.- El grupo de investigación Barna realizó recientemente una encuesta que incluyó a 1,302 adultos estadounidenses clasificándolos en tres grupos: cristianos practicantes que demostraron una fe pasada con fuerte asistencia a la iglesia, adultos que a veces asisten a la iglesia y adultos que no asisten a la iglesia en general.

La intención de la investigación era averiguar si la pandemia de COVID-19 había acelerado la disminución de la asistencia a la iglesia, incluso entre los feligreses regulares antes de la coyuntura.

Sin embargo, el objetivo de la encuesta fue afirmado por Savannah Kimberlin, directora de investigaciones publicadas de Barna, quien aseguró que “en general, en los datos, se ve que hay una disminución en la participación de la iglesia”.

Dentro de los hallazgos se determinó que aproximadamente uno de cada cinco feligreses (22% adultos que asisten a la iglesia, 19% cristianos practicantes) dijeron que nunca habían asistido a un servicio durante la pandemia, ya sea en persona o en línea.

El director explicó que las causas probables de la baja de asistencia se pueden atribuir a las personas mayores que no están acostumbradas al formato digital de los servicios religiosos junto con las actividades.

Sin embargo, afirmó que la disminución en la asistencia a la iglesia durante COVID-19 sigue una tendencia continua de disminución de la asistencia a la iglesia que ha estado en curso desde 2008.

Aún así, el hecho de que una quinta parte de los cristianos practicantes que pudieron y quisieron participar en una encuesta en línea dicen que no han estado presentes ni en un santuario ni en un servicio en línea durante un período de seis meses habla a gran escala.

Otros factores

Otros factores alternativos están asociados con la interrupción de las rutinas religiosas o el método al que se han adaptado muchas iglesias.

Antes de que COVID-19 llegara a los Estados Unidos a principios de este año, todos los cristianos practicantes y el 80% de los adultos que asistieron a la iglesia dijeron que asistieron a la iglesia durante al menos el mes pasado.

La encuesta señaló que si bien muchos cristianos dijeron que no “asistían” a la iglesia, ni en persona ni digitalmente, algunos de esos mismos encuestados informaron que “vieron un servicio religioso en línea”.

Los investigadores dejaron claro que en la aplicación de la encuesta observaron que los participantes responden de manera diferente según la terminología utilizada para la participación en la iglesia.

Publicado en: – Entérate diariamente de la actualidad cristiana evangélica.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *