El Engaño del Tiempo del Fin – La Web Cristiana de Apologetica


Házmelo saber, si tienes entendimiento.

Job 38:5 ¿Quién determinó sus medidas? Porque tú lo debes saber. ¿O quién extendió sobre ella un cordel?

Job 38:6 ¿Sobre qué están afirmados sus cimientos? ¿O quién puso su piedra angular,

Job 38:7 cuando aclamaban juntas las estrellas del alba, y gritaban de júbilo todos los hijos de Dios?

Job 38:8 ¿Quién contuvo mediante compuertas el mar, cuando irrumpiendo salió del vientre;

Job 38:9 cuando le puse las nubes por vestido y la oscuridad como pañal?

Job 38:10 Yo establecí sobre él un límite y le puse cerrojos y puertas.

Job 38:11 Le dije: “Hasta aquí llegarás y no seguirás adelante. Aquí cesará la soberbia de tus olas.”

Dios creó a los elohim para reflejar su gloria, y por Su Palabra fueron creadas todas las cosas.

Antes de que un tercio de los elohim se rebelaran, ellos eran los mayordomos de la creación, co-gobernantes del universo.

Construyeron civilizaciones sobre los planetas de nuestro sistema solar diseñado para glorificar la palabra de Dios.

Cuando Satanás se rebeló, Dios lo expulsó por profanar el cielo con su pecado. A causa de la rebelión de Satanás, fueron destruidos por medio de piedras de fuego, los planetas donde él había reinado, sobre reinos literalmente materiales.

Vinculamos a los Hijos rebeldes de Dios con los que habitan en los lugares celestiales la atmósfera y más allá, con la inteligencia no humana, lo vemos con más frecuencia cada día, en el fenómeno que llamamos “extraterrestres”, no es un gran paso. No, solamente es que a muchos contactados, estos seres “más avanzados” les indican su origen angélico a los humanos mediante abducciones y canalizaciones, también en los avistamientos y en los cortes de forma circular en las cosechas fenómenos atribuidos a ovnis prueban su interés en el planeta, que todavía sigue bajo el dominio de los verdaderos Hijos de Dios.

Si los llamados extraterrestres y sus ovnis son los mismos que los rebeldes “elohim” de la Biblia, ellos están bajo la jurisdicción de Satanás, el Príncipe de los Poderes del Aire. El señor de esos que vuelan, cuya inteligencia está detrás de las manifestaciones de OVNIS y los encuentros con alienígenas.

Las causas que hay detrás de los avistamientos, abducciones, y otros fenómenos reportados por los medios de comunicación son más malignos y sorprendentes que cualquier teoría que los científicos hayan propuesto aparte de las Escrituras.

La tribulación comenzará oficialmente cuando Israel firme un tratado con gobernantes de la Unión Europea para establecer un templo Judío en Jerusalén y reiniciar de nuevo el antiguo sistema de sacrificios y ofrendas que antes se celebraban allí:

Dan 9:27 Por una semana él confirmará un pacto con muchos, y en la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Sobre alas de abominaciones vendrá el desolador, hasta que el aniquilamiento que está decidido venga sobre el desolador.”

A la vez el tratado proveerá de un plan para apaciguar la inestabilidad de la zona con las diversas facciones hostiles que también habitan en Israel.

El hombre que firme este tratado de paz para Israel será el único, que será creído por muchos de los que han estado esperando durante mucho tiempo el regreso del Mesías de los Judíos. El nombre que le da la Biblia es el de Anticristo. Este Anticristo es descrito de forma detallada en la Escritura. Una cuidadosa investigación de estos textos revela una conexión entre el Anticristo y el misterioso mundo de los fenómenos OVNI.

Daniel 11 describe al Anticristo. ÉL no hará caso del Dios de sus padres, YHWH:

Dan 11:37 No hará caso del dios de sus padres, ni del más apreciado por las mujeres. No hará caso de dios alguno, porque se engrandecerá sobre todo.

Dan 11:38 Más bien, honrará al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron. Lo honrará con oro, plata, piedras preciosas y con cosas de gran precio.

Pero en su lugar él honrará al dios de las fortalezas, (la frase Hebrea es, Ala Mahozine), y él honrará al dios que sus padres (los Judíos), no conocieron.

Baalhazor, “Señor de las fortalezas”, provee una conexión entre Baal y el dios del Anticristo. Baal era el señor de la guerra y del cielo. Muchas denominaciones fueron dadas a Baal agregando fines a su nombre. Algunos ejemplos encontrados en las Escrituras son:

Baalbmoth = Señor de los lugares altos.

Baalzebub = Señor de aquellos que vuelan.

Zebub es un verbo Hebreo que significa volar de un lugar a otro.

Baal es identificado como Satanás por el mismo Jesús:

Mat 10:25 Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor.

Si al padre de familia le llamaron Beelzebul, ¡cuánto más lo harán a los de su casa!

Mar 3:22 Los escribas que habían descendido de Jerusalén decían que estaba poseído por Beelzebul y que mediante el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios.

Luc 11:14 Jesús estaba echando fuera un demonio que era mudo. Y aconteció que, cuando salió el demonio, el mudo habló. Las muchedumbres se asombraron,

Luc 11:15 pero algunos de ellos dijeron: –Por Beelzebul, el príncipe de los demonios, echa fuera a los demonios.

El Anticristo reconocerá y dará honor a Satanás, llamado Baal, señor de las fortalezas, señor de los lugares altos, señor de esos quienes vuelan rápidamente, (en los lugares altos), príncipe de los las potestades del aire, y obviamente príncipe de los elementos que vuelan en los lugares altos con destreza, ovnis.

Increíblemente, la Biblia explica donde radica Satanás actualmente, y lo relaciona con fuerzas en la atmósfera. Puede parecer extraño que en las regiones celestiales, el aire, las nubes – los cielos, sea ahora el lugar de escondite del jefe de los espíritus malignos, pero esto es lo qué la Biblia enseña. Pablo dice:

Ef 6:12 Porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales.

Nosotros luchamos con espíritus malvados en los lugares altos, literalmente, “en los cielos” “en las regiones celestiales”. De aquí en adelante Satán se llama “el príncipe de la autoridad del aire” “el príncipe de las huestes aéreas”.

Ef 2:2 En los cuales anduvisteis en otro tiempo, conforme a la corriente de este mundo y al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora actúa en los hijos de desobediencia.

La confederación Satánica tiene su asiento en el cielo atmosférico en los espacios sobre y alrededor de nuestro mundo. Es fundamental y básico ver como este tipo de pasajes de la Biblia, contradice muchos conceptos tradicionales de “infierno” como el dominio del diablo y sus seguidores.

Jesucristo explicó a sus apóstoles los acontecimientos qué precederían inmediatamente a su segunda venida, “será exactamente como en los días de Noé antes de que entrara en el arca”:

Mat 24:38 Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el arca.

Luc 17:27 Ellos comían y bebían; se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.

¿Cuál es la importancia de esta declaración y como se relaciona con los ovnis? El Diluvio épico de Génesis 6 comienza con una extraña historia sobre los “hijos de Dios” (elohim), tomando esposas de entre las hijas de Adán.

“1Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 3Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. 4Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.” (GÉNESIS 6:1-4.)

La palabra que se traduce, por “los gigantes”, en la versión King James de la Biblia es, en Hebreo, “Nephilim”, que significa, “Esos quienes cayeron o los caídos”

Judas, el hermano de Jesús los describe como “ángeles, caídos que no guardaron su estado y abandonaron el cielo”:

“6Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; 7como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.” (Judas 1:6-7.)

Estos ángeles caídos vinieron a la tierra con un propósito serio.

Los “caídos” buscaron como mezclarse con la línea sanguínea de Adán, a causa de la promesa de enviar un redentor mediante la descendencia de Adán.

Los Hebreos dicen que los “Hijos de Dios” vieron en las mujeres una forma de ataque, la “extensión”, o multiplicación de ellos buscando el propagarse a sí mismos en este reino terrenal, desde el reino de los espíritus, así como también para extenderse y añadirse a sí mismos en los “niños o hijos de la promesa” el linaje de Adán. Así finalmente Satanás trataba de impedir el nacimiento del Mesías, en un futuro distante.

Peculiarmente, la unión de seres humanos con los ángeles dio como resultado criaturas híbridas, espíritus perversos con cuerpos humanos. Los humanos híbridos de ángeles malignos, comenzaron a corromper y destruir a la raza humana.

La Biblia usa otros nombres para describir aquellas abominaciones y a sus descendientes además de la palabra Nephilim, ellos son:

Raphiam – de la palabra raíz rafa = (espíritus) Génesis 14:5:
Gén 14:5 En el año 14 vinieron Quedarlaomer y los reyes que estaban con él, y derrotaron a los refaítas en Astarot-carnaim, a los zuzitas en Ham, a los emitas en Save-quiriataim,

Anikim – los orgullosos, Núm. 13:28-33:

Núm 13:28 Sólo que el pueblo que habita aquella tierra es fuerte. Sus ciudades están fortificadas y son muy grandes.

También vimos allí a los descendientes de Anac.

Núm 13:29 Amalec habita en la tierra del Néguev; y en la región montañosa están los heteos, los jebuseos y los amorreos. Los cananeos habitan junto al mar y en la ribera del Jordán.

Núm 13:30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo:

–¡Ciertamente subamos y tomémosla en posesión, pues nosotros podremos más que ellos!

Núm 13:31 Pero los hombres que fueron con él dijeron:

–No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

Núm 13:32 Y comenzaron a desacreditar la tierra que habían explorado, diciendo ante los hijos de Israel: –La tierra que fuimos a explorar es tierra que traga a sus habitantes.

Todo el pueblo que vimos en ella son hombres de gran estatura.

Núm 13:33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de gigantes.

Nosotros, a nuestros propios ojos, parecíamos langostas; y así parecíamos a sus ojos.

Emim – los desertores orgullosos, Génesis 14:5.

Zuzim – los del mal Génesis 14:5.

Zamzuzamim – los conspiradores perversos, Deut. 2:20:

Deut 2:20 (También esta tierra fue considerada tierra de los refaítas. En otro tiempo habitaron en ella los refaítas, pero los amonitas los llamaban zomzomeos.

Zophim – los vigilantes, Dan. 4:17, Núm. 23:

Dan 4:17 La sentencia fue por decreto de los vigilantes, y la decisión por la palabra de los santos, para que los vivientes reconozcan que el Altísimo es Señor del reino de los hombres, que lo da a quien quiere y que constituye sobre él al más humilde de los hombres.

Los Sepherim – los muchos…

Por centenares de años los Nephilim y sus descendientes corrompieron la tierra y oprimieron humanidad.

La Biblia declara que los gigantes existieron antes del diluvio y también después de ese tiempo, Génesis 6:4. Esto contradice la tradición pero es sostenido históricamente en los relatos del éxodo donde los descendientes de los Nephilim son encontrados en Canaán por los Israelitas.

El libro Apócrifo de Enoc, del siglo II A.C. manuscrito extrabíblico; fragmentos del texto se han encontrado en las cuevas de Qunrrán; citado por Judas, vers.14s:

Judas 1:12 Estos que participan en vuestras comidas fraternales son manchas, apacentándose a sí mismos sin temor alguno. Son nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos. Son árboles marchitos como en otoño, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados.

Judas 1:13 Son fieras olas del mar que arrojan la espuma de sus propias abominaciones. Son estrellas errantes para las cuales está reservada para siempre la profunda oscuridad de las tinieblas.

Judas 1:14 Acerca de los mismos también profetizó Enoc, séptimo después de Adán, diciendo: “He aquí, el Señor vino entre sus santos millares

Judas 1:15 para hacer juicio contra todos y declarar convicta a toda persona respecto a todas sus obras de impiedad que ellos han hecho impíamente y respecto a todas las duras palabras que los pecadores impíos han hablado contra él.”

El libro de Enoc detalla hechos de los ángeles caídos. Describe su castigo y también sus nombres.

Algunos de los Nephilim perecieron, por lo menos sus cuerpos perecieron, bajo las aguas del diluvio.

Los jefes de este acto rebelde fueron encadenados hasta el día del juicio en diversos lugares de la tierra, Judas y Juan también relaciona estos relatos.

Job 26:5 dice:

Job 26:5 Tiemblan las sombras de los muertos, debajo de las aguas y de los que las habitan.

Esto parece implicar que los hombres murieron bajo las aguas del diluvio. El texto Hebreo original relata algo mucho más misterioso. La traducción literal es, “se hizo retorcer a los Rafa debajo de las aguas”. La palabra Rafa únicamente se encuentra en las Santas Escrituras para identificar a los “ángeles caídos”, y no se usa nunca en todo el Antiguo Testamento para denotar al “humano muerto”.

La base histórica para la interpretación de Génesis 6 como un relato sobre los ángeles caídos es consistente. Philon, Josephus, Epiphanius, Hilarius, son algunos de los muchos ejemplos.

El libro de los comentarios de los Jubileos dice que Jared, un patriarca del Antiguo Testamento, se llamó así porque en sus días los ángeles descendieron (Yeh-red, para descender) sobre la tierra.

Orígenes, traduce la palabra de Jordán como (Yar-dane) “el lugar del descenso”. Jordania se ubica en el lindero antiguo de Israel.

El Libro de Enoc explica que los “Hijos de Dios” descendieron primero en la montaña que llamaron Hermón que en Hebreo significa desolación, en la tierra de Jordania el lugar donde descendieron.

Desolación y destrucción es exactamente lo qué Satanás y sus ángeles pensaron hacer en la tierra, para destruir a los descendientes de Adán. Obviamente, desolar la tierra de los hombres, y destruir toda influencia de Dios ha sido la meta del diablo desde el principio.

Muchos Cristianos reconocen que los ovnis y los extraterrestres como algo que está bajo el control y autoridad del Príncipe de las Potestades del Aire, Príncipe de las Huestes del aire, señor de esos que vuelan. Satanás.

Jesús advirtió que una de las señales de los tiempos del fin es que sería “así como en los tiempos de Noé”.

En Génesis vemos los relatos de seres inteligentes no-humanos que “procrean” con humanos, creando híbridos y contribuyendo a la proliferación de la maldad en contra de Dios.

Los mensajes que vemos en los contactos con los “extraterrestres” y con otros “seres avanzados” contienen afirmaciones de que ellos nos crearon, por medio de la manipulación genética. Esta característica de los encuentros con “extraterrestres” hace obvio que los extraterrestres y los Hijos rebeldes de Dios en el Génesis ¡son lo mismos!

Cuando algunos Cristianos con buena intención advierten contra el fraude de los llamados “extraterrestres” y de lo que se da conocer sobre los mismos, la respuesta es semejante a esta: “Tu relación entre el fenómeno moderno de los OVNIS y la Biblia es muy insignificante. Yo estoy en desacuerdo totalmente, con tu conclusión de que aquellos super-humanos sean demonios…”

La evidencia (desde la Biblia) sugiere que el fenómeno OVNI no significa un único método mediante el cual Lucifer está intentando engañarnos. Sin embargo es el método mediante el cual una sociedad extraterrestre ultra-avanzada (los dioses, del Hebreo “elohim”) han estado actuando contra la humanidad desde el principio engañando al hombre desde los tiempos del paraíso terrenal, y tratando posteriormente de tener descendencia con la raza humana.

¡Extraterrestres y ángeles son lo mismo!

El tiempo de Satanás es corto.

La Biblia advierte que esos seres avanzados, los elohim o “dioses”, continuarán engañando a la humanidad.

Aunque que la Biblia misma dice que esos “dioses” se mezclaron genéticamente y manipularon a seres humanos, nosotros advertimos que no crean a esos seres, pues ellos tienen una agenda, para extraviar al mundo.

Los extraterrestres pueden admitir que ellos son angélicos, pero ellos no le dirán que son ángeles rebeldes.

Satanás y sus huestes tratan de usurpar la gloria del Creador, y la Biblia es clara sobre el juicio que vendrá sobre los “dioses” quienes reclaman ser Dios, y la gente que los cree:

Jer 10:10 Pero Jehovah es el verdadero Dios; él es el Dios vivo y el Rey eterno.

Ante su enojo tiembla la tierra; las naciones no pueden resistir su furor.

Jer 10:11 Así les diréis: “Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra desaparecerán de la tierra y de debajo de estos cielos.

Rom 1:24 Por tanto, Dios los entregó a la impureza, en las pasiones de sus corazones, para deshonrar sus cuerpos entre sí.

Rom 1:25 Ellos cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y veneraron y rindieron culto a la creación antes que al Creador, ¡quien es bendito para siempre! Amén.

2Tes 2:9 El advenimiento del inicuo es por operación de Satanás, con todo poder, señales y prodigios falsos,

2Tes 2:10 y con todo engaño de injusticia entre los que perecen, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

2Tes 2:11 Por esto, Dios les enviará una fuerza de engaño para que crean la mentira,

2Tes 2:12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

El trabajo de Satanás, es engañar al mundo entero.

Apoc 12:7 Estalló entonces una guerra en el cielo:

Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon,

Apoc 12:8 pero no prevalecieron, ni fue hallado más el lugar de ellos en el cielo.

Apoc 12:9 Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él.

Al final de la tribulación Satanás y sus seguidores serán vencidos y juzgados.

El engaño está en el mundo, por recibir a los ángeles rebeldes como cualquier otra cosa, y no como lo que son, demonios.

Aquí un ejemplo típico del mensaje canalizado desde esos seres avanzados o extraterrestres:

“Dalphiana:

Nosotros tenemos muchas preguntas que hacer sobre el Cinturón de Fotones. Nosotros lo hemos oído mencionar, seis meses antes de que el Cinturón de Fotones llegue, allí aterrizarán gran cantidad de consejeros, científicos, y personal técnico de nuestra galaxia para ayudaros mediante muchos cambios personales que están para ocurrir.

Esto ayudará a suavizar la transición a otro modelo más avanzado.

Mientras yo recibo la ayuda, ¿quisiera saber si este plan estará representado en lo físico, o en lo subconsciente? ¿La ayuda de lo etéreo para quien es?

ASHTAR:

Definitivamente únicamente para aquellos quienes son receptivos.

Esos quienes son receptivos sentirán nuestras energías y clarividencia, podrán ver nuestra presencia así como también nuestros conocimientos”.

¡Todo esto sucederá y actualmente está sucediendo!

Para que los pueblos crean será necesario que al fin lo vean.

Luc 21:11 Habrá grandes terremotos, hambres y pestilencias en varios lugares.

Habrá terror y grandes señales del cielo.

De acuerdo con la profecía Bíblica, todos los eventos del final de los tiempos empezarán con la firma de un tratado. Para el mundo este tratado puede parecer insignificante. Este pacto reinstaurará el sacrificio en el Templo del Monte en Jerusalén.

En las páginas anteriores hemos tratado de las señales que nos indican que nosotros ahora estamos “en los tiempos del fin”.

El tratado de la semana 70 ª de Daniel probablemente será firmado pronto, la tipología de los días de fiesta de Israel y las alusiones bíblicas a los “tiempos y periodos” indican que la tribulación puede empezar, y Satanás sabe que pronto será juzgado y ha estado haciendo planes desde el principio para escapar del juicio.

La Tribulación, la Semana 70 de Daniel, será el tiempo del juicio declarado por Dios, no solamente para los hombres, sino para todos los ángeles rebeldes del universo.

Hasta la mitad de los 7 años de la tribulación, a Satanás y a sus ángeles les será permitido el acceso a las alturas que circundan la Tierra, al igual que le fue permitido acusar a los redimidos ante Dios, Apocalipsis 12:7:

Apoc 12:7 Estalló entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon,

Apoc 12:8 pero no prevalecieron, ni fue hallado más el lugar de ellos en el cielo.

Apoc 12:9 Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él.

Entonces el diablo y sus huestes del aire serán forzados a permanecer sobre la tierra para ser juzgadas por el omnipotente Dios.

LOS PLANES DE SATANÁS PARA ESCAPAR DEL JUICIO

Si los objetivos de Satanás pudieran ser recopilados y ordenados por prioridades, pudieran aparecer de la forma siguiente:

# 1º Evitar la salvación del hombre previniendo la muerte de Jesús en la cruz.

# 2º (desde que lo # 1º fracasó), impedir que la raza humana escuche o entienda el evangelio.

# 3º Impedir sobre todo, la resurrección de la muerte.

# 4º Desde la derrota en la guerra del cielo y la reunión de todos los ángeles rebeldes, y su arresto en la tierra en espera del juicio decretado por Dios, los grandes preparativos deben hacerse para utilizar este hecho y sacar beneficio continuando con el engaño.

# 5º Impedir el reinado final de Dios en forma humana sobre toda la tierra.

Satanás sabe su futuro, sus ángeles deben preparar el mundo para su llegada inminente.

El centro principal de su preparación está en crear un ambiente abierto y propicio para su vuelta inminente en el futuro como los “dioses”.
Pablo escribió sobre la llegada del Anticristo, 2 Te. 2:9:

2Tes 2:9 El advenimiento del inicuo es por operación de Satanás, con todo poder, señales y prodigios falsos,
2Tes 2:10 y con todo engaño de injusticia entre los que perecen, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

2Te 2:11 Por esto, Dios les enviará una fuerza de engaño para que crean la mentira,
2Te 2:12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

Satanás ha tomado todas las referencias importantes, toda la tipología, y la profecía con respecto a la primera y segunda venida de nuestro Señor Jesucristo y torció la información para adaptarse a los tiempos finales “trabajando el error”.

OS QUERUBINES EN LOS CIELOS, LAS PIEDRAS DE FUEGO
La gente cree que el nombre de “Lucifer”, es el nombre real de Satanás. Este nombre se encuentra únicamente en un pasaje de la Biblia Isaías 14:12:
Isa 14:12 ¡Cómo has caído del cielo, oh lucero, hijo de la mañana! Has sido derribado al suelo, tú que debilitabas a las naciones.

Isa 14:13 Tú has dicho en tu corazón: ‘Subiré al cielo en lo alto; hasta las estrellas de Dios levantaré mi trono y me sentaré en el monte de la asamblea, en las regiones más distantes del norte.

Isa 14:14 Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo.’

Isa 14:15 Pero has sido derribado al Seol, a lo más profundo de la fosa.

Isa 14:16 Los que te vean te contemplarán; reflexionarán ante ti diciendo:
‘¿Es éste aquel hombre que hacía temblar la tierra, que sacudía los reinos,
Isa 14:17 que convirtió el mundo en un desierto, que destruía sus ciudades y que a sus prisioneros nunca les abrió la cárcel?’
Isa 14:18 “Todos los reyes de las naciones, todos ellos yacen con honra, cada uno en su morada.

Isa 14:19 Pero tú has sido echado de tu sepulcro como vástago abominable, como ropa de muertos atravesados a espada, los cuales han descendido a las losas de la fosa como cadáver pisoteado.

Isa 14:20 No serás unido con ellos en el sepelio, porque destruiste tu propia tierra y mataste a tu propio pueblo. La descendencia de los malhechores jamás será nombrada.

Isa 14:21 “Preparad el matadero para sus hijos, a causa de la maldad de sus padres. No sea que se levanten y posean la tierra, y llenen la faz del mundo con ciudades.

Isa 14:22 ‘Entonces yo me levantaré contra ellos, dice Jehovah de los Ejércitos, y raeré de Babilonia el nombre y los sobrevivientes, los descendientes y la posterioridad, dice Jehovah.

La Hendricksen traducción literal de la Biblia usa la frase, “la estrella brillante” en vez de “Lucifer”, lo que es en parte correcto. La palabra real Hebrea, hay-lale, significa varias cosas, “luminoso o claro sonoro,” brillante o de color brillante”, y también, jactancia y orgullo.

La palabra Hebrea para una estrella es kochob, un objeto redondo rodante, no hay-lale. San Jerónimo, el traductor de la Vulgata, el patrón Católico de la Biblia todavía en uso hoy, tradujo hay-lale como “sosteniendo la luz” en latín, “Lucifer”.

La frase, “hijo de mañana” es otra inexactitud en la traducción y debería leerse “hijo del alba”, o el más temprano o el primero. Esta frase describe la creación de este “hijo” como ocurriendo a principios de toda la creación de Dios. La traducción correcta debería leerse, “el sonido claro, el hijo presumido desde el comienzo”. Esto retrata mucho más claramente, al ángel rebelde que fue lanzado por Dios desde los cielos.

Isaías continúa su profecía del destino final del “ángel jactancioso”.

LAS CIUDADES DE LOS ÁNGELES

Hoy en día, cualquiera puede ir a una biblioteca pública y conseguir una gran cantidad de información, imágenes, periódicos y libros científicos sobre los planetas de nuestro sistema solar. La mayoría de las versiones actualizadas de los tratados de astronomía describen los planetas con un exhaustivo detalle, desde la composición geológica del pasado hasta la del presente. El planeta Marte ha sido descrito como un ejemplo extremo, especulando con “la destrucción de la tierra” teorías de catástrofes planetarias.

Parece que no hay ningún debate acerca de las conclusiones que llegó la NASA con respecto a la exploración reciente de Marte efectuado por la sonda Viking. Este satélite, fue enviado a Marte en 1976, recogiendo información respecto la naturaleza geológica del planeta y su atmósfera. Con las imágenes que llegaron de los mapas cartográficos en cada secuencia orbital, se hizo evidente que Marte a sufrido episodios de catástrofes inimaginables.

Con la evidencia de que alguna vez el agua había fluido en grandes cantidades por la superficie del planeta, con grandes océanos, y estaba claro que la atmósfera de Marte fue alguna vez más densa, y el clima, mucho más habitable.

Alguna vez en un pasado remoto, por algunas razones que todavía son discutidas por los astrofísicos, los océanos de Marte cubrieron toda la superficie del planeta, inundando los continentes, la vasta atmósfera desapareció, y el medio ambiente que antes era como el de la tierra, murió.

En 1987 en la edición de Octubre de la revista Científica, D.P.Cruikshank y R.H. Brown informó sobre una noticia sorprendente. Ellos habían descubierto compuestos orgánicos sobre tres asteroides, Murray, 103 Electra y Orguiel.

Con el proceso de análisis espectral de luz reflejada sobre estos tres asteroides, Cruiksank y Brown no solo detectaron aminoácidos, sino que también “productos alterados por agua”, como arcilla, sugiriendo que en su origen los asteroides fueron afectados por el agua. Si estos asteroides contenían sedimentos, estos no podían haber sido depositados sin grandes cantidades de agua líquida. Hubiera requerido una gran cantidad de tiempo suficiente para producir sedimentos, y un ambiente de fuerte gravedad suficiente no solo para mantener grandes cantidades de agua, y una densa atmósfera suficiente para mantenerla en estado líquido. ¡Pero estos eran asteroides! los pedazos de roca que giran alrededor del Sol están en un área común entre la órbita de Marte y Júpiter.

La teoría aceptada para la creación del cinturón de asteroides es comúnmente la fracasada teoría del acrecentamiento del planeta. Esta teoría dice que durante el comienzo del sistema solar, un planeta que los astrónomos llaman Astera estaba formándose en el lugar donde el cinturón de asteroides está ahora. La influencia gravitatoria de Júpiter sobre el incipiente planeta era demasiado fuerte para que se pudiera solidificar totalmente. A causa de la masa insuficiente en el desarrollo de Astera, se fragmentó. Esta teoría no puede ser correcta a la vista de las nuevas evidencias. Los hechos llegan a ser más obvios. Originariamente los asteroides y el planeta Marte una vez sustentaron océanos y atmósfera.

El estudio de la Biblia revela que no solo los planetas Marte y lo que los astrónomos llaman Astera, el quinto planeta, donde el cinturón de asteroides se encuentra, había vida, que ellos eran el asiento de civilizaciones mayores de las que nos pudiéramos imaginar.

Dios preguntó en el libro de Job sobre la creación, Job 38:4-7:

Job 38:4 ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes entendimiento.

Job 38:5 ¿Quién determinó sus medidas? Porque tú lo debes saber. ¿O quién extendió sobre ella un cordel?

Job 38:6 ¿Sobre qué están afirmados sus cimientos? ¿O quién puso su piedra angular,

Job 38:7 cuando aclamaban juntas las estrellas del alba, y gritaban de júbilo todos los hijos de Dios?

Dios creó a los ángeles antes que Él hablara para que los mundos existieran. Dios se conoce a lo largo de la Biblia como el SEÑOR DE MULTITUDES, Job 25:3:

Job 25:2 –El dominio y el terror son de Dios; él hace la paz en sus alturas.

Job 25:3 ¿Tienen número sus tropas? ¿Sobre quién no se levanta su luz?

El salmo 148 dice:

Sal 148:1 ¡Aleluya! ¡Alabad a Jehovah desde los cielos! ¡Alabadle en las alturas!

Sal 148:2 ¡Alabadle, vosotros todos sus ángeles! ¡Alabadle, vosotros todos sus ejércitos!

Sal 148:3 ¡Alabadle, sol y luna! ¡Alabadle, vosotras todas las estrellas relucientes!

Sal 148:4 ¡Alabadle, cielos de los cielos, y las aguas que están sobre los cielos!

Sal 148:5 Alaben el nombre de Jehovah, porque él mandó, y fueron creados.

Sal 148:6 Él los estableció para siempre, por la eternidad; les puso ley que no será quebrantada.

Sal 148:7 Alabad a Jehovah desde la tierra, los grandes animales acuáticos y todos los océanos,

Sal 148:8 el fuego y el granizo, la nieve y el vapor, el viento tempestuoso que ejecuta su palabra,

Satanás, el más grande de los ángeles de Dios, “selló la medida”, de perfección y belleza de toda la creación. Su naturaleza reflejó la gloria de Dios, y la palabra que habló Dios hizo que todo fuera creado Ezequiel 28:

Eze 28:14 Cuando fuiste ungido, yo te puse junto con los querubines protectores.

Estabas en el santo monte de Dios, y ANDABAS en medio de PIEDRAS DE FUEGO.

Eze 28:15 Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad.

Eze 28:16 “’A causa de tu gran comercio te llenaron de violencia, y pecaste.

Por eso, te expulsé del monte de Dios, y un querubín protector hizo que desaparecieras de en medio de las piedras de fuego.

Eze 28:17 Tu corazón se enalteció debido a tu hermosura; a causa de tu esplendor se corrompió tu sabiduría. “’Yo te he arrojado en tierra; te he puesto como espectáculo ante los reyes.

Eze 28:18 Por tus muchos pecados y por la iniquidad de tu comercio, profanaste tu santuario. Yo, pues, hice que en medio de ti se desatara y te devorase el fuego. Te convertí en cenizas sobre la tierra ante los ojos de cuantos te observaban.

Eze 28:19 Todos los que te conocen entre los pueblos se horrorizan a causa de ti. Eres objeto de espanto, y dejarás de ser para siempre.’“

La profecía de Ezequiel se dirige al “rey de las rocas”, un “Querubín ungido”, que se describe como andando, viajando “en medio de las piedras de fuego” que literalmente traducido es “en el medio o entre las eh-ben, ‘construcción de piedras o rocas, de fuego”.

¿CONSTRUYÓ DIOS PIEDRAS?

¿A donde podría viajar el ángel más grande creado, arriba y abajo por toda su inmensidad? La contestación está en el cielo de noche. Allí se puede ver que “Dios construyó”, las piedras que reflejan la luz del Sol, los planetas.

Antes de la creación de Adán, las civilizaciones de ángeles existieron sobre los planetas terrestres. Por todas partes de la Sagrada Escritura allí hay una referencia a los lugares primeros de residencia de algunos de los antiguos hijos de Dios. Estos ángeles crearon habitaciones sobre la Tierra, Marte, Astera, Venus. Ezequiel 28:

Eze 28:2 “Oh hijo de hombre, di al soberano de Tiro que así ha dicho el Señor Jehovah: Por cuanto tu corazón se enalteció, y porque, a pesar de ser hombre y no Dios, dijiste: ‘Yo soy un dios, y estoy sentado en la sede de los dioses, en el corazón de los mares’; porque igualaste tu corazón al corazón de Dios,

Eze 28:3 ¡he aquí tú eres más sabio que Daniel, y no hay ningún misterio que te sea oculto!

Eze 28:4 Con tu sabiduría e inteligencia te has conseguido riquezas, y has acumulado oro y plata en tus tesoros.

Eze 28:5 Con tu gran sabiduría has engrandecido tus riquezas mediante tu comercio, y tu corazón se ha enaltecido a causa de tus riquezas.

Eze 28:6 Por tanto, así ha dicho el Señor Jehovah: Porque igualaste tu corazón con el corazón de Dios,

Eze 28:7 he aquí yo traigo contra ti extranjeros, los más crueles de las naciones. Desenvainarán sus espadas contra la hermosura de tu sabiduría y profanarán tu esplendor.

Eze 28:8 Te harán descender a la fosa, y morirás como los que son muertos en el corazón de los mares.

Eze 28:9 ¿Osarás decir delante de tu verdugo, a pesar de ser hombre y no Dios:

‘Yo soy un dios’? En mano de quienes te atraviesen

Eze 28:10 morirás a la manera de los incircuncisos, en mano de los extranjeros; porque yo he hablado”, dice el Señor Jehovah.

Eze 28:15 Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad.

Eze 28:16 “’A causa de tu gran comercio te llenaron de violencia, y pecaste.

Por eso, te expulsé del monte de Dios, y un querubín protector HIZO QUE DESAPARECIERAS DE EN MEDIO DE LAS PIEDRAS DE FUEGO.

Eze 28:18 Por tus muchos pecados y por la iniquidad de tu comercio, profanaste tu santuario. Yo, pues, hice que en medio de ti se desatara y te devorase el fuego. Te convertí en cenizas sobre la tierra ante los ojos
de cuantos te observaban.

La rebelión de Satanás hundió a toda la creación en una condición de corrupción, cuando antes era glorificada y perfecta. Romanos 8:20:

Rom 8:19 Pues la creación aguarda con ardiente anhelo la manifestación de los hijos de Dios.

Rom 8:20 Porque la creación ha sido sujetada a la vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa de aquel que la sujetó, en esperanza

Rom 8:21 de que aun la creación misma será librada de la esclavitud de la corrupción, para entrar a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

Rom 8:22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una sufre dolores de parto hasta ahora.

Cuando Satanás y sus ángeles se rebelaron, Dios destruyó literalmente sus lugares de morada. Según las Sagradas Escrituras esta destrucción fue rápida y decisiva.

El quinto planeta terrestre que Dios llama “Rahab” (el presumido, el orgulloso), fue completamente aniquilado. Job 26:11-13:

Job 26:11 Las columnas de los cielos se estremecen y están atónitas ante su reprensión.

Job 26:12 Él aquietó el mar con su poder, y con su entendimiento aniquiló a Rahab.

Job 26:13 Con su soplo despejó los cielos, y su mano atravesó a la serpiente furtiva.

Claramente, Dios luchó y trajo destrucción sobre las cabezas de los “hijos” rebeldes, con un poder que no puede ni imaginarse. Satanás es descrito como una serpiente que trata de escapar a la sentencia de Dios.

Dios arrojó fuego para quitar a Satanás de en medio, en el centro de su gran reino planetario. El planeta Rahab estalló arrojando asteroides y pedazos de todos los tamaños a las órbitas de los mundos terrestres internos. Los impactos de los asteroides sobre la superficie de Marte balancearon el planeta, los océanos se volcaron sobre su tierra seca. La atmósfera marciana se reventó en el espacio. Sobre la tierra virtualmente las mismas catástrofes tuvieron lugar. Sin embargo, nuestra atmósfera no fue destruida, la gravitación mayor de la tierra era suficiente para arrojar porciones, y polvo al cielo por los impactos y colisiones con los restos de la destrucción de Rahab, al quedar el polvo en suspensión este impedía que entrara la luz. Jeremías 4:23-2:

Jer 4:23 Miré la tierra, y he aquí que estaba sin orden y vacía. Miré los cielos, y no había en ellos luz.

Jer 4:24 Miré las montañas, y he aquí que temblaban; todas las colinas se estremecían.

Jer 4:25 Miré, y he aquí que no había hombre, y todas las aves del cielo habían huido.

Jer 4:26 Miré, y he aquí que la tierra fértil era un desierto. Todas sus ciudades habían sido devastadas ante la presencia de Jehovah, ante el ardor de su ira.

Jer 4:27 Porque así ha dicho Jehovah: “Todo el país será desolado, aunque no lo consumiré del todo.

Jer 4:28 Por esto se enluta la tierra, y se oscurecen los cielos arriba; porque he hablado, lo he planeado y no cambiaré de parecer, ni desistiré de ello.”

Jer 4:29 Todas las ciudades huyen del estruendo de los jinetes y de los arqueros. Se meten en la espesura de los bosques y suben a los peñascos. Todas las ciudades están abandonadas; nadie habita en ellas.

Jeremías miró en las edades antes de Adán y describió la destrucción de la tierra. No había hombres, (los descendientes de Adán), había ciudades que fueron borradas. Nunca en la historia, desde la creación de Adán, teniendo hombres ha sido destruida completamente la tierra, nosotros mismos descendemos de Adán. Los habitantes de estas “ciudades” eran de hecho la multitud angélica y su líder Satanás, antes de la rebelión.

Las palabras exactas de Génesis 1:2 “y la tierra estaba (llegada a ser) desordenada y vacía”, se inscriben en el capítulo 4 verso 26 de Jeremías. La mayoría de eruditos Cristianos creen que Génesis 1:2 significa que la tierra se creó en una condición imperfecta. Génesis 1:1 derriba claramente que la creación fuera: En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La próxima frase, “y la tierra estaba desordenada y vacía”, están en el error la mayoría de las traducciones Inglesas. Debería leerse, “y la tierra llegó a ser desordenada y vacía.” La palabra Hebrea que se tradujo “era desordenada” en las versiones Inglesas de la Biblia es “toh-ho” un verbo que significa, “derribar consumirse”.

Dios no crea confusión de nada, Él crea orden de la nada.

Satanás en cambio, corrompió lo qué Dios ya había creado en perfección. La verdad de la Sagrada Escritura es, “Por Su sabiduría los cielos eran hermosos”, entonces vino la rebelión y con ella, corrupción y muerte. La sentencia de Dios y la destrucción de la tierra antes de la creación de Adán era por supuesto, no un fin total.

El Señor separó las aguas de la tierra, dispersó las nubes que enlutaban a la tierra y creó el día primero. Se limita para asignarle a todo el universo la medida de tiempo terrestre. Solamente los planetas que giran próximos a estrellas experimentan días y noches. Salmo 89:10:

Sal 89:10 Tú quebrantaste a Rahab como a un cadáver; con el brazo de tu poder esparciste a tus enemigos.

Sal 89:11 Tuyos son los cielos, tuya es también la tierra; el mundo y su plenitud, tú los fundaste.

Sal 89:12 Al norte y al sur, tú los creaste; el Tabor y el Hermón cantarán a tu nombre.

Después de que los reinos de Satán fueron devastados, muchos de los ángeles facciosos están en los limites retenidos hasta el día que Dios los reúna para el juicio en la tierra. Otras facciones de los ángeles rebeldes continuaron existiendo con la habilidad para continuar viajando en la atmósfera de la tierra, y entre los planetas terrestres. El Libro de Enoc, citado por Judas el hermano de Jesús, y considerado importante por la Iglesia Cristiana primitiva, describe una visión aterradora, Enoc 18:13:

“Vi un lugar sobre el que no se extendía el firmamento de los cielos, bajo el cual no había tampoco cimientos de la tierra; sobre el que no había ni agua ni pájaros, sino que ese lugar era desierto y terrible.

Allí vi siete estrellas parecidas a grandes montañas, que ardían, y cuando pregunté sobre esto, el ángel me dijo:

“Este lugar es el fin del cielo y de la tierra; es la prisión de las estrellas y de los poderes del cielo.

“Las estrellas que ruedan sobre el fuego son las que han transgredido el mandamiento del Señor, desde su nacimiento – porque no han llegado a su tiempo.

“Y Él se irritó contra ellas, y las ha encadenado hasta el tiempo de la consumación de su pecado, en el año del misterio””.

Puede ser meramente una coincidencia, pero hacia afuera desde el sol, existen siete cuerpos terrestres Mercurio, Venus, la Tierra, la Luna, Marte, Phobos y Demos. Estos planetas “ruedan sobre el fuego” del sol en sus órbitas alrededor de él.

Quizás lo más extraño de todo es que en la época presente estamos en posesión de conocimientos, que no son buenos para mantener las teorías previamente establecidas como “científicas”, sobre los orígenes de la vida en nuestro planeta.

La especulación de la naturaleza de los O.V.N.I.S. las canalizaciones con extraterrestres, ángeles, etc. Conjuntamente con la Nueva Era, las tradiciones Orientales o los Humanistas parejos marcan con hierro, sin una duda, prestarán credo antes a esas filosofías. Y los demonios estarán felices.

¿Si una raza intelectualmente superior de seres existió antes del hombre, son ellos los dioses de las culturas paganas? ¿Inspiraron las obras de la Biblia?

¿Tienen los hombres realmente la necesidad de un salvador?

¿Cómo aplicar el sacrificio de Jesús en la cruz para la salvación de ellos?

¿POR QUÉ SATANÁS ESTÁ TAN INTERESADO, CON UN AREA PARTICULAR DE LA TIERRA?

No puede ser constatable, y el comprender los eventos del fin de los tiempos no es posible si es observado desde el punto de vista del hombre. El punto focal para todos los hechos del final de los siete de años es el Templo del Monte en Jerusalén. Dios ha redimido al hombre en la forma humana, y Su promesa es morar con el hombre, reinando desde Jerusalén en el Reino Milenial. El cumplimiento de las promesas de Dios únicamente ocurrirán sobre un lugar de la Tierra, en Jerusalén, el centro de atención para lo más sensible de la creación de Dios, los humanos y los ángeles. Desde la perspectiva del hombre los hechos que ocurren en Israel hoy son de poca importancia. ¿Qué significado tiene para el hombre quien no ha oído las promesas de Dios, que en Jerusalén hay planos reconstruir un templo? Pero al estudiante de las profecías de

la Biblia la noticia le deja pasmado.

Según la profecía Bíblica, todos los hechos del tiempo de fin comienzan con la firma de un tratado. Al mundo, este tratado puede parecerle insignificante.

El “pacto” de Daniel 9:27 reanudarán los sacrificios en el Templo del Monte en Jerusalén:

Dan 9:27 Por una semana él confirmará un pacto con muchos, y en la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda.

Sobre alas de abominaciones vendrá el desolador, hasta que el aniquilamiento que está decidido venga sobre el desolador.”

Este rey hará un tratado de siete años con la gente, pero después de la mitad ese tiempo, él romperá su pacto con los Judíos y hará cesar todos sus sacrificios y ofrendas.

Con la firma de una pluma el mundo entrará en un tiempo de revueltas sin paralelo en la historia que durará siete de años hasta el regreso de Jesucristo, la Semana 70 de Daniel. Habrá mucho más sucediendo detrás este tratado en que dos partes se comprometen para llegar a un acuerdo sobre una disputa territorial.

De hecho, la importancia de los últimos siete de años de esta edad actual son casi insondables para la mayoría de la humanidad. Será el tiempo del juicio declarado por Dios, no solamente de los hombres, sino de todos los ángeles rebeldes del universo.

En el extenso cosmos con sus billones de estrellas y miríadas incalculables de mundos, es en la tierra donde será ejecutado el juicio de Dios. ¿Por qué la tierra? Porque es el mismo mundo que Dios rescató en una cruz en Jerusalén, en el año 30 D.C.

Los círculos y dibujos que están apareciendo en las cosechas, y los avistamientos de ovnis ilustran el hecho que las huestes de los aires de Satanás se enfocan en la Tierra.

EL ATAQUE DE SATANÁS SE CENTRA SOBRE JERUSALÉN

La firma del tratado que restablece el sacrificio en Jerusalén junto con el movimiento de Satán en su último esfuerzo para “ser como el más alto”.

Los intentos de Satanás para impedir las promesas de Dios que antiguamente fueron hechas a los hijos de Israel, y a la tierra de su promesa. Satanás sabe lo importante que es Jerusalén para Dios. Ezequiel tuvo una visión de Dios hablando con él desde el templo 43:6:

Eze 43:6 Entonces oí a alguien que me hablaba desde el templo, mientras un hombre estaba de pie junto a mí.

Eze 43:7 Y me dijo: “Oh hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono, el lugar de las plantas de mis pies, en el cual habitaré en medio de los hijos de Israel para siempre.

Nunca más la casa de Israel, ni ellos ni sus reyes, profanarán mi santo nombre con sus prostituciones ni con los cadáveres de sus reyes, cuando éstos mueran.

El Rey David conoció el plan de Dios para vivir en Jerusalén (en el Monte Sion) para siempre, Salmo 48:1-2:

Sal 48:1 (Cántico. Salmo de los hijos de Coré)¡Grande es Jehovah y digno de suprema alabanza, en la ciudad de nuestro Dios, en el monte de su santuario!

Sal 48:2 ¡Qué hermosa altura! El gozo de toda la tierra es el monte Sion por el lado norte, la ciudad del Gran Rey.

Satanás es muy claro en cuanto a sus ambiciones personales, citadas en Isaías 14:13-14:

Isa 14:13 Tú has dicho en tu corazón: ‘Subiré al cielo en lo alto; hasta las estrellas de Dios levantaré mi trono y me sentaré en el monte de la asamblea, en las regiones más distantes del norte.

Isa 14:14 Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo.’

Si la montaña santa de Dios es “Sion, en los lados del norte”, que es donde Satán enfocará sus energías, “para ser semejante al Altísimo”.

Esta es la razón porqué centra Satanás sus energías, en el Templo del Monte en Jerusalén.

Si las metas de Satán pudieran resumirse por prioridades, serían estas:

# 1º Evitar la salvación del hombre previniendo la muerte de Jesús en la cruz.

# 2º (desde que lo # 1º fracasó), impedir que la raza humana escuche o entienda el evangelio.

# 3º Impedir sobre todo, la resurrección de la muerte.

# 4º Desde la reunión de todos los ángeles rebeldes y su arresto en la tierra para el juicio decretado por Dios, los grandes preparativos deben hacerse para utilizar este hecho para la continuación del engaño.

# 5º Impedir el reinado final de Dios en forma humana sobre toda la tierra.

El extracto de la rebelión de Satanás estará demostrado por la desolación del templo de Dios a la mitad de la Tribulación.
SATANÁS SE PREPARA PARA SU LLEGADA Y SU SENTENCIA INMINENTE

Satanás ha estado preparado la tierra para el hecho que la Biblia ha pronosticado –Satanás y sus ángeles serán vencidos abajo en la tierra. Hay varios pasajes en las Sagradas Escrituras indicando que las fuerzas Satánicas son expulsadas desde el reino o dimensión de cielo.

Isa 24:21 Acontecerá en aquel día que Jehovah castigará en lo alto al ejército de lo alto, y en la tierra a los reyes de la tierra.

Isa 24:22 Ellos serán agrupados como son agrupados los prisioneros en la mazmorra. En la cárcel quedarán encerrados y después de muchos días serán (Nota: 1.260 días para ser exactos) castigados.

Castigados ¿por quien?

Isa 26:21 Porque he aquí que Jehovah sale de su lugar, para castigar la maldad de los habitantes de la tierra contra él.

La tierra dejará ver su sangre derramada; no encubrirá más a sus asesinados.

Isa 27:1 En aquel día Jehovah castigará con su espada dura, grande y fuerte, al Leviatán, la serpiente furtiva, al Leviatán, la serpiente tortuosa; y matará también al monstruo que está en el mar.

Apocalipsis 12:7-9, refleja las profecías de Isaías:

Apoc 12:7 Estalló entonces una guerra en el cielo:

Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon,

Apoc 12:8 pero no prevalecieron, ni fue hallado más el lugar de ellos en el cielo.

Apoc 12:9 Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él.

Date cuenta que es el dragón, “Satanás, él está engañando (en el presente) a los habitantes del mundo entero”, él es arrojado abajo a la tierra.

Este evento futuro es descrito como algo que ocurre a la mitad el día 1260 de la 70ª semana de Daniel, con 1260 días restantes de tribulación.

Apoc 12:13 Y cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer (Israel) que había dado a luz al hijo varón. (Jesús Cristo)

Apoc 12:14 Pero le fueron dadas a la mujer dos alas de gran águila, para volar de la presencia de la serpiente, al desierto, a su lugar donde recibe alimento por un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo. (3 años y 1/2 a o 1.260 días).

Satanás sabe que a la mitad de la tribulación él y sus “ejércitos de lo alto” serán arrojados abajo en la tierra, sin tener nunca más un “lugar en el cielo.” Satán y los ángeles rebeldes serán agrupados, y “prisioneros en una cárcel”, la tierra será su prisión. El juicio de Dios, Su cólera, entonces se derramará sobre la tierra, la razón es de Dios para castigar a los habitantes de la tierra, que incluirá a los ángeles rebeldes y a Satanás según fue descrito por Isaías. La cuestión de cuando los “los habitantes de lo alto” o “los lugares altos” son arrojados a la tierra, no tiene lugar a principios de los siete años de la última semana de la historia, pero si a la mitad de los siete años. En la mitad de la tribulación es cuando la batalla en el cielo entre Miguel y sus ángeles, y Satán y sus ángeles se decide. Satanás es arrojado a la tierra y retenido allí para ser juzgado en Apocalipsis 12:7. En este punto Juan oye una fuerte voz de una multitud en el cielo Apocalipsis 12:10:

poc 12:10 Oí una gran voz en el cielo que decía:

“¡Ahora ha llegado la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo! Porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios.

Apoc 12:11 Y ellos lo han vencido por causa de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, porque no amaron sus vidas hasta la muerte.

Apoc 12:12 Por esto, alegraos, oh cielos, y los que habitáis en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros y tiene grande ira, sabiendo que le queda poco tiempo.”

Note que ambos Isaías 26 y Apocalipsis 12 vinculan la resurrección y la derrota de Satanás simultáneamente, en la mitad de los 7 años de la tribulación, y este hecho rechaza la creencia errónea de que Satanás y sus ángeles ya han sido arrojados a la tierra (una contienda de los Mormones), y las teorías de que el arrebatamiento tiene lugar al principio de los siete años, o después de los siete años.

Isaías 26:19-21 Explica que la sentencia de la ira de Dios sobre la tierra comienza inmediatamente después de la resurrección de los santos.

Isa 26:19 Tus muertos volverán a vivir; los cadáveres se levantarán. ¡Despertad y cantad, oh moradores del polvo!

Porque tu rocío es como rocío de luces, y la tierra dará a luz a sus fallecidos (rapha).

Isa 26:20 Anda, oh pueblo mío, entra en tus habitaciones; cierra tras de ti tus puertas. Escóndete por un breve momento hasta que pase la ira.

Isa 26:21 Porque he aquí que Jehovah sale de su lugar, para castigar la maldad de los habitantes de la tierra contra él. La tierra dejará ver su sangre derramada; no encubrirá más a sus asesinados.

Esta descripción de la resurrección se detalla con un punto interesante. La palabra rapha es una denominación dada a los espíritus demoníacos que fueron encadenados durante el diluvio de Noé. Esta palabra ha sido traducida erróneamente por “fallecidos o difuntos” en la mayoría de las Biblias. En las Escrituras la palabra Rapha aparece solamente con referencia a los descendientes de los nephilim en Génesis 6, los ángeles rebeldes que procrearon con las hijas de Adán. Se soltaran de sus ataduras a estos rapha y serán juzgados. Después de la mitad de la tribulación los “los habitantes de la tierra” no serán solamente humanos que siguieron al Anticristo, también las huestes de ángeles rebeldes quienes han sido lanzados sobre la tierra a la mitad de la tribulación, y otros ángeles rebeldes como los Rapha quienes no fueron destruidos durante el diluvio de Noé, pero estaban limitados por encontrarse encerrados dentro de la tierra y el mar en espera del día de su sentencia.

El libro apócrifo de Enoc refiere el encadenamiento de los rebeldes “Hijos de Dios” hasta el día del juicio:

“Enoc, el que escribe sobre la justicia, va, anuncia a los vigilantes del cielo, aquellos que dejaron el alto cielo y el santo, lugar eterno, y se han contaminado con mujeres.

Tus (vigilantes rebeldes) peticiones no se les concederá en todos los días del mundo, de ahora en adelante vosotros no subiréis al cielo para toda la eternidad, y sobre la tierra, se ha decretado, ellos serán atados por todos los días del mundo, son atados bajo las colinas de la tierra, hasta el día del juicio y de su fin.”

Satanás y sus “ejércitos de los lugares altos” serán vencidos en la tierra al intermedio de la tribulación, y esos espíritus de maldad quienes estuvieron retenidos bajo la tierra también saldrán fuera, para recibir su sentencia.

Isa 27:1 En aquel día Jehovah castigará con su espada dura, grande y fuerte, al Leviatán, la serpiente furtiva, al Leviatán, la serpiente tortuosa; y matará también al monstruo que está en el mar.

Isa 26:20 Anda, oh pueblo mío, entra en tus habitaciones; cierra tras de ti tus puertas. Escóndete por un breve momento hasta que pase la ira.

(Isaías 26) alude a como Noé escapo del diluvio.

El mismo Jesús usó la misma analogía cuando él describió los días antes de su segunda venida en Lucas 17:

Luc 17:26 Como pasó en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre:

Luc 17:27 Ellos comían y bebían; se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.

Sería así como fue en los tiempos de Noé, que entró en el arca, la puerta se cerró, y las lluvias vinieron.

Cuando Satanás sea lanzado al reino de la tierra a la mitad de los siete años se sentirá próximo para ser “preso en una mazmorra”. ¿Si la profecía de Jesucristo, “sobre los días antes de la venida del hijo del hombre será exactamente como en los días antes de que Noé entrara en el arca”, es literal, que estos hechos tendrían lugar antes del juicio de Dios? ¿Se manifestarían los ángeles rebeldes una vez más sobre la tierra, “procreando” con las hijas de Adán, corrompiendo y engañando a la humanidad para impedir la promesa de la redención? Sí. Nosotros, los modernos hijos e hijas de Adán sabemos que somos los objetivos de las huestes angélicas de Satán. O “Alienígenas”.

La Semana 70 de Daniel

Los hechos que conducen hasta el Armagedón se le dieron conocer a Daniel como teniendo lugar en un plazo de tiempo profético, referido por los Cristianos como la Tribulación, o la Semana 70 de Daniel. El libro de Daniel contiene una cronología profética que está para ser tomada literalmente (8:26):

Dan 8:25 Con su sagacidad hará prosperar en sus manos el engaño, y su corazón se engrandecerá. Por sorpresa destruirá a muchos.

Contra el Príncipe de los príncipes se levantará; pero será quebrantado, aunque no por mano humana.

Dan 8:26 La visión de la tarde y de la mañana, que ha sido declarada, es verídica. Guarda tú la visión, porque es para muchos días.

La exactitud de las cronologías derivadas de las profecías de Daniel está probada por su completa correspondencia con los días proféticos de las fiestas de Dios.

Retorno al Año Bíblico de 360 días

Facebook Comments

Deja una respuesta