. You are only going to open a small gap between you and your Lord, and that will make it impossible for Him to bless you with all those things that He knows very well that you need or desire. So, my decision was neither courageous nor worthy of a tremendous man of God or anything like that. I simply obeyed because, in the first place, I have the natural ability to be able to write with a certain coherence about everything of which I have knowledge or information. I have earned my daily living a large part of my life with it. And in the second place, it did not do me any good to stay further behind what each of us knows that is in this way of life of faith, for the sake of Do not experience in my life that support of God with which everything you do is much easier. Therefore, I decided that, in effect, I should write that book that God ordered me to write. I had written a lot for several years, because for several years I worked as a graphic journalist. First in a newspaper, then in a magazine of high circulation and, finally, in a weekly newspaper of its own. So writing as a professional art was not an obstacle. The problem was WHAT to write. How much do you know that God never gives you a complete plan of action, with each point thought and armed punctiliously without you having to worry about anything because everything happens in a predicted, automatic and continuous way? No. God gives you a directive and then you will have to make do with it. He will support you, but that will be if you do not make a mistake in the way. Because I spent a few months doing what I was professionally used to doing, that is: preparing a guide, a roadmap, a series of points on which I could then write more extensively. You know what? I could not even begin with two lines. I prayed, I rebuked the devil and all the known and unknown demons. I believed what many Christians believe about their problems: that the devil was attacking me and did not let me do what God ordered me to do. It was not like that. It was me that was not doing it in God's way but mine. And so this does not work. One morning I got up with a fixed and clear idea: start. Start what thing? Not the slightest idea. But if God was the one I was convinced he was, I should take a step in some direction and He would take me in the rest. So it was with Abraham. That is called trust. For me, a feeling, up there, little less than unknown. I had only experienced it two or three times with Him. Because when Abraham left Ur of Chaldea, some friends saw him pass by and asked him: Where are you going, Abraham? – and he answered them with total security: To the promised land! – Oh yeah? His friends said; And where is that land? Without looking at them Abraham replied: Ah, I do not know that! I only know that I have to go there … Starting from that singular pulvínulo, I had no other recourse than the most classic in these cases: leave aside my supposed and pretended personal and human wisdom and, without questioning anything, give myself in the warm arms of the Holy Spirit murmuring something like: "Lord speak, what your servant hears … Original, no?" Chairs of Creativity The Holy Spirit was a truly excellent teacher. First he took me to write the background, what really interested to show who wanted to read it: the falsehood and the lie that little by little had taken over a land that merienda belonged only to my Lord: his church. Then, almost thinking about it and against my own personal tastes, I found myself talking about things of my own life inside what was my last congregation. I wrote and wrote at maximum speed (I'm very fast on the keyboard despite having my good years of age), and I was surprised myself of what was coming out on my profesor screen. Who could care or interest ventures or misfortunes of an individual (Actually, instead of "individual", I wrote type, which is like in Argentina we call people without rank) that had not revolutionized any country, that had not led to conversion to thousands, Who had not healed the sick or freed the demon? Right: Why should I write about this that, in my humane and professional judgment, could not arouse anyone's interest? Of course: I am a journalist and, if you want to exaggerate a bit, also a writer. I know this trade of letters, articles, syntax and ways to capture the attention of people in their reading. But God is God and knows all that I supposed to know, a lot, but immensely much more than me. I learned it on the fly, just looking at my screen without being able to believe what I was writing. A whole chair of creativity in charge of my loving heavenly Father … A testimonial book? And who can care, my Father, the testimony of someone who, like me, has not done anything of value to you? One day I think God got tired of my false modesty. It was very clear: You have left Babylon. Others are coming out. They will have to know what awaits them. And you must tell him just because you lived before, not because you are better than them. Recently my structured brain managed to give glory to God for his creation. I remembered that I had started the website with absolute certainty that I did not try to attract millions of visitors, but to pray for them to enter and benefit all those to whom the Holy Spirit had opened their spiritual eyes. That is my only daily prayer about it. . "Sir, that all those who need to read or hear what you have made me write and talk about enter on the page". And you know what? It worked!! I could show you hundreds of emails that confirm it. And the Fly Thrown … This book, then, should be written and published under the same perspectives. No aspirations of bet sellers nor pretensions that it was read by millions. This book, like all the rest of my ministerial work, for years, was going to be destined to those who needed those letters to be able to confirm their still hesitant obedience decisions. Then, almost a year later, and then assemble according to what I was certain of doing all that mixture, I went to the Web A Fly in the Nose. I confess that with enough modesty, infinite shame to be portrayed finta clearly there, in those pages, by myself, and with no less mistrust of their result, God forgive me my disbelief. Within a few days I began to receive emails regarding the. Amazing! Do you know they said almost ninety-five percent of them? That what I had lived and left in writing there was an answer from the Lord to his anguished prayers! People who, also by God's direction and not by human quarrels, had left Babylonia more or less time ago, and were going through the classic and logical period that I call "religious detoxification", I undoubtedly needed to read that in order to feel at peace. How great is my God! There I made my first mistake. Tiny, maybe, but error at the end. I felt so happy to see the powerful hand of God behind all this that I supposed was only my madness, that I began to publish in the Blog and other places those emails that I received. When I wanted to realize, I was already doing more than the same thing that I had seen so many times in Babylon: self promote the book to convince those who still hesitated to read it, and also to self-promote myself as a pioneer and driver of something I had never been called to do : lead any movement Yuk! The flesh is weak. It took me a while, but I finally understood that I was no longer working in the secular world, and therefore I did not need publicity or propaganda. That just as I had done with the very earthly ministry of Jesus, it would be God himself who would add to all those who should add to this anonymous group that we make up the departures of Babylon. It is difficult, do not doubt it. The consumer society in which we live convinces us very sincerely that, if you do not move your pieces with intelligence in promotion and capture of wills, you will never succeed in any company that you propose. And maybe it could be like that, just in that sphere mundane What I can assure you today, some years later, is that in the kingdom of God, his people and his genuine church, it is not like that at all. Of course, Babylon does not believe it and adopted secular techniques. There she is already falling … Registered in the Registros¿And as the story continues? As expected. The only one who had not noticed was me. I thought I had already obeyed conveniently. In the sky records, the angel in charge of the control area of ​​human obediences, had already written down my terrestrial name, (In the sky we will have another one, surely), two words in blue letters: OBEYED MANDATE. Why in blue letters? ? Because blue is the color related to that part of the daily atmosphere that we call heaven. It is more than obvious that the heaven of God is something else, but for work of our immature imagination, that blue sky is more than enough for the moment. Then, if I had obeyed the mandate, in the same row where my name is read earthly, the one that I inherited from my carnal parents, that annotation had to be in blue letters. What if he had not obeyed? Do not ask me why it may be mythological, pagan or idolatrous religious, but I can not help thinking that MANDATE DISOBEDED, it should be red. But mine shone blue and the matter was over. Even against my own spiritual limitations (the human ones did not obstruct me), the ordered book was already written and now it would be time to dedicate myself to something else. I could imagine God looking at me with infinite patience, mercy and kindness and asking me: You who told you that you can dedicate yourself to doing something else? We had not remained in your covenant of conversion and surrender that you would only do my will Yes, Lord, I said that I would always do your will. Ahem … Maybe you want to tell me now what is that your new will for me … – Very good, son; Now we are learning. Tell me: Do you think that with that little book you have written will reach to help your brothers who leave Babylon according to my mandate? I did not even simulate an acting representation of man reflecting on that question. If you already knew the answer perfectly! I knew it from the moment that first book was published on the Web. It was not enough, no. I already knew that this was nothing but the prologue, the introduction, the pattern, the sketch of what I would really have to prepare: the continuation. No Place for Triviality. I did not even dare look up to that distant point in which we suppose that God is sitting on his majestic throne. I did not do it because I feared that He would realize, by my way of looking, that not only was I not happy with this new mandate, but rather annoyed. It is that I wanted to do other things on the page! I wanted to play the journalist or the social communicator with the Blog! I wanted to intercommunicate with my readers from different parts of the planet and to know how those lands were, so far away and unknown to me, where they lived! But I forgot that when we put the page with my nephew Gustavo, I said by way of agreement silent that she was at the service of the Kingdom of God and that in no way would she commit the blasphemy of putting her at the service of men, starting with myself. So, merienda again, I sat down in front of my worn keyboard (I resist buy me a new one because I already know the tiny digital brands to their keys) and there I discovered something that in many occasions I had preached and taught by radiodifusión. I discovered that what to do the will of God brings peace, refreshment and enormous joy to your life, it was not a pulpit story, but an inexcusable truth. Because as soon as I pressed the key of the first letter of the new work, all that peace, that refreshment and that joy proclaimed, came to my life. So I could calmly look up to those heights where one feels that our God lives without fear that He would get upset. Because I had no annoyance or disappointment with his new mandate, but peace, refreshment and the joy of being able to be doing his will again. And there I entered a compendium very dense, very deep, very varied and very apparently messy , trusting and believing that the Holy Spirit was going to be ordained in a way that later, to each brother in Christ who dared to read it (which is not easy because it is very extensive and dense) not only meant blessing, but essentially confirmation Because all the children of God and I include myself, when we take a step under divine direction, we do so with total and absolute certainty of what we expect and conviction of what we do not see, but that is not an obstacle for that, if there is any word confirms us, we can feel much calmer. It is more to tell you that I left Babylon; And now?, Fulfilled in all the measure with those aspirations. If the first work had achieved a point of identification between my testimony and that of thousands and thousands of believers throughout the Spanish-speaking world, it came to clarify many of the doubts that, when it comes to moving behind the cloud, They had seized those faithful brothers. If you Offend, you are alive … However, nobility obliges, I must confess that not all were flowers. There were also painful thorns. There were not many, it is true, but enough to tear a bit that part of your being that is torn when the brothers are offended. Because there were brothers in the faith to those who in no way considered false, or ill-intentioned, to which many of the things that in both books are said fell like a positivo bomb. And judging by the ravages, nuclear, I would say. One of them sent me a clear, acid, forceful email full of that kind of violence and virulence that only evangelicals know how to use so well. Violent coscorron but with a kind smile on the lips and the preciso word "brother" in the deje.Una of the things that brother told me in that email was that when reading my first book he felt the same way he had When I was Catholic, the evangelical brothers told him about the true gospel and the errors of his. He pointed out that at that moment he had made the decision to start again from scratch, but now things were different and he did not have What to let go by what he had written, – According to him – someone full of resentment and resentment. He did not leave me any room to explain that he did not resent anybody simply because I had not fought or disliked anyone and that the step He had given, as he explained there, had been the direction of the Lord. But of course; Christians know very well that, within Christian literature itself, there are some details that are part of that literary discourse that is intended to disguise with the varnish of a certain form of evangelization. This means that: yes in those books that are not only Christians, but they are even written by unsuspected and irreproachable authors in our environments, there are some small … exaggerations, or perhaps we could call them as our Catholic friends … "pious lies", with the purpose of bringing souls to Christ (?), Why You should believe me when I say that I did not leave the congregation because of personal annoyances or quarrels with the pastor, but because my Lord shouted: Come out of her, my people! pain of losing friends, people with whom I had a good relationship, because of what was written there, I was inundated with a tremendous peace and a high conviction born of the own words of others. Because if this bu in brother he told me that this time he was not going to start from scratch because he was not justified (he has a lot of activity in his congregation), it is because "something" was telling him inside (would it be very mystical to suppose that it was the Holy Spirit?) I would have to start over again from scratch. I already said it: my brother in the Lord and former friend, in no way can or should be considered less than I in anything. Therefore, if I had to leave the Roman Catholic lie and then the more stylized and subtle structural evangelical lie and in both cases start again from scratch, why would not the same thing happen to others? Because I already said it: they are not less spiritual than me. But I did not say anything … neither are they anymore … Do you understand? Can I Go, Now? Now he had complied. Even at the end of the second book, I allowed myself to leave written something that was born of MY mind. And I emphasize that of "MY" mind, because now I will have to rectify those sayings and my ego does not like a millimeter. Because there I wrote that this was my last book on the subject, that from now on I was going to dedicate myself to write other things for growth and maturity of the people of God. – I must confess that God looked at me again with the same compassion that He had before and He did not even need to tell me the same thing He had told me before: I understood as a lightning that I was again doing MY will and ignoring His will. I had agreed to respect, follow and fulfill. However, as I did before, the spirit of doubt called Gideon again tickled my weak understanding and the abstract figure of that ill-intentioned resource that many Christians have the audacity to call "Fleece" reappeared on stage. And I said: Sir: if you want me to continue writing on this subject, (I already KNOWED PERFECTLY that this was the will of God) I ask you to give me a confirmation. That from somewhere I get something that confirms that I should really do that. Beloved brother. Believing friend imperfect and not at all virtuous as the undersigned: Do you know what is the proper name for this attitude of mine? One: comfort. Let another think and decide while I wait to be served at the table. Although that "other", it is nothing less than God. Oh Lord, but God is faithful. God is patient. God is merciful and knows us not since we were in Mom's womb. He knows us before the foundation of the world !! From the time when there were not even mothers in whose wombs we would live the first nine months of our lives. Because that is how I see it and believe it: When is your birthday? Today? Congratulations! And how old are you? How many do you say? All right. To those that you have told me, please, add nine more months. Or were you dead in your mother's womb? I assure you that if you can see it like that, the issue of abortion, in your Christian conviction, will not even give for a talk-debate between friends. Oh, no, brother! You say it because it did not happen … – What did not happen to me? Being cheated or being raped and getting pregnant without intending to. – It's true, obviously it did not happen to me. But you know what? If you give your life to Jesus Christ and you really do it, LORD OF YOUR LIFE, give him the signature and all the stamps you want, which will not happen to you either.Don't forget, before trying to understand the incomprehensible, that the world searches and finds worldly, unbelieving, secular, impious and sinful solutions to be able to solve their unbelieving, secular, impious and sinful actions. But a BELIEVER, is something else. And if it is not something else, it is only a religious and is at the level of the mundane. "AMÉN?" "Now How Should I Continue?" The fleece was put on one night and the next morning the snow had not touched it. Ten emails with a question. It was again put on the following night and the snow fell only on him. Another ten more emails with the same query: Pastor : I left Babylon … but I feel bad about this, this and this. What can I do? Could I arrogate to myself the non-delegated authority to tell someone what to do? No. How can I do exactly what I've tired of saying we should never do? And how can I help that suffering brother, then? Simple. Writing a third book. Are you offered something else, son Nestor? Signed: God. Conclusion: Yes Lord, here I am. Again the keyboard, again the blank profesor screen, again the word processing program, again set page, indents and select letters: Arial merienda? And yes, Arial merienda, if they all came out in that letter. It is good and it is comprensible. Title? It falls by its own weight: Life Outside the Temples. And what will I talk about in this? If I tell you here in a few lines, over there you are as much or more comfortable than me, nor do you take the trouble to read it. And the question here is that you read it because it is the Holy Spirit who gives the letter, inspiration and revelation, not the author. So I've been saying it since the first one. So if you read it, you will find out everything the Holy Spirit gave me to say, but do not have doubts that will be added in YOUR mind, details that are not in the book. but for you they will be revealed. Why? Maybe because you need them and not others. The only thing I can get ahead of you, is that I will try not to leave any of your doubts, your frustrations, your anguish or your feelings of these times outside of the temples, of these times of Sundays without banks, choruses, pulpits and offering. If you now ask me if I think I will achieve it, the only thing that comes out is a phrase used by all human beings in this part of the world: "God willing …" But never more accurate and punctual that in this case. Sometimes, the phrases very made, they become very positivo. I invite you to accompany me. If the incentive is of any use to you, I assure you that this is much less dense than the second. There I had to go to maximum depth, the only way to get to the authentic Word of the Lord and not get entangled in the cheap theology with which so many have replaced it. This will have, – If I get it – the same freshness of the first, but the direct approach for those things with which thousands and thousands of faithful, sincere, honest and uncontaminated Christians with the corruption of Babylon are found the day after having fled some of their "holy" dens. And with what am I going to start? Out of linear, literary or orthodox structure. I'm just going to start with the first thing I experienced the day I left my own Babylon: Guilt. The asphyxiating, anguished and tremendous sense of guilt of having abandoned what I still had in my head, was … the house of the Lord … The house of the Lord? Yes. I said that it danced in my head, not in my spirit … May the Lord open your understanding and see exactly what He wants to show you. And when you reach the last paragraph that I will secure and "originally" titled "As an Epilogue", the peace of your heart and the joy of your spirit will confirm that, as the ancient priests said, this has been: … Word of God …

one
Who Has the Fault of My Fault?

I remember it very well, you may remember it better, if you left Babylon less time ago. The first sensation of the first Sunday without a temple, beyond a certain freedom of which we will speak later, is of guilt. You feel a tremendous and almost voluminous guilt. It is as if from then on, all those who go to hell, will have you responsible. The weight of all the lost souls seems to fall only on your humanity. This, obviously, regardless of why you left the congregation. In fact, in this work, I am speaking purely and exclusively with those who have received the order or vision of God to leave Babylon. In no way can I extend it to those who have left a church because of problems with their pastor, with some other leaders, with influential brothers or simply with anonymous brothers. That is another matter and, the guilt that may exist in this case, is another kind of fault. You have heard a thousand messages of spiritual warfare and demonology, you have participated, even in sessions of liberation of demoniacs, you know perfectly that the fault no es un sentimiento, como normalmente se cree, sino un espíritu muy perfectamente manejado por el enemigo. Pero de todos modos…Algo tienes que hacer. Más que para demostrarle poco a otros, para mostrártelo a ti mismo. Para tranquilizarte, para serenarte, para poder encarar esta etapa de tu vida de fe de una modo diferente a como venías. Entonces decides estudiar, escudriñar y combatir eso que experimentas.¿Y que es lo primero que harás? Buscarás un buen diccionario. Las palabras irán desfilando de a una hasta entrar a la que buscas: Culpa. “Imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta”.¿Me cerca de esto? No. Quizás mis ex-hermanos de la iglesia me estén imputando la entusiasmo de haberlos negligente, dejándome soportar por mi conducta contraria, descuido de sujeción y todo lo consabido. Pero yo sé que no es así. Estoy tranquilo. No me fui por mí, me fui porque Él me lo mostró.Sigo: “Hecho de ser causante de algo”. Muy probablemente, no lo sé, debo estar siendo causante de los enormes deseos de imitarme que deben tener otros que se quedaron. Pero eso no me convierte en culpable. En todo caso, muy a mi pesar, me da el rótulo de pionero.Otra: “Omisión de la diligencia exigible a alguien, que implica que el hecho injusto o dañoso resultante motive su responsabilidad civil o penal”. Esta siquiera es válida. No lo veo al pastor denunciándote porque ya no asistes, ya no diezmas, ya no ayudas, etc.Más: “Acción u omisión que provoca un sentimiento de responsabilidad por un daño causado”.Y sí; esto debe ser lo más cercano a lo que has sentido. Pero, veamos: ¿Cuál es el daño que has causado yéndote?¿Quizás que otros puedan imitarte y hacer lo mismo? Eso sería subestimar a esos otros, ya que nos estamos olvidando que cada uno tiene capacidad de intrepidez propia y no necesariamente tendrá que ser incentivado por terceros para realizarlo.Entonces, no sé si ese sentimiento será leve, mediano o muy cachas. Lo que sí sé, es que no tiene razón de ser. A menos que hayas pedido monises prestado y al desaparecer de la congregación no pagues tu deuda nunca más, lo que has hecho no ha causado daño alguno ni a nadie en particular.El diccionario secular, trae un pequeño apéndice relacionado con la teología. Siempre pasado desde el ángulo del catolicismo romano, claro está, señala que Culpa, según esta óptica, es un “Pecado o trasgresión voluntaria a la ley de Dios”.¡Hermano! ¡Eso es exactamente de lo que me acusó mi ex pastor el día que le comuniqué que abandonaba la iglesia! ¿Ah, si? ¿Y donde fue organizado tu pastor? ¿Acaso en Ciudad del Vaticano? Esto demuestra poco que en otro capítulo desarrollaré mejor: Hay demasiado catolicismo romano infiltrado en las iglesias cristianas no católico-romanas.No pienso tomarme el trabajo de analizar el pecado o las leyes de Dios en este trabajo, pero puedo asegurarte que cualquier cosa parecida a una trasgresión a poco de eso, en absoluto sería catalogado como omisión por una simple razón: no es un delito.Porque la última definición que acercamiento en este diccionario, me dice que Culpa igualmente es “Atribuirle a alguien  una falta o delito que se ha cometido”. Y créeme que esta igualmente se parece en mucho a la que se esgrime a la hora de sacudir a los que dejaron Babilonia. Ella se defiende…La Culpa Está Viva y RespiraDijo cierto alguna vez y en algún área, que la omisión es tan fea que nadie quiere cargar con ella. Uno de los errores más comunes del ser humano reside en no aceptar las realidades o consecuencias de nuestras acciones. De forma natural tendemos siempre a protegernos de cualquier situación que nos pueda causar dolor, daño o vergüenza. Por tal razón cuando éramos pequeños y nuestra madre o padre preguntaba -¿Tu rompiste esto? – nuestra respuesta casi siempre era que no, a no ser que nos vieran o sorprendieran “con las manos en la masa”.Vivir con omisión es malo cuando uno ha comenzado un proceso como el de la conversión, que necesariamente incluirá mejoramiento. Si te sientes culpable por poco te recomiendo que des el paso de pedir perdón y te liberes de tu cargo de conciencia. Es un principio humano. Tiene bases bíblicas.Está bueno, pero ¿Qué hacer en un caso como los distanciados de las congregaciones? ¿A quien o a quienes deberían solicitarle ese perdón para no apreciar omisión? No hay destinatario por una sencilla razón: no hay omisión alguna, sólo es una mentira que anida en mentes que han estado “programadas”.Dicen nuestros buenos amigos los psicólogos (Ya no interesa demasiado si cristianos o no, en muchos casos es exactamente lo mismo), que la omisión te fija en sucesos pasados, te sientes derribado enojoso por poco que dijiste o hiciste y gastas tus momentos presentes afligidos por comportamientos pasados.Allí es donde, entonces, los hermanos que antiguamente compartían contigo bancos, reuniones, ofrendas, coritos, murmuraciones y bostezos domingueros, cuando te ven, no pueden menos que pensar: ¡Que mal que está el hermano! ¿Ves? ¡No hay que irse! Y en sinceridad tú estás espectacular, sólo que esa omisión todavía te fastidia asaz.La culpabilidad funciona de la posterior modo. Alguien emite un mensaje destinado a recapacitar que has sido una mala persona por poco que dijiste o no dijiste, sentiste o no sentiste, hiciste o no hiciste. Tú respondes sintiéndote mal e incomodo en tu momento presente.En mi ciudad, – Creo que a esto ya lo dije en algunos de mis dos libros anteriores -, hay un pastor que, cuando cierto se le va de la congregación, no cree que sea suficiente denunciarlo en la próxima reunión en el templo, sino que por otra parte utiliza una emisora de radiodifusión y hasta un canal de televisión para hacerlo. Yo no sé lo que piensan aquellos que quedaron, pero ¿Te imaginas como se siente el que se fue?Algunos Análisis RacionalesLa culpabilidad es, remotamente, la emoción que despilfarra r cantidad de energía emocional. ¿Por qué? Porque por definición, te estas sintiendo inmovilizado en el presente por poco que ya paso,Y no existe culpabilidad por extenso que sea, que pueda cambiar la historia.No importa de donde sale esta verdad; lo que en realidad importa, es que es estrictamente verdad. Ni tontos para creernos cualquier cosa que diga ser científica, ni necios como para desmentir las realidades palpables, las diga quien las diga.Allí es donde el que se ha ido de la iglesia, por un tiempo no sabe para donde tomar, que hacer con su vida, con su clan, con sus momentos libres y con toda esa desenvolvimiento en todos los terrenos que antiguamente le estaba prácticamente vedada.El jerarquía de inmovilización puede ocupar desde una pequeña incomodidad hasta una severa depresión. Si simplemente estas aprendiendo lecciones de tu pasado, y prometiéndote evitar la repetición de algún comportamiento especifico, eso no se apasionamiento omisión.Este es un excelente pájaro a tener en cuenta. Cuando te ataca este espíritu maligno y te oprime con la omisión, más la inmovilidad y cierta depresión, reflexiona sobre lo que has vivido allí adentro y, seguramente, vas a encontrar fundamentos básicos para evitar reiteración de errores.Cada uno de nosotros tiene consciente e inconscientemente un conjunto de pautas que marcan su comportamiento. Este es nuestro propio código íntegro que puede o no coincidir completamente con el código social en que vivimos, el cual por supuesto ha contribuido en gran medida a determinar al nuestro.El contenido del código íntegro personal es el conjunto de normas que organizan nuestro comportamiento. Esas normas pueden enunciarse, por ejemplo, como  ” no frustrarás a los otros “, ” no dañaras a tus padres” ” no te iras de la casa de tus padres antiguamente de casarte”.¿Sabes que? A todas estas máximas, tú y yo, seguramente, podríamos agregarle la de: “no dejarás la que fue tu iglesia por ninguna otra”. A esta máxima solamente tendrán que respetarla los cristianos evangélicos. Los otros, tienen otras expectativas.Una vez que el contenido del código se estableció en un proceso grande que se realiza a través de los abriles, empieza a funcionar una suerte de sistema que garantiza su cumplimiento. Este sistema que se apasionamiento “el guardián del código” hace que cada vez que uno transgrede una norma o alguna de las pautas del código, se encienda una señal informando que el código se ha transgredido.Se proxenetismo de una suerte de castigador interno que cumple funciones de tortura internamente de nosotros. Muy perfectamente; la psicología en absoluto podrá sentir un paliativo eficaz para este apreciar, pero que tiene herramientas precisas para encontrarlo y focalizarlo, que no te quepan dudas, ¿No te parece?Morder el RemordimientoUna de las consecuencias más comunes del sentimiento de omisión es el remordimiento. ¿Que es este sentimiento mas precisamente? Clínicamente se define como el pesar interno que produce en el alma el deber realzado una mala entusiasmo.¡Un momento! ¡Stop! ¡Alto! La definición de la ciencia que te termino de describir, es correcta, pero ha omitido un pequeño detalle porque no es su tema, pero si el nuestro: Aquí no ha existido ninguna mala entusiasmo. Lo que si existe, es el convencimiento foráneo de ello.El remordimiento es la inquietud que despierta la memoria de una omisión, que va creciendo imperceptible internamente de uno. La experiencia del remordimiento es como tener  un objeto intragable atravesado en la cañón, que finalmente se volverá contra uno mismo. El problema principal del remordimiento es que muchas veces se desconoce su origen. Se experimenta como una sensación que esta continuamente presente pero no se sabe exactamente cual es la omisión que está escondida detrás originando este malestar.Remordimiento: Su significado textual dice: “pesar, desasosiego, inquietud que queda después de haber efectuado una mala acción”  Remorder, mientras tanto, es “manifestar exteriormente el sentimiento interior reprimido”Entre tú y yo y sin que por el momento se lo cuentes a nadie: Este asunto del remordimiento, ¿No se parece asaz, (Diría que demasiado), a una cargo directa y personal que “alguien” o “algo” hace en nuestra contra? ¿Lo entiendes o tengo que ser más claro, todavía?Buscando en los OrígenesHablemos un momento de los orígenes de la omisión según la ciencia. a.- La omisión residual.- Esta  omisión es la reacción emocional que lleva consigo desde sus memorias infantiles. Estos productos de omisión son numerosos y si funcionan en el caso de los niños, la familia r sigue cargando con ellos en su antigüedad adulta.Esto no tendría que perturbar a cristianos auténticos y genuinamente convertidos. Porque para un creyente así, “las cosas viejas pasaron y, he aquí, todas son hechas nuevas”. Si a esta palabra se la pone por obra, sencillamente por creerla, funciona y rinde frutos. Si sólo se la recita como parte de un sermón…Algunos de estos residuos implican amonestaciones antiguas como las siguientes: “Papá no te va a querer si haces eso otra vez”; – “Deberías sentirte avergonzada/o  por lo que has hecho”. A la persona adulta las implicaciones subyacentes en este tipo de frases la pueden seguir con vigencia cuando desagradan a sus jefes o a otras personas que sirven como imágenes maternales o paternales.Si quieres, a estas personas no convertidas y víctimas de estas sensaciones, añade la figura de un pastor, que representa a esa figura crítica o descalificadora que te ha perturbado en tu comienzo. ¡Pero hermano! ¿Usted me está queriendo proponer que adentro de las iglesias hay familia que no está convertida? – No lo estoy queriendo proponer; lo digo. No me digas que nunca lo pensaste…Estas reacciones de omisión se producen porque en la infancia el gurí aprende a ser manipulado por los adultos y estas mismas reacciones pueden seguir funcionando en el hombre que ha dejado de ser gurí para convertirse en adulto. O en un cristiano nominativo que entra a una iglesia y, oh sorpresa y paradoja, allí igualmente es manipulado…b.- Culpa utilitario impuesta.- Aquí el individuo se siente inmovilizado por cosas que ha hecho recientemente y es impuesta por si mismo cuando se infringe una norma adulta o código íntegro adulto. Entre las culpas utilitario impuestas están el deber reñido con cierto y luego detestarse por haberlo hecho.Aquí igualmente entra el hecho de dejarse llevar una congregación a la que asististe por abriles y abriles. Se supone que no deberías hacerlo, se supone que deberías quedarte allí como los demás, se supone… Auto imposición de omisión. Aprende. Puedes seguir lamentándote hasta el fin de tus días, pensando en lo malo que has sido, y lo culpable que te sientes, y ni la más pequeña tajada de omisión podrá hacer poco para rectificar ese comportamiento.Tu culpabilidad es una tentativa de cambiar la historia, de desear que las cosas no fueran como son. Pero la historia es así y no puedes hacer ausencia al respecto. Porque en tu ser interior, sabes que si esa iglesia hubiera sido lo que tú deseabas que fuera y no Babilonia, quizás tu aún estarías en ella…c.- Culpas relacionadas.- La omisión relacionada con alguna enfermedad de los padres. La enfermedad de uno de los padres es un súper – fabricante de culpas: ” me has hecho subir la presión”, alusiones a que ” me estas Matando” o “provocando un ataque al corazón” son muy eficientes a la vez que te culpabilizan de todas las dolencias típicas de la vejez.¿Sabes? A la iglesia del Señor, independientemente de cómo funcione ella y a quien esté en realidad sirviendo, llega mucha familia con estas patologías. Y se encuentra con dos formas de atención para su sanidad: la psicológica, que le muestra cual es su problema pero no se lo soluciona, y la espiritual, que si la acepta, la cree y la pone por obra, produce olvido total del problema.Porque si eres delicado, puedes entrar a sentirte culpable de la asesinato de uno de tus padres. La omisión relacionada  a la entusiasta o cónyuge. La culpabilidad por el “si tú me quisieras” es una de las maneras eficaces de manipular a un entusiasta. Esta “técnica”  es particularmente  útil cuando uno quiere castigar a su pareja por poco que ha hecho. Es como si el acto sexual dependiera de un tipo de comportamiento determinado. Cada vez que cierto no esta a la cúspide de lo que se aplazamiento de él se puede usar la omisión para hacerlo retornar al redil.Fíjate que el ejemplo que da la ciencia en este tema, es el del abarraganamiento, un suceso que está (O al menos debería estar) borrado del diccionario del cristiano verdadero. Pero concluye hablando de poco que sí tiene directa vinculación con lo que estamos tratando: usar la omisión para regresar a cierto a un redil.Y no es ausencia casual que se haya usado esta palabra, Redil, que es corral, que es prisión, que es perímetro cerrado, y no Rebaño, que es la que usa la Biblia de modo permanente para explicar la vida de las ovejas que componen el pueblo del Señor.Si Sufres, Quedas LibreSi Jesucristo y la Iglesia componen un himeneo, ¿Seguiremos pensando que todo esto es una casualidad más de las tantas que andan por el mundo? ¿No habrá un insignificante espacio para entender que puede ser poco que cierto nos quiere proponer o mostrar a través de una parábola visible?No caben dudas, con todo lo que hemos pasado, que igualmente deberemos encontrarnos con algunas falsas retribuciones de la culpabilidad. Existe la tendencia de creer que si te sientes lo suficientemente culpable, a la larga quedaras exonerado de tu mal comportamiento. Esta retribución de perdón es la pulvínulo de la mentalidad carcelaria, por lo cual el preso paga sus pecados sintiéndose terriblemente mal durante un grande tiempo. Cuando más extenso haya sido el delito, más grande será el periodo que se necesite para alcanzar el perdón.¿O no has pabellón que cuando un delincuente va a detener a la gayola, no descuido quien diga que ahora va a tener mucho tiempo desenvuelto para reflexionar en sus delitos y rectificar de ellos? ¿Esa es la supuesta rehabilitación que producen las penitenciarías? Eso no  es jurisprudencia, eso es venganza. La omisión es una espléndida modo de ganarse la compasión de la familia. Y no importa si el deseo de compasión demuestra claramente que tienes una escueto idea de ti mismo. En este caso prefieres que los demás sientan pena por ti  en vez amarte y respetarte a ti mismo. En este sentido, la omisión aparece psicológicamente como una excelente modo de provocar la compasión de los otros: ” Si no pueden amarme y respetarme por mi mismo al menos le daré pena”. Estas elucubraciones de la ciencia no pueden ser rebatidas, desde luego, pero nuestra óptica es distinta.Perdón: DEBE ser distinta. Si no lo es, quedamos total y absolutamente expuestos a lo que terminas de descifrar. Tú ya sabes, si has instruido cosas escritas por mí, que no tengo ninguna particular yuxtaposición ni adhesión a los psicólogos, más allá si le agregan el patronímico de “cristianos” o no.Pero tengo que dejar poco claramente establecido. Ellos no son capaces de hacer absolutamente ausencia con una persona, si esa persona decide moverse en fe y con el poder de Dios en su vida. However; si lo que piensa hacer es proceder fuera de Dios, (Aunque esté internamente de una iglesia), queda totalmente expuesto y delicado a todas estas conclusiones y, entonces, es mi deber decirte que la psicología tiene razón.Por eso es la sugerencia. (No consejo; a mí no me gusta la palabra “consejo” porque, creo, en Cristo Jesús podemos dar Palabra o sugerir, pero no aconsejar. Nadie en la tierra ostenta tamaña prudencia como para pretender que otros hagan según su idea)Aquí es donde, seguramente, no puedes evitar pensar casi en voz ingreso: “¡Pero si yo a eso lo he pasado mil veces adentro de las iglesias! – ¿Qué cosa? – ¡Que un camarilla enorme de personas haga cosas según la idea de una o dos! – Claro, eso es sujeción, ¿No es así? En sinceridad, no; eso es autoritarismo con barniz religioso, pero todavía funciona eclesiásticamente.Está Bien, ¿Pero Cómo Salgo?Entonces, mi sugerencia es que, si estás fuera de Babilonia y todavía sientes poco de omisión por lo que, crees, ha sido un comportamiento inadecuado abandonando a tus ex hermanos y líderes, no te quedes esperando que se te pase la omisión. Camina al frente y embístela con intrepidez y convicciones firmes fundamentadas en la talante que has tomado.Allí es que llegamos a la gran pregunta. A la madre de todas las preguntas: ¿Cómo hago para dejar de sentirme culpable? La psicología tiene sus expectativas y, de acuerdo como esté tu vida espiritual, pueden serte de utilidad. Yo tengo la obligación, por acto sexual y servicio, de mencionarlas. Luego, si quieres, podremos ver lo nuestro sin contaminaciones.El sentimiento de omisión, como dijimos muchas veces, sobreviene independientemente de que hayamos realizado un acto que transgreda las pautas sociales. Si estamos en esta situación, la forma de solucionarlo es resolver la tensión que existe en nuestro interior, a través de una tarea introspectiva y utilitario analítica.

