El secreto de la felicidad – La Web Cristiana de Apologetica

I. EL SECRETO DE LA FELICIDAD CONSISTE EN TENER UN CORAZON LIMPIO. 1.1 El pecado lo ensucia, Mr. 7:21-23 (Porque de dentro del corazón de los hombres, salen los malos pensamiento, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez; todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.) 1.2 Humanamente hablando, es imposible ser limpios, Jer. 13:23 (¿Mudará el etiope su piel y el leopardo sus manchas?; ¿así también podréis vosotros hacer el bien estando habituados ha hacer mal?) Jer. 2:22 (Aunque te laves con lejía y amontones jabón sobre ti, la mancha de tu pecado permanecerá delante de mí, dijo Jehová el Señor.) II. EL SECRETO DE LA FELICIDAD ESTA EN DIOS.2.1 Ha provisto un medio para limpiarnos de nuestros pecados, Heb. 9:22 (Y casi todo es purificado según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre, no se hace remisión). Heb. 10:12 (Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre, un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios) Heb. 9:14 (Cuando más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu Eterno, se ofreció así mismo, sin mancha a Dios; limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?) 2.2 Los apóstoles Pedro Juan, también enseñan sobre el poder rescatador y limpiador de la sangre de Jesucristo, 1 Ped. 1:18-19 (Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, no con oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un Cordero sin mancha y sin contaminación) l Juan 1:7 (Pero sí andamos en la luz, como Él esta en la luz tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo, su Hijo, nos limpia de todo pecado.) CONCLUSION: Solo se puede ser feliz si se tiene una visión clara de Dios; si se vive en comunión con Él, y se tiene la esperanza de verle, pero semejante bendición, está reservada para los de limpio corazón, son ellos los que verán a Dios; esa es una limpieza que se antoja imposible… ¿Hay algún pasaje de la Biblia que enseñe claramente y diga como?… SI, Is 1:18 (Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta; si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana). este pasaje enseña no solo que es posible, sino que lo es en grado superlativo, pero únicamente VINIENDO A CUENTAS CON DIOS… Pbro. Mario G. Carrasco
De: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario