¿En qué se diferencia el diseño inteligente de la creencia en un monstruo volador de espagueti?

Pregunta: "¿En qué se diferencia el diseño inteligente de la creencia en un monstruo volador de espagueti?"

Responder:

En 2005, en protesta por la decisión de la Junta de Educación del Estado de Kansas de exigir la enseñanza del Diseño Inteligente además de la evolución darwiniana, Bobby Henderson profesó creer en un Monstruo de Espagueti Volador como el creador sobrenatural del universo. Henderson luego se burló exigió que creyera que el Flying Spaghetti Monster (también conocido como Spaghedeity) creó el universo con un toque de su "apéndice de noodly". Con el motivo de burlarse de la Teoría del Diseño Inteligente, Henderson escribió: "Creo que podemos todos esperamos el momento en que estas tres teorías reciban el mismo tiempo en nuestras aulas de ciencias en todo el país y, finalmente, en el mundo: una tercera parte para el Diseño Inteligente, una tercera vez para el Monstruo del Espagueti Volador y una tercera parte para el Conjetura lógica basada en evidencia observable abrumadora ".

Desde este principio, Flying Spaghetti Monsterism ha ganado un "culto" sarcástico, y sus defensores se llaman a sí mismos "Pastafarians". Ninguno de los defensores del Pastafarianismo realmente cree en la existencia del Flying Spaghetti Monster. Más bien, la única intención de esta religión simulada es argumentar en contra del diseño inteligente que se enseña en las escuelas como una teoría alternativa a la evolución darwiniana. Los pastafaris afirman que, si el Diseño Inteligente se enseña en las escuelas, entonces también se debe enseñar toda teoría concebible de los orígenes. Esto obviamente resultaría en confusión y caos.

Entonces, ¿los Pastafaris tienen un punto? ¿La idea de un Monstruo de Espagueti Volador ilustra cuán tonto es tratar de llevar la religión al aula? La respuesta es un rotundo no. Todo el concepto que dio origen a Flying Spaghetti Monsterism / Pastafarianism es una premisa errónea: que la Teoría del Diseño Inteligente es necesariamente lo mismo que el creacionismo bíblico literal.

Sin embargo, aquellos que examinan los escritos de los defensores del diseño inteligente se dan cuenta de que este no es el caso. Por supuesto, hay quienes usan la teoría del diseño inteligente para intentar forzar el creacionismo de la Tierra joven de seis días en las aulas de ciencias, pero eso no es lo que la teoría del diseño inteligente tiene en su núcleo.

La Teoría del Diseño Inteligente, como la gran mayoría de sus defensores la entiende y la usa y cuando intenta ingresar a las aulas de ciencias, es la idea de que la vida biológica presenta una complejidad extraordinaria que no podría haber llegado a ser completamente natural. vacío. Cuanto más avanza la ciencia, más obvio se vuelve que el universo y la vida en su interior no pueden ser el resultado de una posibilidad completamente aleatoria, no guiada y no diseñada.

Esta comprensión de la teoría del diseño inteligente es claramente compatible con el creacionismo bíblico literal. Sin embargo, no es idéntico al creacionismo bíblico. El Diseño Inteligente tampoco conduce necesariamente al creacionismo bíblico. De hecho, el Diseño Inteligente no es más un argumento para el creacionismo bíblico que un argumento para la evolución teísta, la panspermia dirigida o cualquier otra teoría de origen no naturalista.

Si bien los defensores de Flying Spaghetti Monsterism son entretenidos, creativos y excelentes en la sátira, el sistema falla porque es un argumento contra solo una minoría extrema dentro del movimiento de Diseño Inteligente. El pastafarianismo no se aplica ni refuta de ninguna manera los argumentos centrales de la teoría del diseño inteligente. La cuestión de qué implicación de la Teoría del Diseño Inteligente es correcta es un tema que se adapta mejor a las clases de filosofía o teología que las clases de ciencia. Sin embargo, la Teoría del Diseño Inteligente en sí misma es un tema válido que debe plantearse dentro del aula de ciencias, debido a la incapacidad de las ciencias naturalistas para demostrar cómo el universo y la vida dentro del universo llegaron a existir sin la intervención de un Diseñador Inteligente.

Deja un comentario