A mí, particularmente, me fastidia un poco utilizar esta terminología adentro del pueblo de Dios. Soy un hombre desenvuelto en Cristo, pero por esa causa, dependiente de Él en todo, absolutamente en todo. Por tanto, todo lo que lleve el término “utilitario”, a excepción de el automóvil, lo veo inexorablemente fuera de la iglesia.Allá aquellos que suponen que una reunión en casa de clan, (Hay muchas congregaciones que funcionan por estos sistemas de células caseras), es solamente una reunión más pequeña que la de un templo, pero con las mismas perspectivas. De ninguna modo la podemos trocar en un camarilla de “auto ayuda”. Eso no es Dios. Por eso descreo un poco del utilitario estudio, aunque entiendo que en este caso concreto pueda ser de aporte. Porque a veces, la omisión aparece cuando efectivamente hemos cometido un acto que ha herido a otros. En ese caso el sentimiento de omisión es coherente con lo que hemos hecho y entonces resolver el problema internamente no alcanza puesto que la persona dañada nos hará notar con su rechazo, castigo o indiferencia que hemos obrado “mal”, por llamarlo de algún modo.Lo que está, entonces, en nuestras manos para resolver el sentimiento de omisión, es realizar acciones concretas para reparar el daño ocasionado. Pedir disculpas, preguntar que se puede hacer para arreglar una situación, confesar que nos hemos inexacto, son actitudes que, si perfectamente pueden parecer difíciles o vergonzantes, en sinceridad tienen un sorpresa profundamente reparador. Si tienes algún problema irresoluto, donde intuyes que gran parte de la responsabilidad de un malentendido es tuya, recuerda que “lo cortés no quita lo valiente” y decídete a realizar esta medida sencilla, atreviéndote a proponer ” perdón”. Después de haberlo hecho verás como vuelves a respirar mejor.Lo Mío, Lo Tuyo, Lo NuestroNadie puede discutir la validez de esto postrer, pero atención, mucho cuidado: no es así en todos los casos. Sí, por ejemplo, en el que aquí se muestra como maniquí, pero no en el que tiene que ver con nuestro tema central, que es retirarse de una iglesia. Eso no amerita un pedido de perdón. Y cuando sí lo amerita, en todo caso, debería ser inverso. Alguien debería pedirle perdón a quien se está yendo…Porque una cosa es un sentimiento de omisión por poco que podría suponerse que ha sido mal hecho y, otra muy diferente, el mismo apreciar por causa de lo que un determinado camarilla entienda al respecto. Por eso, será necesario conocer si existen estrategias prácticas para eliminar la culpabilidad. Observa estas palabras:
Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo
No estoy en este mundo para guatar tus expectativas
Ni tú estas en el mundo para guatar las mías
Tú eres tú y yo soy yo
Si causalmente nos encontramos será hermoso
Si no, no importa.
Fritz Peris
En primer área tenemos que tomar en cuenta que “La culpa no es una manera natural de comportarse; es una Reacción emocional aprendida, que solo puedes utilizarse cuando la víctima le muestra al explotador que es sensible a la culpabilidad,” ( Dyer). ¿La “víctima” al “explotador”?Empieza a mirar el pasado como poco que en absoluto puede modificarse, sientas lo que sientas  respecto a el. ¡Se acabó! Y cualquiera que sea la omisión que escojas, no te servirá para cambiar al pasado. Nadie altera su pasado sólo por pasarse toda una vida sintiéndose culpable.Graba este mensaje en tu conciencia “Mi sentimiento de culpabilidad no cambiara el pasado ni hará que yo sea una persona mejor” Este tipo de enfoque te ayudara a diferenciar la culpabilidad del conocimiento que puedas sacar al  pasado.Pregúntate a ti mismo lo que estas evitando en el presente por omisión del pasado. Al trabajar en este sentido eliminaras la condición de omisión. Empieza a aceptar en ti mismo cosas que tú has escogido pero que le pueden disgustar a cierta familia.Así debe ser, si tus padres, jefes, vecinos o incluso tu cónyuge toman una posición contraria a la tuya en poco que tu puedes pensar que es muy natural. Trata de enseñarles a las personas que tienen que ver con tu vida y que tratan de manipularte por medio de la omisión, que tú eres muy capaz de enfrentarte con las desilusiones que les provoque tu comportamiento. El resultado tardará en entrar pero el comportamiento de aquella familia empezará a cambiar cuando vean que no te pueden forzar a sentirte culpable. Una vez que logres desconectar la omisión, la posibilidad de manipularte y de controlarte emocionalmente habrá desaparecido para siempre. Ahora, es necesario considerar que la omisión es una emoción utilitario-anulante, es una sufragio personal, es una reacción que podemos controlar si hemos entendido el mecanismo que la produce. Uno puede proceder culpable toda la vida, pero la emoción de sentirse desenvuelto de toda omisión es como deber recuperado la inocencia y la creatividad, como cuando posteriormente de un día nublado por fin sale el sol. Finalmente, la culpabilidad es en nuestra civilización una aparejo útil para manipular a los demás y una inútil perdida de tiempo. Una vez desconectado el mecanismo de omisión, desaparece la posibilidad de ser controlado y manipulado emocionalmente. Doy fe y pongo un sello, como los escribanos.No es la experiencia del día de hoy lo que vuelve locos a los hombres. Es el remordimiento por poco que sucedió ayer, y el miedo a lo que nos pueda traer el mañana…Hay dos días en la semana que no me preocupan. Uno de esos días es ayer…y otro día que no me preocupa es el mañana.No hay ausencia mejor que la prudencia y la fuerza para aceptar con serenidad todo lo que no puede ser cambiado, por que ya paso.  Decidamos a proceder aquí y ahora sin asociaciones negativas del pasado.Hasta aquí, lo que la ciencia y los hombres suponen, creen o piensan sobre la omisión como sentimiento interior. No está mal ni resulta incoherente. Tiene buenas bases y es atendible. Pero nosotros estamos en otra dimensión.Ahora: En Nuestra DimensiónBueno, bah, en sinceridad tenemos que estar en otra dimensión. De otro modo estaremos muy remotamente de ser lo que le hemos dicho a todo el planeta que somos. Y lo que le hemos proclamado al mundo que somos, es lo que la Biblia dice que nosotros somos.La Biblia no miente. La Biblia no se contradice. La Biblia no se equivoca. ¿Esto significa que nosotros somos los mejores, los “fuera de serie”, los que estamos más allá del perfectamente y del mal? No. No significa eso por una simple razón: No siempre somos lo que la Biblia dice que somos.¿Y se podría memorizar el motivo por el cual sucede eso? ¿Será tal vez porque la Biblia ha exagerado con respecto a nuestras conductas o comportamientos? Para ausencia. Se proxenetismo, – Aquí igualmente -, de que la Biblia dice lo que dice y no se equivoca, pero aunque la familia lee muchísimo la Biblia, no la vive.Por lo tanto y en presencia de lo expuesto, será muy bueno y conveniente ver, sin caer en profundidades confusas, que es lo que hay en la Biblia sobre la omisión. En principio, debo decirte que la ría de los textos que la incluyen como palabra, están en el Antiguo Testamento.
Pero no voy a analizarlo ni a estudiarlo por una causa muy singular y simple: siempre tiene que ver con los sacrificios, con el cordero propiciatorio y todo eso. Culpa, en el Antiguo Testamento, está directamente asociada con trasgresión a la ley de Dios.A mí, particularmente, esto me lleva a pensar, partiendo de la pulvínulo de un respeto sincero para con el pensamiento de aquellos que se quedaron en el templo que tú has negligente, que los que te manipulan  emocionalmente para que sientas omisión, están convencidos que has trasgredido alguna de las leyes de Dios. Por ejemplo: la de no dejar de congregarte. De eso no voy a cuchichear aquí porque ya lo hice perfectamente extenso en el capítulo 10 del segundo compendio, pero puedo reiterar sin temores que congregarse, puede significar todo lo que tú quieras, pero en absoluto ir a sentarse todos los domingos en el asiento de un templo.Culpa, culpable, culpabilidad, culpar. Suenan similares, pero no saben igual. No tienen el mismo sabor. Porque la omisión de la cual estamos hablando, no es esta omisión bíblica de corderos y mortandad redentora. Esta es una sensación amarga producto, tal vez, de programaciones mentales eclesiásticas.En el Nuevo Testamento está muy pocas veces. Es más: como Culpa, la encontramos una sola vez en un texto que voy a transcribirte para que no pierdas tiempo buscando tu Biblia y puedas escudriñarlo unido conmigo.

(Mateo 12: 1)= En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron penuria, y comenzaron a proceder espigas y a ingerir.
(2) Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es legal hacer en el día de reposo.
(3) Pero él desdijo: ¿No habéis instruido lo que hizo David cuando él y los que con él estaban tuvieron penuria; (4) como entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era legal ingerir ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes?
(5) ¿O no habéis instruido en la ley, como en el día de reposo los sacerdotes del templo profanan el día de reposo, y son sin omisión?
(6) Pues os digo que uno r que el templo está aquí.
(7) Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; (8) porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.La terreno es conocida, pero perfectamente vale revitalizarla un poco para sentir el contenido de esta palabra en este texto. Había una tremenda competición en contra de Jesús por parte de la iglesia organizada de su tiempo. Y se expresaba, ritariamente, con la observancia por parte de Él, del día sábado como día de reposo.Esto significa que a ellos, los escribas, doctores de la ley, los jerarcas y dignatarios de la que era la única clase religiosa reconocida de su época, no les interesaba la palabra que Él enseñaba, las señales o prodigios que realizaba ni su imagen de Dios encarnado. A ellos les preocupaba detenerlo a partir d e la descuido de observancia de sus leyes y estatutos. ¿Mucha diferencia con el hoy?Jesús apoyó, sin bloqueo, el comportamiento y la conducta de sus discípulos pese a su supuesta trasgresión reglamentario, apelando al ejemplo de David, el cual demuestra que las regulaciones normales del sábado, podían y debían subordinarse a las deposición humanas.Porque, te reminiscencia, aquí no estamos hablando de robo, tal como se lo he pabellón a algunos que no se tomaron el trabajo de indagar en la historia. Los discípulos no estaban robando espigas de un campo aparente, no. No era esa la cargo.Porque existía una ley tradicional tácita y no escrita entre los judíos, que señalaba que cuando cierto caminaba por un campo sembrado con poco comestible, si cortaba y comía poco de allí, no era pronunciado de robo porque era poco que se debía permitir. La cargo radicaba en que lo habían hecho en un día de reposo, donde no se podía realizar ningún trabajo físico.Jesús, con su respuesta, deja claramente al descubierto que, las deposición humanas tienen total preeminencia sobre la estricta interpretación de la ley, que pierde de presencia su verdadera intención. Este es un espíritu conocido como de “legalismo”, y créeme que aún está asaz activo.No sería ausencia extraño, hoy mismo, que si en alguna de esas congregaciones más perfectamente ortodoxas o conservadoras, un evangelista se pone a rogar por los enfermos y diez ex paralíticos se levantan de sus sillas de ruedas y caminan sin problemas, cierto salga a censurar al predicador por hacer eso en una iglesia donde no es costumbre rogar por los enfermos…Finalmente, hay una expresión que pronuncia Jesús que va mucho más allá de poco dicho sin pensar demasiado, todo lo contrario. Jesús dice ser r que el templo y igualmente Señor del día de reposo, poco que todavía hoy, hay mucha familia que no ha entendido. ¿Y que significa eso? Divinidad.Pero, lo que a nosotros nos interesa en este texto, salta a la presencia desde su propio contexto normal, (Por eso reproduje todo el pasaje y no un versículo incomunicación): la palabra omisión, aquí, tiene que ver con trasgresión en contra de utensilios sagrados.

Cristianos: ¿Un Estilo de Vida?Luego vamos a encontrarnos con el derivado Culpable. Este término es el que más presencia muestra en el Nuevo Testamento. No digo que haya enormidades, pero está en tres ocasiones. Y en las tres, que ahora veremos, hay algunas conclusiones para extraer.(Mateo 5: 21)= Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de litigio.(22) Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de litigio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable delante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al averno de fuego.(23) Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene poco contra ti, (24) deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.(25) Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al sentenciador, y el sentenciador al alguacil, y seas tumbado a la gayola.(26) De cierto te digo que no saldrás de allí, hasta que pagues el postrer cuadrante.Importante, muy importante. Uno de los res realce que vemos en las conocimiento de Jesús, tiene que ver en como construir y prolongar relaciones correctas, tanto con Dios mismo como con la humanidad entera.El Señor ve estas relaciones de un modo que no siempre es el mismo a como las podemos imaginar o ver nosotros. Él las considera de mucha importancia y para ausencia superficiales; las estima como la esencia misma de la cual está hecha la vida.De hecho que, conocer a Dios, es nuestra máxima y definitiva prioridad, pero eso no puede ni debe reemplazar en modo alguno lo que se entiende como relaciones interpersonales con los demás. Muy por el contrario, la presencia del Señor en nosotros tiene que hacer surgir de nuestro interior todas las cualidades de carácter que edifican y sostienen todas nuestras relaciones. Es un estilo de vida.Allí es donde apunta Jesús, en este texto, cuando equipara a la ira humana, ausencia menos que con el crimen. Ello nos demanda ser sumamente cuidadosos en como hablamos a otras personas, ya que palabras cargadas de odio nos colocan automáticamente bajo el litigio divino.Sería muy conveniente, hermano que te has ido o te estás yendo de una congregación que, cualquiera sean tus problemas con la familia que allí queda, y así fuera que te hayan agredido verbal o hasta física o emocionalmente, guárdate en tus palabras. Limítate a desaparecer, si es eso lo que el Señor te ha mostrado como salida, pero sin confrontación verbal, innecesaria y, como puedes ver, peligrosa.Fíjate que el sexto orden clásico, no solamente prohíbe el acto de matar, sino que se aplica igualmente al pensamiento y a la palabra, a la cólera injusta y a los insultos destructivos. No interesa si los que quedaron te hacen destinatario de esas cosas, ese será Su problema y responderán delante el Señor por ello. Tú guárdate tal como tu Señor te lo demanda.Ni Análisis ni Discusión: ObedienciaPorque aquí se lee la palabra Necio, y esta es una expresión de tono coloquial que expresa disgusto por la forma o modo de pensar de cierto. Es (Y igualmente suena), similar a “tonto” o a “estúpido”, que en cualquier sociedad se toman mújol y llanamente como insulto.La otra palabra utilizada, Fatuo, expresa cierto desprecio por el carácter de cierto Ambos insinúan que esa persona merece ir al averno. Me interpelo (Y no superficialmente); qué hombre está facultado por Dios para atreverse quien va al averno y quien no…Cuando aquí deje de Concilio, es obvio que se refiere a lo que designaba al principio la sinagoga, pero al escribirse este evangelio de Mateo, puede que ya se estuviera refiriendo a un cuerpo investigativo de la iglesia. Estoy hablando de la iglesia estructural, no de la primitiva de Jesús.Y, en postrer caso, cuando señala que cierto quedará expuesto al Infierno de Fuego, (Literalmente GEHENA, que es la traducción del nombre hebreo de “Valle de Hinom”,) se refiere a un valle fiel que se hallaba en una hondonada al sur de Jerusalén, y que era el sitio en el cual se quemaban los basura. Esto, es más que claro, era tomado por la familia de ese tiempo como una especie de símbolo del fuego y del litigio del propio Hades. Como puedes ver, aunque hayas pabellón a mucha familia enseñar otra cosa, la Biblia sí deje del Infierno…Esto nos está enseñando poco sumamente claro. Debes, cualquiera sea tu situación personal, practicar en lo que esté a tu magnitud, la reconciliación. Es más que claro y claro que los conflictos causan mucho más daño cuando se dejan sin resolver que cuando se confrontan y se hablan.Si te has ido de tu congregación por orden del Señor, clara y precisa, tal como nos sucedió a nosotros como clan, entonces es exactamente eso y no otra cosa la que deberás declararle a los hermanos que eran anteriormente tus “paisanos” de templo.Si, por el contrario, te has ido porque has tenido inconvenientes, problemas u horribles hechos, nadie va a impedirte que lo hagas, pero tendrás, inexorablemente, que apañarse las formas de reconciliarte con aquellos con los que hayas tenido choques, roces o cosas peores.Escucha: no importa si ellos no lo aceptan o si aprovechan tu manifiesto “debilidad” para retornar a ofenderte o agredirte. Tú estás cumpliendo con lo que tu Señor quiere de ti, allá cada uno de los que no desea obedecer a esta Palabra. No eres sentenciador, no es tuyo el litigio.Muy perfectamente; todo lo que has instruido, te muestra que un jerarquía singular de culpabilidad puede, en sorpresa, recaer sobre ti y ser seguro, si ofendes o hieres de palabra a personas creyentes. No importa qué calidad de creyentes son y si están defendiendo al enemigo. No debes hacerlo porque el Señor así lo ordena. Y punto. Las directivas de Dios no se analizan ni se discuten: se obedecen.Las Bases Aún Son las MismasSegundo texto en el que la palabra Culpable aparece. Se proxenetismo de un pasaje del evangelio de Lucas (Aún no termino de entender por qué, en algunos lugares, e incluso en muchas Biblias, se le sigue llamando “San” Lucas. ¿Es necesario?), donde se deje del retractación o destrucción.(Lucas 13: 1)= En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya mortandad Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.(2) Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?(3) Os digo: No; antiguamente si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.(4) O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre de Siloé, y los mató, ¿Pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?(5) Os digo: No; antiguamente si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.Debo explicar poco de esta historia para que no te resulte desconocida. No porque yo suponga que no lees tu Biblia, no, ¡Que va! Simplemente para que la enseñanza central quede complementada y enriquecida con lo esencialmente histórico.En apariencia, (Y lo digo así porque no hay comprobación irrefutable), Pilato había condenado a asesinato a varios galileos que se encontraban ofreciendo sacrificios rituales en Jerusalén. No existen registros de explicaciones en cuanto a las razones que tuvo para hacer eso. Quizás transgredieron en algún punto la ley romana, provocando esta reacción del ya de por si sanguinario Pilato.Cuando los judíos tomaron conocimiento de este episodio, y teniendo en cuenta que su teología atribuía el sufrimiento individual al pecado, igualmente individual, ellos consideraron la suerte de los galileos como un castigo de Dios por sus culpas. ¿Vas entendiendo algunas cosas de las religiones oficiales?Sin bloqueo, y aunque no puedo memorizar con certeza cuantos le habrán entendido, Jesús transfirió el significado de estos incidentes a la esfera espiritual. ¡Mira si hubiera estado congregándose en alguna de nuestras iglesias ortodoxas! ¡Enseguida lo hubieran tratado de “espiritualoide”..! Porque Él no elabora ninguna exposición magnífico ni teoría prodigiosa respecto a la retribución. Lo que Él hace es, sencillamente, cuchichear de las exigencias urgentes del tiempo presente. Por eso les dice que si no se arrepienten, todos van a perecer igualmente.Punto primero, único y cardinal que, nos agrade o no, está por encima de cualquier otro estudio que podamos elaborar. El llamado al retractación para perdón de los pecados, sigue siendo la pulvínulo del cierto evangelio de Jesucristo. ¿Es eso lo que estamos predicando nosotros?Deudas MoralesNo sé como te irá a ti, pero yo puedo asegurarte que, de los últimos cien mensajes que pueda deber pabellón en las iglesias, me sobran los dedos de una mano para encontrar alguno que haya hecho realce en el retractación para perdón de pecados. Profundizamos muy atún, pero lo cardinal…Y las cosas profundas son muy buenas, son excelentes y necesarias para el crecimiento espiritual de los creyentes. De hecho, a mí me interesan mucho y las estudio a diario todo lo que puedo. Pero si no hay nadie que hable de retractación, vamos a quedarnos sin creyentes genuinos para enseñarles cosas profundas, ¿Me entiendes lo que digo?Porque Jesús toma, fíjate, un tremendo casualidad que en esos días había ocurrido allí, donde habían muerto dieciocho personas, y en área de caer en especulaciones fáciles como tantas veces hemos caído nosotros, Él considera todo eso como un llamado al retractación.Somos muy dados a teorizar rápidamente con respecto a los dramas de los demás. Allí, solemos tomar posición en evaluaciones tales como “por algo habrá sido” u otra por el estilo que anduvo mucho en las calles de la Argentina en la período del 70. “algo habrán hecho”…Todo esto, lógicamente, para argumentar según nuestra “santa” visión, los males padecidos por otros. However; cuando uno, ¡Uno solo! De esos males aterrizan sobre nuestras vidas, entonces nuestra “visión” aludido se desvanece y apelamos a la Gracia y la Misericordia.Es simple este pseudo razonamiento: si le pasa poco feo a mi vecino, es porque seguramente está en horribles pecados y Dios lo está castigando duro. Si le pasa lo mismo a un hermanito, el diablo lo está atacando para que no haga lo que tiene que hacer. Basta. Ni el otro es tan malo ni el hermanito tan bueno…Cabe consignar, antiguamente de dar la definición de esta palabra en este pasaje, que la palabra griega en los originales que es traducida como “más culpables”, en el verso 4, es la palabra OPHEILETES. Significa, en principio, “Un deudor”, uno que tiene una obligación íntegro, un ofensor.Una especie de delincuente, un trasgresor íntegro. El concepto de deuda proviene de esta secuencia: nosotros estamos moralmente obligados a proceder una vida desenvuelto de violaciones de los mandamientos de Dios; al zanjar en nuestra conducta nos convertimos en trasgresores, delincuentes y deudores a la jurisprudencia divina.Por lo tanto, el extracto de este texto que hemos desmenuzado, nos arroja la conclusión de que, Culpable, aquí es Un deudor íntegro. Alguien que ha ofendido seriamente a Dios con sus actos y merece sanciones, castigos y ejecuciones.¿Eres Pobre o No Tienes Dinero?En la carta de Santiago y en el situación de algunos conceptos que su autor vierte en cuando a las precauciones que los creyentes deben tomar con relación a los favoritismos personales, hay un pasaje donde se alude a nuestra palabra en un contexto entero.(Santiago 2: 5)= Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha preferido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?(6) Pero vosotros habéis afrentado al escueto. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?(7) ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?(8) Si en verdad cumplís la ley positivo, conforme a la escritura: Amaras a tu prójimo como a ti mismo, perfectamente hacéis; (9) pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.(10) Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpablede todos.(11) Porque el que dijo: No cometerás abarraganamiento, igualmente ha dicho: No matarás. Ahora perfectamente, si no cometes abarraganamiento, pero matas, ya te has hecho trasgresor de la ley.(12) Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la desenvolvimiento.(13) Porque litigio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el litigio.Es más que claro que, cuando aquí se refiere a “pobres”, no está hablando de familia sin monises. A Dios, las personas con pocos capital o sin monises, no le quitan el sueño. El servicio de Jesús no se preció, imparcialmente, por exagerar sobre ese punto, al contrario. “Pobres siempre tendréis”, dijo.Aquí se está hablando de la pobreza espiritual. A familia que tiene conciencia de que, espiritualmente, no es ausencia, no existe, está desguarnecida y desprotegida. A esa familia es a la que Dios elige para convertirlos en herederos del Reino, una riqueza que está muy por encima de cualquiera de las otras conocidas y ambicionadas por los hombres.Acepción + Discriminación = PecadoEl concepto es que, una religión vacía, se traicionará a sí misma en la esfera de las relaciones sociales. Hacer distinciones superficiales entre la familia, dando preferencia a quienes gozan de prestigio y buena posición económica, es incompatible con la fe en nuestro Señor Jesucristo, que excluye todo parcialidad basado en riqueza o clase social.Ya lo conté en algunos de mis trabajos anteriores, pero viene a descripción reiterarlo otra vez. En una de las congregaciones donde estuve congregándome por espacio de muchos abriles, quizás de modo inconsciente, se practicaba esta diferencia.Había un líder de cierta importancia, una segunda crencha a continuación del pastor, que era un hombre con algunos abriles de antigüedad. Cuando el pastor disponía que pasara al frente para rogar, lo llamaba diciendo, simplemente: “Don Pedro, (No es su nombre real), pase a orar”.Entre los miembros, había una doctora en medicina. Una mujer que igualmente tenía sus abriles. Se llamaba Alicia González (Tampoco este nombre y patronímico es positivo). Cuando se disponía que ella pasara al frente a rogar, en área de llamarla “doña Alicia”,  el pastor la convocaba diciendo: “doctora González, ¿Desea pasar a orar, por favor?”. ¿Acepción? ¿Discriminación?Cuando se refiere a los ricos, Santiago alude a ciertos hombres adinerados, no a todos los ricos. Él describe a ciertos ricos incrédulos  que explotaban a los pobres y blasfemaban de Jesús. ¿Por qué? Porque el mensaje de Jesús no era contrario a las riquezas, pero sí al poder de los hombres. Y eso, les daba fuerzas y vigor a los más pobres.Hoy, el monises sigue siendo una fuente de poder inocultable, delante la cual sucumben no sólo los más pobres, que lo necesitan desesperadamente para lo insignificante, sino igualmente los poderosos en política, en las artes y en todas aquellas áreas donde el metal es bienvenido.En nuestras congregaciones, las cosas no son diferentes. Quien me diga que conoce una congregación donde la familia con mucho monises es tratada y atendida de la misma modo que los más pobres, le creeré y daré gusto a Dios por ello. Pero aún estoy esperando que cierto me lo diga…Dijo cierto que: quien no necesita ausencia, es invencible.¿Qué quiere significar esto? ¿Acaso que solamente son los ricos, millonarios, adinerados los que resultarán invencibles? En ilimitado. Habla de aquellos que no necesitan ausencia. Y ese ausencia, no es sólo poco material, sino igualmente espiritual. Dime: ¿Conoces a mucha familia así?Porque, incluso, hay denominaciones que se instalan dirigiendo sus congregaciones a las clases más altas, a los profesionales y empresarios. Dentro de ellas, el confianza y los cargos, siempre estarán a la orden del día para los más poderosos de ellos.En denominaciones que operan en lugares marginales, la escasez es muy notoria y no existen estos problemas. Pero, igualmente, un empleado con un salario fijo de cierta categoría, cosa que implica un décimo regular y de importancia, siempre será tenido mucho más en cuenta que un desempleado.Entiendo que hay, (Aunque no me haya tocado verlas), iglesias donde esto no existe y se siguen los principios básicos a rajatabla. Debo decirlo porque, no hacerlo, sería arrojar un veta de sospecha generalizado y el Señor me lo demandaría por mentiroso. Pero me gustaría verlo, para quedarme más tranquilo.Yo te Amo, Tú me Amas, ¿Nos Amamos?En el verso 8 se deje de la “ley real”. La ley positivo, es la que prescribe el acto sexual, es la ley suprema que comprende a todas las otras que rigen las relaciones humanas. Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. ¡Casi ausencia! ¿No crees?Mira; soy una persona con alguna dosis de acto sexual. No tanto como el que quisiera tener, pero siquiera he sido llamado al corazón de acto sexual del servicio del pastor. Sin bloqueo, durante mucho tiempo supe perfectamente que no alcanzaba a flirtear a mi prójimo con la misma calidad e intensidad con la que me amaba a mí mismo.He mejorado, pero estoy todavía muy remotamente de poder proponer: ¡¡Ya llegué!! Dios lo sabe. Porque igualmente hay que aclarar que hay “prójimos” y “prójimos”. Algunos son dignos y pasibles a amarlos, pero otros son de aquellos que en Argentina se suele proponer: “es mejor perderlos que hallarlos”.Claro; la Biblia es clara en esto cuando lo toca en otras áreas. Dice que no hay mérito alguno de nuestra parte en flirtear al amable, sino en hacerlo con aquel que nos resulta muy complicado de flirtear. Porque el principio es el mismo que Dios ejecuta con nosotros. Nos ama porque es Dios, no porque nosotros lo merezcamos. Y su imagen y referencia deberá hacer lo mismo, sin dudas…Pero fíjate que esto no es un aspecto circunstancial ni incomunicación. Forma parte del comportamiento social del hombre, que por su naturaleza, siempre va a tener tendencia a acercarse a quien pueda darle poco y no al que pueda desear sacárselo. Casi suena a método pura.Por ese mismo motivo, en la atención discipular o pastoral de las iglesias, se le suele preguntar a la familia cual es o son los motivos por los cuales se acercó a Jesucristo. Ni te imaginas la cantidad y calidad de las respuestas que se oyen.Sin bloqueo, ritariamente, la experiencia nos dice que son ingreso ría los que se acercan al Señor por lo que Él puede darles, y no por lo que Él es. Después, puedes proponer lo que quieras; háblame de la ídolo, de la divinidad y todo eso, pero lo cierto es que tú llegas a Cristo por condición. Podrá ser discutible, pero resulta comprensible desde el punto de conocer la naturaleza humana.Allí es donde se cae inexorablemente en lo que Dios apasionamiento acepción de personas. El término en los originales, es PROSOPOLEPTEO, y viene de PROSOPON, que se traduce como “una cara” y LAMBANO, que es “echar mano de “.Entonces, nos encontramos con que la palabra se refiere a hacer distinción entre las personas, basada en el rango o influencia, mostrando preferencia por los ricos y poderosos. El Dios imparcial les ofrece a todos el mismo amor, la misma gracia, las mismas bendiciones y beneficios de su salvación.Sin embargo, no parecería ser así, ¿No crees? ¿No has llegado a pensar, alguna vez, que sería muy “lógico” que en el Gloria existiera un sitio para la familia “común” y otro para la familia “importante”? ¡Es que así nos hemos formado y así hemos incorporado esta civilización hasta el punto de que nos parece reto!No te preocupes más. Verás a ese actor tan renombrado que dice ser creyente sentado a tu banda en la gran mesa del Señor. Ya no tendrás que encender más la televisión para verlo, lo tendrás contigo. Ah, y a ese pastor tan importante, por fin lo verás a tu misma cúspide y no elevado en plataformas monumentales…En el mejor de los casos para él, claro está…Santos que Hablan, Comen y RespiranAsí que, será muy bueno que pienses que, el día que te toque partir a la presencia del Señor, tu área será vecino al de las personas que hoy consideras más prestigiosas (Si es que están allí contigo, claro) y hasta con Juan, Pedro, Pablo y los demás.¿Es que usted me está queriendo proponer, hermano, que yo voy a sentarme a cenar en esa enorme mesa, con nuestro Señor, y a mi banda puede estar sentado el proselitista Pablo? ¡Claro! Why not? ¿Qué tienen ellos de diferente a ti? Sé creyente, pero no mistifiques a las personas.El caso es que los creyentes no pueden flirtear a sus prójimos como a sí mismos y hacer acepción de personas, porque ambas cosas son mutuamente excluyentes. Mostrar el tipo de parcialidad que se describe en el pasaje que estamos estudiando, es directamente cometer pecado.En conclusión, esto es más que claro y que te sirva: algunos podrán argumentar que preferir al rico y renombrado es poco humano, pero la Biblia rechaza la parcialidad. Dios no aprueba el discriminar, por lo cual siquiera deberán hacerlo sus hijos.Yo me interpelo, y sin ninguna intención de ser un adalid de la jurisprudencia contemporánea porque no es ese mi rol, si todavía tendrán disculpa en alguna Biblia aquellas iglesias que, en ciertos países, tienen cultos para negros y blancos en diferentes horarios.En suma: lo correcto es que, – Ocupes el sitial que ocupes -, no te dejes influenciar por la situación social de una persona. Por el contrario, ofréceles tu acto sexual a todos sin hacer distinción de personas. Hay que cuidarse mucho de la diferencia existente entre el oportuno honor que merece una persona y el parcial y pecaminoso trato preferencial. Son cosas perfectamente distintas.El valía humano, si es que quieres verlo desde ese ángulo, no se puede igualar de ninguna modo con razas, riquezas, posiciones sociales o niveles educacionales. Todas las personas tienen importancia y contienen enorme valía en el orden de Dios.Considerar a una raza, camarilla o persona individual como menos importante que otro, es pecado, ya que todos sabemos (Y a quien no lo sepa ve y díselo), que Cristo murió por todos y por cada uno en particular. ¿O cuando hiciste la clásica “oración del pecador”, no aceptaste a Cristo como Salvador personal?Por tanto, al pie de la cruz todos somos iguales, tanto en nuestra dignidad (El Señor envió a su Hijo a sucumbir por cada uno de nosotros) como en nuestra condición de aceptar su don o regalo de salvación.Va a ser conveniente y muy necesario que aprendamos a respetar y a honrar a cada persona y a cada pueblo, sin tener en cuenta su color o como son. El Señor dijo y yo lo repito creyéndolo: …por cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis…Pudo Haberte Sucedido a TiUna vez escuché el posterior relato de ficción…o profético, vaya uno a memorizar. Un hombre muy escueto, un harapiento mendigo, se introdujo en una de nuestras iglesias, ubicada en una zona de familia muy poderosa de una gran ciudad.El templo aún estaba infructifero porque faltaba un tiempo para comenzar el culto del domingo por la mañana. Los que estaban preparando todo lo observaron con cierto rechazo, pero no le dijeron ausencia cuando el mendigo se sentó en una mullida butaca de la primera fila.Sin bloqueo, a medida que comenzó a entrar la familia, ujieres muy amables pero muy firmes, lo fueron “invitando” a trasladarse cerca de a espaldas, ya que le dijeron que esos bancos estaban reservados para esas personas que llegaban.Con una brillante sonrisa cristiana en los labios, los ujieres lo fueron haciendo moverse cerca de a espaldas una y otra vez. Jamás lo trataron mal, es cierto, pero finalmente, cuando el templo estaba repleto y el culto comenzó, el mendigo se encontró de pie y apretujado en contra de la puerta de ingreso.Como ya no veía ni oía ausencia, desilusionado y muy triste, salió del templo, cruzó la calle y fue a sentarse en un asiento de la plaza que había frente a la lujosa e imponente construcción. Puso sus manos en su rostro y comenzó a deplorar amargamente.Por eso no pudo ver que se le apareció el Señor a su banda, se sentó unido a él, puso una de sus manos en el hombro desaseado del mendigo y le preguntó: ¿Por qué lloras, hijo? – El mendigo, sin destapar sus luceros ni confesar a quien le hablaba, sencillamente respondió:Lloro porque en esa iglesia hermosa que está allí, donde la familia deje tan bonitas palabras y se audición tan bella música, desgraciadamente, yo no tengo área… El Señor lo miró con cierto dejo de tristeza y respondió: No te preocupes…Yo siquiera tengo área allí…El caso es que, en consecuencia con todo este relato, el verso 10 de nuestro texto nos dice (Y se lo dice, de paso, a todos los legalistas, obristas y ritualistas del planeta), que cuando violamos un punto de la ley, nos estamos convirtiendo en culpables de todos.Y aclara, por si a cierto le quedaran dudas,  que el mismo que escribió en las viejas tablas de Moisés “no cometerás adulterio”, igualmente escribió “no matarás”, y no cumplir uno de estos requisitos, si tú pretendes proceder por la ley, te hace culpable de los nueve restantes. Para los cristianos genuinos sería innecesario tener que aclarar esto, ya que nuestra vida de fe es fundamentada en la Gracia, que es confianza inmerecido por parte de Dios, y no en las leyes. Pero mucho me temo que cada día habrá que repetírselo a cierto.No Dudes: la Ley te MataSantiago enseña aquí que cometer un pecado, como matar o cometer abarraganamiento, es hacerse culpable de todos los demás pecados incluidos en la ley. El ve a la ley como expresión de la voluntad de Dios, que es un todo indivisible.Por eso es que sostiene que, violar cualquier aspecto de la ley equivale a rehuir toda la ley. Menospreciar la voluntad de Dios, tal cual esta se revela en la Ley, no representa sólo romper con una determinada regla, sino resistir contra el mismo Dios.¿Quieres un ejemplo? Hay congregaciones (Y hasta denominaciones) enteras, que prohíben estrictamente a sus mujeres el uso de pantalones adentro del templo. Lo hacen basándose en que la Biblia dice que la mujer no podrá usar ropa de hombre.En primer área, déjame recordarte que en los tiempos aquellos, los hombres usaban unas túnicas muy largas, muy similares a las faldas femeninas de hoy, que se recogían (ceñían) para caminar o para sentarse.Las mujeres, por su parte, usaban unas faldas más cortas, que por higiene femenina y igualmente por seguridad (Ya había maniáticos sueltos y violadores), se ataban a sus muslos quedando como hoy quedarían los conocidos pantalones “bermudas”.Entonces cerca de la pregunta: cuando la Biblia deje del no uso de ropa del sexo opuesto, ¿Está hablando de pantalones? Oh, religiosidad legalista. Y encima de todo eso, si quieres proceder por la ley, mujer, puedes hacerlo. Ve al templo con falda y que nadie te vea en pantalones.Pero ten cuidado, porque a Dios no le gusta para ausencia tu legalismo, pero si decides proceder por ello rechazando su simpatía, Él no sólo te lo acepta, sino que se lo toma muy en serio. Por lo tanto, cuando en las heladas noches de invierno, en la soledad de tu casa donde nadie te ve, te pones ese traje particular con pantalones, que es tan cálido, para irte a reposar, lo siento mucho: ¡¡¡¡Culpable!!!Todos estos utensilios nos arrojan una conclusión con respecto a nuestro estudio en este punto específico. Aquí, lo que te convierte en culpable, es transgredir leyes que Dios nunca te obligó a cumplir. Y, de paso, recusar su Gracia.Ritos, Símbolos y MitologíasFinalmente, nos encontramos con la última forma de expresión de la palabra que estamos estudiando: culpar. Y aunque no está escrita de ese modo, específicamente, a esa idea la encontramos en la primera carta de Pablo a los Corintios, en el situación de un contexto relacionado con lo que hemos hexaedro en tocar: La Cena del Señor.(1 Corintios 11: 23)= Porque yo recibí del Señor lo que igualmente os he enseñado: que el Señor Jesús, la sombra que fue entregado, tomó pan; (24) y habiendo hexaedro gracias, lo partió, y dijo: tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.(25) Asimismo tomó igualmente la copa, posteriormente de deber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi mortandad; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.(26) Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la asesinato del Señor anunciáis hasta que él venga.(27) De modo que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la mortandad del Señor.(28) Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.(29) Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, litigio come y bebe para sí.(30) Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.(31 Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; (32) mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.(33) Así que, hermanos míos, cuando os reunís a ingerir, esperaos unos a otros.(34) Si alguno tuviere penuria, coma en su casa, para que no os reunáis para litigio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.Esto que con el pasar de los tiempos hemos llamado Santa Cena o Mesa del Señor, (Depende la denominación) tiene una connotación total y absolutamente espiritual. No se puede en modo alguno vincularla con cuestiones literales o físicas porque incurriremos en ritualismos casi ocultistas.Una tía solía decirme, cuando yo era muy pequeño y a estas cosas sólo las entendía relacionándolas con curas, misas y estatuas, que no debía nunca dejar el pan con el corte cerca de debajo, porque era como dejar el cuerpo de Jesús boca debajo y, por esa causa, ¡¡“la virgen lloraba”!!MI clan no ha sido ni mejor ni peor que la tuya y la de tantos y tantos que leen estas cosas. Por tanto, si perfectamente no da para estar orgulloso, siquiera para defenestrar. Así que lo único que se me ocurre, hoy, cuando esa tía ya no está y nosotros mismos estamos en cosas tan distintas, es hacerme una pregunta:¿De donde habría sacado mi amada tía eso del pan patas para en lo alto y la virginal (Obvio; María) llorando por omisión de mi irresponsabilidad? ¡Pobre tía, que mambo religioso y doctrinal! Ella era de ir a ofrenda y todo eso, pero no tanto como para haberse vuelto loca o entrar en delirios místicos.Así que, luego de mucho pensar en esos saludos y evaluarlos con la serenidad de la paz, la misericordia y la comprensión, he llegado a una mínima conclusión: ella se lo había pabellón a otra persona, quizás a cierto con prestigio o posición como para creerlo sin dudar y enseñárselo a su sobrino, que venía a ser yo, precisa y casualmente.¿Quién podía deber sido el autor de tamaña enseñanza? ¿Un sacerdote católico? Me cuesta creerlo, pero me cuesta un poco menos al recapacitar que siendo un poco más extenso conocí a un curita muy bueno, muy “onda”, pero que estaba convencido de poco que ni te descripción: que el que se ponía a descifrar la Biblia por sí mismo, se volvía irremediablemente chiflado.No puedo memorizar de donde había sacado esto ese sacerdote, pero lo que sí sé es que no tenía ningún reparo en decirlo en voz ingreso en el altar y en enseñarlo a los que iban a las catequesis previas a la toma de su primera comunión. Claro; sabiendo esto, lo otro suena como posible, ¿No crees?Y que conste: esto que digo de ninguna modo hay que tomarlo como una crítica, una censura o un ataque al catolicismo romano, a su amado Papa ni a todo el Vaticano unido. Sería muy injusto e imprudente hacer eso. Pero yo en aquel tiempo me enteraba de la existencia de Dios allí, aprendía lo que aprendía por ellos y, lógicamente, igualmente supe de todo esto por familia que lo aprendió allí.De todos modos, mi propia transparencia contemporáneo me obliga a ser honesto y no apartarme de las cosas. Supe, igualmente, lo que era el pecado por ellos, aunque anduviera por las noches jóvenes, de juerga, mirando de tanto en tanto para en lo alto a ver si no caía un chispa para achicharrarme. Porque el “Dios castiga” era prioritario en toda esa enseñanza. Errar es humano. Pero atención: humano, no espiritual. ¿Se entiende?No voy a concluir con crítica, sino con advertencia. He sido durante muchos abriles avezado bíblico. He tenido por quince abriles un espacio radial de enseñanza bíblica. Prosigo hoy, desde mi Web, procurando suministrar con enseñanza a mis hermanos. Sólo una duda: ¿No habré enseñado yo mismo, alguna vez, alguna brutalidad mayúscula como la que te comenté? De sólo pensarlo, tiemblo…Al utilizar aquí la expresión de “por vosotros es partido”, se refiere tanto al papel de Jesús como víctima propiciatoria por nuestros pecados, como a aquel que desempeñó al tomar sobre sí nuestras penas y enfermedades.Y cuando añade que desea que hagamos eso mismo “en memoria de Él”, está haciendo un llamado a conservar vivos los propósitos y la vencimiento en la cruz. No se proxenetismo de una reactualización morbosa del Calvario, sino una forma de celebrar el triunfo de Cristo en la cruz.Ahora, si tú quieres incorporar a tu congregación unas formas rituales que le resulten gratas a la r parte de las personas, puedes cumplir con lo de la pequeña copa y el trozo de pan o galletas. Y si se te ocurre que debes hacerlo el primer domingo del mes, o el postrer, hazlo. No está escrito ni organizado así, pero mal no te va a hacer…En el verso 25 dice que tomó la copa “después de haber cenado”. Ellos no tomaban el caldo con la cena, evidentemente, sino posteriormente. Por eso en nuestros rituales al respecto servimos primeramente el pan y luego el caldo.Dice allí que con esto se sella el nuevo pacto. Y ese nuevo pacto es sellado por la mortandad de Jesús, un episodio que ya había sido profetizado por Jeremías en 31:31-34 de su compendio. Ese pacto, por otra parte, tenía un carácter y un contenido únicos, al afirmar el perdón de los pecados y escribir la ley de Dios en el corazón de los creyentes. El rancio sistema ritualista era reemplazado por el evangelio de Cristo, confirmado por su asesinato. ¿Y qué hicimos nosotros con esta muestra de ese nuevo pacto? Otro ritual. Porque hoy, mi amado hermano, no puedes negarme que la Santa Cena es a todas luces un ritual preestablecido que se practica en todas las iglesias evangélicas del planeta. Luego volveré sobre este tema, porque es otro de los que preocupan y mucho a los salidos de Babilonia.El párrafo que nos interesa esencialmente para esta parte de nuestro trabajo, es el que dice que quien come y bebe indignamente este pan y esta copa del Señor, será culpado del cuerpo y la mortandad. Eso le otorga a esta palabra y en este contexto, una calidad de omisión sagrada.Esto es todo lo que la Biblia nos muestra con respecto a esta palabra que tanto pesa en tanta familia que se encuentra, por dispar motivos, fuera de los templos. Será interesante, entonces, a la luz de lo escrito y instruido, ver hasta qué punto ese sentimiento puede tener algún disculpa seguro.Lee, Comprueba y ApruebaTrasgresión en contra de utensilios sagrados: ¿Alguien puede decirte que al dejarse llevar una congregación, tú cometes una trasgresión en contra de utensilios sagrados que en ella puedan existir?No lo creo, ya que en nuestras iglesias, lo único noble que hay, (O al menos, es lo único que debería deber); es la presencia del Espíritu Santo en medio de la celebración de los cultos de adoración al Señor. Y la modo más usual de blasfemar en contra del Espíritu Santo, es fallar que poco que emana de Él es de Satanás. ¿Nunca lo oíste en tu iglesia? En la que era la mía, yo sí lo oí. ¡Ohh!Por lo tanto, en este punto ningún hombre o mujer que se aleje de una congregación se convierte en culpable de ausencia, ya que al no existir utensilios sagrados, no hay delito alguno en contra de lo que no existe. Y si cierto entendiera que existen, otorgándole al templo y a sus utensilios materiales ese carácter, ese es un error tremendo de esas personas que no les otorga derecho a culpar a nadie de ausencia al respecto.Si ofendes o hieres de palabra a personas creyentes: Tú te vas un día de una congregación sin pelearte con nadie, sin atacar al pastor, sin sentarte en la banqueta de enfrente a gritarle a cada uno de los que salen del templo que son unos hipócritas o sepulcros blanqueados, ¿Tú crees ser culpable de ofender o herir a cierto?En ilimitado. Tú te has ido con la r de las humildades, en cumplidor orden y sin ventear tus problemas con el resto de la familia para evitar divisiones, escisiones o problemas en los que tú no debes ser ni eres responsable. Te has ido por una razón específica que tiene que ver con el Señor y tú.¿Eres culpable en este punto? No. Entonces no puedes permitirte caer en las trampas del enemigo que hará lo inalcanzable por infiltrarte omisión en tu mente, ya que esa es una forma más de cargo que él esgrime.Sólo un detalle: si te has ido porque te has peleado con media iglesia, has aferrado de la corbata al pastor y le has presionado el nudo hasta verle sacar la unión, entonces las cosas ya son un poco distintas. Hay cierto que, con razón o sin ella, ha resultado ofendido o herido. Y tú podrías ser hallado culpable de este delito por un comisión de lo más imparcial.Un deudor íntegro: El punto a analizar es si estás en deuda, de alguna forma, con la familia de esa congregación de la cual has saliente, con sus líderes, con su pastor o con quien sea que se congregue allí.Si has pedido préstamos a la mutual de la iglesia y no lo has cancelado. Si le has pedido monises u otro pájaro prestado a hermanos y no los has devuelto, si tienes alguna clase de deuda material o íntegro con al menos uno de ellos, puedes ser antitético culpable.Pero si te has ido sin deberle ausencia a nadie, sin defraudar ni engañar a nadie, frontalmente pero sin originar ninguna clase de escándalo, nadie va a poderte exponer de ser un deudor íntegro. Por tanto, no podrás permitir ningún sentimiento de omisión y vas a sacártelo de tu mente reprendiendo a todos los demonios que insistan en hacer lo contrario.Si no le has faltado el respeto al pastor, ni a su esposa, ni a sus hijos, ni a los líderes ministeriales con todas sus familias incluidas, ni a cada uno de los hermanos miembros, ni has causado problemas en sus casas o en sus familias o matrimonios, eres desenvuelto de omisión y cargo.

Transgredir leyes que Dios nunca te obligó a cumplir: Esta es la pulvínulo de una de las más frecuentes causas de supuestas trasgresiones o disciplinas. Porque usas pantalones y eres mujer, porque te pintas, porque predicas un evangelio bíblico en área del que manda predicar esa denominación. Todas esas, son culpabilidades por transgresiones.Pero sucede que ninguna de esas leyes que llevan a transgredir, han sido ordenadas por Dios. Todas ellas tienen origen en los hombres mismos, que con sus manías de ordenarlo y esquematizarlo todo, elaboran pautas, reglamentos, disposiciones y decretos que luego ni ellos mismos cumplen.Si has sido trasgresor a alguna de estas formas de leyes, quédate tranquilo. Seguirás en estado de culpabilidad para esa iglesia, pero eres desenvuelto e inocente delante de Dios. Y quien da o no da perpetuación, no es el pastor; es Dios. Por tanto, no puedes ni siquiera permitirte cotejar un segundo de omisión por esta causa o similares.Culpa sagrada: Esto, que no parecería tener una traducción al gachupin cardinal coherente, es sin bloqueo, el epicentro de una de las culpas más frecuentes internamente del entorno nominativo o pseudo cristiano.Las culpas sagradas se endilgan a personas que, a litigio de otras personas a las que nadie ha designado como jueces ni censores, pero que por alguna razón desconocida o conocida, se arrogan esa función a sí mismos, han trasgredido leyes que tienen que ver con cosas muy complicadas de demostrar.Por ejemplo, conozco casos en los que se ha pronunciado y hasta llegado a disciplinar a cierto, en una congregación, sencillamente porque el pastor desde el púlpito, y un par de hermanos más como respaldo, lo han pronunciado de crear “mal clima espiritual” en las reuniones o cultos.Conozco poco de refriega espiritual y otro poco de demonología, lo cual no me convierte en experimentado ni mucho men os, pero es suficiente para confirmar que, efectivamente, la transmisión espiritual, tanto buena como mala, es posible. Pero eso no justifica una caza de brujas y, mucho menos, la degradación de cierto que no cae simpático a la presidencia eclesiástica váyase a memorizar por que razones que, seguramente, de espirituales no tienen ausencia.Por lo tanto, si tú eres un creyente (A mí me podrías engañar, a los hermanos de la iglesia igualmente, pero a Dios no, y por ello te lo reconvengo delante del Señor) que no tiene perturbaciones, opresiones, tormentos ni posesiones satánicas, puedes irte con tranquilidad de tu congregación, si eso es lo que quieres hacer, y nadie te culpará de ausencia. Y si lo hacen, allá ellos. Dios sabe.Recuerdo que una sombra, en una congregación a la que había sido invitado a predicar, ni perfectamente comencé a cuchichear, se manifestó una chavea de no más de vigésimo abriles de antigüedad. Cayó al suelo dando brincos y retorciéndose como si fuera una serpiente mientras emitía sonidos guturales con una voz estremecedoramente masculina.De inicio yo no suspendí el mensaje. No estaba dispuesto a permitir que el diablo y sus demonios le robaran la congratulación de la palabra a los presentes. Sin bloqueo, al no moverse nadie para hacer poco, a los pocos minutos comenzaron a manifestarse otras personas en distintos lugares del templo.Alí sí, suspendí mi monólogo y, dirigiéndome a la primera endemoniada, en altavoz pero sin gritos destemplados, le ordené en el nombre de Jesucristo al demonio que se sujetara a su señorío. Inmediatamente ella se tranquilizó y quedó como adormilada. ¡Y todos los demás hicieron lo mismo!Eso no fue una libramiento ni mucho menos, pero sí el desempeñar la autoridad que todos los creyentes tenemos, que nos enseña que cuando un hijo de Dios está en un área, los demonios no pueden manifestarse si se les ordena sujetarse a Cristo.Esto es todo. No es necesario que prolonguemos más el capítulo. No es bueno escribir por escribir. Me extiendo cuando lo necesito para que aportando la máxima claridad, tú puedas entenderme debidamente y no corras el peligro de descifrar mal, entender mal y, por consecuencia, yo siquiera corra el peligro de que tú me ataques con virulencia por cuestionarme poco que no dije como creías que lo dije.Borrando Nuestra ProgramaciónCreo que la conclusión, como decimos por esta región del planeta, “se cae de madura”, en referencia a las frutas que no pueden ser arrancadas verdes de su árbol, pero que cuando maduran y es su tiempo, se caen solas.Así salta a la presencia esta conclusión. Que ni siquiera tendrá nuevos o más profundos estudio porque son sencillamente innecesarios. Si estás en oración respecto a tu iglesia, y un día el Señor te muestra con total claridad que debes irte de allí, puedes hacerlo con tranquilidad. No eres culpable de ausencia.¡Pero hermano! ¿Y el congregarse? No me gusta repetir las cosas. Deja que a eso lo haga inconscientemente cuando cumpla muchos abriles más y esté en realidad rancio. Por ahora, que tan pronto como estoy antiguo, con una vez es suficiente. Y sobre congregarse o no congregarse, ya hablé lo que debía cuchichear en mi segundo compendio: “Ya Salí de Babilonia; ¿Y ahora?” Busca el capítulo décimo.La omisión o el sentimiento de omisión que suele invadir a quienes abandonan una congregación en la cual quizás han estado por muchos abriles, no tiene ausencia que ver con cuestiones espirituales. Tiene que ver con cuestiones de manipulación de emociones. Entiéndelo: tú no sientes eso; cierto te lo ha hecho apreciar, que no es lo mismo.Porque con los abriles, y sin darnos cuenta en ilimitado, hemos sido prácticamente “programados” desde los púlpitos. Se nos han arrojado mandatos similares a los que cuando niños, nos arrojaron nuestros padres. Y no se necesita ser graduado en ausencia para darte cuenta que esos mandatos, cuando eres adulto, es más lo que te molestan que lo que te ayudan. Esto es igual.Se te ha programado en tu mente tal compromiso con la estructura eclesiástica a la que perteneces “oficialmente”, que si un día tienes que salir porque Dios así te lo ordena, te agarra violentamente la omisión por lo que, crees por tu programación, es una “traición” a tus hermanos.No creo que deba explayarme mucho más para que te quede perfectamente claro que esa omisión no existe en modo alguno. Que no hay un punto en el que la Biblia deje traslucir poco así. Que todo se limita a manipulaciones emocionales de hombres muy duchos en ello y, obviamente, en la válido colaboración del Gran Acusador de los Hermanos. No lo menciono para no promocionarlo, tú sabes quien es…Si has saliente de tu asfixiante y corrupta Babilonia personal, deja ya de darle de ingerir a ese sentimiento. Repréndelo en el nombre de Jesús (Llámalo “espíritu de culpa”, él sabrá que le estás hablando a él) y sácalo a puntapiés (Para mis paisanos argentinos, “a patadas”) de tu mente.Y luego sí, prepárate para disfrutar del r hacienda que un cristiano, creyente verdadero en Jesucristo, puede encontrar fuera de los templos: la desenvolvimiento. Esa incomparable sensación que de ninguna modo te otorga permiso para proceder como se te da la deseo, sino que solamente te permite subordinarse del único que debes subordinarse.Y no estoy hablando de una desenvolvimiento que tenga que ver con el Señor y sus santas disposiciones. Estoy hablando de esa opresión que por muchos abriles has experimentado cada vez que debías hacer o no hacer poco en contra de tu apreciar o tu voluntad simplemente porque cierto con poder te lo ordenaba.Porque aunque no lo puedas entender si todavía estás internamente, lo primero, estrictamente lo primero que experimentas en el minuto posterior de deber saliente de Babilonia, es desenvolvimiento. Una total, auténtica, serena, cálida y finalmente gozosa desenvolvimiento. ¿Puede ser? I do not know. Sígueme y saco tus propias conclusiones…
two
Libertad…Libertad…¡Libertad!

Un mes y algunos días posteriormente de lo que fuera nuestro postrer culto clerical en la que por entonces era la congregación a la cual asistíamos desde hacía quince abriles, me encontré en la calle con un hermano con el que tenía muy buena relación.No lo había pasado antiguamente, de hecho, ni siquiera me había llamado por teléfono o buscado otra forma de comunicación para memorizar como estaba. Yo tenía perfectamente claro que él no tenía ninguna deseo de dialogar conmigo porque eso, quizás, podría traerle problemas en la iglesia.Pero allí estábamos. La calle es la calle y, cuando caminas por una banqueta y giras en una vértice, puedes darte de cara con cualquier desconocido o conocido. Así suelen ambientar sus dibujos los humoristas cuando pintan la terreno del mangante de máscara que aplazamiento agazapado a la revés de una vértice oscura.Pero esta vez no había mangante, deslumbrante señorita, ni tendero de pororó. Casi nos dimos de arrojo con el hermano en cuestión y, superado un instante de sorpresa y confusión, (Por su parte, a mí no me afectó para ausencia, gracias a Dios) nos saludamos como si nos hubiéramos pasado ayer.¿Cómo estás? Me preguntó sin mucha convicción. No sé que respuesta esperaba, si es que esperaba alguna. Lo más natural, quizás, hubiera sido que yo bajara mi rostro y le confesara que me sentía horrible y que necesitaba que cierto fuera a pedirle al pastor que nos recibiera de retorno.Pero en la vida cristiana, la método no siempre es el popular denominador, ya que la método emana de nuestra mente, nuestra mente está comandada por nuestra alma y, para tener una vida de fe victoriosa, todos sabemos que no podemos proceder por nuestras almas o cuerpos, sino por nuestro espíritu.Así que no le di la respuesta que inconscientemente, quizás mi hermano esperaba oír. En sinceridad, no supe que cosa iba a responderle hasta el momento mismo en que me lo preguntó. ¿Cómo estaba yo? ¿Cómo estaba toda mi clan, a un mes de no asistir al templo?¡Muy perfectamente!, le dije con convicción y sin exagerar ni exagerar la expresión. Y añadí antiguamente siquiera de pensarlo: “¡Gozando de nuestra libertad!”. Su expresión me hizo pensar que no me creía o perfectamente suponía que estaba alardeando o que me había vuelto decididamente chiflado.¿Libertad? ¿Cómo se te Ocurre?“Ah, sí..?”, fue lo único que pudo proponer el escueto hombre. Y luego, tanto como para no cortar la conversación, me tiró: “¿Libertad? ¿Qué clase de libertad?” – Yo pensé que esa era una muy buena pregunta, ya que no sólo me obligaba a analizar lo que yo mismo había dicho sin pensarlo y comprobar, si por alguna casualidad, no me había confundido de terminología.¿Sabes?, le respondí. El domingo pasado, fui con mi esposa a ver a algunos de nuestros familiares. ¡No sé cuanto tiempo hace que no cenábamos un domingo con ellos! Fue muy particular. Y este postrer domingo, puede asistir con mi hijo beocio al placer de fútbol de su equipo privilegiado. ¿Me creerás si te digo que es la primera salida no eclesiástica, juntos, que hago con él?No me entendió. Se lo noté en el rostro, en la examen, en el cara casi imperceptible de estar pensando: ¡Qué mundano! ¡Y eso que no le llegué a cuchichear de la tarde que pasamos en el parque, tomando sol y compartiendo los clásicos mates argentinos con mi esposa! ¡Ni la otra tarde que disfrutamos recorriendo una gran soportal comercial de mi ciudad que ni siquiera conocíamos!Creo que si le hubiera dicho igualmente estas cosas, sencillamente me hubiera mirado como se mira a una barata incrédula, atea, impía y pecadora y me hubiera metido en el saquillo de la camisa un tratadito de esos que les damos a los inconversos para que se atrevan a saludar la iglesia a ver si allí, con un poco de suerte y rumbo a confianza, se convierten.Allí fue, en ese sencillo y casual acercamiento callejero, donde por primera vez tomé conciencia del significado positivo, específico, concreto y cristiano de la palabra Libertad. Y me dije para mi mismo: ¡Sí Señor, te entiendo!; este es el punto de partida para poder entrar al conocimiento de la Verdad. ¿Cómo no lo vi antiguamente?Es un asunto muy grande entender el por qué no pude verlo antiguamente. Y me prometí que, si algún día escribía poco al respecto, ese asunto de la desenvolvimiento iba a tener un espacio adecuado. Sobre todo, para que muchos que todavía están convencidos que, entre los creyentes, desenvolvimiento es igual de rebeldía o vicio.El Valor de Esa IntimidadEse momento ha llegado. No recibí dirección del Señor para escribir ausencia de ese tema en el primer compendio. Tampoco cuando encaré la elaboración del segundo. Pero lo tuve muy claro, tremendamente claro en certeza y dirección cuando mi Padre encendió la luz verde para este.Así que este capítulo estará dedicado a La Libertad, pero no como poco filosófico, aunque lo incluya, ni siquiera como una sensación humana, aunque la incluya, o de poco teológico, aunque lo incluya. Quiero cuchichear de la única desenvolvimiento posible en el creyente: la que otorga el conocimiento de la verdad.Porque la Palabra dice, (Y aquí no es necesario poner versículo y capítulo porque todo el planeta cristiano sabe de lo que hablo), que lo único que en realidad puede hacerte desenvuelto, es el conocimientode la Verdad. ¡Pobre familia la que creyó que conocimiento significaba seminarios, institutos, materias y profesores! Se hizo esclava de su mente.Y escueto familia, igualmente, la que tomó con demasiada irreflexión el versículo y dio por descontado que esa desenvolvimiento se conseguía solamente con la Verdad. Porque no es eso lo que dice, sino que el conocimiento de la Verdad es el que te libera.Y conocer, tú ya lo sabes, bíblicamente, es igual de intimidad. Y la Verdad, no es una doctrina singular, aunque la incluya, ni una forma de fe, aunque la incluya. Cristo dijo que ÉL era el Camino, la Verdad y la Vida. ¿Lo estás entendiendo?Por tanto, lo único que te hace desenvuelto, es tu intimidad con Cristo. Simplemente cuando sabes, que sabes, que sabes. Y que eso que sabes no se lo puedes explicar a nadie que no lo sepa, porque no sólo no va a entenderte, sino que por otra parte no va a creerte y, peor, va a enfurruñarse mucho contigo.Pero, atención: eso no te hace mejor que nadie; eso no te hace un ser particular, fuera de serie o privilegiado. Muy por el contrario, el conocimiento de la Verdad, te otorga un jerarquía de responsabilidad muy superior a la que pueden tener aquellos que aún no accedieron allí.Pero, a cambio, tienes a tu confianza que ese conocimiento te brinda una certeza tal que le pierdes el miedo a cualquier hombre de las organizaciones religiosas existentes, sea cual fuere su cargo, su posición o su influencia. Y si aún estás en una de ellas, sabes que no es poca cosa, eso.Entonces, para la familia, pasas a ser muy robusto. Pero en sinceridad no es tanta tu valentía, sino que tu seguridad obra en ti un reaseguro que te permite transcurrir y ser protagonista por caminos directos y concretos, mientras que la ría desanda rutas intrincadas entre lo quimérico y lo utópico.Y te podría proponer que con esto alcanza y sobra. Que tener esa seguro en tu interior ya es un pájaro optimista para sentirte absolutamente desenvuelto y que no necesitas más. Que de allí en más sólo harás la voluntad de tu Padre celestial, coincida o no con la de los líderes evangélicos.Eso mismo, para una enorme franja socio-religiosa entorno, es rebeldía; para otra no menos importante, irresponsabilidad; para otra poco beocio, valentía e inconsciencia, y para una muy pequeña, demasiado pequeña, identificación, a partir de lo que el Espíritu Santo les dice a ellos mismos la misma cosa que te está diciendo a ti. Son los otros libres.¿Para que seguir, entonces? Si con lo dicho, el concepto más claro de la clase de desenvolvimiento de la que te estoy hablando, ha quedado plasmado. Sin bloqueo continuaré con otros estudio, porque siempre habrá UNO que necesita ESO para poder aceptar, creer y cambiar. Y yo no olvido que, por UN alma, hay fiesta de ángeles en los cielos.Visión Desde la FilosofíaEn principio, vamos a descifrar consideraciones respecto a la desenvolvimiento realizadas por Hannah Arendt, una filósofa que es autora de libros considerados “imprescindibles”, como lo es “Los Orígenes del Totalitarismo”.Este es un trabajo que quienes poseemos deje hispana podemos disfrutar merced a la traducción de Mara Kolesas, mientras que la revisión normal del artículo ha sido responsabilidad de Claudia Hilb. Se titula ¿Que es la Libertad” y dice lo que sigue.“Las fuertes tendencias antipolíticas de la temprana cristiandad son tan familiares que la idea de que un pensador cristiano haya sido el primero en formular las implicaciones políticas de la antigua noción política de la libertad, nos parece casi paradójica.La única explicación que viene a la mente, es que Agustín era romano tanto como cristiano, y que en esta parte de su trabajo formuló la experiencia política central de la Antigüedad romana, que era que, la libertad como comienzo deviene manifiesta en el acto de fundación.Pero estoy convencida de que esta impresión se modificaría considerablemente si lo dicho por Jesús de Nazareth fuera tomado más seriamente en sus implicaciones filosóficas. Encontramos en estas partes del Nuevo Testamento una extraordinaria comprensión de la libertad, y particularmente del poder inherente a la libertad humana; pero la capacidad humana que corresponde a este poder, que —en palabras del Evangelio— es capaz de remover montañas, no es la voluntad sino la fe.Obvio: no podemos pretender que una filósofa encuentre el verdadero significado que Jesús le otorga a la libertad y el tipo de libertad del cual Él habla. Sin embargo, por tratarse de alguien que escribe en base a ciertos principios y reglas, su conclusión no es descabelladaAlterando el Orden Natural El ejercicio de la fe, en realidad su producto, es lo que el Evangelio llama “milagros”, una palabra con diversos significados en el Nuevo Testamento, y por lo tanto difícil de comprender. Podemos soslayar aquí las dificultades y referimos sólo a aquellos pasajes donde los milagros son claramente, no eventos sobrenaturales, sino sólo lo que todos los milagros, aquellos protagonizados ya sea por hombres o por agentes divinos, deben ser siempre interrupciones de alguna serie natural de eventos, o de algún proceso inconsciente, en cuyo contexto se constituyen como lo totalmente inesperado.No hay duda de que la vida humana, situada en la Tierra, está rodeada de procesos automáticos —por los procesos naturales de la Tierra, que a su vez, están rodeados de procesos cósmicos, y hasta nosotros mismos somos conducidos por fuerzas similares en tanto somos igualmente parte de la naturaleza orgánica.Esto igualmente es asaz inteligente. Ella, sin conocer su contenido espiritual, ha llegado a una conclusión que muchos teólogos ya han comentado: si el prodigio es una cambio del orden natural de las cosas, es más que natural que Dios es un ser “sobrenatural” y, para Él, un prodigio será un hecho diario y “normal” internamente de su esencia.Más aún, nuestra vida política, a pesar de ser el reino de la entusiasmo, igualmente se ubica en el seno de procesos que llamamos históricos y que tienden a convertirse en procesos tan automáticos o naturales como los procesos cósmicos, a pesar de deber sido iniciados por los hombresLa verdad es que el automatismo es inherente a todos los procesos, más allá de su origen; ésta es la razón por la cual ningún acto singular, ningún evento singular, puede en algún momento y de una vez para siempre, liberar y rescatar al hombre, o a una nación, o a la humanidad.Está en la naturaleza de los procesos automáticos a los que está sujeto el hombre, pero en y contra los cuales puede ratificarse a través de la entusiasmo, el que estos procesos sólo pueden significar la ruina para la vida humana. Una vez que los procesos producidos por el hombre, los procesos históricos, se han tornado automáticos, se vuelven no menos fatales que el proceso de la vida natural que conduce a nuestro organismo y que, en sus propios términos, esto es, biológicamente, va del ser al no- ser, desde el salida a la asesinato.Lo que esta filósofa determina como “automatismo”, es en sinceridad una suma de hechos de los cuales el hombre termina siendo responsable a partir de sus propias conductas. Esto no aporta demasiado a nuestro tema, pero lo he dejado por respeto al texto total del artículo tomado.Respecto al Don Supremo Las ciencias históricas conocen muy perfectamente esos casos de civilizaciones petrificadas y desesperanzadamente en ángulo, donde la perdición parece predestinada como una condición biológica; y puesto que tales procesos históricos de estancamiento pueden perdurar y arrastrarse por siglos, éstos llegan incluso a vivir remotamente el espacio más amplio en la historia documentada; los períodos de desenvolvimiento han sido siempre relativamente cortos en la historia de la humanidad.Lo que usualmente permanece inmaculado en las épocas de petrificación y ruina predestinada es la cátedra de la desenvolvimiento en sí misma, la pura capacidad de comenzar, que anima a inspira todas las actividades humanas y constituye la fuente oculta de la producción de todas las cosas grandes y bellas.Pero mientras este origen, permanece oculto, la desenvolvimiento no es una sinceridad terrenalmente tangible, esto es, no es política. Es porque el origen de la desenvolvimiento permanece presente aun cuando la vida política se ha petrificado y la entusiasmo política se ha hecho impotente para interrumpir estos procesos automáticos, que la desenvolvimiento puede ser tan fácilmente confundida con un engendro esencialmente no político; en dichas circunstancias, la desenvolvimiento no es experimentada como un modo de ser con su propia virtud y virtuosidad, sino como un don supremo que sólo el hombre, entre todas las criaturas de la Tierra, parece deber recibido, del cual podemos encontrar rastros y señales en casi todas sus actividades, pero que, sin bloqueo, se desarrolla plenamente sólo cuando la entusiasmo ha creado su propio espacio mundano, donde puede por así proponer, salir de su refugio y hacer su aparición.Te ruego que dejes de banda tu religiosidad método, si eres un cristiano que se congrega asiduamente, y tengas en cuenta que esta mujer probablemente no conoce ausencia de lo que tú conoces. Sin bloqueo, llega a una conclusión más que interesante: que la desenvolvimiento, es un don supremo. Independientemente, claro está, de lo que ella pueda considerar como “supremo”. Ese es otro asunto.Cada acto, pasado no desde la perspectiva de la familia sino del proceso en cuyo entramado ocurre y cuyo automatismo interrumpe, es un “milagro”, esto es, poco inesperado. Si es verdad que la entusiasmo y el comenzar son esencialmente lo mismo, se sigue que una capacidad para realizar milagros debe estar asimismo internamente del rango de las facultades humanas.Aquí quiero hacer otro pequeño paréntesis porque, curiosamente, esta definición tiene total coherencia con lo que ha dicho Watchman Nee en su trabajo “El Poder Oculto del Alma”, que está en nuestra Web en la ventana de “Palabra Confirmada”.Aunque a la Ciencia no le Agrade… Esto suena más extraño de lo que en sinceridad es. Está en la naturaleza de cada nuevo aparición el irrumpir en el mundo como una “infinita improbabilidad”, pero es precisamente esto “infinitamente improbable” lo que en sinceridad constituye el tejido de todo lo que llamamos positivo. Después de todo, nuestra existencia descansa, por así proponer, en una prisión de milagros, el entrar a existir de la Tierra, el crecimiento de la vida orgánica en ella, la crecimiento de la humanidad a partir de las especies animales.Desde el punto de presencia de los procesos en el Universo y en la Naturaleza, y sus probabilidades estadísticamente abrumadoras, la aparición de la existencia de la Tierra a partir de los procesos cósmicos, la formación de la vida orgánica a partir de los procesos inorgánicos, la crecimiento del hombre, finalmente, a partir de los procesos de la vida orgánica, son todas “infinitas improbabilidades”, son “milagros” en el lengua diario. Es oportuno a este componente milagroso presente en la sinceridad que los eventos, sin importar cuan anticipados estén en el miedo o la esperanza, nos impactan con un shock de sorpresa una vez que han sucedido.El impacto de un acontecimiento no es nunca completamente explicable, su cátedra trasciende en principio toda anticipación. La experiencia que nos dice que los acontecimientos son milagros no es ni arbitraria ni sofisticada es, por el contrario, de lo más natural, en sinceridad, en la vida cotidiana, es casi un área popular. Sin esta experiencia corriente, la parte asignada por la religión a los milagros sobrenaturales sería poco menos que incomprensible.Aquí Hannah llega a la misma conclusión que llegamos nosotros anteriormente. Ella lo hace por otros caminos, lógicamente, ya que no conoce ni le interesa conocer nuestros rudimentos. Pero lo importante es que llega a entender que un prodigio es una suma de sucesos que están fuera del manejo del hombre, y con eso ya alcanza para aceptar nuestra trascendencia, poco que la ciencia no siempre ha pasado con buenos luceros.He preferido el ejemplo de los procesos naturales que son interrumpidos por el entronización de una “infinita improbabilidad” con el propósito de ilustrar que lo que llamamos positivo en la experiencia ordinaria ha en normal adquirido su existencia a través de coincidencias más extrañas que la ficción.Por supuesto que este ejemplo tiene sus limitaciones y no puede ser constante sin más al dominio de los asuntos humanos. Sería pura superstición esperar milagros, “infinitas improbabilidades”, en el contexto de procesos automáticos ya sean históricos o políticos, aunque siquiera esto puede ser nunca completamente excluido.La historia, en competición a la naturaleza, está llena de acontecimientos; aquí el prodigio del casualidad y de la “infinita improbabilidad” ocurre tan frecuentemente que incluso parece completamente extraño el hecho de cuchichear de milagros. Pero la razón de esta frecuencia es meramente que los procesos históricos son creados y constantemente interrumpidos por la iniciativa humana, por el initium que el hombre es, en tanto es un ser que actúa. De aquí que no sea en lo más insignificante supersticioso, es más perfectamente un precepto del realismo apañarse lo imprevisible y lo impredecible, el estar preparado para el esperar “milagros” en la esfera política.Esta es una forma muy elegante de aceptar nuestras creencias y convicciones sin trasuntar décimo personal. La familia con repercusión social suele hacerlo para cumplir con su propia creencia y, de paso, no convenir expuestos a lo que se considera como “ridícula” fe en un Dios invisible.Lo Ridículo de la Incredulidad Y cuanto más esté desequilibrada la romana en confianza del desastre, tanto más milagroso aparecerá el acto realizado en desenvolvimiento; porque es el desastre y no su salvación, lo que siempre ocurre automáticamente y que por lo tanto siempre debe aparecer como irresistible.Objetivamente, esto es, pasado desde fuera y sin tener en cuenta que el hombre es un inicio y un iniciador, la posibilidad de que el futuro sea igual al pasado es siempre abrumadora. No tan abrumadora, por cierto, pero casi, como lo era la posibilidad de que ninguna tierra surgiera nunca de los sucesos cósmicos, de que ninguna vida se desarrollara a partir de los procesos inorgánicos y de que ningún hombre emergiera a partir de la crecimiento de la vida animal.La diferencia decisiva entre las “infinitas improbabilidades”, sobre la cual descansa la sinceridad de nuestra vida en la Tierra, y el carácter milagroso inherente a esos eventos que establece la sinceridad histórica es que, en el dominio de los asuntos humanos, conocemos al autor de los “milagros”. Son los hombres quienes los protagonizan, los hombres quienes por deber recibido el doble don de la desenvolvimiento y la entusiasmo pueden establecer una sinceridad propia.Es obvio que podrá resultarte al menos muy discutible esta óptica respecto a la desenvolvimiento, pero es una posición considerada “seria” y muy tenida en cuenta por las diferentes escalas sociales de la humanidad. La he publicado, con las reservas del caso, pues tengo la intención, más delante, que tú mismo puedas establecer las diferencias notorias de proceder EN Cristo a proceder fuera de Dios.
No podemos cometer el error,  – Ten esto muy en cuenta -, que el mundo secular ha cometido desde siempre: burlarse de lo que piensan los demás o descalificarlo tozudamente. Estando perfectamente plantados sobre nuestros pies de creyentes firmes, sólidos y maduros, podemos cumplimentar el consejo de Pablo: examinarlo todo y rescatar lo bueno.Es cierto que en este intrincado trabajo, que por su esencia filosófica quizás abusa de los sofismos y parecería no arribar a ausencia concreto, hay un par de puntos claros que demuestran una evidencia que ya nadie puede desmentir: el hombre alberga en su corazón la certeza de la existencia de cierto espiritualmente superior a él. Después, si quiere aceptarlo o no, es intrepidez propia de su desenvuelto gusto.Lo que quiero significar con esto es que, en la casa de cada hombre o mujer del planeta, suena el timbre de su puerta de calle. (Ya no se golpean más con los nudillos, como pareciera entenderse en el texto bíblico) Si abres esa puerta o no, es intrepidez tuya.Esto por un banda. Por el otro, encontré otro trabajo secular sobre la desenvolvimiento, realizado en pulvínulo a preguntas clásicas, que nos dará pie a aportar en cada caso nuestra posición sustentada por el evangelio.Y lo quiero hacer para no encerrarnos dogmáticamente en nuestras creencias sin la beocio transigencia para – Al menos – observar lo que se mueve en nuestro derredor. Este trabajo no tiene autor conocido y expresa lo posterior:Libertad es una palabra que nos gusta oír. Somos partidarios de la desenvolvimiento. Pero al mismo tiempo poco nos hace pensar que hay matices y aspectos menos claros. Por ejemplo, la desenvolvimiento de un desfavorable es una desenvolvimiento malvada, mal empleada. Comencemos, pues, a teñir.

A. ¿Quién es más desenvuelto?
B. Aclarando lo que la desenvolvimiento no es.
C. ¿Qué es y cómo crece la desenvolvimiento

A. ¿QUIEN ES MÁS LIBRE?1. ¿Es más desenvuelto el que siempre sigue sus caprichos? Más perfectamente es encadenado de sus apetencias. Así lo reconocía una chavea que afirmaba: “Me gusta sacrificarme de vez en cuando, pues esto me hace sentirme libre”.Esta es, precisamente, la desenvolvimiento que critica la iglesia cuando cierto la menciona como un don del Señor que no podemos despreciar. Eso demuestra que son muchos los hermanos que no entendieron su cierto significado.2. ¿Un heroína salvaje es desenvuelto? Ningún animal es desenvuelto. Un heroína salvaje parece solazarse de desenvolvimiento de movimientos, pero los instintos le dirigen inevitablemente. Sólo los seres inteligentes son libres.Esta definición igualmente está muy buena, porque hace una diferencia notoria que los hombres no siempre estamos en condiciones de hacer: la diferencia entre las libertades animales a las humanas. Y en lo único que el ser humano se muestra “animal” es cuando se deja soportar por su alma, (espíritu) y no vive por su espíritu.3. ¿Es más desenvuelto quien cambia de criterios según el entorno? Más perfectamente es encadenado del entorno, como una veleta no se mueve por sí misma sino al dictado del rumbo. Otra cosa diferente es la persona que sin ofender a sus ideales sabe manejarse con flexibilidad.Echa un vistazo a nuestros conocidos ambientes eclesiásticos. ¿La familia que se reúne en los templos, se comporta tal cual es, por sí misma, o conforme a lo que se aplazamiento de ella en esos lugares? No pienses más; ya tienes la respuesta y lo sabes. ¿Libertad?4. ¿Quién no decide es más desenvuelto? Es más indeciso. Aparenta más desenvolvimiento porque tiene más opciones donde escoger al no haberse comprometido con ninguna. Pero en sinceridad no se es más desenvuelto por el número de opciones sino por memorizar descubrir y designar las correctas.El recién nacido y el animal salvaje tienen muchas posibilidades, pero no son libres. Quien nunca decide deteriora su desenvolvimiento pues en ocasiones futuras le será más difícil escoger. Por otro banda, mientras no se decida está eligiendo no proceder y su pasividad le domina.Míralo desde este ángulo: de Cero a Cuatro abriles, el gurí depende de su madre, tanto en su comida como en el resto de su atención. Luego, si es macho, pasará a subordinarse de su padre que deseará enseñarle como deben comportarse los hombrecitos…Más tarde, irá a las escuelas de enseñanza primaria y secundaria. Allí quienes tendrán el mando serán maestros, profesores, celadores y preceptores. Si a eso le sumas un servicio de tipo marcial, deberás sumarle que allí los que mandan son los oficiales con jerarquía y rango para ello.Esa es, a grandes rasgos, la vida de un humano en el situación de países medianamente previsibles. Si a todo esto le añades que esa persona va a una iglesia y que en ella el que manda es el pastor y sus ayudantes, ya tienes el panorama de las libertades humanas perfectamente completo.
Es estrafalario, pero en países donde cuesta mucho hacer funcionar los sistemas democráticos, la familia se queja del autoritarismo, despotismo y tiranía, pero yo interpelo: sobre las bases de crianza que hemos pasado: ¿Quién ha sido preparado para pensar por sí mismo en auténtica desenvolvimiento?5. Quien no tiene metas en su vida es más desenvuelto? El barco mercante que nunca llega a puerto es inútil, por mucho que navegue. La inteligencia que no descubre verdades es defectuosa, por mucho que piense. La desenvolvimiento sin fines donde ir es una aparejo inservible. La mejor desenvolvimiento es la que conduce a puertos mejoresEsto, independientemente del sentido que en este artículo se le da, es una irrebatible verdad. Te interpelo, a ti mi hermano o hermana que concurres hace abriles a una iglesia y eres o dices ser cristiana o cristiano, con fe y sinceridad: ¿Cuales son tus metas para los próximos cinco abriles? Think about it. Si descubres que no las tienes, más allá de no ofender a ninguna reunión ni culto, creo que estás perfectamente débil…B. ACLARANDO LO QUE LA LIBERTAD NO ES6. ¿Puesto que soy desenvuelto puedo hacer lo que me da la deseo? Bueno, pero esto no significa que dé lo mismo. No es indiferente escoger el perfectamente o el mal. No da igual conseguir monises mediante el trabajo o a pulvínulo de robos y asesinatos. En uno y otro casos son decisiones libres, pero una es equivocada y malvada. Somos responsables de nuestras elecciones.Aunque te parezca mentira, puedo asegurarte que, cuchichear de desenvolvimiento en los ambientes cristianos, trae idóneo este pensamiento, el que uno quiere proceder como se le da la deseo. Y tal como se explica aquí, eso no significa transformarse en un promiscuo o un disoluto. En todo caso, igualmente hay promiscuidad y vicio con barniz religioso.7. ¿La desenvolvimiento humana es absoluta? Es limitada. No podemos respirar bajo el agua, ni esfumarse, etc. No somos todopoderosos, pero internamente de nuestras limitaciones podemos dirigir nuestra vida en un sentido u otro.Claro, esto es correcto. Esta es la interpretación de un hombre popular, de un ser humano corriente. Pero resulta ser que un hijo de Dios es absolutamente diferente a otros. Porque, en desenvolvimiento, no puede hacer por sí mismo ninguna de estas cosas, pero en Cristo es más que vencedor por que – Dice la Palabra -, todo lo puede en Él.8. ¿Libertad es capacidad de designar? Los animales y seres privados de razón igualmente escogen, pero no son libres. (Y no se les encarcela porque no son responsables de sus actos). La desenvolvimiento requiere designar inteligentemente.La inteligencia es un atributo que emana de una mente más o menos ejercitada o capacitada. Así y todo, es falible y, pese a esa supuesta desenvolvimiento, puede equivocarse y muy feo. Cuando se depende de Dios, en cambio, y solamente se toman decisiones en plena obediencia a Él, los riesgos de error son mínimos, inexistentes.9. ¿Libertad es capacidad de designar el mal? No. No. El ser más desenvuelto de todos es Dios y nunca escoge el mal. Elegir el mal es un error de la inteligencia o de la voluntad. Manifiesta que hay desenvolvimiento pero una desenvolvimiento defectuosa, capaz de equivocarse. Precisamente del mal hay que librarse.Cuidado: si a esa desenvolvimiento el hombre se la toma por diversas causas humanas, tales como “yo puedo”, “a mí se me antoja”, “a mí nadie me da órdenes”, o cosa por el estilo, puede terminar eligiendo poco malo. Pero si la desenvolvimiento es en Cristo, la opción siempre será la adecuada. De modo análogo, quien hace un razonamiento inexacto muestra que piensa, pero su inteligencia es escueto. Las cosas no se definen por sus errores: la inteligencia no es la cátedra de zanjar razonando; un coche no es un medio de accidentarse viajando; la desenvolvimiento no es la capacidad de equivocarse eligiendo. No se proxenetismo de escoger deliberadamente mal sino perfectamente. La mejor desenvolvimiento es la que siempre reconoce y elige el perfectamente, como la mejor inteligencia es la que razona siempre perfectamente alcanzando la verdad.Lo dicho al final de este párrafo, corrobora lo que hemos dicho anteriormente. Lo que sucede es que ese “elegir el bien”, es un razonamiento más perfectamente religioso y demasiado abarcativo. Deja al hombre en una dudosa desenvolvimiento de suponer que el perfectamente está donde “le parece” que está. Y todos sabemos muy perfectamente que no es así. Sólo el conocimiento de la Verdad te hará genuinamente desenvuelto.C. ¿QUÉ ES Y CÓMO CRECE LA LIBERTAD?10. La desenvolvimiento requiere el uso de la inteligencia y de la voluntad. Es una capacidad propia de los seres inteligentes que eligen empleando su inteligencia y voluntad.Si estamos hablando de desenvolvimiento conforme a decisiones humanas y personales, totalmente de acuerdo, así es. Si hablamos de otra clase de desenvolvimiento, que provenga desde el espíritu humano, las cosas ya serán perfectamente distintas.11. La desenvolvimiento necesita de la verdad. La desenvolvimiento requiere: del entendimiento (cátedra que rastreo la verdad) y de la voluntad (cátedra que rastreo el perfectamente). Usando ambas el hombre puede determinar dónde está el perfectamente cierto y escogerlo.Anda muy cerca de esa verdad el autor de este trabajo. Pero esa cercanía no significa deber llegado. Porque una cosa es apañarse una verdad, ya sea filosófica, doctrinal o dogmática, y otra muy distinta es encontrar y conocer la Verdad.

12. Definiciones de desenvolvimiento. Estas tres definiciones coinciden:
* Capacidad de designar inteligentemente.
* Capacidad de realizar acciones deliberadas.
* Capacidad de designar el perfectamente previamente conocido.Podemos aceptar esto, pero condicionándolo, obviamente, a las formas en que se acceda a esas capacitaciones. Muchos creen que Dios viene a confortar para sus ministerios a los capacitados, mientras que la experiencia y la verdad nos dicen que Él mismo capacita a los que luego va a confortar.13. ¿Puede crecer la desenvolvimiento? Puede aumentar en el sentido de comprar r facilidad de conocer y escoger el perfectamente. Mejorará a pulvínulo de realizar buenas elecciones, pues se crea el túnica de optar por el perfectamente.La que crece no será necesariamente la desenvolvimiento, sino la persona que la posee o la desarrolla. Y crecer no significará aumentar en número, cantidad o concurrencia, sino en una palabra que resultará siempre secreto en todas estas cosas: prudencia.14. ¿Cómo disminuye la desenvolvimiento? Disminuye con los pecados, pues los vicios dificultan designar perfectamente. “El que peca es esclavo del pecado”. Por ejemplo, la persona que se deja vencer por la poltronería cada vez se vuelve más perezosa y le cuesta escoger perfectamente en asuntos que supongan esfuerzo.Esto es decididamente cierto. Alguien, a quien el sistema clerical pretendía imponerle formas de vida de apariencia y religiosidad, dijo alguna vez: “mira; soy una persona libre porque así es como me siento. Y no salí de la esclavitud del pecado para venir a someterme a la esclavitud de la politiquería religiosa.” Brillante.15. ¿Quiénes ayudan a ser libres? Los que difunden la verdad -“la verdad os hará libres”-, y ayudan a escoger el perfectamente. Por ejemplo, quien invita a un amigo a drogarse le dificulta la desenvolvimiento atándole a ese defecto; en cambio, quien anima a trabajar, rezar o comportarse perfectamente facilita el buen control de la desenvolvimiento.Está muy perfectamente intencionado el concepto, pero le descuido lo esencial. Durante mucho tiempo los cristianos (Independientemente de sus credos) hemos predicado y enseñado íntegro y buenas costumbres. ¿Es malo? No, pero insuficiente. Lo que debemos predicar es a Cristo resucitado. Y Él, en la vida de los que le acepten, hará el resto.16. ¿Dónde se da la r desenvolvimiento? En el Gloria, donde la inteligencia y voluntad alcanzan su r perfección, descubren con toda facilidad donde está el perfectamente cierto y eligen siempre con éxito.Esta es una hermosa visión del Gloria, pero presenta un pequeño inconveniente: en la Biblia no hay descripción de ese Gloria y de las actividades que los que vayamos allí cumpliremos, por lo que lo expuesto es solamente hipótesis, conjeturas. Bien intencionadas, pero sin respaldo bíblico.16. ¿Las leyes obstaculizan la desenvolvimiento? Depende. Si fomentan el mal y estorban al perfectamente, entonces dificultan la desenvolvimiento. En cambio, las leyes correctas favorecen la desenvolvimiento en dos sentidos: El problema más trascendental en la República Argentina, no es ni la corrupción, ni la inseguridad, ni la droga ni la delincuencia en todos los niveles. El problema r en mi país, (Y seguramente igualmente podría serlo en el tuyo), es la Justicia humana. Porque esa radio no maneja actos justos o injustos, sólo maneja leyes. Y luego se pone a rogar o a rezar si es que cree en poco, para que esas leyes sean justas. No alcanza…La desenvolvimiento propia se mueve asiduamente en roce y conflicto con otras libertades. Entonces es necesario un ordenamiento que regule las relaciones humanas. Sin esto, imperaría la ley del más cachas aplastando la desenvolvimiento de los demás. En este sentido, las leyes son imprescindibles para la desenvolvimiento humana.Esta que aquí se expone, ha sido, es y sigue siendo la pulvínulo de nuestros principales errores. Porque si perfectamente es positivo y no puede discutirse esa descuido de orden a la que aquí se alude, nadie ha sabido determinar si, fuera de Dios, cierto está capacitado para realizar ese ordenamiento.Por tanto, si no existe esa persona humana, (Y yo creo firmemente que no existe), habrá que tomar la trascendental y ausencia sencilla intrepidez de dejarle al Señor la puesta en marcha de ese ordenamiento. El problema es que para que ello sea activado, se necesita poco más que creer en Dios: se necesita esperar a ciegas en Él, poco que ni en los más altos niveles de la religión organizada pueden entender y mucho menos adoptar.El caso es que con estos dos trabajos, (El primero perfectamente filosófico, el segundo secular pero con tendencia cristiana nominativo), ya tienes una idea más perfectamente remota, pero idea al fin, de lo que el mundo supone, cree o estima que es la desenvolvimiento.Desde Nuestro Mundo ÍntimoAhora te invito a introducirte en nuestro mundo íntimo de cada día, La Biblia, y apañarse que cosa, a partir de ella, entiende Dios como desenvolvimiento. Al final de esto, veremos si la visión de Dios coincide o no con la de los hombres. Y en función de ello, si la puedes disfrutar fuera de los templos o es simplemente un espejismo que liquida a desobedientes y rebeldes.A la palabra Libertad, en la Biblia, la encontramos con el término difícil ELEUTHERIA, mientras que otras derivadas son: ELEÚTHEROS, para Libre, Independiente, ELEUTHERÓO, para Liberar y APELEÚTHEROS, para Liberto.En el Nuevo Testamento, ELEUTHERIA (Libertad) se encuentra en merienda ocasiones, de las cuales siete en trabajos de Pablo, dos en la carta de Santiago y otras dos en las epístolas de Pedro. ELEÚTHEROS, mientras, en 23 oportunidades: dieciséis en Pablo, dos en Juan, una en Mateo, una en 1 Pedro y tres en Apocalipsis.Por su parte ELEUTHERÓO, se encuentra siete veces, de las cuales cinco están en Pablo y dos en Juan, y APELEÚTHEROS solo en 1 Corintios. El uso de este tipo de vocablos se concentra, pues, en los trabajos de Pablo, especialmente en su carta a los Romanos, Corintios y Gálatas, por otra parte del evangelio de Juan, mientras que está totalmente lejano del vocabulario de los sinópticos, a excepción de un texto en Mateo.ELEUTHERIA, (Libertad) se deriva de ELEÚTHEROS (Libre, Independiente) y proviene de la raíz LEUDH, que en latín es Liber y en castellano es Libre. Su significado amplio es “perteneciente al pueblo”. Pero no se deje de un sentido restrictivo de “gente”, peyorativo desde el punto de presencia psicológico, sino en contraposición con los esclavos y los extranjeros, lo que arroja un significado muy cercano a: desenvuelto desde el punto de presencia político.Quiero recordarte para que entiendas perfectamente de lo que estamos hablando, que cuando digo “política” y tú imaginas mítines, discursos, arengas, democracia, elecciones y gobiernos, en sinceridad de lo que estoy hablando es de lo que en realidad significa esa palabra: una forma de vida.Por lo expuesto, nos encontramos con que ELEUTHERIA, significa textualmente Libertad, Independencia, en el sentido de disponer independientemente sobre sí mismo, independientemente de los demás. Nunca se dijo que fuera independiente de Dios, sino de hombres. ¿Y si son hombres de Dios? Ningún hombre de Dios te quitaría la desenvolvimiento. ¿O has pasado que Jesús lo hiciera con cierto?Esta acepción se ha desarrollado, delante todo, en contraste con la carencia de desenvolvimiento de los esclavos. De un modo análogo, el secundario ELEÚTHEROS significa Libre, Independiente, de condición desenvuelto, y se refiere, pues, al que es dueño de sí mismo.¡Pero hermano…! ¿No es Dios dueño de nosotros, ya que nos compró por precio de mortandad? Sí, lo es. Pero tú aceptarás eso voluntariamente o en absoluto Él ejercerá esa propiedad. Si tú le entregas tu vida, Él la bendice, la fructifica, la multiplica y la utiliza, pero si no se la entregas, te deja en desenvolvimiento y tú te las arreglas como puedas.Posteriormente, el secundario y el sustantivo se utilizan igualmente para designar la talante o el comportamiento que procede de esa desenvolvimiento. Y esto tiene varias aristas que convendrá ver por separado, ya que cada uno entrega un pájaro que es muy útil para encontrar lo que estamos buscando.Disponer Libremente de Ti MismoEn primer área, en un sentido positivo (La ría de las veces), como extraordinario, que se domina a sí mismo; flor y nata, sinceridad. En segundo orden, en un sentido gafe, que es menos frecuente, donde hablamos de desconsiderado, desenfadado.Fíjate que el secundario APELEÚTHEROS, enlaza con la acepción originaria y designa al Liberto, a cierto que no es desenvuelto por naturaleza, (Lo cual es esencial en este concepto difícil). Igualmente, el verbo ELEUTHEROÚN, tiene el significado de liberar, hacer desenvuelto, y no sólo se refiere a los esclavos, sino a la libramiento de toda atadura que impide la desenvuelto disposición sobre uno mismo.Aquí podríamos acotar, sin peligro de confundir a nadie, que una cosa es la desenvolvimiento de la cual estamos hablando y a la que llegamos por el conocimiento de la Verdad que es Cristo, y otra muy distinta si en su nombre somos liberados de alguna esclavitud pecaminosa o demoníaca.Ahora perfectamente; en cuanto a los diferentes matices, ELEUTHERIA no tiene nunca, en el Nuevo Testamento, el sentido de desenvolvimiento externa y política con que aparece en el difícil profano: Hay que concluir o entender, entonces, que en el Nuevo Testamento no juega ya un papel importante la recuperación de la desenvolvimiento política del pueblo de Israel (Jesús no fue ni es un mesías político).Esto es importante para nosotros desde el punto de presencia con que solemos mirar las escrituras. El Nuevo Testamento es, a todas luces, el manual de vida contemporáneo en el cual se fundamentan los comportamientos y las conductas de los cristianos del tiempo presente.Entonces, el sentido formal de “disponer libremente de sí mismo y de la propia existencia”, se separa igualmente totalmente en el Nuevo Pacto. El término ELEUTHERIA se utiliza exclusivamente en relación con “la libertad y la gloria de los hijos de Dios”.(Romanos 8: 20)= Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; (21) porque igualmente la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la desenvolvimiento gloriosa de los hijos de Dios.Entiende: todo el universo creado ha sufrido las consecuencias del pecado humano, y ha estado sujeto a contaminación, futilidad y corrupción. Sin bloqueo, ese proceso de trastorno es sólo temporal, porque Dios ha provisto esperanza y libramiento. En el tiempo de nuestra redención final, la creación misma será purificada y compartirá nuestra gusto. Libertad de Pecado.(2 Corintios 3: 17)= Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay desenvolvimiento.Cuando Moisés dejaba al pueblo solo para ir a estar en la presencia del Señor, se quitaba el velo. Hoy, bajo el Nuevo Pacto, volverse al Señor es sincerarse totalmente con el Espíritu, quien a su vez otorga desenvolvimiento de entrar sin velo a la presencia de Dios en Cristo.El consejo o sugerencia apostólica, aquí, es que tú inviertas todo tu tiempo en apañarse la presencia de Dios, mientras esperas allí que el Espíritu te transforme a la imagen plena de su célebre Hijo, y toma esa desenvolvimiento prometida para amar en espíritu y verdad como salga de tu corazón.
(Gálatas 5: 1)= Estad, pues, firmes en la desenvolvimiento con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al servidumbre de esclavitud.Pablo comienza su presentación de las cuestiones prácticas del evangelio exhortando a los Gálatas a usar su desenvolvimiento cristiana apropiadamente. Deben mantenerse firmes en ella y precaverse de cualquier clase de violencia.¿Cuál es la Libertad Cristiana?La gran pregunta a la que arribamos, ya, aquí, es: ¿Cuál es la desenvolvimiento cristiana? Porque la anímico, fíjate, es el resultado de la entusiasmo de Jesucristo, a través del Espíritu Santo, en la vida del creyente.No se alcanza en modo alguno por la observancia de código formal alguno  Cualquier intento de alcanzar la integridad atendiendo a una repertorio de prohibiciones y autorizaciones, es infructuoso. Dios nos apasionamiento a flirtear a los otros y servirlos tal cual Jesús lo hizo, por el poder del mismo Espíritu Santo y, lógicamente, en esa misma desenvolvimiento.Lo adecuado, entonces, para tu vida, la mía y la de cualquier creyente verdadero, es transcurrir en esa desenvolvimiento que Cristo compró para nosotros, sin someter nuestra alma a reglamentaciones legalistas, independientemente de lo perfectamente intencionadas y aconsejables que puedan parecer. Libertad del Legalismo.Cuando Santiago deje de la ley de la desenvolvimiento, por allí, por 1:25 y 2:12 de su carta, la ELEUTHERIA es el nuevo orden optimista en el que el hombre vive de acuerdo con la voluntad de Dios. También el verbo ELEUTHERÓO es empleado sólo para expresar la entusiasmo que acontece o ha acontecido por medio de Jesús en sus propias y concisas expresiones al respecto.Por el contrario, ELEÚTHEROS tiene la ría de las veces el sentido de “libre en oposición a”. DOÚLOS, al igual que en el difícil profano, igual a encadenado. Hay varias escrituras para compartir sobre estos tenores. Luego será el momento de explicar todos estos aparentes “tecnicismos” teológicos.

(Gálatas 3: 28)= Ya no hay sefardita ni difícil; no hay encadenado ni desenvuelto; no hay macho ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Está muy claro desde la escritura, aunque tú y yo sabemos perfectamente que no lo está tanto en las iglesias. En Cristo, las distinciones de raza, rango o sexo no impiden establecer vínculos fraternales, ni garantizan privilegios especiales.
¿Es que estaré condenado a repetir las mismas palabras, los mismos conceptos en todos los capítulos? Porque en el que hablo de la omisión, creo que tuve que proponer exactamente lo mismo. ¿Es mera casualidad? ¿O tal vez estamos hablando de “causalidad”? Libertad de raza, clase, sexo y condición.¡Ganaban los Incrédulos!(Efesios 6: 5)= Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; (6) no sirviendo al ojo, como los que quieren complacer a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; (7) sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, (8) sabiendo que el perfectamente que cada uno hiciere, ese recibirá del Señor, sea siervo o sea desenvuelto.Esto tiene la simpleza de lo dicho con claridad meridiana. Ya lo hemos tratado con relación a que no debemos ni podemos hacer acepción de personas. Porque, fíjate, tenemos la auténtica desenvolvimiento de proceder conforme a como nos haya tocado proceder y no como a una ría le parece.Y allí llegamos a un punto en el que quizás algunos no estarán muy de acuerdo, porque han sido formados, enseñados, potenciados y hasta programados de otro modo: que las rías no necesariamente tienen la razón. Apenas tienen ría.


Due to the length of the Study we do not publish it completely. To continue reading, open the PDF version.


Christian Apologetic  (625)  (466)  (23)  (29)  (27)  (12)  (28)  (44)  (16)  (13)  (15)  (13)  (15)  (24)  (24)  (28)  (17)  (17)  (16)  (12)  (16)  (18)  (3)  (8)  (6)  (10)  (9)  (9) 2016  (2)

.(tagsToTranslate)11s(t)666(t)amistad(t)anticristo(t)apologetica(t)ayuda(t)biblia(t)casas(t)catolicos(t)células(t)charla(t)chat(t)códigos de la biblia(t)cristiana(t)cristianismo primitivo(t)cristiano(t)dhtml(t)dios(t)discusión(t)doctrina(t)españa(t)gachupin(t)espiritu santo(t)estudios bíblicos(t)evangelicos(t)evangelio(t)evolucion(t)fe(t)fenómenos numéricos en la biblia(t)foro(t)foro cristiano(t)fuera(t)gene edwards(t)simpatía(t)iglesia(t)islam(t)javascript(t)jesucristo(t)jesus(t)la web cristiana(t)desenvolvimiento(t)los(t)madame guyon(t)marca de la bestia(t)microsoft(t)misioneros(t)misiones(t)mormones(t)netanyahu(t)noe(t)papa(t)persecución cristiana(t)pizarra(t)profecia(t)protestantes(t)push(t)putin(t)arrebatamiento(t)religión(t)sectas(t)templos(t)testigos de jehova(t)tierra(t)torres gemelas(t)trump(t)verichip(t)vida(t)vida interior(t)web(t)web cristiana

Source link
Facebook Comments

Deja una respuesta