Algunas veces, suceden cosas que no comprendemos – La Web Cristiana de Apologetica

Si te sientes deprimido y cansado, sin fuerzas, y con un gran peso encima que te quita las ganas de todo, recuerda que hay alguien que te hará descansar de todas tus toneladas sobre tí para que vuelvas a cargar de energías tu cuerpo. Mateo 11:28 “Venid a mi todos los que estáis cargados y trabajados que yo os haré descansar”.
No te valgas de tu propia opinión, debes escuchar la voz de Jehová que te está hablando, ya que tenemos oídos pero no escuchamos lo que Dios nos quiere decir que hagamos conforme a su voluntad. Escucha primero y luego actúa.

Recuerda que el Tiempo es corto y sobre todo no se puede regresar al pasado. Apúrate que el Tiempo apremia. “Apocal. 1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.”

Haz el bien sin mirar a quien, si te dan una “bofeteada” pon la otra mejilla también; porque de qué vale que hagas el bien con la mano derecha si con la izquierda lo borrarás todo? Recuerda, que Jesús fue azotado y aún así desde la cruz, Él le dijo a Dios: Padre, no le tomes en cuenta este pecado, pues no saben lo que hacen.

A veces pasamos por situaciones difíciles, pero con la ayuda de Dios, estos serán asuntos por resolver. Seamos positivos… ya Jesús, lo ha resuelto todo, pero el problema está en que tu Fe ha disminuído; y como dice un refrán: “el que pierde la Fe, lo pierde todo”. Hay momentos en que tenemos en abundancia y hay momentos en que no, pero aún así nuestra Fe no debe cesar. La Fe mueve las montañas. “Hebreos 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

Cuando un hijo de Dios se ha descarriado de sus caminos, Jesús; está dispuesto a recibirle de nuevo, así como a un pastor de ovejas, si se le extravía una de ellas, él va y la busca. Cuando esto sucede, en el Cielo hay una gran fiesta, porque el que se extravió, ha vuelto a ver la Luz Celestial. “Lucas 15:7 Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

Que Dios te bendiga por siempre!!

Deja un comentario