El último Altar – La Web Cristiana de Apologetica

ORACIÓN: Señor… Al pensar en ti, alabarte y darte gracias por tu amor, lo hago a través de Cristo, nuestro verdadero altar y Salvador.

INTRODUCCIÓN: Aconteció después de éstas cosas. Aconteció, significa Dios lo permitió, no fue casualidad, Dios lo quiso. Una vez más Dios prueba a Abram. Dios quiere estar seguro de su fe a través de sus obras, y no de sólo palabras. Ya Dios había probado a Abram en varias oportunidades. Primero: En su llamado a dejar Ur. Segundo: En la obediencia de dejar toda su parentela. Tercero: Al esperar con mucha paciencia por más de 20 años que Dios le diese el hijo de la promesa. Y ahora: Pidiéndole su hijo… Su único hijo, para que lo sacrifique en un altar.

1- ALTAR

Se hacía con piedras, sobre ellas se ponía leña, y sobre la leña un cordero; fue de ésta manera que Dios le indicó a Adán, la construcción del altar; luego sus hijos así se presentaban delante del Señor. Después Noé, posterior al diluvio edificó el mismo altar. Abram pasó toda su vida edificando altares. No era algo nuevo, la construcción de estos altares casi se tenía por una práctica cotidiana. Dios quiso probar a Abram de una manera extrema; Dios quería saber si su fe estaba fundada realmente en Él, que no fuera una emoción pasajera o algo ficticio. Abram sería el Padre de la fe, por lo tanto debía ser probado al máximo; de acuerdo a la Biblia, somos puestos bajo análisis permanentemente por el Señor; nuestra fe debe estar fundada en base sólida, para que a través de estas pruebas nos afirmemos y demos frutos de victoria; a todo creyente que es probado por Dios, se lo encuentra luego, en un crecimiento notable en su vida espiritual.

Las pruebas, son un ejercicio en la fe.

Dale gracias a Dios por ellas, y crece en Él.

2- SACRIFICA A TU HIJO

Abram conocía a Dios, era su voz, no dudó, no pidió a Dios confirmación, era maduro en lo espiritual; estuvo dispuesto a aceptar el reto y la pro-puesta de Dios. ¡Que altar y que sacrificio que pidió Dios! Abram toma la leña, enalbarda su asno, lleva dos criados y tomando a su hijo se dirige hacia el monte que Dios le ha señalado, era un camino largo de tres días, había mucho tiempo para pensar, seguir o volverse, mil pensamientos habrán pasado por su mente; recién al tercer alzó sus ojos y vio de lejos el lugar que Dios había señalado. ¿Porqué lo mandó tan lejos Dios? ¿Quizá cerca de su casa hubiese sido igual? ¡Pero no! Porque a su vez toda esta escena y viaje sería una figura exacta de Cristo; ninguna de éstas figuras debían ser alteradas: Leña, asno, siervos, tres días, monte, hijo, padre; pues cada una de ellas tipifica a Dios y a su hijo Jesús ofrecido por nosotros en holocausto o sacrificio, por nuestros pecados.

Dios veía reflejado en Abram y en Isaac, dando a Jesús más de 1900 años más tarde; que en el reloj de Dios serían como dos días aproximadamente.

3- ¿DONDE ESTA EL CORDERO PARA EL HOLOCAUSTO?

Poniendo la leña sobre Isaac, y tomando él en su mano el fuego y el cuchillo dijo: Dios se proveerá de cordero para el holocausto hijo mío, e iban juntos.

De éste viaje, quedaban ellos dos solamente, Abram y su hijo, los últimos metros no le serían fáciles de caminar, y llegando al lugar señalado edificó el altar (su último altar) puso la leña y sobre ella a su hijo y tomando el cuchillo para degollarle, un ángel del cielo dio voces (le gritó) Abram… No hagas nada a tu hijo, porque conozco que temes a Dios. Este pasaje de las escrituras emociona hasta las lágrimas; los sentimientos de cualquier persona son alcanzados, Dios habla a través de su espíritu.

4- ALTARES… TABERNÁCULOS… TEMPLOS

Durante los 1930 años restantes hasta Cristo por mandato de Dios, el hombre edificó altares para adorar y ofrendar a Dios. El altar de los patriarcas, fue edificado y trasladado (simbólicamente) al tabernáculo de campaña hecho por Moisés, bajo la dirección de Dios. Una vez establecido el pueblo de Israel, Salomón edificó el templo en Jerusalén y el altar a la entrada para ofrecer a Dios holocaustos y ofrendas. Cabe destacar que este templo estaba considerado en el tiempo antiguo como una de las 7 maravillas del mundo por su lujo y decoración.

5- EL VERDADERO ALTAR

Ofrendas, corderos, sangre derramada, altares, humo, holocaustos, tabernáculo y templos, son figura de Cristo. Todos éstos altares ofrecidos por el hombre a Dios, tuvieron cumplimiento como figura de Cristo y hasta Cristo; al morir en la cruz y dar su vida en sacrificio perfecto, el cual subió hasta Dios como un perfume agradable: Y he aquí el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, dejando un camino abierto. Libre hacia Dios, sin barreras; concluyeron los altares hechos por el hombre, se acabaron los tabernáculos hecho por el hombre, culminaron los templos hechos por el hombre; Jesús tomó el lugar de sombras y figuras de las cosas celestiales.

Cristo es ahora nuestro altar, tabernáculo y templo, cordero y holocausto, sacerdote y ministro del santuario, del verdadero tabernáculo que levantó el no el hombre, He.8: 1.2.

Saca tu mirada de las paredes, de tus obras o sacrificios y comienza a mirar el verdadero y único altar de la cruz, no vayas a Dios sin pasar por este Altar del Calvario. Pues éste es el único o a ¡¡¡Dios – Cristo!!!

6- EL ULTIMO ALTAR

Jesús está sentado a la diestra del trono de Dios, hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Así que hermanos, teniendo libertad, entremos por el camino nuevo y vivo que Él nos abrió a través del velo, esto es de su carne.

Debemos presentar a Dios nuestros cuerpos en sacrificio Vivo… Santo.. Agradable a Dios… Que es nuestro culto racional; no os conforméis a este siglo, si no renovaos para que comprobéis la buena voluntad de Dios agradable y perfecta. Nuestra vida debe ser considerada junto a Cristo, El último altar, como una entrega total a Dios.

CONCLUSIÓN: El altar… El Tabernáculo… El Templo… Los sacrificios y ofrendas, han sido trasladados en Cristo a las vidas de aquellos que le reciben. Haz de tu vida más que un templo, ¡¡¡una Catedral en Jesús para alabar a Dios!!! en pureza, consagración y santidad.

DANIEL REGONDI
CÓRDOBA, MARZO DE 1999
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario