El corazón de Dios busca – La Web Cristiana de Apologetica

En el corazón es donde se asientan nuestras emociones y salen nuestras voluntades, es el centro de la naturaleza del hombre. Nuestro diario vivir es dictado por lo que traemos en nuestro corazón, si es tristeza, odio, resentimientos, venganza, ira, amargura eso saldrá hacia el exterior, y por el contrario si es paz, templanza, amor es lo que impera, eso brotara hacia el exterior veamos lo que dice en: Lucas 6:45 45El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo, porque de la abundancia del corazón habla la boca. Vayamos a la historia de Noé, y esa arca que Dios le manda construir.

Contabilizando el tiempo del hombre sobre la tierra en capítulos bíblicos, solo transcurren 6 capítulos, y la Biblia nos dice que el corazón del hombre ya se había corrompido, que rápido no lo creen, vayamos a lo que dice la Biblia en: Génesis 6:5-6 “5Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. 6Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.” Pero en Gen. 6:8, encontramos que entre toda esa maldad, Jehová hallo gracia en Noé y su familia, es difícil pensar que solo un hombre en toda la tierra hallo gracia ante Dios, quiere decir que todos estaban mal, menos Noé y su familia, esto nos debe llevar a pensar no estará todo el mundo de hoy corrompido, no seré Yo parte de ese mundo corrompido, en nosotros esta el poder formar parte de la familia de Cristo, si tan solo inclináramos nuestro corazón hacia Jesucristo e hiciéramos su voluntad, entraríamos a esa arca de la salvación Tu y tu familia pueden ser esos Noés, que obtengan su salvación por hacer la voluntad de Dios.

A Noé se le dieron ordenes o instrucciones especificas para hacer el arca que los salvaría del gran diluvio. Quizás en tu familia tu seas ese Noé que debe construir esa arca para la salvación de ti y los tuyos, o quizás tu seas familiar de ese Noé que ya construyo el arca por ti y tu no quieras subirte al arca de la salvación que es en Cristo Jesús, te invito a que subas, sube pronto que el día se acerca y la puerta se cerrara y te lamentaras por una eternidad. Enseguida vamos a ver lo que le dicto Jehová a Noé sobre como y con que debería construir el arca: Génesis 6:14-16 “14Construye un arca de madera resinosa, haz cuartos en ella, y tapa con brea todas las rendijas del arca por dentro y por fuera, para que no le entre agua. 15Haz el arca de estas medidas: ciento treinta y cinco metros de largo, veintidós metros y medio de ancho, y trece metros y medio de alto. 16Hazla de tres pisos, con una ventana como a medio metro del techo, y con una puerta en uno de los lados.

Jehová le da instrucciones especificas a Noé para la construcción del arca, la actitud que Noé toma es la de la obediencia a la voz de Jehová, El le dice medidas exactas, materiales exactos, ubicación de puerta y ventana exacta, Noé un hombre con una fe tan grande en Dios, toma en cuenta cada detalle dictado por Dios, y construye el arca que salvara a el y a su familia del diluvio.

Tu hermano que has escuchado la palabra de Dios, que esperas para empezar a construir esa arca que te dará la salvación y te llevara a vivir una eternidad con Cristo Jesús, en su palabra santa encuentras las instrucciones de cómo debes ir construyéndola, Juan 3:5 “5Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”

Te invito hermano a que seas un Noé, Tu tienes todas las instrucciones, herramientas y materiales a la mano hecha mano de ellas, para que un día nuestro Señor Jesucristo pueda decir de ti y de mi como dijo de Noé: 22Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó. Gen 6:22.

Por: Samuel Castro Cázares

 

Deja un comentario